Noticias de Defensa

Loading...

miércoles, 24 de marzo de 2010

Historia militar: La Guerra Civil en el Congo (1960-1963)

Congo, 1960-1963
Por Tom Cooper (Sep 2, 2003, 09:29)
Traducido por Tintxo

Miles y miles de personas murieron en la crisis del Congo a principios de la década de 1960. Este conflicto se ha caracterizado por la violencia política y tribal en vez de la guerra convencional, y marcó el triste capítulo de la historia moderna africana. Los sangrientos acontecimientos que siguieron a la independencia de Bélgica, deparan distintas lecciones para la historia. Se exponen, por ejemplo, las graves deficiencias de las instituciones parlamentarias en el África post-colonial. Además, no sólo la Unión Soviética desenmascara su intención de llenar el vacío político dejado por los salientes colonialistas, sino que capitalistas privados trataron de esculpir feudos financieros en las provincias ricas en minerales, promoviendo la secesión.
Para las Naciones Unidas fue el Congo un caso testigo para la intervención militar, que resultó en una humillación.

La sangrienta independencia de la Primera República
En 1959, Bélgica declaró la intención de conceder la independencia al Congo Belga, un territorio casi tan grande como Europa occidental -o más grande que Texas y Alaska en conjunto- con una población de apenas 14 millones de habitantes, agrupados en alrededor de 200 grupos étnicos y tribus. Rico en oro, diamantes, cobre, uranio y otros minerales (la mayoría de los cuales fueron explotados por la Union Minière du Haut-Katanga en la provincia de Katanga, en la que británicos, franceses y sudafricanos tenían parte sustancial en las explotaciones además de los belgas), el nuevo país instaura una legislatura bicameral, la división de autoridad entre un gobierno central y seis gobiernos provinciales. La independencia del Congo se consideró precipitada: se trató de una apresurada respuesta de un pequeño país europeo, decidido a librarse de la responsabilidad de los trastornos de crecimiento colonial.
El 30 de junio de 1960 el Rey Balduino de Bélgica, presidió las celebraciones de la independencia de los vastos territorios del Congo belga. El primer Presidente de la nueva nación, Joseph Kasavubu, declaró a Patrice Lumumba, líder del Movimiento Nacional Congoleño (el más fuerte partido en el Congo en ese momento, aunque con nada parecido a una mayoría) como Primer Ministro. Kasavubu y Lumumba eran representantes de una élite dispar, pero nativa, de funcionarios públicos, maestros y sacerdotes, que en un principio llegó a un acuerdo en Bruselas sobre una constitución. Lumumba fue un político excepcional de África, fue más allá de la política tribal en busca de una unidad panafricana, pero fracasó en prevenir el estallido de conflictos civiles al propio día siguiente de las ceremonias de independencia. Por lo tanto, el acuerdo de los belgas con Kasavubu apenas sobrevivió a las siguientes elecciones, marcadas por violentos enfrentamientos entre las grandes divisiones de los principales grupos étnicos del país.
Ya en la mañana del 31 de junio de 1960, las tropas negras del nuevo Ejército Nacional Congoleño (ANC: Armée Nationale Congolaise) se amotinaron en Leopoldville (hoy Kinshasa), la capital de la nueva nación, contra la continuidad de nombramiento de los belgas en todas las posiciones críticas. El motín rápidamente se extendió a otras ciudades, donde causó repentino pánico y huida de los blancos. Miles cruzaron el río de Leopoldville a Congo-Brazzaville, mientras que otros abandonaron por vía aérea, lo que convirtió a la fuga en un éxodo masivo. Esperando que algo así ocurriera, e interesados en la protección de sus considerables intereses financieros en el sur del Congo, los belgas reforzaron sus fuerzas que seguían desplegadas en el país, conocidas como la Fuerza Pública (FP: Force Publique). La FP ya contaba con un pequeño cuerpo aéreo, incluyendo dos helicópteros Sikorsky S-55 y tres Aérospatiale SA.313B Alouette II, un DeHavilland Heron y diez DeHavilland Doves. La mayoría de éstos se basaban en el Aeropuerto Internacional de Leopoldville (IAP), pero algunos también en Kamina. Además, la Fuerza Aérea de Bélgica (FAB = Force Aérienne Belge), que ya operaba 16 North American T-6G Harvards y cuatro Fouga CM.170 Magisters de la Vervolmakings Vlieg School (VVS = École de Vol FAB) en Kamina, desplegó en el Congo su 15º Ala Aérea, consiste en Douglas C-47/Dakota, C-54 / DC-6 Skymasters, así como transportes Fairchild C-119F Flying Boxcar.

El comandante del ANC, el coronel Joseph-Désiré Mobutu, explotó el caos para tener el ejército bajo control, prácticamente con el establecimiento de un estado dentro del estado. En el menor período de tiempo posible, sustituyó a la mayor cantidad posible de oficiales belgas por suboficiales congoleños. Esto no fue suficiente, y las malas comunicaciones, en un enorme país no le permitieron a Mobutu ejercer el control en todas las regiones. El 9 de julio, tropas del ANC en Elisabethville, capital de Katanga (más tarde Shaba) se amotinaron y el Premier provincial, Moïse Tshombe, pidió la ayuda de Bruselas. En respuesta, transportes de la FAB desplegaron 800 paracaidistas belgas en Kongolo desde Kamina, y comenzaron a repatriar a los civiles. En los días siguientes también varios Alouette IIs de 16ème Escadrille Légère de desplazaron a toda prisa de Alemania al Congo, y otros tres ejemplares adicionales fueron llevados desde Ruanda.
Los esfuerzos de evacuación fueron cubiertos por VVS T-6Gs y Magisters, equipado con ametralladoras y cohetes no guiados, pero estos pronto demostraron ser vulnerables al fuego desde tierra. El T-6G serial H-202 fue derribado ya el 11 de julio, cerca de Matadi, mientras que H-210 cayó cerca de Inkisi -mientras escoltaba Alouettes- muriendo los pilotos, el 18 de julio. Otros dos en Texans, así como dos Aluettes (serial A-1 y A-2) se estrellaron en el mismo período, pero la pérdida más grave se produjo cuando se estrelló el FAB C-119 "CP-36", el 19 de julio.

Gendarmes katangueses

Deseosa de mantener estrechos vínculos con Occidente, que deramó enormes cantidades de capital en la zona, Katanga se separaró del Congo, y se declaró estado independiente, el 10 de julio. Tshombe -de acuerdo con la Union Minière y el Gobierno belga - anunció la secesión, acusando a Lumumba de querer vender a todo el país a la Unión Soviética, a la vez que se nombró a sí mismo presidente. Días antes, otra provincia congoleña, el "Estado Autónomo Minero de Kasai del Sur", con capital en Bakwanga, declaró su independencia del Congo.

En la desesperación Lumumba formuló un pedido de asistencia a las Naciones Unidas, que enviaron en cuestión de días 3.500 tropas de Túnez, Marruecos, Ghana y Etiopía, y 625 efectivos suecos de la fuerza de emergencia de la ONU en la Franja de Gaza. Por lo tanto, la Force de l'Organisation des Nations Unies au Congo (ONUC) entró en vigor. En parte con la urgencia de prevenir una intervención soviética, ya que para el 14 de julio, después de reconocer su incapacidad para controlar los acontecimientos, Lumumba hizo un pedido de ayuda a la Unión Soviética contra Bélgica, la que de paso aumentó sus de tropas. Nikita Kruschev respondió con un "hand off" de advertencia a Occidente. "La Unión Soviética", dijo, "no debe eludir medidas enérgicas para detener la agresión."

Los contingentes de la ONUC carecían de recursos para su propio despliegue. Para pasar tropas de Ghana la RAF desplegó DeHavilland Comets de su 216 Squadron, y Bristol Britannias de sus 99 y 511 Squadrons, mientras que no menos de 132 Fairchild C-124 Providers y Lockheed C-130 Hercules de la USAF debieron emplearse para trasladar 4.000 tropas de otros países africanos, así como el contingente irlandés, incluidos los once vehículos blindados Ford / Thompson (construidos en 1941, sobre chasis de camión Ford 4x2, con blindaje ligero Thompson). La mayoría de los contingentes originales de Naciones Unidas llegaron al Congo el 18 de julio, y para fin de mes se desplegaron más de 10.000 “peacekeepers”. Entre ellas figuraron un importante contingente sueco, equipado también con ocho camiones blindados Karosseri Pansar SKPF, armados con dos ametralladoras Colt 8mm refrigeradas por agua, algunos vehículos de exploración Greyhound M-8 y M-3 de scouts, así como un batallón de Etiopía, con el apoyo de nueve vehículos blindados Landsverk originalmente construido en Suecia para la gendarmería belga en el Congo, pero confiscados por las tropas de la ONU. Más tarde se agregó el mayor contingente, que fue de la India. Se trataba de una brigada, el apoyo de un escuadrón de caballería del 63 de Caballería, equipado con diez automóviles Daimler Scout, y diez coches-scout Ferret británicos del escuadrón de Malasia.



Los mercenarios llegaron al mismo tiempo que el Mayor belga Crèvecoeur, era contratado para crear una Gendarmería Katanguesa. Este brazo paramilitar belga se basó en oficiales subalternos y de la policía. Con la gendarmería en formación y con unos 10.000 efectivos, los 400 mercenarios originales formaron tres batallones, entre los que se contaba el 5 Commando de Mike Hoare, el 6 de Commando bajo el francés Bob Denard, y Schramme a cargo del Comando 10. Equipados con armas y uniformes de la Gendarmería, actuaron como una punta de lanza de élite, formando grupos móviles que operando en columnas de ocho a nueve jeeps. Schramme, Denard y Hoare fueron nombrados mayores del Ejército katangués, y más tarde designados coroneles. Crèvecoeur y varios otros oficiales de Bélgica fueron, sin embargo, oficialmente designado como "asistentes técnicos" de Tshombe y su personal.

La mayoría de los mercenarios belgas eran ex-militares reclutados en Bruselas, mientras que otros habían respondido a anuncios en Johannesburgo, Salisbury y Bulawayo. Algunos eran franceses que habían visto servicio en Argelia, mientras que otros eran británicos. Sólo a la llegada se les dio a conocer sus contratos de servicio. Sueldo básico de hasta 180 libras al mes, más dietas y otros incentivos. La Compagnie Internationale, como era conocido el conjunto organizado de reclutamiento, fue comandada por un oficial británico. Los mercenarios, hombres duros, físicamente en forma, se habían unido para participar por variedad de motivos personales y políticos. Sus tareas eran difíciles, en gran parte improvisado su equipo (incluso si se incluyen algunos coches scout M-8, que dejaron atrás los belgas, o capturado al ANC), y no hay duda de que salvaron la vida de muchos misioneros y colonos en zonas aisladas. Estaban presentes en Elizabethville (llamado ahora Lubumbashi), Kolwezi, Jadotville y Albertville (Kalémié), de hecho, donde la fuerzas de las Naciones Unidas no estaban.

Asimismo, pronto fue evidente que Kruschev simplemente había aprovechado de la confusión para establecer una presencia soviética en África. Apoyaba a su candidato, Lumumba, que utilizaba hasta nueve aeronaves soviéticas Ilushin Il-14 bimotores (con el apoyo de más de 200 "técnicos") para transportar a las tropas leales del ENC a las zonas secesionistas, sobre todo a Bakwanga, donde trataron de persuadir a la población local de permanecer leales al Congo.

Bajo presión y en un intento de conseguir que los mercenarios katangueses y los regulares belgas abandonaran el Congo, el Secretario General de la ONU Dag Hammarskjold designó a Conor Curise O'Brien, un británico de izquierdas, como su representante especial en el Congo. O'Brien trabajó con rapidez: todos los belgas salvo 600 habían abandonado el país el 15 de agosto de 1960: la FAB evacuó cierto número de Magisters a Bélgica, pero dejó cinco Doves, ocho T-6s, un Heron, un Alouette II, un Piper L-18C y un solo helicóptero S-55 para formar el núcleo de lo que se convirtió en la Force Aérienne Katangaise (FAK).


Las autoridades katanguesas fueron rápidas en poner un número no solo de aviones civiles, sino también aviones militares abandonados por los belgas, o de propiedad privada, en el servicio militar, y aplicar sus propias insignias nacionales katanguesas sobre ellos. El DH.104 Dove serialled "KAT-14" estaba mostrando una versión de la KAT fin flash. (Imágenes de Tom Cooper)

Lumumba depuesto

La presencia soviética fue de corta duración, dado que, enseguida la ONU había ocupado y cerrado a todos los aeropuertos congoleños, salvo para sus propios vuelos. Sin embargo, más de 100 camiones GAZ-63 soviéticos ya se habían desembarcado en la costa en Matadi, en apoyo del gobierno centralista de Lumumba. El Presidente Dwight D. Eisenhower "deploró" tales injerencias que parecía, dijo, "para ser totalmente motivado por los designios políticos de la Unión Soviética en África.". La participación soviética, dio lugar a una situación en la que los EE.UU. estuvo cerca de tener en el Congo mayor que en Vietnam.

La CIA había tramado el derrocamiento de Lumumba ya desde hace tiempo, y el 14 de septiembre de 1960, Mobutu se hizo del control. Una de sus primeras decisiones fue expulsar del Ejército a los asesores soviéticos y checos y cerrar las embajadas europeas del bloque comunista en Leopoldville. Privados de su respaldo, el Primer Ministro congoleño fue puesta bajo por arresto domiciliario supervisado por la ONU, donde permaneció hasta fines de noviembre.

Una vez más, fue la CIA, la que influyó en los acontecimientos siguientes. El 27 de noviembre de 1960, Lumumba fue habilitado para poder escapar de Leopoldville, pasando a Stanleyville para lanzar un dramático intento de reunirse con sus partidarios en la provincia Oriental. Tropas leales a Mobutu del ANC lo capturaron sólo unos días más tarde y fue regresado a la capital, donde fue encarcelado. Partidarios de Lumumba amenazaron con cortar las cabezas de los blancos en Stanleyville (Kisangani) en represalia, a menos que fuera liberados. Antoine Gizenga, el más cercano de los seguidores de Lumumba, proclamó un nuevo gobierno pro-comunista en Stanleyville, el 13 de diciembre de 1960, de nuevo el respaldo de la fuerza aérea soviética. El apoyo adicional vino de las provincias orientales y Kiwu, de manera que los enfrentamientos con las fuerzas de Mobutu – que rara vez afectan a más de 100 hombres en ambos lados - se hicieron más frecuentes.

A principios de enero de 1961, las unidades leales a Lumumba del ANC invadieron el norte de Katanga para apoyar una revuelta de la tribu baluba contra Tshombe, del régimen secesionista. Supuestamente por razones de "seguridad", la CIA y Mobutu decidieron transferir a Lumumba de Leopoldville a Katanga, el 17 de enero de 1961. Él iba en avión a Bakwanga, pero al llegar el avión que lo llevaba a la pista de aterrizaje ésta estaba bloqueada, por lo que la aeronave siguió hasta Elisabethville, donde el destino de Lumumba era más que seguro. Golpeado en el avión, Lumumba fue baleado poco después de su llegada.

El asesinato de Lumumba, que recién se anunció el 12 de febrero, conmocionó al mundo. Embajadas belgas fueron atacadas por manifestantes furiosos en algunos países. El Presidente Nasser confiscó todos los bienes de Bélgica en Egipto y el 14 de febrero, y junto con la Unión Soviética, fue el primero en reconocer al gobierno lumumbista en la provincia Oriental. Alemania del Este, Ghana y Yugoslavia siguieron su ejemplo. Esta acción fue acompañada de una convocatoria de una nueva fuerza de todos los países africanos para reemplazar a las tropas de la ONU en el Congo. Kruschev tomó la iniciativa, con el respaldo de la Primer Ministro de India Jawaharlal Nehru, y los jefes de otros 66 gobiernos. Kruschev acusó al Secretario General la ONU Dag Hammarskjöld, de jugar el papel de "jefe asesino".

Apoyo comunista a Gizenga

El 24 de febrero, con el apoyo de 300 Gizenga se apoderó de la capital de la provincia de Kasai. Muy pocas vidas se perdieron durante la lucha allí, y durante los siguientes intentos de entrar en el norte de Katanga, las fuerzas del ANC o bien se retiraban o bien desertaban al lado de los rebeldes. Muy pronto, a pesar de la presencia de Naciones Unidas, las tropas de Gizenga controlaron tres de las seis provincias del país. Si bien asumió el papel de Lumumba, Gizenga carecía de sus cualidades y dependía de sus colegas burocráticos. Con el respaldo de los estados comunistas, expulsaró a las autoridades consulares de los países que no habían reconocido su gobierno, causando otro éxodo de europeos y otros extranjeros.

Por otra parte, en marzo de 1961, unos 400 lumumbistas penetraron en el norte de Katanga y capturaron Manono. La Gendarmería fue utilizada para repeler la invasión, pero el ataque fue encabezado por los mercenarios que capturaron la ciudad.

Entre tanto, a finales de julio de 1961, diferentes aviones civiles - principalmente operados por Sabena - había evacuado a 34.484 civiles a través de Leopoldville. La Royal Rhodesian Air Force también participó, utilizando Dakotas del Escuadrón N º 3 muchos volando desde Ndola a Salisbury, mientras que los italianos fueron evacuados C-119Gs en de la AMI. La ONUC fue todavía apoyada por diferentes aviones de transportes de EE.UU., Gran Bretaña y la OTAN, así como por el Componente Aéreo Sueco Voluntario, a cargo de los vuelos de enlace de la ONU con DeHavilland Canada DHC-2 Beaver, DHC-3 Otter, y varios Helicópteros. Para controlar esta amplia gama de actividades de vuelo, Air Division de la ONU se formó, en agosto de 1961.

Para entonces, Gizenga de acuerdo en unirse a un gabinete central bajo el mando de Cyrille Adoula luego de celebrarse un parlamento en el que los lumumbistas retuvieron los puestos clave. Anticipando su hegemonía inicial en el nuevo gobierno y alentados por el socialismo de Adoula y su actitud de permanecer neutral en los asuntos mundiales, Gizenga disuelve su base en Stanleyville, el 18 de agosto. Ambos hombres estaban decididos a poner fin a la secesión de Katanga, que fue en gran parte posible gracias a los intereses de la minería belga, en particular la Union Minière du Haut-Katanga. Su asociación no duró mucho, mientras que, las otras partes interesadas tenían sus propios intereses: al final del verano de 1961, por lo tanto, habían cuatro grandes fuerzas que intervenían en el conflicto, además de la ONU, incluido el ANC (unos 7,500 combatientes, con sede en Leopoldville y Ecuateur), Kivu (de Gizenga) y Provincia Oriental (unos 7,000 combatientes), los Balubas de Kasai (3,000 combatientes), katangueses y la gendarmería (que comprende 5,000, incluido un máximo de 500 mercenarios blancos). Con archienemistades entre Balubas Asai y katangueses y, en general, así como el desacuerdo y motines contra las autoridades centrales de la ONU y la presencia militar, no pasó mucho tiempo hasta que la violencia estalló.
Avikat: Katanga Air Force

Todo a través de 1960 y principios de 1961, Tshombe buscó con éxito reforzar su capacidad militar. Buscando aviones más potentes que los Harvards para que el KAT, compró nueve CM.170 Magisters de Francia. Sólo tres de ellos fueron entregados a Kolwezi, el 15 de febrero de 1961, por un Boeing YC-97 de transporte (con registro N9045C EE.UU.), volado por los pilotos mercenarios Joseph Deulin y Magain. Jan Zumbach ( "Mr. Brown"), un piloto polaco que prestara servicios en la RAF durante la Segunda Guerra Mundial, fue contratado para organizar y ordenar una unidad de AT-6 del KAT - más conocido como "Avikat" -. La base principal de Avikat era el aeródromo de Luano.

Los Magisters del KAT aparentemente comenzaron a funcionar durante el mes de julio de 1961. En octubre de 1961, el Avikat se reforzó con cinco Dornier Do.28As de Alemania Occidental.

Después de que la cooperación entre Katanga y Sabena terminó oficialmente, a finales de 1961, Katanga también organizó una compañía aérea propia, AirKatanga, equipado con un DC-3, con la inscripción "KA-DFN" (se trataba de un ex Fuerza Aérea de Sudáfrica "ZS - DFN "). Más tarde, también, se añadió el DC-3 "OO-AUX". Con la ayuda de Sabena, Lubumbashi se convirtió en la base con infraestructura de apoyo: el personal y los técnicos eran de Sabena. El DC-3 de AirKatanga fue casi instantáneamente arrendado con fines militares.

El 4 de abril de 1961, los katangueses liberaron de los suecos el aeropuerto de Elisabethville, y tres días más tarde en Manono hubo otra batalla con los contingentes de Etiopía delONUC, dejando a varios de los muertos. El 14 de abril, la ONUC fue autorizado a utilizar la fuerza en la búsqueda de sus objetivos. De ahí en adelante, la ONUC parecía perseguir objetivos que han sido objeto de considerable controversia: en lugar de tratar de poner orden, el mantenimiento de la paz fue operado de manera discriminatoria, principalmente con miras a poner fin a la secesión katanguesa. Los comandantes de la ONU llegaron al extremo de que en Coquilhatville, el 26 de abril, detuvieron a Tshombe mientras este estaba allí para las negociaciones. Entre tanto, la FAK se había visto reforzada por la entrega de cinco Piper Carribeans de Sudáfrica, al mismo tiempo, una serie de paras del desmantelado 1er REP llegaron desde Argelia. Al darse cuenta de que era el fortalecimiento de la rebelión, Hammarskjöld ordenó a O'Brien obtuviera la salida de los mercenarios de Katanga también. En reacción, la ONUC lanzó la Operación "Rumpunch", con el objetivo de rodear los mercenarios,


El KAT-22 fue uno de los pocos DH.104 Doves de la Avikat, que sobrevivió a la guerra de Katanga. Fue internado en Angola, en 1963. (Imágenes de Tom Cooper)


La mayoría de los Texans de la Avikat tenía una simple y desgastada apariencia, como en el caso de este ejemplo anonimo. A diferencia de la mayoría de los aviones procedentes de un mismo lote, este T-6G fue pintado a mediados de gris y verde oscuro. (Imágenes de Tom Cooper)


Uno de los más conocidos T-6Gs de la Avikat fue el ejemplar serial "KA-30". La serie se aplicó a mano, y muy crudamente. Nótese la "X" naranja debajo de la cabina del piloto, que representa los colores nacionales: este se añadió en una etapa posterior, ya que el mismo Texan fue visto con su apodo ( "DoSolle"?) aplicado en frente de la cabina del piloto. (Imágenes de Tom Cooper)


Varios Texans de la Avikat tenían nick-name. Éste fue nombrado "Petty", y llevaban también su "bomb-score" (en la forma de siete pequeñas bombas en blanco) directamente debajo la parte delantera de cabina de vuelo. (Imágenes de Tom Cooper)

La invasión de la ONU

Las tropas de la ONU gozaron inicialmente de gran éxito, entonces los katangueses y los mercenarios no estaban listos para luchar contra las fuerzas de la ONU, incluso si estas se adentraban en Katanga para poner fin a la secesión. De los 512 conocidos mercenarios blancos contratados por Tshombe, alrededor de 400 fueron capturados en un solo día sin que se disparara un tiro. Schramme es detenido en Kamina y enviado con otros cuatro a Leopoldville como prisioneros del ANC: después de tres meses de prisión, escapó a Bélgica, sólo para regresar rápidamente a Katanga vía Rhodesia. Al igual que Schramme, la mayoría de los otros mercenarios se alejó, y regresó a la lucha, aunque algunos se habían ido definitivamente. La situación derivó en una escalada combates entre las tropas de la ONU y katangueses.

Envalentonado por el éxito de la Operación Rumpunch, O'Brien decidió fomentar un coup d'Etat en Katanga, con el objeto de poner fin a la secesión y a la provincia congoleña de nuevo bajo control. El 13 de septiembre de 1961, las tropas indias del contingente de la ONU asaltaron puestos clave en Elisabethville. El mismo día, Hammarskjöld, voló a Leopoldville.

La KAT preparó una operación de represalia. El 15 de septiembre, Deulin y Magain volando sus Magisters atacaron posiciones de la ONU en Elisabethville IAP, Deulin destruyó el DC-4 "OO-Y", mientras que Magain dañó el Transair DC-6B "SE-BDY" (apodado "Albertina"). Dos días más tarde elcombate se centra en Kamina, y donde los Magisters destruyeron el Starways Skymaster "G-APIN", fletado a la ONU. Por último, en la tarde, unos 500 katangueses rodearon a la guarnición irlandesa de 158 hombres en Jadotville, y Deulin desbarató una columna de refuerzos, obligando finalmente a los irlandeses a capitular.


Dos DC-3 (al frente) y dos DC-4 fletado por la ONUC vistos en la pista de aterrizaje de uno de los aeródromos congoleños (probablemente Elisabethville). Como Congo es - esencialmente - un país sin litoral, y con muy malas comunicaciones de la tierra, se requirió un gran número de aviones de transporte para apoyar la fuerza de paz de Naciones Unidas. (Foto: Soldado danés desconocido-ONU, a través de Alf Blume)

Después de las reparaciones, el DC-6B "Albertina" fue trasladado hasta Leopoldville. Allí recogió Hammarskjöld para volar a Ndola, justo al otro lado de la frontera de Rhodesia del Norte (hoy Zambia), para las negociaciones con Tshombe. El avión, pilotado por el capitán Per-Erik Hallonquist, se acercó Ndola en alrededor de la medianoche, pero se estrelló justo al norte, causando la muerte de todos a bordo. Inmediatamente, hubo especulaciones sobre la causa del accidente y de sus antecedentes, con dos nuevas teorías: una se basa en el fallo de motor, y el otro en falla de instrumentos. También hubo una teoría de sabotaje (que culpó a la Unión Soviética, Mobutu y Conor Cruise O'Brien, el irlandés representante de Naciones Unidas en el Congo), así como la teoría de las agresiones externas, lo que sugiere que un DeHavilland Vampire de la Real Fuerza Aérea de Rhodesia ( RRAF), o KAT Magister atacaron el DC-6B.

La razón de este accidente nunca fue establecida satisfactoriamente, pero lo más probable es que el DC-6 de Hammarskjöld del DC-6 se estrelló por fallas de motor o instrumentos: el altímetro indicaba una deriva de 37m - como ya se ha dicho - la aeronave sufrió daños durante el ataque de la KAT en Elisabethville IAP.

Ante la muerte de Hammarskjöld, se acordó un alto el fuego, el 21 de septiembre, no sin antes que Deulin hubiera atacado la sede de O'Brien en Katanga. Sin embargo, uno de Magisters se estrelló durante estas operaciones, mientras que el otro había desarrollado problemas de motor, dejando a la Avikat con un solo CM.170, y a Deulin como único piloto calificado.

Este alto el fuego no duraría mucho: aceptando el fracaso, el sucesor de Hammarskjold, U Thant, obligó a O'Brien a abandonar el Congo. Los katangueses celebraron, efectivamente, habían logrado una clara victoria en la primera batalla de Katanga. No obstante, el contingente de la ONUC se encontraba todavía en la provincia y preparándose para hacer frente a la Avikat y mercenarios.


Arriba y abajo: El avión de combate más potente en el arsenal de la Avikat, CM.170 Fouga Magister, tres de los cuales fueron adquiridos en Francia. Los aviones parecen haber sido los serial 91, 92, y 93, y se utilizaban paneles de diferentes colores: el 91, se muestra aquí, fue capturado en condición de abandono en Kamina, con paneles de color naranja. Este avión, y al parecer también el 92, llevaron ametralladoras montadas en la parte superior de la nariz. El 93 que se ve abajo, fue fotografiado poco después de la secesión katanguesa, con Moïse Tshombe en la parte trasera de cabina de vuelo. Este avión llevaba paneles amarillos. Con excepción de las ametralladoras, el armamento principal consistía en pods para cohetes de vuelolibre Matra y bombas ligeras. (Arte por Tom Cooper)


Canberras Hindúes
La eliminación de la KAT fue realizada como una operación de dos puntas. Por un lado, la ONU y el tropas del ANC planearon capturar todos los aeródromos utilizados por la Avikat. Por otro, la Fuerza Aérea katanguesa iba a ser destruida en una serie de ataques aéreos de la recién creada fuerza aérea de la ONU. Esta última se encontraba bajo el mando de Comodoro del Aire Morrison, de la Real Fuerza Aérea Canadiense (FARC), y consistía en cuatro North American F-86F Sabres de la Fuerza Aérea etíope (EtAF), desplegados en Leopoldville a mediados de septiembre, donde se les unieron seis Canberra B (I). Mk.58s del No.5 Sqn de la Fuerza Aérea India (IAF), el 9 de octubre. El personal de apoyo y equipo de tierra hindú fue transportado a Agra en cuatro Globemasters C-124 de la USAF, y el No.5 Squadron fue dirigido por Wg.Cdr. AIK Suares. Por último, el 5 de octubre, tres cazas Saab J-29B Tunnan, y dos cazas S-29C - desarmados de reconocimiento- del Escuadrón F22 de la Fuerza Aérea Sueca (SwLM) fueron desplegados en Kamina. Un escuadrón de 16 C-119 de lAMI, y una escuadra combinada de Dakota de la ONU (al mando del Wg. Cdr. Singh, FAI) tripulados por miembros de distintas fuerzas aéreas redondeaban el orden de batalla.


Un par de transportes Douglas C-124 Globemaster de la USAF descarga efectivos Ghurka y de su equipo. (Foto: Soldado danés desconocido-ONU, a través de Alf Blume)

La Operación "Morthor" se lanzó el 20 de octubre de 1961, cuando 5.000 soldados del ANC penetraron en Katanga. Aviones de la KAT respondieron inmediatamente, atacando varias columnas, en especial en la zona de Kabongo. Entre tanto, aviones fletados por la ONU transportaron 1,500 hombres de la tropas de Ginzenga desde Stanleyville y hasta el norte de Katanga. Mientras tanto Gizenga regresó a Stanleyville, pero a su llegada se desataron motines en contra de ambos - la autoridad central y la presencia militar de la ONU. Las tropas ginzenguistas resultaaban extremadamente poco fiables y peligrosas, por lo tanto: el 9 de noviembre una patrulla irlandesa de diez hombre irlandés cayó en una emboscada en Niemba, a manos de los "Jeunesse" Baluba (Jóvenes Combatientes "), fueron y masacrados. Sólo dos días más tarde, combatientes en favor de Gizenga capturaron en Kindu 13 aviadores italianos que volaban los C-119G del 46 ° Stormo AMI, cuyos cuerpos fueron cortados en pedazos y distribuidos entre los espectadores sedientos de sangre. Tales atrocidades que fueron parte de un panorama más general de las matanzas tribales, afloraron por la repentina retirada de la autoridad colonial.

A pesar de todos los problemas con Gizenga y las frecuentes emboscadas y ataques de los katangueses, las tropas hindúes de la ONU retuvieron los aeródromos de Elisabethville y Kamina, y los suministros fueron llegando desde Leopoldville en C-46 de transporte fletados a Seven Seas, con sede en Luxemburgo. Las tripulaciones de esta interesante compañía se componían de estadounidenses, suecos y británicos, cuya tarea principal era entregar combustible. Albertville, Niema y Manono pronto cayeron en manos de la ONUC, que entonces preparaba una última ofensiva contra Katanga. Un total de 27 C-124s del 63 Troops Carrier Wing (TCW - USAF), llevaron tropas, armas y vehículos blindados a Elisabethville (en la que al menos un transporte de EE.UU. fue dañado por el fuego terrestre).


Uno de los Curtiss-Wright Comando C-46 de transporte fletados por la ONU, visto después de un aterrizaje de emergencia en uno de los aeródromos congoleños. Este tipo de aeronave se encontraba en servicio en la empresa sueca Seven Seas, y se utilizaban principalmente para el transporte de bidones de combustible. (Foto: Solsado danés desconocido-ONU, a través de Alf Blume)

La nueva operación se inició el 5 de diciembre, con la ONUC preparando un ataque en tres oleadas. En la primera, los Canberras de la FAI debían atacar los aeródromos en Jadotville y Kolwezi. La navegación durante esta operación resultó muy problemática, siendo la inteligencia pobre y objetivos se encontraban a más de 1.290 kilometros de distancia de la base. El Wg.Cdr. Suares debía primero encontrar un lago al oeste de Kolwezi, y luego leer el mapa durante el tramo final al aeródromo - y esto con una base de nubes a solo 122m sobre la superficie del lago. Justo cuando los Canberras llegaban a Kolwezi, un transporte ligero fue visto despegar y desaparecer rápidamente en la nubes bajas; dos grandes transportes se estacionaban cerca de la torre de control, mientras que otro avión se encontraban aparcado cerca de la pista principal. Suares primero atacó diferentes aviones utilizando cañones de 20mm, mientras que el Flt.Lt. Bob Gautham destruyó el único Fouga Magister encontrado: este fue ejemplar usualmente volado Deulin. Los dos Canberras hicieron dos pasadas más, impactando la mayoría de los aviones, la torre de control, e incendiando un depósito de combustible cercano, antes de dejar la posta a otros cuatro bombarderos de la India.

El primer ataque contra Kolwezi fue un completo éxito, ya no sólo que el Flt.Lt. Gautham había dejado fuera de combate el último operativo Magister, sino que el Wg.Cdr. Suares destruyó también dos Do.28, un DC-3, un DC-4, un Dove y un tercer piloto daño y otro el segundo Magister, serial "92". El segundo ataque tuvo menos éxito, esta vez el Canberra de Suares fue alcanzado por fuego de tierra y su navegante seriamente herido: el hindú tuvo que abandonar su ataque y regresar posteriormente a Kamina, donde estaban estacionados los bombarderos de la FAI.

Simultáneamente, en tierra, las tropas de la India se enfrentaron con una la columna katanguesa que se dirigía de Jadotville hacia Elisabethville, cerca de Sabena Guesthouse. Mediante el uso de cañones sin retroceso, los indios dejarn fuera de combate un scout M-8 Greyhound y un coche blindado "hechos en casa" Momouth, construido sobre chasis de orugas, inutilizando varios camiones blindados y otros vehículos, obligando a los oponentes a retirarse.


El único CM.170 superviviente de la Avikat, aparentemente capturado por las tropas de la ONU en el aeródromo de Kolwezi. Parece que ser el ejemplar que sufriera problemas de motor. (Foto: Soldado danés desconocido-ONU, a través de Alf Blume)

Después de una serie de incursiones armadas de reconocimiento, el 9 de diciembre, se Suares fue in situ informado por el comandante de la Brigada de la India en el Congo, Gen KAS Raja acerca de los nuevos objetivos en Elisabethville. Los Canberras luego atacaron a los principales centros de comunicación katangueses en el centro de la ciudad, la oficina de correos y la estación de radio, con grandes efectos. Apoyado por un grupo de oficiales de observación, bombardearon posteriormente de convoyes en las carreteras, depósitos de municiones y diferentes puntos fuertes - la mayoría de los cuales estaban camuflados con toda pericia. En Kolwezi, una tienda de combustible de la Union Minière fue incendiada, pero el 12 de diciembre en Shinkolobwe un hospital también fue atacado.

Bajo la presión incesante, la katangueses se vieron obligados a retirarse hacia Kipushi, y el avance de la ONUC, causóa su vez de otro éxodo - fundamentalmente civiles blancos-, a Rhodesia del Norte. Tshombe se negó a rendirse, sin embargo, pidió un alto el fuego. Elisabethville estaba ya bajo completo control de las Naciones Unidas desde del 18 de diciembre, pero los combates continuaron en torno a Kongolo, y los Canberras de la FAI continuaron volando misiones de reconocimiento. Un alto el fuego fue acordado el día siguiente, y Tshombe voló a la base de la ONU en Kitona, en el VC-121E (53-7885) Presidencial de los EE.UU., para mantener conversaciones con el Primer Ministro Cyril Adoula.


El IF901 fue uno de los seis Canberras desplegados por la Fuerza Aérea India con el contingente de la ONU en el Congo. Estos bombarderos se pudieron efectivamente neutralizar a la Avikat. (Imágenes de Tom Cooper)

Gizenga: Final del juego

De todas maneras, el Congo no vería ninguna paz. Los Balubas todavía activos en torno a Kongolo, masacraron a 19 misioneros, a mediados de diciembre, mientras que Schramme y Denard continuaban la lucha con el resto de su fuerza. Entretanto, Gizenga estaba en graves problemas después de haber fallado en consolidar su base en Stanleyville: con su propio partido dividido, las escaramuzas se iniciaron en enero de 1962. El 14 de ese mes, unos 300 seguidores se rindieron, y Gizenga fue hecho prisionero por el ANC. No obstante, cuando el contingente de la ONU de Egipto se retiró, había dejado -presuntamente a petición Soviética- 67 toneladas de armas para Gizenga, de manera que estos pudieron tomar Luluabourg apenas diez días más tarde.

Planeando resucitar su fuerza aérea, Tshombe había volado a Ginebra. A través de diferentes intermediarios, Tshombe adquirió seis T-6Gs de ex-USAF de existencias en Bélgica y, después de las pruebas en Suiza, estos fueron transportados de nuevo a Amberes, de donde se entregaron en Luanda, Angola, en mayo de 1962. Montados por técnicos de la Fuerza Aérea Portuguesa (FAP), y luego volados a Kolwezi a través de Malanie, Vila Luzo y Teixeira de Souza, con un Dove por escolta, los aparatos fueron distribuidos entre los aeródromos de Kipushi, Kolwezi, Jadotville, Kisenge y Dilolo, bien fuera de las zonas controladas por la ONU. Oficialmente, sus tripulantes se encontraban en Katanga para ayudar a ejecutar la línea aérea AirKatanga: extraoficialmente, que fueron para evitar la capital o de cualquier otra base de la ONU.

A pesar de graves pérdidas por los ataques de los Canberra, otras parte de la Avikat siguió funcionando también. Un Do.28 se sabe que se estrelló por razones desconocidas, en marzo de 1962, e igualmente los la katangueses mantuvieron abiertas rutas a Rhodesia del Norte y Rhodesia.

Mientras tanto, los contingentes de la FAI en el Congo fueron rotados: el Wg.Cdr. Suares y sus pilotos fueron devueltos a Agra, en la India, y lo sustituye el Wg.Cdr. Pete Willson y una serie de nuevos pilotos. El nuevo contingente se desplegó en Kamina - que por entonces fue retenida por las tropas suecas, y se convirtió en una base para los j-29 suecos también Sabres etíopes Sabres. La actividad de este segundo contingente ONUC fue limitada en comparación con los eventos anteriores: los Canberras relizaron principalmente incursiones de reconocimiento sobre las bases de la Avikat bases y a lo largo de las innumerables carreteras utilizadas por la Gendarmería katanguesa. Mientras los rápidos aviones jet de la ONU no recibían disparos, uno de los C-46 de Seven Seas fue derribado por fuego terrestre. El piloto hizo un aterrizaje de emergencia y el avión se incendió pero hubieron varios sobrevivientes, algunos de los cuales a pie, trataron de encontrar ayuda. Ninguno fue visto de nuevo, aunque una operación SAR montada en helicóptero, acompañado por Canberras, más tarde encontró sitio del accidente.


El fue "258" fue uno de las cuatro Sabres etíopes desplegados en el Congo. Aparte del pequeño rótulo "ONU", el aspecto de los aparatos es la misma como "en casa". Poco se sabe acerca de la actividad de F-86Fs etíopes en el Congo, lo que indica que no fueron especialmente activos. (Imágenes de Tom Cooper)

KAT: la última batalla

Durante la primavera siguiente, la KAT fue completamente re-construida. Por lo menos uno de Dove estaba armado con una ametralladora Hotchkiss y bombas de fabricación local. Este avión es conocido por haber llevado a cabo varios vuelos de reconocimiento armado en la zona de Kongolo. Mientras tanto, un único Lodestar, dos Cessnas y otros cuatro T-6s fueron comprados a Aero Services en Johannesburgo. El personal de Avikat recuperó también un segundo Dove, un Comanche y un Tripacer de Kolwezi, y regresó a las operaciones. Más tarde, en 1962, los katangueses también adquirieron dos Vampires de origen indeterminado, entregados a través de Johannesburgo: según parece, sin embargo, que éstos fueron destruidos en tierra en Kolwezi antes de convertirse en operativos.

Desde mayo de 1962, los Harvards que volaba desde Kisenge y Kolwezi, se utilizaron ampliamente para atacar posiciones del ANC. Como el conflicto entre el ANC y los katangueses se extendió a septiembre de 1962, Albertville fue ocupada por las tropas de de Kivu del ANC, y cuatro T-6s, un Dove y el Comanche fueron transportados hasta reunirse con Schramme cerca de Niembe. Desde allí, atacaron un HQ local.

No obstante, la situación general de los katangueses estaba empeorando. Durante el verano, la ONUC había establecido una especie de tenue control de Katanga o, al menos, de sus principales ciudades; Schramme y Denard sólo fueron capaces de operar en la selva interior. En noviembre, el ANC y las tropas de la ONU estaban combatiendo a los restos de los gendarmes katangueses y a los últimos grupos de mercenarios en torno Kongolo y Kabongo. Las principales batallas se libraron en estas zonas entre el 11 y el 16 de noviembre, después de que la mayor parte de los reclutas de la Gendarmería regresaran a la tierra o desaparecieran, mientras que la mayoría los mercenarios partió para Angola (a luchar junto a los portugueses).

La salida de la principal fuerza de combate, de hecho marcó el fin del estado independiente de Katanga, aún cuando una parte de sus militares continuara combatiendo. Los T-6G de la Avikat se utilizaron para atacar posiciones del ANC, en tanto que las bajas katanguesas bajas fueron a Rhodesia mediente DC-3. El 21 de diciembre el Lodestar y dos T-6Gs supervivientes fueron trasladadas a Kisenge y Dilolo, respectivamente, desde donde los últimos volaron a un aeroclub en la franja Kolwezi, montando cadadía nuevos ataques aéreos.

Cuando se puso de manifiesto que el gobierno de Tshombe estaba a punto de terminar, la ONUC preparó entonces una ofensiva final. La USAF aportó Douglas C-133 Cargomasters de 1607 Air Tansport Wing (ATW) y Douglas C-118 Liftmasters de la 1611 ATW en apoyo de las tropas irlandesas en Elisabethville, mientras que dos S-29Cs suecos de Leopoldsville volaron misiones de reconocimiento. Al mismo tiempo, las tropas etíopes fueron transportados hasta Elisabethville y las Naciones Unidas comenzaron una nueva ofensiva aérea. En septiembre de 1962, los F-86F de la EtAF volaban de vuelta a Etiopía, y los sustituían cuatro J-29Bs, delF8 Squadron (SwLM), así como cuatro Canadair Sabre F.Mk.4s de la 4 Aerobrigata AMI, que llegaron a Leopoldville, el 14 de enero de 1963. Otros seis Sabres fueron enviados por el No.9 Escuadrón de la Fuerza Aérea de Filipinas (PhAF), y más los seguirían. A finales de diciembre de 1962, el sha de Irán también concedió su aprobación para el despliegue de cuatro F-86F Sabres de la Fuerza Aérea Imperial Iraní (IIAF) en respuesta a la correspondiente petición de la ONU. Estos aviones llegaron al aeródromo de Kamina, el 19 de enero de 1963. Entre los nueve pilotos de la IIAF que volaron en el Congo estuvo Capitán Khatami (más tarde Comandante en Jefe de la IIAF), el capitán Rabie (más tarde Comandante en Jefe de la IIAF), y otros dos oficiales de la Base Aérea de Vahdati, que alcanzaron el rango de General en la década de 1970. Al mando general de la recién creada ONU Fighter Wing estaba el sueco Col Sven Lampell.



Para el 15 de enero de 1963, la ONU estableció el control total de Katanga: Tshombe se exilió en España, y su comandante militar juró un juramento de obediencia al Congo. La Fighter Wing del ONUC fue disuelta en los siguientes días y semanas, y la mayoría de los contingentes regresaron a sus hogares. Los últimos cuatro J-29Bs partieron a Suecia en abril de 1963, el resto se destruyó en Kamina; la mayoría de los automóviles scout suecos -el Batallón P-6 operaba en ese entonces, al menos, cuatro M-8s y dos M-3- fueron entregados a la congoleños. Los últimos soldados del contingente de la ONU en el Congo se retiraron el 30 de junio de 1964.


Una de los cuatro F-86F de la IIAF desplegados en el Congo a principios de 1963. Contrariamente a los etíopes que los antgecedieron, los iraníes aplicaron un gran rótulo de "Naciones Unidas" abajo de la cabina del piloto. (Imágenes de Tom Cooper)

Uno de los aviones de transporte más utilizados de la época, y por lo tanto, masivamente fletado por la ONUC, fue Douglas DC-4. Este ejemplar, registrado como "HB-ILB", visto mientras descarga en el aeródromo de Kamina. (Foto: Soldado danés desconocido - ONU, a través de Alf Blume)

Aircraft Camouflage, Serials & Markings

KAT/Aviakat
- Fouga CM.170 Magister: All three Avikat Magisters were left bare metal overall, but had orange or yellow nose, tailband and wing tanks, as well as black serials on the forward fuselage: 91, 92, 93.

- Dornier Do.28A: Most of these aircraft were originally purchased from civilian stocks, and therefore in white over, bare metal under, with black cheat line, and black serials on the fin (like KA3018, KA3020 etc.). Some were later camouflaged – except for engine nacelles and undersurfaces – by the application of green paint, crudely daubed by hand. It appears that in case of such aircraft the serial was also applied on the lower side of the wings (confirmed by photograph of KA-(3)016, which crashed in March 1962).

- T-6G/AT-6: Ex-Belgian T-6Gs were camouflaged in dark green and dark brown over, medium blue under, and wore white serials on rear fuselage: KA-33.

- DC-3: KAT-02 and KAT-03 were operational, KAT-04 was purchased, but never put in service (this ex-Swissair mount, with former registration “HB-IRL”, was used as source of spares).

ONUC
- Canberra B(I).Mk.58: Deployed to Congo were aircraft IF-898, IF-901 (operational with No.106 Sqn IAF as of 2004), IF-907, IF-908, IF-961, and IF-962. All were from the No.5 Sqn IAF, all left in bare metal overall, and wore black serials on the fin, as well as large black “ONU” title on rear fuselage.

- Saab J-29B & S-29C: Originally, the SwLM deployed a total of three J-29Bs and two S-29Cs to Congo. These were initially left in their “bare metal” overall, and had small black serials on rear fuselage, large white code outlined in black on fin, title “UN” in black on white box on fuselage and upper wings.

Camouflage colours were applied after KAT air strikes against airfields used by the ONUC. This usually consisted in blue-grey and olive colours, with yellow streaks over, and bare metal under. The first five Tunnans known to have been deployed were:
- D (29374), J-29B
- E (29393), J-29B
- F (29398), J-29B (today preserved in the Flygvapenmuseum, in Linköping)
- A (29944), S-29C
- B (29906), S-29C (modified to S-29E, with “sawtooth” wings)

At least one of Tunnans was written off while in Congo, then only two J-29Bs and two S-29Cs were returned, in April 1963. Previously, in 1962, the surviving Tunnans were reinforced by four additional J-29Bs, including A/29475, which was seen in bare metal overall.


--------------------------------------------------------------------------------


Fuentes y bibliografía

Special thanks to Mr. Alf Blume for providing a sellection of exclusive photographs from collection of an unknown Danish UN-soldier.

Except for own research, the following sources of reference were used:

- WAR IN PEACE, An Analysis of Warfare since 1945, Consultant Editor Sir Robert Thompson KBE, CMG, DSO, MC; Orbis Publishing, London, 1981 (ISBN 0-85613-341-8)

- "AIR WARS AND AIRCRAFT; A Detailed Record of Air Combat, 1945 to the Present", by Victor Flintham, Arms and Armour Press, 1989 (ISBN: 0-85368-779-X)

- “CONTINENT ABLAZE; The Insurgency Wars in Africa, 1960 to the Present”, by John W. Turner, Arms and Armour Press, 1998 (ISBN: 1-85409-128-X)

ACIG.org