miércoles, 11 de mayo de 2016

Malvinas: Los Beretta BM-59 en el EA

Garand en las Malvinas
wwiiafterwii


Durante la Guerra de las Malvinas entre abril y junio de 1982, una de las fotos más curiosas publicadas por Argentina mostraron un marino argentino llevando lo que parecía ser un M1 Garand, acompañado por un compañero que portaba el moderno fusil de asalto estándar FAL.


La experiencia argentina con el Garand comenzó al final de la Segunda Guerra Mundial. Durante la guerra, Argentina (con un notable sentimiento pro-alemán entre los ciudadanos) se había mantenido neutral. En marzo de 1945, los soviéticos habían ocupado toda Prusia y las tropas estadounidenses estaban en Frankfurt, y era obvio que Alemania iba a ser derrotado. El 27 de marzo de 1945, Argentina declaró la guerra al Eje (Italia ya había sido eliminado). En deferencia a sus ciudadanos, Perón expresó la declaración como dirigido principalmente a Japón, con Alemania, «como aliado de Japón".



Perón no tenía intención de realmente ir a la guerra, pero la declaración permitió a Argentina para unirse a la nueva ONU en el último momento, y también congeló los activos financieros alemanes sobre el mismo de la tierra justo antes del Tercer Reich se derrumbó. Por último, se hizo el militar argentino elegibles para las transferencias de armas de guerra América Latina de ayuda de los Estados Unidos.

Tras la rendición de Japón, Argentina recibió un enorme cargamento de la Segunda Guerra Mundial-veteranos fusiles M1 Garand a un precio de ganga, junto con una enorme reserva de excedentes de munición .30-06 Springfield, que Argentina designó Cartucho 7,62 × 63. Los rifles mismos fueron designados Fusil M1. Las entregas comenzaron a finales de 1945 y terminaron en 1947. Veteranos Garands de la Segunda Guerra Mundial reemplazaron a los viejos fusiles Modelo 1909 de Argentina en servicio.

De aquí en adelante, la historia se vuelve un poco más confuso.
A principios de la década de 1950, Argentina importó 5.500 rifles FN-49 de fabricación belga. El FN-49 no estaba de ninguna manera relacionada con el M1 Garand, excepto por el hecho de que se disparaba el mismo 30-06 Springfield municiones, pero, a partir de un compartimiento de la caja de 10 tiros. También por la razón que sea eliminado con el cargador, tendía a verse un poco como el Garand en ciertos ángulos, sobre todo desde la distancia. Por estas dos razones que de alguna manera se confundió con la M1 Garand para los observadores externos del ejército argentino.



Mientras que la compra FN-49 estaba en curso, los argentinos buscaban una manera de utilizar su enorme oferta de munición sobrante de 7,65 mm Mauser de loa Modelo 1909s. Un prototipo de un clon argentina M1 Garand de 7,65 mm Mauser fue construido, pero no procedió con el mismo. El prototipo solitario fue posteriormente donado a un museo.



En 1959, el veterano de la Segunda Guerra Mundial M1 Garand estaban obsoletos y Argentina se embarcó en un proyecto de rearme. Se seleccionó el fusil de asalto FN FAL, pero como la conversión de unidades de primera línea no ocurriría hasta finales de 1960, se necesitaba uno, barato para salir del paso rápido. Argentina seleccionó la Beretta BM59. A diferencia del FN-49, el BM59 en realidad era una casi copia del M1 Garand; la principal diferencia es que disparaba balas 7,62 mm de la OTAN desde un compartimiento de caja de 20 cartuchos. Los diseños eran tan cerca que algunas partes Garand eran intercambiables. El 7,62 mm de la OTAN fue un factor clave en la selección, como el de 7,62 mm de la OTAN ronda también sería utilizado por el FAL. A continuación se muestra un soldado argentino durante la Guerra de las Malvinas con un casco M1 fabricado en Estados Unidos y un BM59, y uniforme verde oliva de ordenanza argentino estándar.



Así, a mediados de la década de 1960, Argentina tenía la Segunda Guerra Mundial-estándar M1 Garand, junto con FN-49s, y Beretta BM59s.

A partir de aquí, la historia se vuelve aún más confuso. Como Argentina todavía tenía 7,65 mm Mauser munición almacenadas, algunos (pero no todos) de los FN-49s fueron rechambered para que la munición. (Estos FN-49s recamarizados fueron las armas argentinas finales de usarlo, y el esfuerzo costoso y algo insustancial se redujo temprano.) Mientras tanto, la mayoría (pero no todos) restante M1 Garand fueron recamarizados a 7,62 mm de la OTAN para la concordancia con el BM59 y el FAL.


Malvinas 1982

Cuando Argentina recuperó las Islas Malvinas en 1982, la principal arma de infantería por un amplio margen era el moderno rifle de asalto FAL. Sin embargo ... ..aún en inventario fueron: recamarizados para el calbire de la OTAN
♦ Algunos de 7,62 mm M1 Garand
♦ Un muy pequeño puñado de Garands de la Segunda Guerra Mundial sin modificar en configuración .30-06
♦ FN-49s en el calibre original 30-06
♦ Algunas de las FN -49s recamarizados a la antigua munición de 7,65 mm Mauser
♦ Y, por último, el BM59 de 7,62 mm de la OTAN.

Por cierto, el BM59 se utilizó en la guerra. Los infantes de marina argentinos lo utilizaron como arma tirador designado y como un rifle de segunda línea; Mientras tanto, el Ejército Argentino y la Fuerza Aérea también la utilizaron en la última función. Un número de BM59s fueron capturados por los británicos y llevado de vuelta al Reino Unido como trofeos.

Es muy poco probable que cualquier FN-49s (en cualquiera de calibre) vio acción como Argentina tenido grandes dificultades para llevar el suministro a las islas y no tenía ningún deseo de pasar otro tipo de munición. Por la misma razón, es poco probable que cualquier original, 30-06 Springfield M1 Garand estaban allí - además de la cuestión de munición, no eran simplemente casi no pueda reparar los dejados por el año 1982. Sin embargo, según los informes, había unos pocos de los 7,62 mm OTAN rechambered M1 Garand en las islas, pero esto puede haber sido sólo la confusión con el BM59.

Así que para volver a la imagen en la parte superior de la entrada, el "Garand de Malvinas" probablemente era en realidad un BM59. No obstante, todavía es notable que el diseño 1932 de John Garand (incluso si fuese una copia italiana usando munición de la Guerra Fría) viera acción un medio siglo más tarde en una guerra dominada por los misiles Exocet y aviones Harrier.

Posdata

Después de la derrota de Argentina, todos estos fusiles, excepto para el BM59 fueron eliminados inmediatamente. Algunos M1 Garand fueron transferidos a los departamentos de policía, otros terminaron con tiradores argentinos civiles. El BM59 ahora también se ha eliminado, y en 2015 las armas de infantería de Argentina son los (todavía en servicio) FAL, la familia M16 / M4, y más recientemente, el fusil de asalto FAMAS.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario