sábado, 21 de noviembre de 2015

Tiradores especiales: Tropas de montaña

El tirador especial en montaña 

Por el Sargento Juan Carlos Alfaro 

En la actualidad, el tirador especial pesado es una realidad en muchos ejércitos del mundo. En nuestro país, las fuerzas de seguridad, policiales, y la Infantería de Marina tienen este rol de combate en su organización. Este artículo intenta presentar la factibilidad de su empleo en el Ejército, más precisamente en el ambiente particular de montaña. 

ANTECEDENTES HISTÓRICOS 

Fusiles de 12,7 mm antitanques 
Para comenzar con el desarrollo del tema, será necesario recordar algunos antecedentes históricos que necesariamente inciden sobre los conceptos de este trabajo. Al respecto, digamos que durante el desarrollo de la Primera Guerra Mundial se vivió una carrera armamentista importante, en donde cada bando mostró nuevos materiales, con la finalidad de imponerse al adversario. Como consecuencia, se produjo entonces -precisamente en septiembre de 1914- la aparición de los primeros acorazados por parte de las fuerzas británicas, los cuales contaban con ametralladoras laterales que buscaban atravesar las trincheras enemigas. 

La respuesta no se hizo esperar. En diciembre de 1917, las fuerzas del Kaiser desarrollaron los primeros fusiles contra-carro en calibre 13 mm, conocidos como Panzer Abwehr Gewehr (arma antitanque defensiva). Se trataba de un arma rústica de grandes dimensiones operada por dos hombres, uno de los cuales se encargaba del transporte del arma propiamente dicha, más 20 cartuchos, mientras que el segundo se responsabilizaba del transporte de la munición con una dotación de 112 cartuchos. Este armamento tenía la capacidad de perforar 30 mm de acero a 500 m, con un peso de 18 kg, y poseía un alcance máximo de 7.000 m. Al respecto, digamos que el ejército alemán dotaba con dos de estos fusiles a cada uno de sus regimientos. 

En la década del ´30, muchos países utilizaban este tipo de armamento. Entre ellos, podemos citar el caso del ejército británico con su Boys de calibre 0.55”, quién lo usaba como arma antitanque, efectuando también pruebas para el tiro antipersonal a largas distancias. Sin embargo, la utilización de este tipo de armamento no prosperó demasiado, ya que el tremendo retroceso de esta arma, afectó a muchos soldados, quienes resultaron con sus clavículas rotas. Por otra parte, la aparición de los lanzacohetes o bazookas hizo que este armamento fuese prontamente obsoleto. 

 


Fusiles pesados para tiradores especiales 
En la década del ´70, el Departamento de Defensa de los EE.UU., interesado en el empleo anterior de los fusiles de gran calibre, inició una investigación sobre el probable uso de este tipo de arma en el combate moderno. De esta manera, en 1983, después de años de investigación, la Compañía Barrett Firearms Manufacturing Inc comenzó a desarrollar fusiles de precisión pesados. Así nació el fusil Barrett M82A1, en calibre 12,7 mm (calibre desarrollado por John Browning al final de la Primera Guerra Mundial, y adoptado, en 1923, por el ejército de EE.UU. para ametralladoras pesadas). 

La aparición en público de los fusiles Barrett se produjo en Panamá, el 22 de diciembre de 1989, durante la operación Causa Justa. A lo largo de este conflicto, un tirador perteneciente a uno de los grupos Seal de la marina norteamericana, armado con un Barrett, tomó posición frente a la pista del aeropuerto, y evitó así que el General Noriega -entonces presidente panameño- escapase con su jet privado, acción que logró al inutilizar los reactores del avión con sus disparos. 

Actualmente, en los conflictos de Iraq y Afganistán (1), los programas norteamericanos Long Range/Heavy Caliber Sniping (arma de francotirador de largo alcance y calibre pesado) y el US Army Joint Counter Sniper Program (programa conjunto del ejército norteamericano contra-francotiradores), han impulsado el concepto de armas pesadas de precisión y de gran calibre. Asimismo, numerosos ejércitos del mundo -entre ellos los de España, Francia y Reino Unido de Gran Bretaña, y ejércitos de la región como los de Chile y Brasil- ya aplican este concepto a sus organizaciones. Inclusive en nuestro país, las fuerzas especiales de Gendarmería Nacional, el Grupo Halcón de la Policía de la Provincia de Buenos Aires y la Infantería de Marina tienen en sus filas este rol de combate. 

 

Respecto del fusil Barrett, destaquemos que es un arma relativamente liviana. Su peso es similar al del cañón de la ametralladora Browning, del mismo calibre. Por su parte, los modelos modernos rondan entre los 10 y 15 kg, peso cercano al de una ametralladora MAG o al de otras análogas, en calibre 7,62 mm. Puede decirse que, debido a esta característica, es fácilmente transportado por un soldado, por lo cual no necesita vehículos para su traslado, ni soportes especiales. Además, comparándolo con los misiles antitanque, otra ventaja que podemos mencionar es su bajo costo, a lo cual se suma su efectividad contra blindados ligeros, a distancias de 1.500 m. 


Datos Técnicos de los modelos Barrett 

Barrett modelo 95 

Calibre: 12,7 mm. 
Peso: 10 kg. 
Largo total del arma: 114,3 cm. 
Operación: A cerrojo. 
Capacidad del cargador: 5 proyectiles. 

Barrett modelo 99 

Calibre: 12,7 mm. 
Peso: 11,36 kg. 
Peso del cañón: 6,4 kg. 
Largo total del arma: 128 cm. 
Operación: A cerrojo. 
Este modelo es monotiro. 

Cabe destacar que, a la par del fusil Barrett, existen en otros países otras marcas y modelos, como por ejemplo el fusil Hecate producido por la IMI (israelí), y el Mc Milan, fabricado por la empresa norteamericana del mismo nombre. 

La revista Defensa y Seguridad (2003), en un artículo publicado sobre los desarrollos y proyectos de la FN Herstal, menciona el estudio y desarrollo de un fusil de estas características. 

Caracteristicas del proyectil 

Datos Técnicos de la munición APEI 

Calibre: 12,7 X 99 mm. 
Largo de la vaina: 99,30 mm. 
Peso del cartucho: 112 g. 
Peso del proyectil: 43 g. 
Velocidad inicial: 887 m/seg. 

En nuestra Fuerza, y respecto de las armas pesadas, existen actualmente dos tipos de municiones: la trazante y la perforante, ambas utilizadas para la ametralladora Browning cal 12,7 mm. 

Ventajas balísticas 
El proyectil belga APEI (2) posee un coeficiente balístico (3) superior al de un proyectil de calidad match, en calibre 7,62 mm. 

Precisión 
Algunos fabricantes garantizan 1 1/2 MOA (4) a 1.500 m de precisión, de lo que resulta un círculo de dispersión de 40 a 60 cm de diámetro, a 1.500 m de distancia. Su superficie se corresponde con la de un torso humano, un motor de blindado, una toma de aire de un reactor, una turbina de un helicóptero, etc. Dicho límite podría ampliarse hasta los 2.000 m de distancia. 

Inestabilidad del proyectil 

El proyectil de 12,7 mm es inestable en la primera parte de su recorrido, aunque se estabiliza después de los 400 m. Esto explica la razón por la cual la óptica del arma tiene marcas para blancos entre 500-2.000 m, ya que es muy difícil obtener resultados aceptables disparando a distancias más cortas. 

Capacidad de perforación-destrucción 
La ventaja de estos proyectiles es evidente, ya que las perforaciones obtenidas con el 7,62 mm proyectil API (perforante-incendiario), sobre blindaje, se sitúan entre los 14 mm desde 100 m, y en los 10 mm, desde 300 m. Con el proyectil de 12,7 mm, las perforaciones son de 25 mm desde 300 m y de 13 mm desde 1.200 m. Además, los proyectiles APEI de 12,7 mm contienen una carga suficiente de sustancias explosivas e incendiarias, lo cual los hace mucho más eficaces. Y a tal punto llega esta eficiencia, que la fábrica belga los compara con los de 20 mm. Resumiendo, digamos que este proyectil es capaz de romper el block del motor de cualquier vehículo liviano, a una distancia de 1.200 m. 

Resistencia a los vientos 
El proyectil de 12,7 mm pesa 41 g y es impulsado a 887 m/seg, prácticamente a igual velocidad inicial que el 7,62 mm cuyo peso alcanza los 9 g, característica que lo hace más resistente a los vientos laterales. La munición trazante y perforante provista posee las mismas características balísticas, peso del proyectil, velocidades iniciales, etc. 


Empleo en montaña 

 

Actualmente, la tendencia mundial con respecto a los equipos de tiradores especiales, es dotar con calibres 7.62 mm (para cortas y medias distancias de 100 a 800 m) y con calibres 12,7 mm (para medias y largas distancias de 400 m hasta los 2.000 m, inclusive) (5). Los fusiles con munición de 7,62 mm son empleados contra personal a descubierto o en vehículos sin blindaje, mientras que los segundos pueden atravesar blindajes de ciertos vehículos de transporte de personal, tales como el M 113 y similares. El fusil para tirador especial en calibre 12,7 mm, fue concebido para destruir objetivos de alto valor, a las más largas distancias (1.500 y 2.000 m). 

 

El empleo de armas portátiles en montaña 
Amplios campos de observación y tiro, grandes desniveles y vientos constantes de velocidades variables e imprevistas, con una media anual aproximada de 10 nudos (20 km/h), dificultan, desde el punto de vista balístico, el empleo con precisión de armas cuyos calibres sean menores a 7,62 mm. En consecuencia, estos aspectos crean condiciones adecuadas para el empleo de armas de precisión de gran calibre. 

Ventajas desde el punto de vista balístico 
Es un principio conocido, que el frío acorta la trayectoria de los proyectiles. También es cierto, que a mayor altura disminuye la densidad del aire, lo que provoca un alargamiento de la trayectoria. Esto permite un máximo aprovechamiento del alcance práctico de la munición, característica que compensaría lo destacado anteriormente. Téngase en cuenta, que el peso que posee el proyectil 12,7 mm, lo hace muy resistente a los vientos laterales. 

Ventajas con respecto al terreno 
Los amplios campos de observación y tiro permiten ejecutar el tiro desde largas distancias. Los grandes desniveles provocan sectores con sombras. Este aspecto, por lo tanto, teniendo siempre en cuenta la posición del sol, facilita el encubrimiento de la posición de tiro. La compartimentación compensa la escasez de encubrimiento, lo cual favorece los desplazamientos. La posibilidad de ocupar terrenos llave con uno o más equipos de tiradores especiales, dotados con fusiles de precisión pesados, permite restringir, mediante el fuego, la maniobra del enemigo y economizar fuerzas. Uno o más equipos son aptos para cubrir con el fuego avenidas de aproximación importantes, como también proteger vías de comunicaciones y obstáculos naturales y artificiales (ríos, puentes, etc). 

Desventajas 
En realidad, no se aprecian desventajas, puesto que el peso del armamento y sus dimensiones son coincidentes con los de una ametralladora liviana, lo cual permite que sea fácilmente transportable, tanto en época estival como invernal (sobre esquíes). 

Abastecimiento de munición 
El tirador y su auxiliar pueden transportar, fácilmente, cien tiros. Esta es una cantidad importante, si tenemos en cuenta lo anteriormente mencionado respecto de sus efectos. Por su parte, dicho abastecimiento puede ser aéreo -el cual se realiza sin inconvenientes, ya que no se trata de material frágil- o en su defecto con depósitos enterrados, después de haber realizado una correcta preparación territorial. 

Tipos de objetivos a batir 
El espectro de empleo para el tirador especial pesado, en acciones propias de operaciones especiales, es muy variado. Así, por ejemplo, facilita interdictar zonas pequeñas por cortos períodos, ya que empleando uno o más equipos, se le niega al enemigo el uso de vías de comunicaciones. Independientemente de su eficiencia, esto obligará al enemigo a reforzar su seguridad, a emplear más tropas y a solicitar refuerzos, ya que verá amenazados sus canales logísticos. Asimismo, podrán ejercerse acciones contra centros de transmisión enemigos, afectando sus sistemas de C3(Comando, Control, Comunicaciones). Otra posibilidad consiste, también, en ejecutar incursiones contra objetivos materiales, como por ejemplo radares antiaéreos, bases misilísticas, aeronaves en tierra, posiciones de morteros pesados, posiciones de artillería, como también concretar operaciones contra tiradores especiales enemigos. 

Obsérvese en la fotografía, el aspecto que presenta una vía de comunicación en montaña. Esta panorámica está tomada desde una distancia aproximada de 900 m, distancia apropiada de tiro para un fusil de estas características. Dentro del círculo, se distingue un puente carretero. 

Conclusiones 

Según lo desarrollado, se puede afirmar que: 

  • El fusil para tirador especial 12,7 mm es un arma cuyo costo – beneficio resulta aceptable. 
  • Por sus características, se adapta perfectamente a las exigencias del ambiente geográfico particular de montaña. 
  • Es un arma de bajo mantenimiento logístico y de muy fácil adiestramiento. 
  • Su empleo en las tropas de montaña representaría un importante incremento en la potencia de fuego de las organizaciones militares que lo empleen. 
  • Cubre el vacío actualmente existente en nuestras organizaciones. 
Por lo expuesto, se aprecia como altamente conveniente la incorporación de este tipo de arma dentro de las organizaciones militares que operan en el ambiente geográfico particular de montaña, y por supuesto, en las tropas de operaciones especiales (cazadores de montaña). 



  1. El Departamento de Defensa de los EE.UU. no puede determinar cuántas unidades de Barrett compró la organización terrorista Al Quaeda, ni cuántas tiene desplegadas en Afganistán. 
  2. APEI (armor piercing explosive incendiary, perforante blindada explosiva incendiaria): este tipo de munición estuvo provista en nuestra Fuerza. 
  3. Relación peso potencia (esta expresión alude al siguiente concepto: a mayor distancia, menor pérdida de velocidad). En este caso, su relación peso potencia es superior a la de un proyectil de calidad match en calibre 7,62 mm, lo que triplica el alcance práctico y a velocidades similares. 
  4. MOA (minute of angle, minuto de ángulo): medida angular equivalente a 2,8 cm a 100 m, que es directamente proporcional a la distancia. 
  5. Según RE 55-51 (Tiro con armas portátiles). 

-------------------------------------------------------------------------------- 

Bibliografía 

-MOP 65-01 Instrucción de Cazadores de Montaña. 
-RE 55-51 Tiro con Armas Portátiles. 
-TRC 23-14 Adiestramiento y empleo de los francotiradores (Ejército de los EE.UU.). 
-Apuntes de los cursillos de tiradores especiales Ca Cdo(s) 601/602. 
-Revista Defensa Nº 308, diciembre 2003. 
-Revista Vida Salvaje Nº 80, octubre 2003. 
-Manual Técnico FN 12,7 mm APEI (Bélgica, 1983). 
-www.francotiradores.com 
-www.barrettrifles.com 

Fuente original: Revista del Suboficial No 656 (enlace roto)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario