Noticias de Defensa

Loading...

lunes, 2 de mayo de 2011

Conflictos asiáticos: La invasión iraquí de Kuwait; 1990

La invasión iraquí de Kuwait; 1990 
Por Tom Cooper, con el Brig.Gral. Ahmad Sadik (Iraqui Air Force) 

Existiendo en la sombra de poderoso estados de Arabia Saudita, Irak y Irán, Kuwait - un país de meros 14.000 kilómetros cuadrados, con una población de unos 1.6 millones - se convirtió más que nada conocido como una nación rica en petróleo en una estratégicamente importante posición, la existencia de la cual fue amenazada desde que fue creada como una área autorregulada. 

La parte norte del Golfo Pérsico estaba bajo control nominal del Imperio Otomano hasta el final de la Primera Guerra Mundial. A principios de los 1920s a Kuwait le fue dada el status de dominio independiente a cargo de un jeque – Dawlat al-Kuwait (Estado de Kuwait) - regido por la familia al-Sabbath, que gobierna hasta hoy. Sus asuntos exteriores fueron manejados por los británicos hasta 1961. Una semana después de la formal terminación de este arreglo (a través de un tratado que reconocía la total Kuwait independencia) Irak unilateralmente anunció que Kuwait iba a ser considerada iraquí territorio. El Emir Abdullah al-Sabbath inmediatamente apeló a los británicos, quienes habían prometido ayuda militar en el caso de emergencia. El rápido despliegue de aeronaves de combate de la RAF y un portaviones de la Royal Navy, así como subsecuentes aterrizajes de tropas británicas en Ciudad de Kuwait previnieron de cualquier otro movimiento iraquí. 

En los años posteriores, los kuwaitíes principalmente se beneficiaron de una inmensa riqueza por el petróleo. El gobierno de Kuwait intentó mostrar al árabe mundo que esta riqueza no debía ser considerada como una amenaza. Grandes proporciones de ingresos petróleo ingresos iban al Kuwait Fund for Arab Economic Development y Kuwait has era una fuente principal de fondos para la Liga Árabe, particularmente después de las desastrosas derrotas de Egipto, Jordania y Siria durante la guerra de 1967 con Israel. 

Fuerzas Armadas 
Las Fuerzas Armadas Kuwaitíes fueron creadas en reacción a la amenaza iraquí de 1961. Inicialmente, fueron lenta pero metódicamente organizadas y entrenadas por los británicos, quienes permanecieron con influencia hasta bien entrada los 1970s. La situación cambió en los 1980s, cuando el gobierno introdujo un número de proyectos de modernización, todos los cuales permanecieron muy limitado en naturaleza y estaban basados en procuración de equipo barato de una multitud de fuentes, eventualmente causando una pesadilla logística. 

Conducidos por sus propias experiencias en el área, los británicos estaban inicialmente más que nada interesada en desarrollar la Fuerza Aérea de Kuwait (KAF). Este fue originalmente equipada con seis Jet Provost T.Mk.51s, y cuatro helicópteros Westland Whirlwind – todos los cuales fueron volados por pilotos británicos. Después de una camada inicial de pilotos nativos fue entrenado, en 1969 un total de una vez Hawker Hunter F.Mk.57s fueron provistos, dependiendo de los kuwaitíes la búsqueda para una más avanzada aeronave. Esto finalizó por los británicos y los USA casi forzando a Kuwait – y Arabia Saudita – a comprar interceptores BAC Lightning F.Mk.53, incluso si estos no eran exactamente lo que el cliente necesitaba: los británicos estaban interesados en comprar 50 cazabombarderos General Dynamics F-111 a USA, y la venta de Lightnings era para verificar los fondos para este proyecto. 

La falta de experiencia entre los pilotos kuwaitíes probó ser un handicap en el uso del sofisticado Lightnings y así diversos acuerdos adicionales tuvieron que concluirse, todos los cuales eran para apoyar la compra de los Lightnings. Eventualmente, 12 Lightning F.Mk.53s fueron comprados, junto con dos entrenadores T.55, Sin embargo, no se convirtieron en plenamente operacionales por años. Por ejemplo, a finales de1968 un contrato fue firmado con BAC para la compra de 12 Strikemaster Mk.83s, que debiera haberle brindado a los kuwaitíes un mejor entrenamiento inicial. También, diversas ex-oficiales del MoD británicos fueron contratados para organizar una compañía la cual organizaría y supervisaría el entrenamiento de pilotos sauditas y kuwaitíes y personal de tierra: este compañía, sin embargo, fue pagada por el gobierno británico, y ya por 1970 hubo quejas que el UK nunca ganó incluso una libra esterlina por la venta total de los Lightnings, como dado que todo el beneficio se esfumó en proyectos secundarios que fueron necesarios para hacer operacionales al tipo en las dos Fuerza Aéreas del Golfo. 

Para 1970, las Fuerzas Armadas de Kuwait consistían de un ejército de cerca de 4.500 hombres, organizada como una brigada con un grupo con 50 tanques medios Vijayanta hechos en la India, una batería de obuses de 25 libras, carros blindados, y misiles ATGM Vigilant. En ese momento, la KAF contaba con 900 hombres, organizada en un escuadrón caza-bombarderos (equipado con Hunters y Lightnings), y un escuadrón de apoyo (con seis BAC Strikemasters, dos transportes Lockheed C-130 Hercules, dos Whirlwind y seis helicópteros Agusta-Bell AB.205). 

 
El "415" fue uno de los dos Lightnings de la KAF retirados que sobrevivió no sólo a los años de servicio con la KAF en los 1970s, pero también la invasión iraquí y entonces la entera Segunda Guerra del Golfo Pérsico, entre Enero/Febrero de 1991. Los Lightnings fueron adquiridos por la KAF en un controvertido acuerdo, y parece que los kuwaitíes nunca se las arreglaron para hacerlos completamente operacionales por sí solos: si bien fueron usados hasta bien dentro de la década de los 1980s, alguna ayuda de instructores británicos fue siempre necesaria. (KAF) 

Las relaciones de Kuwait con Irak permanecieron tensas y en Marzo 1973 Bagdad intentó forzar a Kuwait a concederle el área opuesta a la entonces recientemente construida base naval de at Omm ol-Qasr. Breves escaramuzas fronterizas demostraron la necesidad para la bien equipada Fuerza Aérea kuwaití y el Emir inmediatamente lanzó un comprehensivo programa de re-equipamiento. 

Como primera medida, ya en 1974, los kuwaitíes ordenaron 18 Dassault Mirage F.1CK y dos (biplazas) Mirage F.1BKs, así como 24 SA.342L/K Gazelle en Francia, algunos de los cuales tenían la capacidad de disparar los misiles anti-tanque HOT. Como fueron provistos a Kuwait, los Mirage F.1CKs estaban equipados con el radar Cyrano-IV “básico”, sin ninguna adiciones sofisticados después introducidos en los F.1EQs de su vecino Irak. El equipo principal de los nuevos interceptores eran los misiles AIM-9 Sidewinder de producción americana, reemplazados por Matra R.550 Magic Mk.Is a principios de los 1980s. 

 
Mirage F.1CK "714" de la KAF; la primera camada, seriados 701 hasta 718, fueron provistos entre 1977 y 1979. Los biplazas acompañantes fueron designados Mirage F.1BK, y seriados 771 y 772. Todos eran muy potentes interceptores para su tiempo, equipados con misiles Matra R.530 y R.550 Magic. Durante los 1980s la flota entera fue mejorada al standard F.1CK-2, el cual añadió la capacidad de portar los Super 530F, y los ejemplares que sobrevivieron a la invasión iraquí en 1990 fueron una vez más mejorados, esta vez con capacidad Super 530D. (Arte por Tom Cooper) 

Mientras tanto, en Marzo 1974, una orden para 30 McDonnell Douglas A-4KU Skyhawks y SAMs MIM-23 HAWK fue emitida al Pentágono, y el 20 de Enero de 1975 McDonnell Douglas fue autorizada a lanzar la producción de estas aeronaves para Kuwait. Todos los A-4KUs iban a ser nuevamente construidos, y similares al estándar A-4M Skyhawk II como los provistos a la USMC en su momento, potenciados por el poderoso motor P&W J-52-P-408, con una cúpula de cabina más grande y una cola en forma cuadrada, pero sin ningún equipo electrónico clasificado ó la provisión para misiles AGM-45 Shrike y AGM-62 Walleye, ó el equipo necesario para lanzar armas nucleares. Los biplazas TA-4KUs fueron potenciados por el mismo motor, tenían la misma capacidad de carga y mantenían todos los otros elementos del A-4KUs, incluyendo la joroba de aviónica dorsal detrás del cockpit. 

La mayoría de las nuevas aeronaves y helicópteros para KAF fueron provistos entre 1976 y 1978, por lo cual para este tiempo las tripulaciones para fueron entrenados en Kuwait por instructores franceses y pakistaníes. 

 
Originalmente, los A-4KUs kuwaitíes debería haber sido pintados en el patrón de camuflaje mostrado aquí, el cual debería haber sido una mezcla de arena y verde oliva oscuro. Su seriales originales debería haber sido del rango 500-530. Kuwait ubicó su orden para Skyhawks a finales de 1974, ordenando un total de 30 A-4KUs y seis TA-4KUs (el primero de los cuales voló el 14 de Diciembre de 1976). La aeronave fueron construida nuevas y provistas vía UK en 1977 y 1978. Se intentaba que proveyeran una medida de capacidad de ataque contra la permanente amenaza de Irak, sirviendo en dos escuadrones, e inicialmente no vieron mucha acción: de hecho, por 1984 su utilización era tan baja, Kuwait intentó venderlo a una tercera parte. Después de algunas negociaciones con los USA, sin embargo, el tipo fue mantenido en servicio y ambos escuadrones movilizados a la nuevamente construida Base Aérea de Ahmad al-Jabar, en el mismo año. (Arte por Tom Cooper) 

Una vez que todos los Mirages y Skyhawks fueron provistos, en 1983, la KAF emitió una orden para 13 adicionales Mirage F.1CK-2s y cuatro Mirage F.1BK-2s, junto con órdenes para seis helicópteros AS.332F Super Puma, equipado con misiles antibuque Exocet . Pese a su oficial posición "pro-pan-árabe", en el mismo año Kuwait también rechazo la oferta egipcia para comprar Alpha Jets ensamblados en Egipto bajo licencia, y en vez ordenó 12 Hawk T.Mk.64s desde el UK. 

Desde 1987, sin embargo, Kuwait estuvo crecientemente asociado con los USA para sus necesidades de defensa, y este cooperación resultó en una orden para 32 monoplazas McDonnell Douglas F/A-18C Hornet, y ocho biplazas F/A-18Ds. Junto con los Hornets, USA iba a proveer 120 misiles aire-aire AIM-9L Sidewinder, 344 AGM-65G Mavericks y 40 misiles anti-buque AGM-84D Harpoon. Dos años después, cuando la producción de los primeros Hornets para Kuwait estaba cerca de ser finalizada, el primero de 12 Hawks arribó, mientras la KAF emitió una orden para 12 Shorts Tucano T.Mk.52s en UK, para actuar como entrenadores básicos y avanzados. 

Para ese momento, la KAF estaba mejor equipada en todas las ramas militares – y esto por diversas razones: la regente familia al-Sabah siempre contaba en la ayuda y apoyo de uno de los superpoderes y por ello sólo un pequeño y relativamente pobremente entrenado ejército (esto era también una precaución contra una posible deslealtad de sus Fuerzas Armadas); la Fuerza Aérea fue considerada el único medio de defensa serio para este pequeño país, mientras que las Fuerzas de Tierra fueron pequeñas más pero una“paragolpes de velocidad” para cualquier potencial invasor, diseñado para detener una eventual agresión por pocos días. Después de todo, se esperaban que la ayuda del exterior arribaría. 

Para 1989, las Fuerzas de Tierra kuwaitíes estaban todavía generalmente equipado y entrenados por los británicos, pero un modesto programa de modernización fue lanzado en 1988, con los kuwaitíes seleccionando al IFV ruso BMP-2 y a los MBTs M-84 yugoslavos. El primero de los recientemente ordenados vehículos iba a arribar en el otoño de 1990. Junto con la selección de un número de otro sistemas de USA, UK, Francia, Alemania, y Yugoslavia, el pequeño tamaño de las Fuerzas Armadas kuwaitíes creaba una pesadilla logística y requería un considerable número de instructores extranjeros, así como relativamente grandes equipos de enlace extranjeros a ser estacionados en Kuwait. dentro de las pequeñas Fuerzas de Tierra de Kuwait, consistiendo de tres Brigada Mecanizadas (incluyendo la 24ta y 35ta). Estos eran apoyados por un pequeño equipo de la United States Liaison Office Kuwait (USLOK), la cual se enfocaba en el apoyo logístico. 

Kuwait y la primera guerra del Golfo Pérsico 
Como una monarquía con una gran minoría de la secta Shi'a, Kuwait era particularmente susceptible a amenazas desde Irán, la cual poco después de la invasión iraquí, en Septiembre 1980, entendió la importancia del apoyo kuwaití (principalmente financiero) para el esfuerzo de guerra iraquí. En los siguientes meses y años Teherán repetidamente advirtió que podría "tomar apropiada acción" contra cualquier estado regional que respaldara a Bagdad activamente. De hecho, para mostrar que su amenaza no era gratuita, Irán lanzó raids aéreos contra puestos fronterizos kuwaitíes el 12 y 16 de Noviembre de 1980, en venganza por el alegada participación kuwaití en el esfuerzo militar iraquí. Los ataques - todos ejecutados por los F-4E Phantoms de la TFB.6, estacionada en Bushehr - vieron el repetido uso de misiles aire-tierra AGM-65A Maverick. Usualmente, los pilotos iraníes primero harían pasadas a baja altitud de advertencia sobre los puestos kuwaitíes, de modo de asustar a los oficiales trabajando allí - ó a cualquier civiles -, y entonces dispararían con cañones o misiles sobre las construcciones. El tercero de tales ataques fue efectuado en Abril de 1981, por tres Phantoms. Tanto los iraquíes como los kuwaitíes después reclamaron haber derribado a uno de los atacantes, pero de hecho ni una simple bala fue disparada contra los iraníes: las defensas aéreas iraquíes estaban más que nada concentradas en el área entre al-Faw y Basora, y fueron tomadas por sorpresa, mientras las defensas aéreas kuwaitíes directamente no estaban activadas. 

Sin embargo, los kuwaitíes no iban a cambiar su política pese a tales advertencias directas iraníes . En el otoño de 1981, le otorgaron otro préstamo libre de intereses de por $2 mil millones a Irak. En response, el 1 de Octubre de 1981, la refinería de petróleo de Umm Aayash fue alcanzada en otro raid de Phantoms iraníes. Si bien Teherán niega sus responsabilidad, fue no sólo que los AWACS americanos basados en Arabia Saudita siguió a los aviones atacantes desde su base en Bushehr, sino que ambos kuwaitíes e iraníes conocían muy bien quienes volaron en este ataque y por qué. 

La situación de Kuwait era clara ahora, y el país tenía que pagar un precio, periódicamente, si persistía en fijar la política de permitir a Irak el uso de sus espacio aéreo, puertos, aeropuertos y autopistas. De todos modos, los kuwaitíes incrementaron su apoyo a Irak, especialmente en la víspera de las ofensivas iraníes en 1986 y 1987, las cuales capturaron la península de Faw, por ello efectivamente cortando la entrada iraquí al Golfo Pérsico, y casi cortando las comunicaciones iraquíes de la parte más sureña con Kuwait. 

En 1986, los iraquíes firmaron un contrato con diversos estados del Golfo - más que nada Kuwait y Arabia Saudita - el cual les permitió el uso del espacio aéreo a lo largo de la costa occidental del Golfo Pérsico para ataques contra Irán. Este contrato no sólo permitió a cazas armados iraquíes volar dentro del espacio aéreo extranjero mientras llevaban a cabo ataques a instalaciones iraníes de petróleo, sino también aterrizar y recargar combustible en el caso de emergencia - y si los cazas iraquíes ya no estaban armados. No es necesario aclarar, este contrato salvó las vidas de docenas de pilotos iraquíes, y los pilotos de interceptores iraníes - los cuales los estaban cazando sobre el Golfo los suficientemente pronto notaron una particularmente extraña conducta de los pilotos iraquíes una vez que serían alcanzados por los Phantoms y Tomcats iraníes: los iraquíes tiraban toda su munición, doblaban hacia el oeste - en vez de hacia el norte (i.e. vuelta hacia Irak) - e intentaban desaparecer volando a máxima velocidad y al nivel más bajo posible, obviamente no preocupándose acerca de su consumo de combustible. 

En al menos dos casos, los cazas iraquíes aterrizaron en Dhahran (Arabia Saudita), y al menos una vez en las bases aéreas kuwaitíes después experimentar problemas durante su operaciones de reaprovisionamiento de combustible en vuelo bien dentro del Golfo Pérsico. 

Teóricamente, los kuwaitíes contaba que tal ayuda y el apoyo al esfuerzo de guerra iraquí los aseguraba no sólo contra Irán, pero también de enfrentar a Irak, la cual - pese a su larga y sangrienta guerra contra Irán - nunca cambió sus posición hacia Kuwait: Bagdad todavía considerada al pequeño país como una parte de Irak, y cada vez y entonces las tripulaciones de los helicópteros iraquíes operando sobre la isla de Bubiyan cuando se les inquiría acerca de estar volando dentro del espacio aéreo kuwaití explicaban a los reporteros extranjeros que era "su" (i.e. iraquí) espacio aéreo, y "algún día volvería a ser "suyo" (los kuwaitíes) también". Aparte de esto, todos los pilotos de la IrAF operando en el área tenían a Bubiyan marcada como suelo iraquí en su mapas tácticos. 

Al creerse que todas estas diferencias podrían resolverse por otro – más que nada monetarios – medios, los kuwaitíes nunca tomaron tal conducta ó amenazas iraquíes lo suficientemente en serio, Sin embargo, y el ataque iraquí contra Kuwait sorprendió a muy pocos observadores y partes envueltas. 

 
Mirage F.1CK-2 "722" de la KAF visto alguna vez en los 1980s. Los Mirage F.1 fueron uno de los más ampliamente difundidos interceptores en las Fuerza Aéreas del Golfo Pérsico de su momento, y usado por Irak, Kuwait, y Qatar. Sin sorpresa, los iraquíes fueron ágil para tomar los Mirage F.1CKs y F.1BKs que encontraron en Kuwait e integrarlos a su Fuerza Aérea. Antes de la invasión iraquí, la KAF fue rápida en equipar sus Mirages con el Matra R.550 Mk.2, el cual fue introducido en servicio sólo a finales de los 1980s, y probó ser excelente durante la corta guerra. Aún más todavía, hubo una considerable alarma dentro de la USAF cuando se conoció un reporte que los iraquíes habían capturado 50 R.550 Mk.2s en depósitos de la KAF. (KAF) 

Los negocios de Kuwait 
Las tensiones entre Irak y Kuwait empezaron a incrementarse ya en 1989, cuando el régimen en Bagdad emitió un número de afirmaciones hacia las potencias occidentales, sus vecinos árabes, e Israel. La mayoría de amenazas iraquíes iban dirigidas hacia Kuwait. 

Los iraquíes tenían al menos cinco razones para su conducta hacia su más pequeño vecino: Irak no podía repagar los cerca de $80 mil millones que había sido pedido prestado para financiar la guerra con Irán. Mientras, se puede argumentar, este guerra iba en favor de los intereses kuwaitíes y sauditas, Kuwait decidió no condonar a Irak la deuda de $65 mil millones, con ello proveyendo justificación económica y emocional para un ataque iraquí. Los kuwaitíes eran increíblemente ricos y poseían enormes inversiones afuera: el acceso a esta riqueza podría resolver los problemas financieros de Irak. La tercera razón fue alegado que los kuwaitíes perforaban petróleo en en el campo petrolero de Rumaylah, el cual estaban en la disputado territorio fronterizo, y el cuarto fue que la sobreproducción de petróleo kuwaití. Los ingresos del Golfo estaban deprimidos como resultado de un exceso de petróleo en el mercado spot a finales de los 1980s, forzando Irak a amenazar con el uso de la fuerza como retribución por la sobreproducción y bajas de precios provocadas por los kuwaitíes. 

Una justificación adicional para una acción militar iraquí fue el hecho que el Emir de Kuwait y toda la familia real eran inmensamente impopulares – directamente odiados – entre árabes y musulmanes. Descriptos en el árabe mundo (pero también afuera de él) como “degenerados”, “completos parásitos” y “nepotistas”, poseedores de una harem y esclavos, la realiza kuwaití manejaban su país como su empresa privada. Sin sorpresa, por comparación al feudal Kuwait, el Irak era un moderno, secular estado, con el más avanzado status de mujer en la región y con extensiva libertada religiosa, altas tasa de económica crecimiento, y uno de los más altos estándares de vida y de alfabetismo del mundo árabe. 

En Febrero de 1990, el Presidente iraquí Saddam Hussayin demandó a los barcos de guerra americanos alejarse del Golfo Pérsico: este demanda pasó casi inobservada en el Occidente, la cual estaban demasiado ocupada con los desarrollos en la Europa del Este y la disolución de la URSS: las acciones acciones iraquíes posteriores no, y iba pronto a ser obvio alguna clase de conflicto armado iba a ocurrir. 

Nominalmente, para Marzo de 1990, la inteligencia americana supo acerca de Irak construyendo sitios de lanzamiento permanentes en el oeste del país, apuntando a Israel. Casi en reacción a este hallazgo, ya el 2 de Abril, Saddam Hussayin anunció que Irak estaba en posesión de armas químicas binarias y que, “Por Dios, haremos que el fuego se coma la mitad de Israel, si trata de hacer algo contra Irak.” Durante la cumbre de la Liga Árabe, hecha en Bagdad, a finales de Mayo de 1990, el Presidente iraquí más aún llamó a la liberación de Jerusalén, a ataques contra USA e Israel, y demandó $27 mil millones de Kuwait, mientras culpaba a los kuwaitíes y sauditas por su codicia por el petróleo, y igualándolos como un acto de guerra contra Irak. Kuwait, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos (UAE) respondieron que rebajarían su producción de petróleo, pero – en esencia – todas las correspondientes demandas iraquíes fueron en vano: los países árabes continuaron produciendo más petróleo que el asignado para ellos por la OPEC, reduciendo el precio con ello. El resultado fue que la economía iraquí experimentó crecientes problemas mientras intentaba recuperarse de la larga guerra con Irán. 

La primera ronda de charlas entre Irak y Kuwait, mantenidas en Junio de 1990, en Ciudad de Kuwait, resultó en ningún acuerdo. El siguiente mes, todos los miembros de la OPEC acordaron cortar la producción e incrementar los precios, pero la mayoría de los países falló en observar la cuota acordada por la OPEC, causando que el Ministro de RR.EE. iraquí, Tariq Aziz, le enviara una carta a Chedli Klibin, el Secretario General de la Liga Árabe, acusando a Kuwait de robar petróleo del campo petrolífero de Rumailah y adoptar una política de lastimar a Irak y conspirando con los EAU para llenar el mercado mundial de petróleo. Aziz especificó, que esto está forzando a Irak a recobrar, “fondos robados y reobrar territorios”. En los siguientes días, Aziz abiertamente atacó Kuwait por “agresión directa” y “rehusar a honrar las reducciones de producción de petróleo”, mientras Saddam Hussayin entonces amenazó con acción militar contra el vecino, demandando el retorno del campo petrolífero de Rumailah y $2.4 mil millones en compensación. El gabinete kuwaití rechazó todos reclamos, acusando a su vez a Irak de violar el territorio kuwaití, y demandando el arbitraje de la Liga Árabe. Con una entera Blindada División 1ra Hammurabi de los Guardias Republicanos iraquíes – un total de unas 10.000 tropas con 350 T-72 tanques - concentrada en la frontera kuwaití y una segunda División estando en proceso de llegar allí, Kuwait ubicó a sus Fuerzas Armadas en alerta, mientras Washington declaró que el compromiso americano a proteger Kuwait permanecía fuerte, y seis barcos de guerra de la Armada americana en el Golfo Pérsico fueron movilizados al Norte del Golfo Pérsico. 

En retrospectiva, debe ser mencionado que las acusaciones iraquíes contra Kuwait eran razonables: Kuwait estaban robando petróleo iraquí y vendiéndolo a precios bajos, extrayendo por debajo de la frontera desde suelo iraquí. Este excedente de petróleo mantenía al precio del petróleo bajo y de hecho causaba daño a la economía iraquí. Sin embargo, el desarrollo estaba en manos del régimen en Bagdad, el cual estaba interesado en obtener un mejor control sobre las recursos petroleros adicionales – así como los USA, interesada en obteniendo el permiso saudita para basar sus tropas en el reino ya desde los tiempos de la Segunda Guerra Mundial. 

Con más presteza para negociaciones, un conflicto armado podría hacer sido advertido ya en ese momento, pero ni Kuwait ni Irak estaban dispuestos a rendirse, y a través del verano la concentración de de fuerzas iraquíes terrestres a lo largo de la mutua frontera continuó creciendo. Para mediados de Julio 1990, la situación estaba alcanzando el punto de ebullición. Uno de los momentos cruciales ocurrió el 25 de Julio, cuando durante un encuentro entre Saddam y el Embajador americano en Irak, Glaspie, el Presidente iraquí afirmó que no usaría la fuerza contra Kuwait, así como que él quería mejores relaciones con Washington. En respuesta, Glaspie afirmó que USA no tenía “opinion” sobre disputas entre naciones árabes. Los iraquíes malinterpretaron esta instancia de silencio como un signo que los americanos no se opondrían a una invasión de Kuwait. 

Lo que siguió, fue extremadamente inusual: mientras en momentos previos Kuwait fue a menudo descriptos como “vital para la seguridad nacional de los Estados Unidos”, y la Administración del Presidente americano Bush lanzó una “revisión política” de Irak después de la evidencia fue ofrecida acerca que Bagdad estaban acelerando los esfuerzos para construir un planta nuclear, así como más avanzadas armas químicas, y pese a iraquíes mientras tanto concentraban 100.000 tropas y más de 1.000 tanques en la frontera con Kuwait, así como pese a las advertencias de los propios servicios de inteligencia y los saudíes acerca de una ataque iraquí siendo inminente, el gobierno americano públicamente envió al grupo de batalla del portaviones USS Independence lejos del Golfo Pérsico, y no cambiaría esta decisión incluso después de que la última ronda de negociaciones entre Irak y Kuwait falló, debido al Emir de Kuwait no consintiendo en realizar charlas de paz cara a cara, prefiriendo la mediación de la Liga Árabe, en la tarde del 1 de Agosto de 1990. 

Entonces, en vez de mandarle una clara advertencia a Irak para que se mantuviera afuera de Kuwait, y respaldándolo a éste con demostraciones serias y de alto perfil, la Administración americana mantuvo un silencio público. Las pocas afirmaciones públicas emitidas después del 24 de Julio de 1994, de hecho alteró el momento y afirmando otra vez que los USA no tenían tratados de defensa ó compromisos de seguridad con Kuwait. Sin sorpresa, ello facilitó la decisión de las autoridades iraquíes. 

Planeamientos iraquíes y kuwaitíes 
El plan iraquí para la operación contra Kuwait estaba realmente basado en la combinación de viejos planes británicos de los 1950s, "actualizados" sobre las bases de las lecciones de los últimos 18 meses de la guerra contra Irán, con varios nuevos elementos - con una excepción: ninguna cabezas de guerra química sería usada, incluso si el uso de armas química era una parte estándar de la doctrina táctica iraquí ya desde finales de 1987. Por otro lado, el liderazgo iraquí entendió la importancia de capturar al gobierno kuwaití, a fin de ser capaz de reemplazarlo legalmente por un cuerpo que apoyaría la causa iraquí. Los iraquíes intentaron de hacer el menor uso de la fuerza posible: en vez de iniciar su invasión por poderosos ataques aéreos y bombardeos de artillería que sus militares podrían montar, ellos planificaron desplegar unidades de comandos dentro de Ciudad de Kuwait, con la tarea de capturar la familia real. Simultáneamente, cuatro divisiones de la Guardia Republicanas iraquíes incursionarían profundo en Kuwait: dos iban a ocupar la capital, mientras otras dos ejecutarían una maniobra envolvente y cortarían las comunicaciones entre Ciudad de Kuwait y la frontera saudita. Por ello, después del primer contraataque aéreo contra the aeropuertos kuwaitíes por artillería de largo alcance iraquí y cazabombarderos de la Fuerza Aérea iraquí (IrAF), los iraquíes planificaban desplegar unidades de comandos dentro de Ciudad de Kuwait, con la tarea de capturar la familia real. Los ataques de artillería y aéreos sólo para mantener a la KAF en tierra. 

Para esta operación, los iraquíes desplegaron cuatro divisiones de su Comando de Guardias Republicanas (RFGC): 
1ra División Blindada Hammurabi (con la 8va y 17ma Brigada Blindada, y la 15ta Brigada de infantería mecanizada, equipado con un total de unos 350 MBTs T-72 y 100 APCs BMP-2) y la 6ta División de Infantería Motorizada Nebuchadnezzar (con las 19na y 22da Brigadas de Infantería Motorizada, y una Blindada), fueron desplegadas al norte de Kuwait, a lo largo de la autopista 6, conectando Basora y Ciudad de Kuwait; iban a atacar directamente a la capital kuwaití. 
2da División Blindada al-Medinah al-Munawera (con la 2da y 10ma Brigadas Blindadas, y 14ta Brigada Mecanizada, equipado con MBTs T-72 y APCs BMP-2 ) y el 3ra División de Infantería Mecanizada Tawalkalna al-Allah (con dos brigada mecanizadas y una blindada ) fueron desplegadas al noroeste de Kuwait; iban a atacar desde el noroeste, a través del Wadi al-Batin, cargando hacia el sur y entonces al este, cortando de ese modo todas las conexiones entre Kuwait y Arabia Saudita. 
- Los iraquíes también desplegaron unidades de la RGFC y del ejército en equivalentes de una división completa para esta operación. Si bien basados en el sur-oeste de Basora, y por ello relativamente lejos de Kuwait, estos fueron a jugar un importante rol – a través del despliegue aerotransportado. 

En el apoyo de estas unidades, los Cuerpos de Aviación del ejército iraquí (IrAAC) fueron a desplegar un escuadrón de helicóptero cañonero Mil Mi-25 (ASCC-Code “Hind”), diversas unidades de helicópteros de transporte Mi-8 y Mi-17, así como a escuadrón de Bell 412STs. La tarea de helicóptero unidades fueron más que nada transportar y apoyar los comandos iraquíes en Ciudad de Kuwait, y subsecuentemente apoyar el avance de las tropas terrestres. 

La IrAF había tenido al menos dos escuadrones de Sukhoi Su-22 y uno de cazabombarderos Mirage F.1EQ en la Base Aérea as-Shoibiyah (antes la RAF Shaybah), 45km sur-oeste de Basora, y dos escuadrones de MiG-23BN desplegados en la Base Aérea de Ali Ibn Abu Talib (mejor conocida en Occidente como “Tallil”), al sur de an-Nasseriyah, donde u escuadrón de cazabombarderos Sukhoi Su-25K había sido desplegado también. En adición, se hacía uso de una aeronave de pasajeros Boeing 727, equipado con un poderoso centro de comunicaciones stand-off y perturbadores de radar. La principal tarea de la IrAF era establecer superioridad aérea a través de limitados contra-ataques aéreos contra las dos principales bases aéreas, proveer apoyo aéreo cercano y reconocimiento cuando sea necesario. 

En el lado de los kuwaitíes, no había planes serios para defensa completa. Mientras las tensiones fueron creciendo ya desde hacía meses, el nivel de alerta dentro de las Fuerzas Armadas kuwaitíes era bajo. Fue sólo por una semana a mediados de Julio de 1990 que las Fuerzas de Tierra y la KAF fueron puestas en alguna clase de alerta: subsecuentemente, como el resto del país, se les ordenó permanecer quietos, sufriendo la época más calurosa del año, cuando la mayoría de la gente en Kuwait intenta no trabajar. Correspondientemente, el Emir de Kuwait no emitió órdenes ó preparó planes para la defensa del país y sólo patrullas usuales fueron asignadas a áreas fronterizas, incluso si estos pudieran ver claramente a las tropas iraquíes desplegándose dentro de visión. Pequeños destacamentos fueron desplegaron a lo largo de la frontera. 

Para 1990, la KAF era ya un bien desarrollada Fuerza Aérea, planificada para ser usada como la primer línea de defensa del país. como ya fue mencionado, sólo tenía dos principales bases aéreas: Base Aérea Ali al-Salem Sabah, afuera de Ciudad de Kuwait hacia el sur, y Base Aérea Ahmad al-Jaber, unos 50km hacia el sur. Su fuerza recaía en cinco escuadrones de aeronaves y helicópteros de combate y tripulaciones considerada proeficientes en sus aeronaves. Para el 1 de Agosto de 1990, las unidades de la KAF fueron desplegadas así: 

No. 9 Sqn: 14 A-4KU/TA-4KU en la Base Aérea Ahmed al-Jaber 
No. 12 Sqn: 12 Hawk T.Mk.64 en la Base Aérea Ahmed al-Jaber 
No. 18 Sqn: 13 Mirage F.1CK/F.1BK en la Base Aérea Ali al-Salem Sabah 
No. 25 Sqn: 15 A-4KU/TA-4KU en la Base Aérea Ahmed al-Jaber 
No. 33 Sqn: SA.342K Gazelle en la Base Aérea Ali al-Salem Sabah 
No. 41 Sqn: L-100-30, DC-9-32CF en la Base Aérea Ali al-Salem Sabah 
No. 61 Sqn: 12 Mirage F.1CK-2/F.BK-2 en la Base Aérea Ali al-Salem Sabah 
No. 62 Sqn: SA.330H Puma y SA.330F Super Puma en la Base Aérea Ali al-Salem Sabah 

Las Fuerzas Terrestres kuwaitíes consistían en tres brigadas, incluyendo la 15ta Brigada Mecanizada, basada en el sur de Ciudad de Kuwait; la 35ta “Fatah” Brigada Mecanizada, equipado con Chieftains, basada en el oeste del país, y la 6ta Brigada Mecanizada, también equipado con Chieftains, basada en el norte. Todas estas estaban en su bases, con un significativo número de tanques y otro vehículos almacenados. En esencia, ambos la KAF y las Fuerzas de Tierra estaban operando bajo rutina, en condiciones de tiempos de paz, con la mayoría de sus oficiales y la mejor parte de los rangos enlistados de licencia. Adicionalmente, la Westinghouse Company fue contratada para operar un globo de observación de radar, el cual fue posicionado al sur de la frontera iraquí: fue su tripulación de este radar aeroestático que reportó el primer movimiento de unidades iraquíes dirigiéndose hacia la frontera, a las 23:00hrs, el 1 de Agosto de 1990. 

 
Plan de invasión iraquí de Kuwait, el 2 de Agosto de 1990, mostrando las principales direcciones de ataque. (Mapa por Tom Cooper, basado en el software Encarta 2003) 

2 de Agosto de 1990: la invasión iraquí 
El ataque iraquí había sido lanzado a las 01:00hrs del 2 de Agosto 1990, con los T-72s e infantería mecanizada de la División al-Medinah al-Munawera pasando sobre la frontera sur de Safwan y a lo largo de la autopista 6 hacia Ciudad de Kuwait. No hubo oposición: si bien informados, la familia real y los oficiales kuwaitíes no hicieron nada para advertir a sus Fuerzas Armadas, en vez de ello se encontraban ocupados con las preparaciones para una rápida partida. Los iraquíes rápidamente sobrepasaron la base de la 6th Brigada Mecanizada kuwaití, y siguieron hacia el sur, alcanzando los suburbios de Ciudad de Kuwait ya para las 05:00hrs, pocos minutos antes del amanecer. Simultáneamente, la División Blindada al-Medinah al-Munawera entró en los campos petrolíferos de Rumaylah y siguió hacia el sur, sobrepasando la base de las 35th Brigada Mecanizada kuwaití en el proceso. 

Fue sólo cerca de las 05:00hrs que la primera unidad de las Fuerzas de Tierra kuwaitíes – meramente un batallón de tanques Chieftain de la 35th Brigada Mecanizada, liderado por el Cnel. Salem al-Srour – se movió afuera de su base y hacia Jahra, con intención de montar una acción retardante. 

Al amanecer, ambos bandos trajeron a su Fuerza Aéreas en acción, y fue cerca de esta hora – poco después de las 05:00hrs – que las unidades de defensa aérea kuwaitíes fueron activadas. Poco antes que la primera oleada de cazabombarderos de la IrAF arribó, dos A-4KUs de la KAF despegaron rápidamente de la Base Aérea Ahmed al-Jaber. Atacaron la columna frontal de la División Blindada al-Medinah al-Munawera, haciendo dos pasadas de ametrallamiento a tierra cada uno, causando poco (si algún) daño antes de escapar sin daños. 

Debido al caos y a la rotura de su cadena de mando – pero al menos como mucho debido al hecho que ninguno de los sus oficiales de sus oficiales pakistaníes, indios y bengalíes y NCOs que manejaban el armamento y apoyo técnico de las unidades de la KAF estaba disponible – la KAF no era aún capaz de montar salidas adicionales antes que las más grandes formaciones de cazabombarderos y helicópteros iraquíes alcanzaron Ciudad de Kuwait. Este significa que ninguno de la KAF alcanzado literalmente con sus “pantalones bajados”. De todos modos, había un sitio activo de MIM-23B I-HAWK en la isla Bubiyan, controlado por un contratista americano, quien ordenó ponerlos en acción después de detectar las primeras formaciones de aeronave y helicópteros iraquíes aproximándose. Pese a que los kuwaitíes subsecuentemente reclamaron que sus “sitios SAM” habían derribado hasta 14 aeronaves y helicópteros iraquíes, sólo dos derribos por HAWK pueden ser confirmado: un Su-22 y MiG-23BN fueron derribado mientras aproximándose sobre la parte norte del Golfo Pérsico al atardecer. 

Estos dos aviones pertenecían a formaciones que despegaron de la Base Aérea Wahda (mejor conocida como as-Shoibiyah), y estaban llevando a cabo un ataque al IAP Kuwait, a lo largo de la ruta as-Shoibiyah - al-Faw - Kuwait IAP. El Su-22 pertenecía al Escuadrón No.109 , y el MiG-23BN al Escuadrón No.49 de la IrAF, y ambos cazas fueron volados por jóvenes Tenientes Primeros. Ambos aviones fueron derribado cerca de las 05:00hrs, y los iraquíes no encontraron rastros de ellos posteriormente. En reacción a la actividad de los sitios MIM-23B I-HAWK kuwaitíes en Bubyan, uno de Su-22s del Escuadrón No.109 de la IrAF (basado en la Base Aérea as-Shoibiyah), disparó un sólo misil anti-radar Kh-25MP, forzando al sitio a apagar su radar. Si bien la IrAF tenía el Kh-25s desde hacía años, nunca los había usado contra Irán, y este fue el primer disparo en combate de esta arma jamás. 

Los resultados de este ataque permanece desconocidos. Después en el día, cerca de las 09:00hrs, cuando las unidades especiales iraquíes arribaron a la isla Bubyan para capturar la sitio I-HAWK, lo encontraron en modo de operación "automático". El contratista americano había huido, dejando a los asustados kuwaitíes para rendirse: levantaron sus manos al cielo apenas vieron al primer iraquí. 


 
MiG-23BNs de la IrAF (ó MiG-23BNs mejorado a un standard similar al MiG-23BK) son conocidos por haber participado en la primera serie de ataques contra Kuwait, en la mañana del 2 de Agosto de 1990. (Arte por Tom Cooper) 

Al contrario, unos 50 Mi-8/17 y Bell 412ST de la IrAAC helicópteros de transporte de fuerzas especiales, escoltados por Mi-25s y Bo.105s alcanzaron Ciudad de Kuwait casi sin oposición: al momento en que arribaron no había aeronaves de la KAF en el aire. Los iraquíes si perdieron diversos helicópteros cuando estos fueron enredados en cables de alta tensión: este causado significativo pérdidas y algún caos, al menos en hasta que los comandos iraquíes fueron prevenidos de capturar el Palacio del Emir y también fallaron en interceptar a los miembros de la familia real. Rumores más contemporáneos dentro del personal militar americano en Kuwait eran que la operación para capturar al Emir de Kuwait había fallado porque los planificadores iraquíes fallaron en coordinar la diferencia de una hora entre Ciudad de Kuwait y Bagdad, resultando en un ataque descoordinado por parte de las fuerzas especiales iraquíes, las fuerzas de la Guardia Republicana, y la Armada – los barcos fueron usados no sólo para cargar a los comandos para el asalto a la ciudad, sino también atacaron edificios del gobierno y los palacios del Dasman y Bayan del Emirs con fuego de artillería. 

Desde el punto de vista convencional, el contraataque aéreo iraquí fue sólo marginalmente exitoso, pero debe ser mencionado que la IrAF estaba interesada en capturar tantas aeronaves de la KAF en condición intacta como fuese posible. De todos modos, ataques aéreos, y el bombardeo de la Base Aérea Ali al-Salim Sabah sí causó algún daño: el Mirage F.1CK seriado “712” (erróneamente reportado como “516” en diversas publicaciones occidentales) fue alcanzado y reducido a poco más sino remanentes del fuselaje trasero, cola, y ala de cola, mientras otro – desconocido – Mirage fue dañado asimismo, y quedó no operativo. La Base Aérea Ahmed al-Jaber, así como Kuwait International Aeropuerto fueron alcanzados por cazas de la IrAF también, y después el Boeing 747 “G-AWND” de British Airways fue destruido en tierra. 

Luchando con el caos creciente, la KAF despegó rápidamente para poner tantas aeronaves en el aire como fuese posible – no para luchar contra los iraquíes, sino para evacuarlos hacia Arabia Saudita. Pese a los reclamos kuwaitíes que sus interceptores despegaron rápidamente y se embarcaron en combates con helicópteros iraquíes a bajo nivel sobre la Ciudad de Kuwait, derribando hasta unos 15 de estos en el proceso, no existen reportes de testigos de tales encuentros. Al contrario: es obvio que los Mirage F.1s de la KAF volaron a Arabia Saudita, desarmados y sin ninguna lucha. De hecho, la IrAF monitoreaba su actividad con la ayuda de un equipo ESM en su Boeing 727 que patrullaba dentro del espacio aéreo iraquí, a medio nivel. Este registró un número de Mirages y Skyhawks despegando desde las bases aéreas de la KAF y desapareciendo hacia sur. Sólo un Mirage de la KAF intentó fijar en su radar a un Boeing de la IrAF por un corto período de tiempo, después lanzarse de la Base Aérea Ali al-Salem: la fijación fue cortada cuando los kuwaitíes se giraron fuertemente hacia el sur y desaparecieron. Los MiG-29s y Mirage F.1EQs iraquíes estaban en el aire dentro del espacio aéreo kuwaití, y su pilotos reportaron avistamientos de Skyhawks de la KAF al menos una vez, pero no hubo combates aire-aire. 


 
La Invasión de Kuwait, en Agosto 1990, fue ya la segunda guerra en ver la participación de los MiG-29s de la IrAF. El tipo estaba por aquel tiempo en servicio con dos unidades, una de de las cuales fue desplegaron adelantada en la Base Aérea Tallil, al sur de an-Nasseriyah, y usada para intercepción y tareas de escolta. Sin embargo, igual que previamente contra Irán, 1987-1988, el tipo falló en derribar algo incluso en enfrentando vívida actividades de la Fuerza Aérea de Kuwait, especialmente temprano en la mañana del 2 de Agosto de 1990. Subsecuentemente, los MiG-29s de la IrAF fueron advertidos en diversas ocasiones por pilotos de la KAF mientras estos ayudaban a unidades en tierra iraquíes, pero los MiGs iraquíes nunca se vieron envueltos en ningún combate aéreo. El MiG-29 mostrado aquí fue observado usando el serial "29040", y pertenecía a la tercera camada, provistos a Irak sólo en la primavera de 1990. Irak tuvo cerca de ordenar 130 MiG-29s para la ocasión, pero apenas más de 30 ejemplares fueron eventualmente provistos. (Arte por Tom Cooper) 

La División Blindada al-Medinah al-Munawera entró a Ciudad de Kuwait para las 05:30hrs, sus T-72s y BMP-2s recorrieron las calles principales, sólo para quedar demorados en una serie de congestionamiento de tráfico. La falla de esta unidad a incursión a través the kuwaitíes capital, y a paso lento al cual la División Blindada Hammurabi le siguió, permitiendo al grueso de los kuwaitíes de la 15th Brigada, localizada al sur de Ciudad de Kuwait, a escapar a Arabia Saudita con la mayoría de sus activos, y también permitió a las unidades de la KAF en la Base Aérea de Ahmed al-Jaber a preparar aeronave adicionales para la evacuación. En el Palacio Bayan, la Guardia del Emir – apoyada por diversos carros blindados Saladin – luchó retrasando la acción, pero fue pronto sobrepasada. 

Entre las 09:00 y 10:00hrs de la mañana, un helicóptero Bell 412ST de la IrAAC fue perdido sobre el Golfo Pérsico, a fuera de la Ciudad de Kuwait, bajo circunstancias no aclaradas. Pocas horas después, un Mi-25 y un Bo.105 fallaron al retornar de una misión sobre Kuwait. Los helicópteros SAR de la IrAF no hallaron sobrevivientes. Excepto por dos cazabombarderos derribados temprano en la mañana, estos son las únicas pérdidas iraquí al menos en algún grado confirman los reclamos kuwaitíes, entonces todos los tres helicópteros se sospecha que los iraquíes han sido derribado en combates aire-aire. Sin embargo, los iraquíes nunca identificaron la aeronave que atacó a estos helicópteros: especularon que algún Mirages de la KAF que aterrizó en Arabia Saudita entonces retornó a atacar docenas de helicópteros de la IrAAC que operaban a bajo nivel entre Basora y Ciudad de Kuwait. Los kuwaitíes reclaman tanto como 23 derribos contra helicópteros iraquíes, incluyendo 13 alcanzados por Mirage F.1CK y tres por pilotos de A-4KU. Sin embargo, no especifican ni el tipo de helicópteros derribado ó proveen de otra clase de referencia que permita una examinación cruzada. Los iraquíes especularon también que un F-15s de la Real Fuerza Aérea Saudita se pudo haber envuelto en estos combates. Por ello, los reclamos de la KAF para este guerra, y la historia de las pérdidas de helicópteros de la IrAAC requiere una examen más cercano. 

Para la tarde, los iraquíes estaban en completo control de Ciudad de Kuwait y del Kuwait International Airport, excepto tales locaciones claves como el Palacio Bamyan. El asalto al último complejo fue lanzado a las 13:00hrs con apoyo de artillería. La Guardia del Emir lucha toda la mañana, pero fue ahora silenciada en solo una hora. 

En Doha, las fuerzas especiales kuwaitíes ofrecieron alguna resistencia también, mientras un simple batallón de Chieftains de la 35ta Brigada Mecanizada causó efectivamente algunos retrasos en el avance de iraquí unidades en el oeste. Pero, esta unidad fue pronto rodeada y entonces se quedó sin munición. Sus elementos supervivientes entonces se retiraron hacia la zona neutral entre Irak y Arabia Saudita: las unidades iraquíes que las persiguieron dentro de esta área fue después erróneamente percibido como habiéndose desplegado para ampliar una posible invasión a Arabia Saudita. En otros lados, un número de oficiales kuwaitíes sobrevivientes hicieron varios llamados a varias miembros de USLOK, desesperadamente pidiendo por ayuda. Nadie vino, sin embargo: mientras la administración americana condenó la invasión iraquí, no había decisión aún sobre que hacer al respecto. 

Lo que ocurrió subsecuentemente no es conocido en gran detalle, principalmente porque la resistencia militar kuwaití casi quedó detenida, con lo que permanecieron de Fuerzas de Tierra estando preocupadas por intentos de escapar a Arabia Saudita. La KAF si intentó luchar, todo el tiempo evacuando aeronaves adicionales hacia el sur. Tres helicópteros Gazelle desplegaron un ataque contra blindados iraquí los cuales fueron reportados como derribado después de despegar de la Base Aérea Ali al-Salem Sabah, mientras seis Hawks fueron evacuados de la Base Aérea Ahmed al-Jaber hacia Bahrain: uno de ellos, seriado “142”, resultó dañado durante el aterrizaje allí. 

La segunda base aérea fue subsecuentemente obviamente desarticulada – tanto a través de bombardeo de artillería ó ataques aéreos de la IrAF adicionales, como los pocos Skyhawks que permanecieron allí se sabe operaron desde una autopista cercana en los dos días siguientes. Este también puntualiza el hecho que algunas unidades de las Fuerzas Terrestres de Kuwait se concentraron en el área y ofrecieron resistencia; de otro modo el avance iraquí hubiese hecho tales operaciones imposibles. 

 
SA.342 Gazelles de la KAF estaban armados con HOTs y también vieron alguna acción durante la corta guerra. (KAF) 

3 y 4 de Agosto 
Con la mayoría de Kuwait rápidamente sobrepasados por los militares iraquíes, el segundo día vio sólo limitada acción. Durante la night, los iraquíes finalmente pusieron a las TV kuwaitíes fuera de operación, mientras diversos SA.432C Super Pumas de la KAF fueron usados para transportar munición a bolsillos aislados de las Fuerzas de Tierra kuwaitíes todavía resistiendo la acometida iraquí. Uno de ellos, seriado “545” fue destruido en una explosión mientras aterrizaba en la Base Aérea Ali al-Salim, mientras otros dos – 541 y 544 – fueron perdidos en el mismo aeropuerto bajo circunstancias desconocidas. 

En tierra, las esparcidas unidades kuwaitíes estaban todavía luchando acciones retardadas a lo largo de puntos de resistencia en el sur, hasta ser sobrepasados ó quedándose sin munición. Aquellos que pudieron entonces retirarse a Arabia Saudita, dejando muchos equipos detrás de ellos. 

Mientras tanto, un total de 18 Mirages estaban volando hacia dos aeropuertos sauditas donde fueron puestos en servicio y armados por personal militar contratado francés y saudita. Pocos de ellos volaron alguna de las misiones sobre Kuwait el 3 de Agosto así también. En resumen, sin embargo, la flota de Mirage de las KAF quedó fuera de combate. Subsecuentemente, los sobrevivientes fueron concentrados en la Base Aérea al-Ahsa, cerca de Hufuf, en Arabia Saudita, donde formaron un ala conjunta con Mirage 2000s y Mirage F.1CRs franceses. 

Los Skyhawks remanentes en la Base Aérea de Ahmad al-Jaber volaron diversas ataques aéreos en la mañana, subsecuentemente partiendo para Arabia Saudita, donde a total de 24 A-4KUs y TA-4KUs were concentrado en la Base Aérea King Abdul Aziz, cerca de Dhahran. Durante su operaciones finales desde la autopista cerca de la Base Aérea de Ahmad al-Jaber, al menos dos Skyhawks se excedieron de la pista, terminando en la suave arena. Otro A-4 se estrelló durante un despegue de noche, mientras cuatro fueron confirmados como perdido por kuwaitíes, a pesar de bajo circunstancias desconocidas. Una empresa comercial americana fue inmediatamente contratada para mantener y servir a los sobrevivientes evacuados hacia Arabia Saudita, y algunos vieron en acción sobre Kuwait la misma tarde, al menos tratando de ofrecer alguna clase de resistencia. La última salida de un A-4 desde la autopista cerca de Base Aérea Ahmad al-Jaber se dice que fue volada temprano en la mañana del 4 de Agosto de 1990, la aeronave entonces partió para Arabia Saudita. 

Los últimos pocos tanques Chieftain kuwaitíes de la 35ta Brigada Mecanizada habían luchado hasta la tarde del 4 de Agosto; dejados sin munición y combustible, fueron entonces forzados a retroceder hacia Arabia Saudita también. 



 
Alguna vez durante los 1980s los Skyhawks KAF fueron aparentemente repintados a un nuevo patrón de camuflaje, que mejor se ajustaba al escaso paisaje kuwaití sobre el cual usualmente operaban. Desde que la compra de A-4s para Kuwait fue lograda vía canales de la Armada americana, todos los A-4s de la KAF usaron el estándard USN BuAerNos, siendo los A-4KUs los numerados 160180 hasta 160209, y TA-4KUs numerados 160210 hasta 160215. Luego de ser repintados en un nuevo patrón de camuflaje, probablemente alguna vez a mediados de los 1980s, los A-4KUs de la KAF fueron ubicados con los seriales 801 hasta 830, mientras TA-4KUs se convirtió 881 hasta 886. Para esta fecha muchos de los Skyhawks kuwaitíes también tenían la antena ALR-45 retroajustada a su joroba de aviónica. Al menos un A-4KU fue perdido en un accidente de vuelo alguna vez a principios de los 1980s, pero de otro modo el desgaste fue muy bajo - hasta la invasión iraquí, en Agosto 1990. Entonces, y durante the II Guerra del Golfo, en 1991, los Skyhawks kuwaitíes probaron su valor. (Arte por Tom Cooper) 


Conteo de porotos 
Después de la guerra, especialistas en armamento iraquí de la Base Aérea de al-Kutwere volaron a ambas bases aéreas de la KAF, para inspeccionar el equipo y armamento capturado. Allí encontraron hasta 14 Mirage F.1CKs intactos (los reportes difieren, con mayoría de fuentes occidentales citando cinco F.1CK/CK-2s y tres F.1BKs de haber sido capturados por iraquíes, mientras iraquíes reportan que el número fue entre 12 y 14), al menos cinco Skyhawks, seis Hawk T.Mk.64s, y un simple transporte Lockheed L-100-30 (una versión civil del C-130 Hercules). También capturado estaba el equipo entero para cuatro ó cinco baterías de MIM-23B I-HAWK y una batería de SAMs Skyguard (junto con unos 12 SAMs), y cerca de 180 ó 240 misiles aire-aire Matra R.550 Magic Mk.II. 

Los especialistas en armamento iraquí verificaron que las fechas de producción de los Magic kuwaitíes eran anteriores a la primera serie de estos misiles provistos a la IrAF, allá por 1980. Si bien algunos documentos de inteligencia americana – como el SPEARTIP 014-90 (liberado a este autor en respuesta a una solicitud FOIA) – menciona que los iraquíes capturaron incluso misiles Magic Mk.II en Kuwait, los iraquíes no encontraron ninguno. Más aún, los pilotos y técnicos de la IrAF concluyeron, que los radares Cyrano IV de los Mirages kuwaitíes eran más viejos y menos capaces que los montados en aeronaves provistas a Irak, teniendo un menor número de modos de trabajo incluso comparado a con el más viejo, de primera serie interceptores y cazabombarderos Mirage F.1EQ provistos a la IrAF. Todos los Mirages de la KAF fueron subsecuentemente transportados a la Base Aérea de Abu Ubaida, donde fueron usados extensivamente para propósitos de entrenamiento, entre Agosto 1990 y Enero 1991. Los USA observó este desarrollo y este aeropuerto fue duramente alcanzado por la USAF, durante la siguiente "Segunda Guerra del Golfo", a finales de Enero de 1991, con el resultado que la mayoría de las hangares fortalecidos que albergaban a los Mirage kuwaitíes fueron alcanzados, destruyendo ocho ó diez aeronaves dentro. 

Los Hawks kuwaitíes fueron ligeramente más afortunados: todos fueron transferidos a la Base Aérea Rashid, en el sur de Bagdad, y añadidos a la Escuela de Líderes de Vuelo – la escuela de caza de la Fuerza Aérea iraquí. Cinco iban a sobrevivir la siguiente guerra entre Irak y la coalición liderada por USA en Enero y Febrero 1991. 

En total, la KAF vino en una muy buena forma y sólo días después el gobierno exiliado kuwaití reclamó que durante la invasión un total de ocho Mirages, tres ó cuatro A-4KUs, cinco helicópteros Gazelle (tres derribados por iraquíes y dos perdido en tierra), y tres Super Pumas fueron perdidos en combate, mientras no menos pero 80% de activos de la KAF - incluyendo seis Hawk T.MK.64s, tres Lockheed L-100-30s, y la mayoría de los helicópteros - fueron evacuados a Arabia Saudita, donde ellos y sus tripulaciones fueron a reorganizarse en una "Fuerza Aérea de Kuwait Libre". 

In total, los kuwaitíes reclamaron que la KAF ha derribado no menos sino 37 iraquí helicópteros y dos cazas en dos días de batalla, así como numerosos vehículos blindados. No menos sino 15 de estos debería haber sido derribado durante la primera mañana de la lucha, mientras solo los MIM-23B I-HAWKs kuwaitíes debería haber derribado 23 aeronave y helicópteros iraquíes. Sin embargo, excepto por los nombres de nueve pilotos de Mirage y A-4KU de la KAF que deberían haber alcanzado un total de 16 derribos aire-aire, ningún detalles específico adicional acerca de estos reclamos fue jamás publicado, y su validación es por lo tanto imposible. 

 
Uno de cuatro KAF Lockheed L-100-30s fue capturado por los iraquíes durante la invasión y robado. El avión fue luego destruido por Buccanneers de la RAF, usando LGBs. (KAF) 

Consecuencias a largo plazo 
Pese a los errores, el éxito total de la invasión iraquí nunca fue cuestionado: había tenido éxito ya debido a simple números. Los iraquíes han, por decirlo, obviamente aprendido importantes lecciones de su invasión a Irán, en Septiembre de 1980. En vez de un avance como casualmente, y sin obtener superioridad numérica, este vez no dejaron dudas acerca del resultado. Hubo dos cruciales equivocaciones, sin embargo: el primero fue la falla en capturar al Emir de Kuwait, ó al menos a los otro miembros más altos de la familia real, y el otro fue su incapacidad de saquear al resto de la KAF en el primer día de la guerra. Por ello, mientras muchos observadores en Occidente han descrito su acción siendo ejecutada sin fallas, esta invasión no procedió tan fácil como se lo esperaba. Especialmente ataques en el Palacio Bayan y aeropuertos kuwaitíes, así como diversas otra instalaciones claves are a menudo son descriptos como descoordinado y fortuito. 

De hecho, parece que especialmente las tropas de la alardeada Guardia Republicana no tomaron a los kuwaitíes particularmente en serio: ellos repetidamente mostraron falta de disciplina de un bien entrenado y endurecido por el combate ejército, frecuentemente pareciendo una fuerza abigarrada sin órdenes. Tal vez demasiado a menudo se vieron envuelto en rebuscar alimento de los lugareños y robando ítems de cama para su precipitadamente construidas posiciones de defensa. Sin sorpresa, miles de kuwaitíes y extranjeros se las arreglaron para escapar hacia Arabia Saudita antes que la frontera fuera finalmente sellada, el 11 Agosto. 

A medida que los iraquíes empezaron a reemplazar a sus unidades de la Guardia Republicana en Kuwait por cuatro formaciones del Ejército ya para el 5 de Agosto, a los analistas militares americanos, parecía que los iraquíes se estarían ahora preparando para una invasión del noreste de Arabia Saudita, la cual estaba – para todos los propósitos prácticos – sin defensa. De hecho, la ágil operación iraquí agotó su capacidad de apoyar a las tropas en avance durante esta incursión, y la Guardia Republicana fue empujada dentro del sur de Irak. De hecho, Bagdad incluso prometió una retirada de todas sus fuerzas de Kuwait para el 5 de Agosto. En vez, un gobierno títere fue instalado, encabezado por Alaa Hussein Ali. Ya dos días después, Irak anexó Kuwait, instalando Hussein como un nuevo gobernador provincial y describiendo su operación como “liberación” del país del Emir de Kuwait. 

Esto, así como el hecho que la inteligencia americana estaba incierta acerca de las intenciones iraquíes, pero también el interés americano para finalmente obtener los derechos para bases de tropas en Arabia Saudita, lideró la decisión americana para lanzar una intervención militar. Durante las negociaciones del 5 y 6 Agosto, se las arreglaron para convencer a la realeza saudita acerca de la necesidad de desplegar grandes contingentes de tropas del ejército de US y aeronaves de la USAF en el país. 

Aprendiendo acerca de esto, los iraquíes estaban curioso acerca de la velocidad de este despliegue e intenciones americanos. Por ello, durante los siguientes días, las aeronave de reconocimiento de la IrAF volaron un número de salidas de reconocimiento sobre Arabia Saudita, obviamente buscando rastros de la reacción militar saudita ó americana. No encontraron mucho, entonces tropas americanas empezaron a arribar en Arabia Saudita sólo el 8 Agosto 1990. De todos modos, en al menos dos casos aeronaves de la IrAF fueron retornadas por F-15s de la RSAF mientras estaban bien adentro del espacio aéreo saudita. 

Entonces empezó la confrontación militar directa entre Irak y los USA, la cual – en varias formas – continuó hasta nuestros días. 

Fuentes y Bibliografía 
Excepto por nuestra investigación, la información adicional para este artículo fue cándidamente provista por Mr. Tom N. Las siguientes fuentes de referencia fueron usado también: 

- "AIR WARS & AIRCRAFTS; A Detailed Record of Air Combat, 1945 to the Present", por Victor Flintham, Arms y Armour Press, 1989 (ISBN: 0-85368-779-X) 
- "ARAB AIR FORCES", por Charles Stafrace, Squadron/Signal Publications, 1994 (ISBN: 0-89747-326-4) 
- “ALLY TO ADVERSARY; An Eyewitness Account de Iraq’s Fall from Grace”, por Rick Francona, Naval Institute Press, 1999 (ISBN: 1-55750-281-1) 
- “MILITARY LESSONS OF THE GUL WAR”, por Bruce W. Watson, Bruce George MP, Peter Tsouras, y B. L. Cyr, Greenhill Books/Bruce W. Watson, 1991 (CN 2533) 
- “DER GOLFKONFLIKT; Dokumentation, Analyse und Bewertung aus militärischer Sicht”, por Hartmut Zehrer (Hrsg.), E. S. Mittler & Sohn GmbH, 1992 (ISBN 3-8132-0400-6) 

© Copyright 2002-3 by ACIG.org 
© Traducción EMcL (2006)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario