Noticias de Defensa

Loading...

martes, 17 de abril de 2012

Argentina: Ejercicio conjunto Tridente I



Ejercicio conjunto de fuerzas especiales de la Armada y el Ejército 
13-4-2012 | Se denominó Tridente I, incluyó a buzos tácticos y personal de fuerzas especiales del Batallón 601 del Ejército, se prolongó durante una semana de adiestramiento en Mar del Plata y concluyó con un ejercicio anfibio. 
 
Mar del Plata - Durante marzo se realizó el ejercicio conjunto Tridente I que tuvo como protagonistas a las agrupaciones de buzos tácticos de la Armada Argentina y fuerzas especiales de la Compañía de Comandos 601 del Ejército Argentino. 

Dicho adiestramiento –que incluyó clases teórico-practicas de sanidad en combate, tiro y cartografía náutica entre otras– tuvo lugar en las instalaciones de la Base Naval Mar del Plata y concluyó con una ejercitación anfibia en aguas del Atlántico Sur. 



Cierre del ejercicio 
La jornada anfibia del Tridente I comenzó con la zarpada del submarino ARA “Santa Cruz” de su apostadero natural en la Base Naval Mar del Plata, seguido por la lancha patrullera ARA “Punta Mogotes” y el aviso ARA “Sobral”, ambos dependientes de la División de Patrullado Marítimo. 

La hipótesis que articuló el ejercicio planteó la formación de una fuerza conjunta de paz a órdenes de las Naciones Unidas que debían actuar bajo capítulo 7 en pos de recuperar una unidad tomada por un grupo hostil de un país en crisis. 

Para ello, las fuerzas especiales conjuntas se dividieron en dos grupos: el primero abordó el submarino teniendo como misión recuperar al aviso, donde estaba el segundo grupo en su rol de hostiles. 

Ya varias millas mar adentro se dio inicio al ejercicio que incluyó el armado de dos botes Zodiac a lomo del submarino, mientras la “Punta Mogotes” se mantenía inmediata para dar apoyo en caso de contingencia. 

Luego se procedió al abordaje y recuperación del aviso que concluyó con la reducción del grupo hostil. Al final de la jornada los grupos de fuerzas especiales a bordo de las unidades retornaron a puerto. 

“Este fue el cierre de un intenso adiestramiento con nuestros pares del Ejército, con los que ya hemos trabajado en otras oportunidades. Nos desplegamos como una única fuerza, alcanzando todos los objetivos propuestos”, aseguró el jefe de Operaciones de la Agrupación Buzos Tácticos, teniente de navío Raúl Closter. 

Por su parte, y a cargo del mayor Gustavo Oliver, el sargento Julián René Espinoza expresó que “esta es la segunda vez que participo de un ejercicio con los buzos tácticos pero la primera en navegar en un submarino. Una experiencia muy diferente que incluyó el armado de un bote sobre ese tipo de unidad. Y aunque el abordaje al buque tampoco lo había hecho antes, los procedimientos y técnicas son similares a otros que practicamos en tierra, sólo que los espacios son más confinados”. 

“A mí me tocó ser tirador y mi objetivo junto a dos más fue recuperar las máquinas del buque. En esa tarea todo se vive como algo real, porque uno no sabe cómo va a actuar el personal designado como hostil, tenés que cuidarte en cada sollado o abertura porque no sabés cómo se van a defender”, aseguró Julián, al tiempo que concluyó que “los procedimientos con los buzos tácticos son muy parecidos, sobre todo para los que hicimos capacitaciones con el grupo Halcón de la Policía Federal”. 

Maniobras marineras 
En el caso de la tripulación del “Sobral”, el ejercicio anfibio fue una oportunidad para continuar su adiestramiento anual. Según explicó su comandante, capitán de corbeta Juan Ángel Días Ballve, “nosotros nos pudimos ejercitar en técnicas básicas, maniobras con botes, fondeo, navegación costera, comunicaciones, cosas que el aviso debe realizar participando de cualquier tipo de operación, sea militar o no. Pudimos contribuir como unidad simulada bajo captura de hostiles y el anfibio nos sirvió para adiestrarnos en un montón de maniobras que sólo podemos hacer si salimos al mar”. 



Finalmente, haciendo un balance del desempeño de su gente, dijo que “se ha desenvuelto muy bien, es principio de año y hay muchas cosas por ajustar pero es parte del adiestramiento. Lo que se destaca siempre es que cuando la gente sale al mar pone muy buena voluntad y eso es parte de alcanzar el éxito en el adiestramiento”. 












Gaceta Marinera

No hay comentarios.:

Publicar un comentario