domingo, 3 de mayo de 2015

Biografía: Los Castro, basuras humanas

Dentro de la doble vida de Fidel Castro como un capo de la droga
Por Juan Reinaldo Sanchez - New York Post

Dentro de la doble vida de Fidel Castro como un capo de la droga
En un nuevo libro contando, ex guardaespaldas de Fidel Castro, Juan Reinaldo Sánchez, expone el tráfico de drogas y el engaño del ex presidente cubano.


Foto: Alex Quesada; Getty Images
Haga clic debajo para ver la nota extendida

Durante 17 años, Juan Reinaldo Sánchez (arriba a la izquierda) sirvió como guardaespaldas de Fidel Castro (arriba a la derecha). Pero cuando él se desilusionó con la hipocresía del dictador cubano y trató de retirarse en 1994, Castro le había echado en la cárcel. Sánchez hizo 10 intentos de escapar de la isla, por lo que es finalmente a México en barco, a continuación, a través de la frontera de Texas en 2008. Ahora se revela todo en su nuevo libro, "La doble vida de Fidel Castro". En este extracto, Sánchez explica cómo perdió la fe en la revolución - y "El Jefe".

El final en 1988. Un día como cualquier otro estaba llegando a su fin en La Habana. En pocos minutos, mi vida se volcó.
Fidel había pasado la tarde leyendo y trabajando en su oficina cuando asomó la cabeza por la puerta de la antesala, donde yo estaba, para avisarme que Abrantes estaba a punto de llegar.
El general José Abrantes, de unos 50 años, había sido ministro del Interior desde 1985 después de haber sido, en particular, el comandante en jefe del jefe de seguridad de 20 años. Absolutamente leal, que era una de las personas que veían a El Jefe de manera diaria.
Mientras que se realizaba la reunión, fui a sentarme en mi oficina, donde se encontraron las pantallas de televisión de circuito cerrado de vigilancia del garaje, el ascensor y los pasillos, así como la vivienda armario de tres cerraduras que resultaron en los micrófonos de grabación ocultos en un falso techo en la oficina de Fidel.
Un momento después, el comandante volvió, abrió la puerta de nuevo, y me dio esta instrucción: "!Sánchez, no grabes¡" .
La entrevista parecía no terminar nunca. . . una hora pasó, luego dos. Y así, tanto por curiosidad como para matar el tiempo, me puse los auriculares escuchando y me volví Clave No. 1 para escuchar lo que se decía en el otro lado de la pared.

Desilusionado

La conversación se centró en un lanchero de Cuba (alguien que contrabandea drogas en barco) que vivía en los Estados Unidos, al parecer, realizando negocios con el gobierno.
¿Y qué negocio! Muy simple, una operación de tráfico de drogas enorme se está llevando a cabo en las más altas esferas del Estado.
Abrantes pidió la autorización de Fidel para llevar este traficante temporalmente a Cuba como él quería tener una semana de vacaciones en su tierra natal, acompañado de sus padres, en Santa María del Mar - una playa situada a unas 12 millas al este de La Habana, donde el agua es de color turquesa y la arena tan fina como la harina. Para este viaje, explicó Abrantes, el lanchero pagaría $ 75.000 - que, en un momento de recesión económica, no le vendría mal. . . Fidel era todo para él.
Pero expresó una preocupación: ¿Cómo podían garantizar que los padres del lanchero guardarían el secreto y no ir a cotillear todas partes que habían pasado una semana cerca de La Habana, con su hijo, que se suponía iba a vivir a los Estados Unidos?
El ministro tenía la solución: Todo lo que tenían que hacer era hacer que creen que su hijo era un oficial de inteligencia cubano que se había infiltrado en los Estados Unidos y cuya vida sería grave peligro si no mantienen su visita a Cuba en absoluto secreto. "Muy bien. . . ", Concluyó Fidel, que dio su acuerdo.
Era como si el cielo se había caído sobre mí.
Me di cuenta de que el hombre por el que había sacrificado mucho mi vida, el Líder a quien yo adoraba como a un dios y que contaba más en mis ojos que mi propia familia se vio envuelto en el tráfico de cocaína a tal punto que él estaba dirigiendo las operaciones ilegales como padrino real.
El Comandante, con su talento para el disimulo, volvió a trabajar como si nada estuviera mal. Uno tiene que comprender su lógica. Para él, el tráfico de drogas era, sobre todo, un arma de lucha revolucionaria más que un medio de hacer dinero.
Su razonamiento fue el siguiente: Si los yanquis eran lo suficientemente estúpidos como para usar drogas que vinieron de Colombia, no sólo no era su problema - con tal de que no fuese descubierto, - sino que, además, servía a sus objetivos revolucionarios en el sentido que corrompía y desestabilizaba la sociedad estadounidense. La guinda del pastel: Era un medio de traer dinero en efectivo para financiar la subversión.
Y así, como el tráfico de cocaína aumentó en América Latina, la línea entre la guerra de guerrillas y el tráfico de drogas gradualmente borrosas. Lo que era verdad en Colombia era tan cierto en Cuba. Por mi parte, nunca me las arreglé para aceptar este razonamiento torcido, en absoluta contradicción con mis ética revolucionaria.

Farsas de Juicios 


Juan Reinaldo Sánchez estrecha la mano de Fidel Castro después de que el ex presidente cubano había ganado una medalla. (Foto: Juan Reinaldo Sánchez)

En 1986, cuando la ayuda económica de Moscú estaba empezando a secarse, Castro fundó el Departamento MC (por "moneda covertible") que cotizaba en mercancías - legales e ilegales - en moneda dura de terceros, principalmente Panamá.
El Departamento MC pronto adquirió otro apodo, el MC o "Departamento de marihuana y cocaína."
Pero los estadounidenses sospechaban del tráfico de drogas de Cuba, y el escándalo se cernía. Fidel decidió tomar medidas para cortar de raíz cualquier posible sospecha sobre él en las manos del enemigo. Utilizó el diario oficial, Granma, para informar a sus lectores de que una investigación había sido abierta.
Entre los arrestados estaban el respetado general revolucionaria Arnaldo Ochoa y el ministro que había oído hablar con Castro, José Abrantes.
El maquiavélico Fidel, mientras se declaraba "consternado" por lo que fingió haber descubierto, afirmó que "el proceso político y judicial imaginable más honesto" estaba en marcha.
Obviamente, la realidad era completamente diferente. Cómodamente instalado con su hermano en la oficina de Raúl, Fidel Castro y Raúl siguieron las actuaciones en vivo de la Causa No. 1 y la Causa No. 2 en las pantallas de televisión de circuito cerrado. Fueron filmadas ambos ensayos - por lo que uno puede ver hoy en día gran parte de ella en YouTube - y difundidos a todos los hogares cubanos, aunque no vive: El gobierno quería ser capaz de censurar cualquier cosa que pudiera resultar embarazoso.



Fidel incluso tenía los medios para alertar al presidente del tribunal discretamente, a través de una luz de advertencia, cada vez que pensaba una sesión debía ser interrumpida.
Y durante los descansos, el presidente del tribunal, el fiscal y los miembros del jurado iban en enjambre hacia fuera sobre el cuarto piso del ministerio para llevar a sus instrucciones de Fidel, que, como de costumbre, organizaba y ordenaba todo, absolutamente todo.

La cinta de vídeo


Fidel Castro (derecha) y Revolucionario general Arnaldo Ochoa (Foto: AP)

Al final de estas parodias de la justicia, el general Ochoa fue condenado a muerte. José Abrantes recibió una sentencia de 20 años de prisión.
Después de sólo dos años de detención en 1991, iba a sufrir un ataque al corazón, a pesar de su perfecto estado de salud, en circunstancias que eran, por decir lo menos, sospechosa.
Siguió el episodio más doloroso de mi carrera. Fidel había pedido que la ejecución de Ochoa y los otros tres condenados se filmara.






Y así, dos días después, un sábado, un chofer llegó a la residencia, donde yo estaba, para entregar un sobre marrón que contiene un video casete Betamax. La esposa de Castro, Dalia, dijo a los hombres de Fidel que deberían verlo.
El vídeo no tenía sonido, lo que hizo las escenas que comenzábamos a ver aún más irreales. En primer lugar, vimos vehículos que llegaban a una cantera en la noche, iluminada por proyectores.
A menudo me han preguntado cómo Ochoa enfrentó a la muerte. La respuesta es clara e inequívoca: con dignidad excepcional.
A medida que él se bajó del coche, se dirigió directamente. Cuando uno de sus torturadores propuso poner una venda sobre los ojos, movió la cabeza en señal de negación. Y cuando él se enfrentaba al pelotón de fusilamiento, veía a la plaza de la muerte de frente.
A pesar de la ausencia de sonido, todo el extracto muestra su coraje.
Para sus verdugos, de quienes no se podían ver en las imágenes, me dijeron algo que no se podía oír, pero que se podía adivinar. Su pecho se hinchó y la barbilla levantada, probablemente gritando algo así como: "Vamos, ¡no me asustan!" Un instante después, se desplomó por debajo de las balas de siete hombres armados.
Castro nos lo hizo ver. Eso es lo que el Comandante era capaz para mantener su poder: no sólo de matar, sino también de humillar y reducir a los hombres nada que le habían servido devotamente. [Nota del administrador: Así paga el Diablo a quiénes le sirven.]

Guardián de su hermano


Fidel y Raúl Castro, de las peores lacras en la historia de Latinoamérica (Foto: AP)

Tras la muerte de Ochoa, Raúl Castro se hundió en la peor racha de alcoholismo de su vida. Él había participado en el asesinato de su amigo.
Se volvió hacia el vodka, que había sido durante mucho tiempo su bebida favorita.
Hubo, sin duda, otro de los factores implicados: haber visto visto la eliminación de su homólogo, Abrantes, Raúl podría lógicamente temer que él, también, persiguiera el destino de su ministro de Defensa.
El Nº 2 del gobierno estaba muerto borracho tan a menudo que los ministros y los generales no podían haber dejado de verlo. El Comandante decidió ir a dar una conferencia a su hermano menor.
Oí que Fidel amonestó su hermano, lanzándose a una larga diatriba moralista.
"¿Cómo se puede descender tan bajo? Usted está dando el peor ejemplo posible a su familia y su escolta ", comenzó el Comandante. "Si lo que te preocupa es que lo que le pasó a Abrantes sucederá a ti, déjame decirte que Abrantes no es mi hermano! Tú y yo hemos estado unidos desde que éramos niños, para bien y para mal. Así que no, no vas a experimentar el destino de Abrantes, a menos. . . que persistas con este comportamiento deplorable."
"Oye, te estoy hablando a ti como un hermano. Júrame que va a salir de este estado lamentable y te prometo que nada te va a pasar a ti" [Nota del administrador: Linda hermandad].
Efectivamente, poco después, Fidel habló alabanzas de Raúl, aplaudiendo su integridad y su devoción a la Revolución. Raúl, por su parte, continuó bebiendo vodka, pero en cantidades mucho más razonables.

Extraído de “The Double Life of Fidel Castro: My 17 Years as Personal Bodyguard to El Lider Maximo” por Juan Reinaldo Sanchez con Axel Gyldén.

9 comentarios:

  1. Anónimo15:41:00

    Qué tendrá el comunismo que tiene tantos adeptos ... en las sociedades capitalistas?. Que bien se comentan y se defienden a estos cerdos totalitarios arruinadores de países y represores -que dejan en mantillas a la Junta Argentina o a Pinochet-.

    Pobres mentes enfermas, deberían pasar un par de años en su adorada Cuba viviendo como el cubano de a pie con 10 $ al mes. Se les iba a quitar la tonatería al de dos días.

    En España también tenemos a un grupo de hijos de puta que se llaman Podemos que tienen entre sus héroes -y a sus patrocinadores con miloones de dolares- a los venezolanos bolivarianos y a los cubanos comunistas que nos quieren traer aquí las bondades de la cartilla de racionamiento, la represión a balazos y el limpiarse el culo sin papel higiénico.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo16:57:00

    Le recuerdo al anónimo español que la última vez que tuvimos, en España, cartilla de racionamiento y represión a balazos; gobernaba un fiero anticomunista. No mezclemos, las dictaduras son terribles, independientemente de las ideologías que las sustentan.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo17:59:00

    Por una guerra que provocó la II República bolchevique durante la que se asesinaron a mas de 8000 religiosos, al jefe de la oposición por un guardia de asalto perteneciente al PSOE y no se aceptó el triunfo de la derecha en las urnas en el 33 solicitando Azaña al presidente de la República la anulación de las mismas y la convocatoria de otras que aseguraran el triunfo de la izquierda. Esa era vuestra República de mierda y por eso ni GBR ni Francia ayudaron a los rojos con material militar viendo que lo que había instalado en la llamada España Roja era un régimen bolchevique.

    Podemos traeria la cartilla de racionamiento como la izquierda de Felipe González y de Zaparero no han bajado el desempleo en España del 25%, 37% de paro en Andalucia tras 35 años ININTERRUMPIDOS de gobierno de la izquierda y sigue siendo la región mas atrasada de Europa con cifras de desarrollo humano mas parecidas a Africa que a un país del primer mundo. Lo repito: 35 años de gobierno de IZQUIERDA .

    Los progres españoles deberíais largaros a Cuba ya que tanto os gusta. En mi país sobrais. Lástima que Franco no acabara con todos.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo11:42:00

    Mira Esteban.....te estas comprando pleitos ajenos,Tu tienes un blog militar muy bueno....dejate de publicar sandeces politicas,no se por que ultimamente se te ha dado por protejer las mentiras SIONISTAS de que Iran amenaza con armas nucleares a Alemania.......cuando todos saben que Israel tiene mas de 250 aremas nucleares y vectores para atacar inclusive a Argentina......ahora te da por atacar a los Cubanos......ellos han expresado que quieren que los Castro los gobiernen......cosa de ellos,Obama esta haciendo las paces con los Castro......y tu te pones a tacarlos,coincidencia''' o tienes por alli malas amistades que se aprovechan de tu blog?.......Tu eres inteligente....

    ResponderEliminar
  5. Anónimo14:19:00

    Fidel Castro es un dictador comunista que tiraniza y oprime a su pueblo. Cualquiera que esté en contra de esta verdad que vaya a Cuba a disfrutar de la vida de los cubanos de a pie.

    Gusanos son los que apoyan a semajante régimen liberticida

    ResponderEliminar
  6. Anónimo21:59:00

    Mira Esteban el gobierno cubano tiene fallas pero también ha hecho logros importantes en salud, educación, deporte, vivienda y en diferentes aspectos sociales, reconocidos por la UNESCO y otros organismos internacionales, tu solo vez lo malo y lo exageras. En Cuba se hacen elecciones con un solo partido pero se hacen y se consulta al pueblo para tomar decisiones. Cuba tiene problemas económicos por el embargo estadounidense y el gobierno ha dado lo necesario a su pueblo. El marxismo no es ninguna basura, lo que pasa es que no lo han estudiado bien y es una doctrina filosófica, económica y política que se estudia en muchas universidades en todo el mundo, y Cuba nunca apoyo el terrorismo en Latinoamérica como si lo hizo la CIA, apoyo movimientos armados cuando se lo pedían y como un gesto de solidaridad. Ahora bien si no estas de acuerdo dilo sin insultos, pues ahí demuestras tu ignorancia, odio, resentimientos y tu rostro fascista, ultraderechista y déspota y no amenaces, mejor dialoga porque no eres dueño de la verdad.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo23:14:00

    HITLER+IDIAMIM DADA+SADDAN HUSSEIN+CALIGOLA+ARSERNE LUPIN=FIDEL CASTRO

    ResponderEliminar
  8. Anónimo22:19:00

    Por mas que intercambiamos ideas no llegamos a nada, así es la política, y el tiempo pone a todo y a todos en su lugar. Saludos y siga con su blog.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo14:45:00

    Siempre con el mismo cuento de la educación y la sanidad que además es mentira.
    Alguien ha visto cómo son los hospitales cubanos?, son tercermundistas con una carencia total y absoluta de medios medianamente modernos. Los familiares tienen que llevar la comida a sus enfermos ingresados y las sábanas limpias.

    Quereis justificar los logros de la revolución porque se vacuna a los niños y ya no mueren como lo hacían hace 70 años?.
    - Ganar 10$ al mes como gana el cubano medio (20$ un médico) es un gran logro?.

    - Necesitar permiso del estado para vender tu casa es un gran logro?.

    - Estar vigilado las 24 horas del día haciendo turnos de vigilancia por barrios es un gran logro?

    - Necesitar permiso del estado para viajar libremente de una región a otra de Cuba es un gran logro?.

    Quiero pensar que los que apoyais este régimen desde la comodidad de vivir en una democracia aunque imperfecta lo haceis por ignorancia o romanticismo de apoyar al débil (Cuba) freente al fuerte (USA) porque si lo haceis sabiendo el tipo de régimen que es el cubano mereceis vivir allí como el cubano de a pie y "disfrutar" de las "bondades" de la "revolusión".

    ResponderEliminar