lunes, 23 de julio de 2018

Macri prosigue con la destrucción de las FFAA: Plan en 3 etapas

Mauricio Macri define con dos decretos la reforma de las FFAA que contempla una fuerza de despliegue rápido de 10.000 uniformados 

  • El Presidente comunicará los lineamientos del plan a partir de las 9.30 en la guarnición militar de Campo de Mayo 
  • Un Comandante en Jefe que no tiene la más pálida idea de defensa con un Ministro que cada día demuestra que es un inepto y un imbécil
  • Se viene una Guardia Nacional al mejor estilo centroamericano

El presidente Mauricio Macri lanzará este lunes el plan de reforma y reorganización del Sistema de Defensa Nacional. Entre los cambios, que se harán efectivos a través de dos decretos que se publicarán mañana en el Boletín Oficial, se destaca una novedosa fuerza de despliegue rápido de 10.000 uniformados.

El Presidente anunciará los cambios junto a Oscar Aguad a partir de las 9.30 en la guarnición militar de Campo de Mayo. Anoche el ministro de Defensa dijo a Infobae que "la Argentina quiere dejar el pasado atrás" y poner en marcha "unas Fuerzas Armadas dinámicas, livianas, adaptadas a las nuevas tecnologías y tendientes a enfrentar un concepto más moderno de ataque al país".

El jefe de Estado derogará el decreto 727/2006 de Néstor Kirchner que reglamentó la ley de defensa nacional y limitó el accionar de las Fuerzas Armadas frente a ataques de Estados extranjeros. Ese concepto dejará de tener razón de ser a partir de ahora, ya que los militares realizarán tareas de apoyo logístico a las fuerzas de seguridad.

A la vez, el otro decreto que pondrá en marcha Macri será para ejecutar una profunda reconversión militar que incluirá una fuerza de despliegue rápido con 10.000 hombres para apoyar logísticamente a las fuerzas de seguridad en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo.

 
Todo listo en Campo de Mayo para el lanzamiento de la reforma de las FFAA


"La reconversión de las Fuerzas Armadas tiene que ver con el nuevo redespliegue de las fuerzas en el territorio, reconvertir las nuevas hipótesis de conflicto que ya no existen y empezar a trabajar sobre las nuevas amenazas que no están vinculadas con otros países, sino con el concepto más moderno de ataques que es la instalación de bandas de narcotráfico en el territorio o con el terrorismo internacional, siempre y cuando afecten la defensa", dijo Aguad en diálogo con Infobae.

También el ministro de Defensa hizo referencia a que la reforma militar buscará defender al país ante eventuales ataques al ciberespacio y se le pondrá mucho énfasis en el cuidado y defensa del Atlántico Sur, incluida la Antártida.

"Las Fuerzas Armadas deben adaptarse a los nuevos tiempos. Como muchas amenazas son muy desconocidas, los desafíos son complejos y hay que tener en cuenta nuevas tecnologías para enfrentarlos", destacó Aguad.

El funcionario aclaró especialmente que en la reconversión de las Fuerzas Armadas encarada por Macri "los militares no actuarán en seguridad interior".

A la vez, Aguad explicó que el traslado de efectivos a la frontera norte que comenzará el 1 de agosto con unos 500 uniformados para llegar a 3.000 no será para reemplazar gendarmes, sino que "tiene un sentido de apoyo logístico con un efecto disuasivo para que las bandas de narcos no se puedan instalar en la Argentina", dijo.

 

Macri realizará hoy el anuncio de esta reforma profunda desde Campo de Mayo acompañado por el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro de Defensa y el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, teniente general Bari del Valle Sosa, entre otras autoridades.

Como adelantó el viernes Infobae, el ambicioso plan de reestructuración para las Fuerzas Armadas está pensado para concretarse en tres partes durante más de un lustro y prevé no solo la reorganización interna de los cuarteles o el despliegue de militares en las fronteras, sino también la posibilidad de que la Argentina vuelva a tener producción propia para la defensa, un nuevo plan de estudios para los uniformados y un sistema de ciberdefensa sofisticado.

La idea de Macri, elaborada con el ministro Aguad y el Estado Mayor Conjunto, que ya se volcó a un documento, hasta ahora es secreto. Sin embargo, Infobae accedió a gran parte de ese plan. En el esquema de la nueva reorganización se menciona el cumplimiento de tres etapas de acción. La primera será de tres años, la segunda de cinco y la tercera de ocho años.

 
Macri, prefiere mantener a vagos con planes sociales que gastar en las instituciones que el ordena la Constitución mantener

El detalle de las tres etapas del plan

Primera etapa. Se contempla allí una reorganización del Estado Mayor Conjunto a pleno. El despliegue, la reorganización y el complemento de "estructuras innecesarias". Es decir, se prevé en esta primera etapa la eliminación de determinadas estructuras internas en el conjunto de las Fuerzas Armadas, aunque no se dieron detalles aún de cuáles serán las que van a desaparecer.

A la vez, en esta primera etapa se hará la "reestructuración del Ejército del Aire". Esta es una experiencia similar a la que realizó España donde todas las aeronaves responden al Estado Mayor Conjunto y el uso de estas será transversal. Es decir, en lugar de pilotos navales o del Ejército habrá pilotos para todas las fuerzas y para el despliegue de aeronaves en todo el país.

 
El ministro de Defensa Oscar Aguad, un imbécil de lo peor en el puesto, solo superado por la ex terrorista Garré y Agustín Rossi.

También está previsto el desarrollo de un ambicioso programa de ciberdefensa para evitar ataques cibernéticos de grupos terroristas o la intercepción de las Fuerzas por parte de hackers profesionales.

Está pensada en esta primera etapa también el reordanamiento de la distribución de capacidades logísticas. Esto significa que los cuarteles se podrán concentrar con mayor capacidad en menos lugares. Así se prevé el cierre de cuarteles. "El modelo de despliegue de estructuras militares actuales se amoldaba a la ya anacrónica doctrina de seguridad nacional. Ahora hay que pensar en una capacidad logística de protección de las fronteras y la coordinación logística con las fuerzas de seguridad", dijo una fuente de la Casa Rosada. Así, van a desaparecer la concentración de cuarteles militares en zonas urbanas para reforzar las fronteras.

Segunda etapa. Para este momento del plan de reestructuración militar se prevé la optimización de la organización de las Fuerzas Armadas y el comienzo del "redespliegue". Es que la movilización de los cuarteles va a llevar su tiempo y se establecerá una prioridad para cada objetivo.

Así, se comentó que habrá que reformular todas las unidades de la zona de fronteras, sobre todo en el norte del país. Es que hay batallones que están con una capacidad logística muy limitada y habrá que reconvertirlos.

También se prevé en este momento la actualización de los planes de carrera militar para adaptarlos a los tiempos que se viven en el mundo.

La tercera etapa. Será el momento de la finalización de capacidades propias de las Fuerzas Armadas. Así, en este plan se contempla la posibilidad que piensa Macri para que se pueda generar conocimiento y tecnología propia desde las FFAA. Se menciona la posibilidad de darle fortaleza a una industria militar propia que podría tener un componente de colaboración o financiamiento externo.


Fusión de unidades

La reformulación del despliegue militar responde al concepto del nuevo rol que enfrentan hoy las Fuerzas Armadas, a partir de las amenazas que presenta el siglo XXI, lo que configura una realidad muy distinta a las hipótesis de conflictos de décadas anteriores. En esa nueva concepción se inscribe la colaboración con las fuerzas de seguridad en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo internacional.

La idea del Ministerio de Defensa es conversar con gobernadores e intendentes sobre las nuevas localizaciones de unidades militares, lo que se terminaría de concretar en un mediano plazo. Se trabaja ya sobre posibles fusiones y supresión de bases. "El Ejército y la Fuerza Aérea, por ejemplo, van a compartir unidades", se indicó a LA NACION.

La reforma comprende un trabajo más activo del Estado Mayor Conjunto (EMC), que hoy conduce el teniente general Bari del Valle Sosa, veterano de Malvinas y muy escuchado por el presidente Macri. Sosa, que ubicó a su segundo en el EMC, el vicealmirante José Luis Villán, como jefe de la Armada, había sido sancionado con el pase a retiro durante la gestión de César Milani, en el período kirchnerista.

Si bien el esquema del despliegue de bases militares todavía no está definido -o por lo menos se lo guarda bajo siete llaves- trascendieron algunas posibles reubicaciones. Según pudo saber LA NACION, las unidades se agruparían en función de dos criterios: proximidad geográfica y especialidad. Por ejemplo, las agrupaciones y los batallones de artillería antiaérea de las tres fuerzas se concentrarían en Mar del Plata.

El Ministerio de Defensa viene prometiendo a las fuerzas militares que la reestructuración será acompañada de una fuerte inversión en reequipamiento y capacidades, proceso en el que la tecnología juega un papel fundamental.

La Fuerza Aérea carece de aviones supersónicos con capacidad para volar a una velocidad superior a la de los vuelos ilegales, lo que dificulta la tarea de intercepción. Pero el ministro Aguad prometió reequipar con artillería y radares tres aviones Pampa, utilizados hoy como aeronaves escuela, que pueden volar a 800 kilómetros por hora y potenciar la capacidad disuasora frente a las aeronaves clandestinas en los operativos del Escudo Norte. "Van a servir para mejorar el patrullaje", indicó la fuente gubernamental consultada, al señalar que las aeronaves estarán disponibles sucesivamente en agosto, en septiembre y en octubre.

Una de las preocupaciones centrales de Aguad es la ciberdefensa, lo que traduce como la necesidad de "cuidar las fuentes de nuestras informaciones, datos y archivos". A ese objetivo apunta el trabajo del EMC, que procura la conformación de un comando conjunto de ciberdefensa, a través de la coordinación de operaciones de todas las fuerzas, a las que se sumarán la Agencia Federal de Inteligencia y el Ministerio de Seguridad.


El puto discurso

El presidente Mauricio Macri anunció esta mañana (23/7) la reconversión de las Fuerzas Armadas con nuevas funciones ante "eventos de carácter estratégico" y le abrió las puertas para actuar en Seguridad Interior al mencionar que "es importante que puedan colaborar” mediante el “apoyo logístico en la frontera".



En su breve discurso en Campo de Mayo, Macri afirmó que la Argentina necesita "fuerzas armadas que sean capaces de enfrentar" los "desafíos y amenazas" del siglo XXI, como el narcotráfico y el terrorismo internacional.

También reconoció que "tenemos un sistema de defensa desactualizado producto de años de desinversión".

Y agregó: "Estoy acá porque queremos saldar la deuda con las fuerzas armadas de la democracia".

Tras los anuncios, se espera ahora que el Gobierno modifique el decreto 727/2006, reglamentario de la ley de defensa nacional, que desde la gestión de Néstor Kirchner solo permite el empleo de las Fuerzas Armadas ante agresiones de origen externo "cuando estas sean perpetradas por otros Estados".

"Esta transformación no va a ser fácil. Los cambios profundos nunca lo son. Celebro que estemos unidos para alcanzar los consensos que nos permitan afianzar una política de largo plazo", completó Macri.

Pero también requerirá de la modificación de las leyes de Defensa y Seguridad Interior.

Atento al malestar generado en la fuerza por los magros aumentos salariales que luego fueron corregidos, el Presidente remarcó la necesidad de mejorar los sueldos y los planes de salud para el personal del ejército y no hizo mención a los recortes de gastos y privilegios que el ministro de Defensa, Oscar Aguad, admitió que están estudiando.

En declaraciones al canal A24, Aguad explicó que los anuncios consisten en una “reconversión de las FFAA, que tiene que ver con las nuevas necesidades de defensa que tiene el país. El nuevo elemento es el ciberespacio. Son las FFAA del Siglo XXI, lo que anunció el Presidente se aplicará en el mediano y largo plazo”.

“Cuando el Presidente habla de buscar consensos habla de consensos legislativos” en relación a la necesidad de modificar la ley de defensa y ley de seguridad interior, mencionó el funcionario.

Consultado sobre la resistencia de las cúpulas militares a los recortes de privilegios y los casos de lujosas propiedades que tienen a disposición los jefes de las fuerzas, Aguad sólo dijo: “Estamos trabajando en eso”.

Antes del acto en Campo de Mayo, en declaraciones a Radio Mitre, Aguad explicó que “está previsto un reequipamiento de las FF.AA. en la medida y las posibilidades del país con las nuevas tecnologías”.

Respecto al ajuste en el Ministerio, el funcionario radical explicó: “En el Ministerio de Defensa el 90% de los recursos están destinados a pagar sueldos. Es decir que el ajuste que pueda haber en Defensa es muy pequeño”.

“Se están vendiendo tierras que eran utilizadas por las FF.AA.. El año que viene vamos a tener un ingreso de 200 millones de dólares. Eso solamente puede ser volcado a comprar equipamiento”, precisó.
Nota del administrador: Este imbécil descapitaliza a las FFAA al vender un activo que se revalúa con el tiempo, como las tierras, para comprar activos físicos que tendrán a lo sumo 10 o 20 para tener valor residual cero.


Infobae
La Nación
Urgente 24

5 comentarios:

  1. Es bueno sabe que hay personas que comparten tu visión sobre algunas cosas. Esto quiere convertir a las FFAA en Guardia Nacional. Una milicada con poder de fuego de policía pesada. Se pretende tener FFAA que no sean una amenaza para fuerzas armadas vecinas y/o extranjeras, en la suicida idea de que todos somos buenitos y nadie le quiere quitar territorio y/o recursos naturales a los vecinos. FFAA que se enfoquen en las nuevas amenazas de hoy: terrorismo y narco, las que son reales, pero de ninguna manera son las únicas. Con esto, los kelpers y británicos cada vez mas contentos, ya no tienen que preocuparse por ahora en que Argentina sea una amenaza real y contundente contra ellos. Pueden negociar desde una posición de fuerza, ante nuestra debilidad militar.

    ResponderEliminar
  2. Primero, seamos realistas cuando vamos a tener armamento moderno y de ultima generacion? La actual estructura de nuestras fuerzas armadas sirve?, Es problema de este gobierno? Con el peronismo como oposición puede hacerse algo?
    Me parece que es hablar al cohete y gastar pólvora en chimangos, cuando existan políticos que tengan visión estratégica y de futuro, en tanto en el oficialismo como en la oposición, recién ahí podremos discutir que FFAA necesita nuestro país, mientras tanto existe lo que hay, parches para tapar un problema complejo que un solo gobierno no puede solucionar

    ResponderEliminar
  3. El problema es que cuando cambie el humor de los intereses estratégicos de algunos vecinos y piratas lejanos, los parches no nos servirán. A esto se llegó porque la clase política argentina, desde la vuelta de la democracia, ha venido sistemáticamente ignorando la importancia de la defensa del país, con la imbécil idea de que si se arman bien a las FFAA, estas serán un peligro para la democracia. Con los K en el gobierno, las FFAA se vieron menospreciadas en todos los aspectos, en lo material, salarial, moral. Con este gobierno, las cosas no han mejorado. Han ido por cosas que ni los K se atrevieron.
    Con el tema del peronismo como tal, no los K, hasta antes del 24/03/1976, se potenciaron a las FFAA, hasta convertirlas en elementos disuasorios reales y efectivos. Muchas de las armas compradas en esa época, lamentablemente todavía están en uso.
    Es toda la clase política argentina la responsable de este desastre, no se escapa ningún partido. Cuando este gobierno habló de compra de armamento para reemplazar los que se dieron de baja, los boludos K salieron a decir pavadas de "para qué se armaba Argentina", no dándose cuenta de que estamos muy retrasados tecnológicamente frente a los vecinos.
    Lamentablemente este gobierno, del cual muchos esperaban un cambio, ese cambio no fue para el bien de las FFAA. Creo que todo esto se hace con la sola idea de ahorrar guita para devolver el préstamo al FMI.

    ResponderEliminar
  4. Una porquería en informe...lleno de parcialidades. ..inconsistencias...como afirmaciones que no se de donde salen...y dejándo de lado todos los insultos. ..la verdad que cosas así le quitano seriedad a la pagina

    ResponderEliminar
  5. Si Aguad fuera solo "un inepto y un imbécil". Pregunten en Corrientes qué recuerdos ha dejado en esa provincia cuando fue interventor federal.

    ResponderEliminar