sábado, 25 de mayo de 2019

COAN: Bedacarratz comenta el ataque sobre el Sheffield

El piloto naval que hundió al Sheffield en Malvinas: “Los ingleses planeaban atacar a los Super Étendard en el continente" 

En un texto exclusivo para Infobae, Augusto Bedacarratz, el piloto aeronaval que junto a Armando Mayora atacó al destructor inglés, devela detalles de la misión y el plan británico para destruir esos aviones en la Base de Río Grande}

Por Augusto Bedacarratz || Infobae
Capitán de Navío (RE) VGM


 
El 4 de mayo de 1982 dos Exocets lanzados desde aviones Super Étendard hundieron al destructor HMS Sheffield, la primera nave perdida por Gran Bretaña después de la II Guerra Mundial

El éxito de nuestras misiones con el uso de la tecnología del misil antibuque AM-39 Exocet dependía fundamentalmente de nuestra discreción. Esa fue la conclusión a que arribó la Escuadrilla en los innumerables ataques simulados y prácticas que hicimos sobre dos destructores gemelos justamente del destructor HMS Sheffield, entre otros, que nuestra Marina había adquirido en Inglaterra varios años antes. Por esta razón todas las misiones eran de solamente dos aviones y operando en silencio de radio total desde el mismo despegue.

Fue para compensar esta limitación que decidimos que las parejas de pilotos, los líderes y sus numerales, sean fijas, siempre los mismos, y es así que con el Teniente de Fragata Armando Mayora siempre volamos juntos, desde que iniciamos el adiestramiento para el combate hasta que finalizó el conflicto, más de dos meses después. También concluimos en que el ser acompañados por una escolta aérea atentaba contra esta imprescindible discreción y dificultaba, sin dudas, el perfil de vuelo a realizar para llegar indetectados a proximidades del blanco, por lo que todos nuestros ataques los realizamos solos, sin este tipo de protección.



 
Augusto Bedacarratz ingresa a la cabina del Super Étendard. Será la primera vez que un piloto aeronaval lanzará un misil Exocet.

Existe cierta tendencia a personalizar estas acciones cuando, por la complejidad y tecnología utilizada, son imposibles de concretar exitosamente a través de una acción individual. Es imprescindible la complementación mutua de toda la información que recibe cada piloto para tener la certeza de que no se está cometiendo ningún error, asegurando que los misiles sean lanzados con una probabilidad muy alta de impactar en el blanco asignado a la misión. Es un verdadero trabajo de equipo, Mayora fue mi coequiper más que mi numeral y la falla en cualquiera de los dos aviones era causa suficiente para anular el vuelo.




 
El numeral Armando Mayora al aterrizar en la Base de Río Grande tras cumplir con éxito la misión

También el día de nuestra misión, el 4 de mayo, formó parte primordial del equipo la operación realizada por un avión explorador P2 Neptune de la Aviación Naval, constituyendo la típica misión aeronaval de ataque a una flota, rutina habitual en nuestra profesión a lo largo de los ejercicios con la Flota de Mar. Este viejo avión, con equipos casi obsoletos, tripulado por 11 hombres, ese día cumplió una tarea muy riesgosa y que fue fundamental para el éxito que logramos.

Exponiéndose en el área durante más de seis horas permitió localizar e identificar con su equipamiento de contramedidas electrónicas los radares de los buques ingleses, asegurándonos lo que el Super Étendard no está en capacidad de hacer por sí mismo, es decir que el buque al que nos enviaba era el enemigo al que se pretendía hundir y no un buque propio u otro cualquiera.

 
Parte de la dotación del avión P2 Neptune, que localizó a la Fuerza de Tareas Británica y guió el ataque de los SUE sobre el Sheffield

Emitiendo con su radar en varias oportunidades fue transmitiendo las sucesivas posiciones del blanco. Llegó al extremo de aproximarse demasiado por última vez, a pesar de todas las indiscreciones anteriores, para actualizar con precisión la posición de estos buques. Esta información la transmitió directamente a nosotros, que nos encontrábamos en vuelo, justamente 15 minutos antes del lanzamiento. Ese día se cumplió la tarea de "guiado" en forma perfecta, exactamente como está escrito en nuestros manuales de procedimientos.

Quiero destacar que no habríamos podido llegar hasta el blanco asignado si no hubiéramos contado con el reaprovisionamiento de combustible en vuelo, realizado con un avión Hercules KC-130 de la Fuerza Aérea. Todas las misiones de nuestra Escuadrilla, al igual que las del resto de la Aviación Naval y un gran número de aviones de la Fuerza Aérea, necesitaron de este reaprovisionamiento para poder llegar a la distancia en que se encontraban los buques de la flota enemiga, con margen de combustible suficiente para realizar los ataques y regresar a sus bases en el continente.

 
Mecánicos de la Segunda Escuadrilla Aeronaval de Caza y Ataque, preparando los aviones para la misión del 4 de Mayo

Nuestra operación, al igual que el resto de las misiones de los Super Étendard, se realizó cumpliendo el perfil de vuelo fijado por la Escuadrilla, aproximándonos por debajo de los lóbulos de emisión de sus radares y respetando la política de restricción electrónica establecida, tanto para las comunicaciones como para el uso del radar.

Hay muchos indicios que indican que los ingleses descreían de nuestra capacidad para operar eficazmente el sistema Super Étendard-Exocet, y que ese día, en particular, subestimaron totalmente la posibilidad de un ataque. Lo mas significativo es lo expresado por el propio Almirante Sandy Woodward, en su libro Los Cien Días.

Woodward fue el Comandante de la Fuerza de Tareas británica enviada al Atlántico Sur en este conflicto, es decir, el máximo responsable de todas las operaciones de mar y tierra y en su libro describe nuestro ataque de una forma muy detallada, utilizando todo el primer capítulo exclusivamente para narrar cómo vieron y cómo procedieron durante el desarrollo de nuestra misión.

La realidad es que la Fuerza de Tareas ese día se encontraba en "alerta blanca" de ataque aéreo, lo que significa un reducido grado de preparación para defenderse de un ataque de este tipo. Hay que considerar además que la meteorología en la zona, con baja altura de las nubes sobre el mar y escasa visibilidad, impedía la realización de ataques utilizando armamento y bombas que exigen el sobrevuelo de las unidades a atacar.

 
Los Super Étendard en vuelo durante la Guerra de Malvinas

La única posibilidad que existía se fundamentaba en el uso del Super Étendad que con su sistema de armas misilístico, tenía capacidad de ataque en condiciones meteorológicas adversas. De todas formas, a pesar de la presencia detectada del avión Neptune utilizando su radar de búsqueda, a pesar de haber escuchado e identificado en el contramedidas del destructor HMS Glasgow la primera emisión radar que hicimos, de sólo 5 segundos, donde no tuvimos ningún eco, y a pesar de la obvia indiscreción de nuestro ataque final y lanzamiento, el hecho de que aun así hayan continuado en "alerta blanca", muestra el grado de descreimiento que tenían de nuestra capacidad para operar el sistema.

Expresa también la gran preocupación que mantuvieron a partir de ese día y por el resto del conflicto ante la simple pero pragmática amenaza de los tres únicos misiles Exocet que nos restaban, y el consiguiente desgaste que le produjo a su grupo aéreo el tener que alejar tanto a sus portaaviones de las Islas para poder evitarla. Reconoce que fue duramente criticado en Inglaterra por esta decisión táctica que adoptó.

Woodward escribe una referencia final como conclusión general de todas las operaciones de la Escuadrilla en este conflicto. Admite explícitamente que en la forma en que operábamos los Super Étendard, no ofrecíamos la advertencia mínima anticipada, que necesitaban para utilizar sus sistemas defensivos con efectividad, y que hubieran necesitado la capacidad de aviones DAT (Detección Aérea Temprana) para poder hacerlo, pero no lo habían previsto.

 
El Almirante John Sandy Woodward, comandante de la Fuerza de Tareas británicas en Malvinas

También en sus conclusiones dice que en varias oportunidades "pensó" en destruir los Super Étendard en el continente. La realidad es que lo pensó, lo ordenó, y se planificó con fecha de ejecución 17 de mayo, que es coincidentemente el Día de la Armada.

El General Delabilliere que fue el director de las SAS, las fuerzas especiales que tenían que intervenir, lo describe detalladamente en su autobiografía. La misión consistía en destruir los Super Étendard en la Base Aeronaval de Río Grande, los tres misiles Exocet que nos restaban, y de ser posible eliminar a sus pilotos atacando el casino de Oficiales en un operativo comando, aterrizando sorpresivamente de noche con dos aviones Hércules de transporte en la propia pista de la base.

Delabilliere confirma que esta operación estuvo a punto de realizarse después de haber completado un adiestramiento muy intenso de una semana en una base de la Fuerza aérea en Escocia, que el helicóptero Seaking que apareció incendiado cerca de Punta Arenas la noche del 17 de mayo había trasladado a un grupo de 9 hombres de las SAS que tenían como misión obtener la información necesaria en tierra referente a las instalaciones, defensas y ubicación de los aviones, y que al evaluar el grado de alerta de las tropas de la Infantería de Marina que custodiaban la base, y al considerarse detectados, cancelaron la misión.



 
El hundimiento de Sheffield alertó a los ingleses sobre la capacidad tecnológica del binomio Super Étendard-Exocet y se planificó la misión Mikado que si bien luego fue abortada en su ejecución final apuntaba a atacar a los aviones y a los pilotos.

Durante mayo de 1982 año cumplimos cinco misiones de combate. Como resultado de ello produjimos el hundimiento del primer buque británico desde la segunda Guerra Mundial, HMS Sheffield, el del buque logístico transporte de aeronaves de mayor tonelaje perdido por los británicos en el conflicto, ACL Atlantic Conveyor, y en una misión conjunta con cuatro aviones A-4C Skyhawk de la Fuerza Aérea, la avería del portaaviones HMS Invincible, no confirmada aún por los ingleses. En resumen, produjo el hundimiento del 61% del tonelaje perdido por los británicos durante el conflicto.

Las acciones de combate de la Segunda Escuadrilla Aeronaval de Caza y Ataque se han caracterizado por la utilización de un sistema de alta tecnología, con un excelente nivel de profesionalismo por parte de los pilotos y el personal técnico, y han sido analizadas y evaluadas en los principales institutos militares del mundo, tomándose como ejemplo de eficiencia operativa.

 
El avión 3-A-302 que volaba Bedacarratz en el hangar de la Base Aeronaval Comandante Espora en 1983, cuando la escuadrilla fue condecorada.

Un mérito muy importante de esta unidad ha sido el poder solucionar los problemas para operar eficientemente el sistema por parte de los pilotos y los problemas técnicos por parte del personal de mantenimiento desde su anonimato, en el tiempo tan reducido que tuvimos para hacerlo. Fue el liderazgo de nuestro comandante de Escuadrilla, el Capitán de Navío Jorge Colombo, quien supo conducirnos con un destacado criterio profesional en una situación límite, como es el caso de una guerra, lo que nos permitió prepararnos de la forma en que lo hicimos.



 
Las siluetas de los buques atacados por los Super Étendard en la Guerra de Malvinas.

Los resultados obtenidos por esta Escuadrilla, una de las tantas de nuestra Aviación Naval, fue fruto en definitiva de casi 80 años de experiencia en operaciones aeronavales, (en la actualidad más de 100 años), de un profundo conocimiento del ámbito y de los actores del teatro de operaciones y de políticas institucionales que promovieron la adquisición del armamento adecuado para el cumplimiento de esas misiones.

Es por esto que la Armada decidió instituir el 4 de mayo el Día de la Aviación Naval como emblema de todo lo logrado a través de su historia y como símbolo de todas las acciones de las aeronaves de la Armada en la Guerra de Malvinas.

Historias a color: Fotos coloreadas del siglo 19

viernes, 24 de mayo de 2019

FF.AA: Los reservistas y la defensa

Reservistas: una opción para las FF.AA. y la defensa del futuro 

En tiempos en que los ejércitos tienden a achicarse y a profesionalizarse al máximo, el personal de reservas de las Fuerzas Armadas adquiere vital importancia para el funcionamiento efectivo de la defensa. ¿Cómo se organiza el sistema actual argentino y qué modelos marcan tendencia en el mundo?

Por Francisco Reyes.|| Infobae


Las fuerzas de reserva son organizaciones militares integradas por ciudadanos que cuentan con una preparación militar, pero mantienen su profesión en la vida civil. Su principal función es estar a disposición, alistados y adiestrados para movilizarse en caso de un conflicto armado. A su vez, generan un puente entre las Fuerzas Armadas y la sociedad civil, acercando los conceptos de "defensa" y "vida militar" a la población.

Su uso es múltiple: en tiempos de guerra, son fundamentales para reemplazar a los efectivos caídos en combate. A su vez, pueden formar nuevas unidades para engrosar las filas de las Fuerzas Armadas. También, dependiendo del modelo reservista de cada país, se las puede emplear para tareas de aduana, seguridad interna, vigilancia de puntos estratégicos, tales como campos de prisioneros de guerra, nodos de comunicaciones, y en bases aéreas y navales. En tiempos de paz, estas fuerzas pueden ser utilizadas en casos de desastres, emergencias o catástrofes, auxiliando a las agencias involucradas.

En las últimas décadas, se impuso el modelo de Fuerzas Armadas más compactas y con un alto nivel de profesionalismo. Cada país tiene un modelo adecuado a sus necesidades, pero la gran mayoría les presta especial atención a sus reservas. Después de todo, el personal reservista será quien mantenga el sistema en funcionamiento cuando las tropas regulares deban movilizarse. Un claro ejemplo de esta tendencia fue el ejercicio sin precedentes que realizó Suecia en 2018. Con 30.000 efectivos y 22.988 cuerpo de reservas, el país escandinavo movilizó los 40 batallones de su Guardia Nacional para el entrenamiento. La última vez que lo había hecho en forma total había sido en 1975, en el pico de la Guerra Fría.

El modelo en la Argentina

Tal vez el origen del sistema de Reservas argentino se remonte a febrero de 1811, cuando, al quedar desguarnecida la ciudad de Buenos Aires por el envío de tropas a las expediciones auxiliadoras al interior y ante la amenaza de una invasión realista, Manuel de Luzuriaga, junto con un grupo de vecinos, solicitó, y obtuvo del Cabildo, la creación de un Regimiento de Guardia Nacional. Esta Institución actuó como reserva hasta principios del siglo XX y participó en la Guerra de la Independencia, la Guerra contra el Imperio de Brasil y la de la Triple Alianza.

Reservistas del ejercito argentino participan de un ejercicio mecanizado. Foto: AFP.

En 1895, año en que se reestructuró el Ejército y se creó el Servicio Militar Obligatorio, los conscriptos se convirtieron en la Reserva y comenzó una reducción de la Guardia Nacional. Durante el siglo XX, los oficiales de reserva participaron de la Campaña del Chaco y de la Guerra de Malvinas. En diciembre de 1940, se cerraron los centros de instrucción de oficiales reservistas y, en 1941, se fundó el Círculo de Oficiales de Reserva del Ejército Argentino, que hoy en día se denomina Unión de Oficiales de Reserva de las Fuerzas Armadas de la Nación (UNOR). Entre 1938 y 1947, se produjeron grandes incorporaciones de reservistas y, en 1972, comenzaron a dictarse cursos para oficiales de reserva. Finalmente, en 2008, se creó el Departamento de Reservas y el Sistema de Reservas del Ejército Argentino (SIREA), que le dio forma a un sistema que había quedado desordenado con el paso de los años. En la actualidad es comandando por el reservista más antiguo, teniente coronel Eduardo Manuel Stafforini.

Gran cantidad de los oficiales de Reserva de nuestro país provienen del cuadro permanente, tanto retirados como personal que se da de baja. También se integran egresados de los liceos militares, civiles que realizan el Curso de Formación de Oficiales de Reserva (CUFOR) y cadetes del Colegio Militar de la Nación que piden la baja en cuarto año (el último de su formación). En cuanto a los suboficiales de reserva, provienen de los cuadros permanentes, bajas y retirados, de los soldados que cumplieron con el Núcleo de Instrucción Básica (NIB), de los cadetes del Colegio Militar de la Nación de segundo y tercer año que solicitan la baja, y de los soldados que se dan de baja del sistema de soldados voluntarios.

Todos ellos se enmarcan en el Sistema de Reservas del Ejército Argentino (SIREA), que es el que administra de manera integral las Reservas de la Fuerza, les proporciona la capacitación operacional necesaria y mantiene la aptitud militar adquirida por los elementos de reservistas.

Reservistas reciben en el Regimiento de Patricios la distinción al “Mejor camarada y espíritu militar”. Foto: AFP.

El SIREA fue creado en 2008 a partir de la directiva 872/08 del jefe del Estado Mayor General del Ejército. Si uno quiere saber cómo entiende actualmente el Ejército a sus elementos de reserva y qué aspectos son los más importantes para cuidar, tiene que remitirse a esa directiva. "El recurso más valioso y difícil de obtener para la defensa de la Nación es el personal capacitado para integrar sus organizaciones militares", se lee en la directiva 872/08. "Las Reservas son esenciales para un Ejército en operaciones y, cuando se las necesite, deben estar clasificadas, organizadas, equipadas y capacitadas en las distintas jerarquías y roles para completar las organizaciones de la Fuerza ya existentes y constituir otras que surjan como necesarias de los planes", completa. La misión de las reservas argentinas se ve reflejada en los ámbitos operacional e institucional ya que por un lado brindan apoyo en el combate y por el otro lado se abocan a reforzar el vínculo con la sociedad, es decir las relaciones con la comunidad, el ámbito civil.

Hoy en día, la Argentina cuenta con 15 compañías de reservistas, ubicadas a lo largo y ancho de nuestro país. Se trata de las compañías de reservistas Voluntarios de Buenos Aires, Tucumán, Santa Fe, Salta, Rosario, Resistencia, Comodoro Rivadavia, Paraná, Mendoza, Mar del Plata, La Plata, Córdoba, Bahía Blanca, Rospentek y la Sección de Aviación Reservista.

Otros sistemas de Reservas en el mundo


Brasil

Brasil cuenta con 360.130 efectivos en sus Fuerzas Armadas y 1.652.500 reservistas, que se clasifican en "R1" y "R2". Como R1, se enmarcan todos los cuadros y soldados que sirvieron en el Ejército y que pasaron a retiro o fueron dados de baja por edad. R2 son los soldados provenientes de las compañías de tiros de guerra, que son estaduales (provinciales y municipales), que se incorporan, en forma transitoria y voluntaria, a órdenes de cuadros permanentes y con cuadros auxiliares de la misma reserva para tener la capacitación voluntaria.

Chile

El país trasandino tiene 88.200 integrantes en sus Fuerzas Armadas y unas reservas de 104.000 efectivos. Según la Ley 18948 (Ley Orgánica Constitucional de las FF. AA. de Chile) en su artículo 60/62, "el personal en retiro podrá ser llamado al servicio activo como personal de reserva para fines de movilización, instrucción, desempeño en la Institución o cumplimiento de requisitos de ascenso. Solo el personal que se encuentre en retiro temporal podrá ser reincorporado, previa solicitud del interesado, sin perjuicio de las demás disposiciones que rijan sobre el particular".

Colombia

Con alrededor de 1.445.000 efectivos y más de 500.000 reservistas, Colombia es uno de los países con mayor personal de reserva de la Región. El "Cuerpo de Oficiales Profesionales de Reserva" de Colombia fue creado en 1976 por iniciativa del general Rafael Navas Pardo, expresidente de la República, quien vio la necesidad de fortalecer la integración del estamento militar y el civil, para lograr una proyección de la imagen positiva de las instituciones legítimamente armadas. Así, cientos de hombres y mujeres de diferentes profesiones se han hecho oficiales de reserva del Ejército Nacional, y han aportado y aunado sus conocimientos, sin ánimo de lucro, en la lucha por la paz del país. Se trata de un cuerpo de apoyo de la Fuerza.


Las fuerzas armadas de estados unidos cuentan con 1.500.000 reservistas. Foto: AFP.

Estados Unidos

El Ejército de los Estados Unidos en 2017 estaba formado por 476.000 soldados en servicio activo, 343.000 en la Guardia Nacional del Ejército (Army National Guard) y 199.000 en la Reserva del Ejército de los Estados Unidos (United States Army Reserve). La Guardia Nacional de los Estados Unidos es una fuerza de Reserva constituida por voluntarios. Cada estado de los EE. UU. tiene su propia Guardia Nacional, ya que son una milicia estadual. De acuerdo con las leyes, el gobernador del estado es el comandante en jefe constitucional de la Guardia Nacional de su estado respectivo, así como el presidente es el comandante en jefe constitucional de la Fuerzas Armadas federales o nacionales.

Francia

Cuenta con 259.000 efectivos en sus FF. AA. y 419.000 de reservas. En Francia, coexisten dos modalidades de reservismo: la reserva operativa y la ciudadana. Este sistema responde a la necesidad de mantener el vínculo entre las Fuerzas Armadas y la sociedad civil en complemento de la reserva operacional y es de carácter altruista. La reserva ciudadana agrupa a voluntarios civiles y a reservistas que han dejado la reserva operacional. Suelen ser exmilitares seleccionados por la autoridad militar por sus capacidades en labores en comunicación.

Gran Bretaña

Las reservas del British Army comprenden una fuerza militar que se compone de 224.500 soldados regulares y de 187.130 efectivos de reserva. Allí, las reservas se dividen en regular y voluntaria. La Reserva Regular está integrada por algunos miembros del componente activo que mantienen la disponibilidad de ser activados para el servicio. Existen, a su vez, categorías creadas a partir del Acta de Fuerzas de Reserva de 1996 (RFA96): reservista a tiempo completo, con servicios complementarios, contratado y de alta disponibilidad.

  En Israel el gran numero de militares profesionales se ve suplementado por el servicio militar obligatorio. Foto: AFP.

Israel

El Ejército de Tierra israelí cuenta con 1.500.000 efectivos activos y 600.000 soldados en reserva. Dado el estado de constante actividad militar en las fronteras israelíes desde 1948, el Tzahal (cuerpo reservista) es una de las instituciones más importantes y numerosas del Estado, y el gran número de militares profesionales se ve suplementado por el servicio militar obligatorio para la mayoría de los ciudadanos mayores de 18 años, tanto hombres como mujeres, así como por un largo período de reserva, aunque puede haber excepciones por motivos religiosos, físicos o psicológicos.

*La versión original de esta nota fue publicada en la revista DEF Nº 126.

Frente Oriental: El "Hotel" Hitler

"Hotel" Hitler

Historia documental (original en ruso)





A finales de abril, cuarenta y dos, los fascistas, ignorando las pérdidas, rompieron un enlace en el anillo del caldero Demyansky sobre los cadáveres de sus soldados y oficiales. Esto sucedió en el área del pueblo de Ramushevo: se formó, como llamaron los oficiales del personal, el corredor Ramusche.

Para el personal - el corredor, y para los combatientes - no más, no menos que el valor, ya que el alemán en esta tripa no podía moverse mucho. Una franja de tierra, conquistada por el enemigo, recibió disparos incluso con disparos de ametralladoras.

Por la noche, en una niebla emergió y se desplazaba a lo largo de la tripa ramoshevsky a ciegas, al tacto, un avión de transporte. Uno de esos aviones fue derribado por hombres de la división vecina ante mis ojos.

El coche flotaba casi por encima del suelo a baja velocidad. El piloto, después de un impacto directo de una bala en la cabina, no tuvo tiempo y quizás no quiso soltar el chasis. Makhina se arrastró a través del pantano y el pueblo. Parecía una enorme ballena. Las "lenguas" no tuvieron que ser escoltadas al cuartel general, estaban muertas y los soldados se llevaron el trofeo en mucho tiempo.

"Tómalo como un recuerdo", se rieron los chicos. - Un regalo de Hitler. No lo envenenemos. La muestra ya ha sido retirada, pan ersatz. De él no morirás, sino que durante mucho tiempo no te estirarás. Desenterrado en alguna parte este demoledor Führer, e incluso hace cinco años.

Con estos "regalos" llegué al departamento político.




Vasily Baturin sacó jarras de aluminio de la caja de la concha, tomó agua hirviendo y elaboró ​​cerveza.

"Vamos a disfrutar del té", dijo un amigo, "cuanto más ricos son, más se alegran".

"Ayúdate a ti mismo", le dije. - "Hotel" Hitler.

Vasily desenvolvió la bolsa envuelta en una película transparente. En los números de la película: "1937". Rodajas marrones olidas, similares a la achicoria, tratadas de morder, escupidas.

- ¿De dónde viene esta mierda?

Mi historia no causó una sonrisa en Baturin. Se calló, entró en sí mismo. Luego admitió que había superado sus amargos pensamientos. Un frívolo, a primera vista, un poco esclarecido del cerebro.

"Solo piensa en los bastardos con los que estamos tratando". A través de mi Bielorrusia natal se negociaba con Alemania En los escalones trajeron grano, desesperadamente necesitado por nuestra gente. Y ellos, canallas, molían ese grano para hacer harina, panes horneados para la guerra, por hoy. Déjame estas briquetas. Deja uno y todo. Se los mostraré al Comisario de la División, Alabado, que estas briquetas de fabricación del trigésimo séptimo año vayan de la mano de los combatientes. ¡Son mejores que las palabras, mejor que los folletos dirán qué es el fascismo!

jueves, 23 de mayo de 2019

Avión de transporte: Leonardo C-27J Spartan


Spartan sólo en nombre

por Jeff Rhodes | Code One


El C-27J Spartan Tactical Airlifter comenzó de alguna manera como un matrimonio de conveniencia. Alenia Aeronáutica, la compañía de aviones italiana con sede en Roma, buscaba continuar su línea de transporte de medio G.222 mejorando y modernizando el avión. Lockheed Martin estaba buscando una manera de cumplir con las obligaciones contractuales de compensación a Italia para la compra de veintidós aviones aéreos C130J en ese país. Como resultado, se firmó un acuerdo de intercambio técnico en 1995. Lockheed Martin Alenia Tactical Transport Systems se formó el año siguiente. El desarrollo a gran escala del C-27J comenzó en junio de 1997.

Un avión de transporte militar, el G.222, que voló por primera vez en 1975, siempre ha tenido un diseño robusto. A pesar de su envergadura de noventa y cuatro pies y su longitud de setenta y cinco pies, el G.222 / C-27 tiene un fuselaje que puede soportar hasta tres g en vuelo. Se construyeron un total de 106 G.222, incluyendo diez para la Fuerza Aérea de los EE. UU., Que operaban como C27A en Howard AFB, Panamá, a principios de los años noventa.

"El G.222 tenía poca potencia y tenía algunas limitaciones a gran altitud / días calurosos que eran evidentes en Panamá", dice Stan Yackel, gerente del programa Lockheed Martin C-27J. "Como el fuselaje era sólido, nos concentramos en la propulsión y la aviónica en el desarrollo del C-27J".

Un concepto de diseño original fue utilizar la instalación de cambio rápido de motor del C-130J en el C-27J. Pero esa habría sido una modificación estructural significativa que requería la recertificación del fuselaje de Spartan. El diseño existente de la góndola del G.222 se modificó en su lugar para acomodar el motor RollsRoyce AE2100D2 de 6.000 shp (aplanado a 4.637 shp) y su hélice R391 totalmente compuesta de seis palas y Dowty. Las pruebas de túnel de viento y un avión de prueba prototipo de sistema de propulsión confirmaron que la nueva góndola diseñada por GKN Westland no tendría problemas de integración.



"Al inicio del proceso, determinamos que el desarrollo de una suite de aviónica menos capaz desde cero para el C-27J requeriría más tiempo que la reutilización de la aviónica integrada del C-130J", señala Yackel. "El desarrollo de software para el C-27J ha sido un verdadero punto culminante del programa. Ubicamos a nuestros ingenieros de software e ingenieros de aviónica justo al lado del Laboratorio de Integración de Sistemas en lugar de separarlos. Ese equipo se convirtió en un enlace vital para establecer un entorno de trabajo virtual con ingenieros en Italia ".

Solo dieciocho meses después del programa, Gianluca Evangelisti, el piloto de pruebas principal de Alenia para el transporte de aeronaves, y el piloto de pruebas Agostino Frediani volaron el prototipo de propulsión C-27J por primera vez en la fecha prevista, el 24 de septiembre de 1999, desde las instalaciones de pruebas de vuelo de Alenia en Caselle, Italia. , cerca de turín. El segundo avión de prueba de vuelo, el primero fabricado en la configuración de producción completa y el primero en tener la cabina avanzada y la suite de aviónica completa, se realizó el 12 de mayo de 2000. Un tercer C-27J completo, un avión existente que fue reacondicionado con La nueva propulsión y aviónica, se unió a la flota de prueba el 8 de septiembre de 2000.

"Teníamos una aeronave totalmente certificada en poco tiempo", recuerda Yackel. Con la certificación de la FAA de EE. UU. Del sistema de propulsión y la aviónica completa, la aeronave pronto recibió la certificación civil de los Requisitos de Aeronavegabilidad Conjuntos Europeos, estándares de la Parte 25. La calificación militar del Ministerio de Defensa italiano llegó en diciembre de 2001.


En la primera linea

Lockheed Martin y Alenia reestructuraron su acuerdo comercial en 2002. Según el acuerdo revisado, firmado en 2003, Alenia se convirtió en el contratista principal y la autoridad técnica de la aeronave. Contará con el certificado de aeronavegabilidad del C-27J y todos los aviones se construirán en su fábrica de Turín, que tiene capacidad para acumular hasta dieciséis C27J al año. Alenia también será responsable del soporte del producto de la aeronave fuera de los Estados Unidos. Los arreglos específicos para el soporte en los Estados Unidos aún están por determinarse. Lockheed Martin es ahora el principal subcontratista y es responsable de la propulsión, la aviónica y el software, así como el apoyo de capacitación y logística para esos sistemas en la aeronave. Lockheed Martin también será responsable del soporte de marketing y ventas para cualquier C-27J comprado por el gobierno de los EE. UU., así como para cualquier avión comprado a través del programa de ventas militares en el extranjero.


La Aeronautica Militare Italiana, o AMI, la Fuerza Aérea Italiana, anunció su intención de comprar el C-27J en septiembre de 2002. Grecia lo siguió en 2003 pero primero fue contratada, por lo que la Fuerza Aérea Helénica será el primer operador en recibir el C -27J. El primero de los doce aviones se entregará a Elefsis AB, Grecia, a partir del primer trimestre de 2005. Los cinco aviones italianos estarán estacionados en Pisa AB, donde se encuentra la flota G.222 y C-130J de AMI. Grecia tiene una opción para tres aviones adicionales. Italia tiene una opción para siete C-27J adicionales.

"Los mantenedores y los pilotos comenzarán a entrenar este verano", agrega Yackel. "El Centro Nacional de Entrenamiento en Pisa, que fue construido para el C-130J, fue diseñado con espacio adicional para acomodar un simulador de nivel de sistema de arma C-27J también".



Conoce al Spartan

Con su altura de cabina de 102 pulgadas, el C-27J puede transportar tres palets HCU-6 / E con sistema de carga estándar 463L construidos hasta una altura de ochenta y tres pulgadas. Dos de esos palés se pueden usar para transportar hasta 10,000 libras de carga cada uno en el piso de carga de 37.5 pies de largo del avión. Alternativamente, la aeronave puede transportar seis palets HCU-12 / E cargados a una altura de ochenta y tres pulgadas mientras carga 4.800 libras en la mayoría de los palets. Cinco de los palets se colocan en el piso de carga y un palet adicional se establece en la rampa en esta configuración.

La utilidad de los elementos comunes del 463L es clara: la plataforma debe poder descargarse directamente de un avión C-130 o más grande, colocarse en un avión más pequeño como un C-27J, sin avería ni reconfiguración, y llevarlo directamente a un delantero Base de funcionamiento. Una carga que se puede transportar directamente en un C-27J primero debe ser reempacada para cargar a bordo de un CH-47, el helicóptero de carga pesada del Ejército, ya que solo una carga de sesenta y ocho pulgadas de altura puede ser montada sobre la rampa del Chinook. La forma del fuselaje del CH-47 dicta la altura de la carga.

El tamaño del Spartan también significa que puede transportar motores y transmisiones de helicópteros en sus contenedores de transporte en sus carretillas de transporte estándar o llevar palas de rotor CH-47 o UH-60 en su plataforma de transporte estándar. El C27J también puede transportar un helicóptero Kiowa OH-58C con las aspas, el cubo del rotor y el rotor de cola del Kiowa retirados.



Otra característica de diseño importante en el Spartan es su capacidad para arrodillarse. Una carga puede transferirse directamente desde un Kloader, carretilla elevadora o camión de carga mientras el avión está nivelado, o el C-27J puede arrodillarse en su engranaje principal, levantando la punta para permitir que vehículos, como un Humvee, puedan ser conducidos y expulsado, o equipo, como piezas de artillería, para ser fácilmente enrollado o retirado.

El Spartan puede transportar una carga útil máxima de 25,350 libras a un factor de carga logística de 2.25 g para 560 millas náuticas. Alternativamente, una carga útil de 13,000 libras se puede transportar por 2,350 millas náuticas. El C-27J navega a velocidades superiores a 312 KTAS.

El C-27J ha sido calificado para transportar cargas útiles dentro y fuera de pistas de tierra dura, arcilla, grava o tierra, operando desde un campo de 1,900 pies en el despegue normal y pesos de aterrizaje de 67,240 libras y 60,630 libras, respectivamente. El Spartan puede transportar 18,000 libras de carga útil 500 millas náuticas en ese campo de 1,900 pies y recuperarse con 4,500 libras en la misma distancia. La corta capacidad de despegue y aterrizaje del C-27 la convierte en una plataforma ideal para operar desde muchas tiras cortas y sin preparación en los teatros actuales.

Además, un avión de pasajeros debe poder ingresar a un área a una altitud mayor para evitar amenazas de superficie al aire, como misiles disparados desde el hombro, descender a una velocidad rápida, aterrizar en una cantidad limitada de espacio, descargar y salir rápido. Las capacidades de contramedidas integrales del C-27J agregan otro grado de seguridad en tales entornos hostiles.

El C-27J está presurizado y puede mantener una altitud del nivel del mar de hasta 13,500 pies para misiones de evacuación médica. El C-27J tiene líneas de oxígeno individuales para treinta y seis pacientes de camada y seis asistentes y suficiente poder de reserva para el equipo de apoyo médico.

La rampa de carga del C-27J puede elevarse y bajarse en vuelo con una abertura de siete por ocho pies para permitir cargas de gotas de aire de hasta 13,230 libras en una sola plataforma o de hasta 19,840 libras en múltiples plataformas. La velocidad máxima de caída de aire es de 180 nudos. El Spartan puede acomodar hasta sesenta y ocho tropas en una opción de asientos de alta densidad, cuarenta y seis tropas de combate o treinta y cuatro paracaidistas.



El avión es operado por una tripulación de tres, dos pilotos y un loadmaster, con los pilotos experimentando bajas cargas de trabajo, como se demostró durante las evaluaciones en el avión de prueba. La aviónica digital, como la suite en el C-130J, es compatible con gafas de visión nocturna, al igual que la iluminación en la bodega de carga. El avión tiene un radar meteorológico de color de baja potencia, que tiene un largo alcance y puede detectar cizalladura del viento. El radar también tiene un modo de mapa de tierra.

Pronto en un cine cerca de ti

El Ejército de los EE. UU. considerará al C-27J como candidato para su nueva competencia Future Cargo Aircraft que primero aumentará y luego probablemente reemplazará al C-23 Sherpa. El programa requiere veinticinco aviones inicialmente con el avión que va a la Guardia Nacional del Ejército.

El Sherpa, un avión de pasajeros que se convirtió a uso militar limitado en la década de 1980, actualmente es volado por unidades de la Guardia del Ejército en diecisiete estados y las Islas Vírgenes. Aunque originalmente era adecuado para satisfacer las necesidades del Ejército, el servicio dice que el C-23 ya no cumple con los requisitos actuales (transporte de carga, transporte aéreo, evacuación médica) o en evolución, como el apoyo a los sitios de la Defensa Nacional de Misiles en Alaska.

Se espera que la primera FCA se entregue aproximadamente dos años después de la adjudicación del contrato. El equipo de paracaídas de precisión Golden Knights del Ejército, que busca reemplazar su avión Fokker C-31, también es un usuario probable para la FCA. Los Caballeros volaron a Turín en 2002, realizaron varios saltos de uno de los aviones de prueba C-27J para evaluar al Spartan e informaron que el avión está bien adaptado a sus estrictos requisitos.



Otro papel importante para la FCA será el transporte de vehículos utilizados por los Equipos de Apoyo Civil de Armas de Destrucción Masiva. Estos equipos, que ya se han establecido en los estados de todo el país, están compuestos por veintidós personas y una flota de diez vehículos grandes, incluida una camioneta grande y remolques asociados. Serían los primeros en responder en un desastre de tipo WMD.

Otros clientes potenciales para un transporte como el FCA incluyen el Departamento de Estado de los EE. UU., que está volando cuatro de los antiguos C27A de la Fuerza Aérea; Canadá y Australia, ambos de los cuales tienen un requisito a corto plazo para reemplazar los aviones antiguos: los aviones Buffalo canadienses en la función de búsqueda y rescate y el Caribú australiano en la función de transporte aéreo táctico ligero; Bulgaria; y posiblemente portugal. India también se ha convertido en un posible comprador, con más de sesenta aviones que se comprarán para su fuerza aérea, marina, patrulla fronteriza y guardacostas.



En años futuros, el C-27J podría llegar a ser incluso más como el C-130J. La Fuerza Aérea italiana ha ordenado pantallas de cabina de mando y sondas aéreas de reabastecimiento de combustible para su flota de C-27J. Estas opciones pueden incorporarse como equipo de referencia en futuras aeronaves fuera de la línea de producción. Ahora en desarrollo, estas opciones servirán para aumentar aún más la utilidad operativa y la capacidad del C-27J.

"El C-27J es un avión duradero, un avión de transporte militar desde el primer día", dice Yackel. "Es del tamaño correcto y tiene exactamente las capacidades adecuadas para una amplia variedad de misiones de transporte aéreo táctico".

Jeff Rhodes es el editor asociado de Code One.

Jordania: La eficacia de sus fuerzas en el conflicto israelí


Eficacia militar jordana en la guerra de independencia israelí

Weapons and Warfare




Glubb Pasha (1953)

La conducta de la Legión Árabe contra el naciente ejército israelí en 1948 fue, sin duda, el mejor desempeño de cualquier ejército árabe contra cualquier enemigo de la era moderna. Solo entre los ejércitos árabes, la legión actuó y luchó como un ejército moderno y profesional. Sus unidades demostraron una cohesión notable, pegándose y aferrándose a sus posiciones incluso bajo la presión más severa, como en la segunda batalla de Latrun. Los propios soldados exhibieron regularmente un alto nivel de coraje personal, y hay una cantidad de historias tanto del lado israelí como del jordano para atestiguar esto. Los jordanos demostraron un buen dominio de las operaciones de armas combinadas, integrando regularmente la infantería, los vehículos blindados y la artillería mejor que los israelíes. Su puntería era muy alta, y sus contraataques solían ser muy oportunos y agresivos. Las unidades jordanas cubrieron bien sus flancos y no se paralizaron cuando los israelíes lograron convertirlos. La legión patrullaba constantemente, a menudo excluyendo las sorpresas israelíes e incluso sorprendiendo a los israelíes en varias ocasiones. Los oficiales subalternos jordanos mostraron una verdadera iniciativa, aprovechando las oportunidades fugaces, como atacar el fuerte de la policía de Latrun cuando los israelíes lo habían dejado peligrosamente prohibido, lo que resultó ser crítico para su esfuerzo de guerra. Los líderes tácticos de Jordania lideraron contraataques efectivos y oportunos que con frecuencia fueron el factor decisivo en el combate. Finalmente, los oficiales de la legión emplearon regularmente maniobras operacionales para obtener una ventaja en el combate, aunque a nivel táctico, muchos ataques jordanos fueron simples ataques frontales.

Sin embargo, al menos dos calificadores deben tenerse en cuenta al considerar el desempeño jordano durante este conflicto. Primero, mientras que los jordanos lucharon sin duda mejor que cualquiera de los otros ejércitos árabes, y en muchos sentidos lucharon igual o mejor que los israelíes, su desempeño no se clasifica exactamente como una de las grandes campañas de la historia militar. Los jordanos no se enfrentaron a un adversario muy capaz, y tenían varias ventajas importantes a su favor. Dejando de lado los mitos de la invencibilidad israelí, la Haganá de 1948 era una fuerza muy mediocre. Sus capacidades de unidad eran desiguales, con algunas brigadas funcionando bien y otras dando una cuenta bastante pobre de sí mismos. Los israelíes estaban inadecuadamente armados y entrenados y sufrieron luchas internas. Tenían todo tipo de problemas con el personal y los idiomas y con la incompatibilidad de su armamento de armas. Algunas unidades de Haganah prestaron poca atención al reconocimiento y, por lo tanto, se sorprendieron por las acciones jordanas que podrían haberse descubierto y evitado fácilmente. Los jordanos pudieron defender el soberbio terreno de Judea y Samaria, mientras que los israelíes se vieron obligados a atacar desde la llanura costera hasta las colinas centrales. Finalmente, los israelíes también tuvieron que luchar contra otros cinco ejércitos árabes, lo que les impidió concentrar la fuerza decisiva contra los jordanos.



A pesar de todas estas ventajas, las fuerzas de Jordania solo lograron luchar contra los israelíes para un empate. Los jordanos derrotaron sistemáticamente los ataques israelíes contra sus posiciones defensivas preparadas. La mayoría de las ofensivas israelíes exitosas en el área de Jerusalén (como en Lod, Ramla y el Monte Sión) se llevaron a cabo contra las pequeñas fuerzas de la Legión Árabe, mientras que las unidades jordanas más grandes en la Ciudad Vieja y Latrun se mantuvieron firmes contra numerosos asaltos israelíes decididos. Por supuesto, en prácticamente todos estos casos, los ataques israelíes fueron torpes asaltos frontales que llegaron directamente a las manos de Jordania. Aunque la legión derrotó a la mayoría de los ataques israelíes, les fue un poco mejor en sus propias ofensivas. Las únicas ganancias significativas que los jordanos pudieron lograr contra la resistencia israelí fueron las conquistas del bloque Etzioni, el barrio judío de la Ciudad Vieja y el área de Shaykh Jarrah. Todos estos éxitos llegaron en las primeras semanas de la guerra, antes de la primera tregua, y fueron todos logros modestos. En ninguna de estas batallas los jordanos enfrentaron una fuerza grande, bien armada y adecuadamente entrenada. Por ejemplo, en Shaykh Jarrah, un batallón de infantería de la legión apoyado por artillería y vehículos blindados derrotó a setenta soldados de infantería del Irgun. Incluso con la ventaja del terreno urbano en el lado israelí, esto fue un desajuste, y la victoria de la legión no puede tomarse como un signo de destreza real por parte de los jordanos. A la inversa, en el momento en que se encontraron con unidades israelíes mejor entrenadas o más grandes, como en el área de la Puerta de Mandlebaum y en Notre Dame, sus ataques no llegaron a ninguna parte.

Un calificador adicional que se debe adjuntar a la actuación jordana es la contribución de los oficiales británicos de la Legión Árabe. Existe un consenso entre los expertos en el ejército jordano y la guerra de 1948 de que fue la influencia y presencia británicas el elemento más importante de la eficacia militar jordana. Por ejemplo, Brig. El General SA El-Edroos, un admirador descarado del ejército jordano, comentó: "El crédito por la excelencia del desempeño de la Legión Árabe durante la guerra de 1948 y más tarde, durante las guerras fronterizas de 1951-1956, debe ser justamente dado a Glubb Pasha y al contingente de oficiales británicos que sirvieron con la Legión Árabe desde su formación en 1921 hasta el éxodo de 1956 "." El Coronel Trevor Dupuy ha señalado de manera similar que la principal fuente de efectividad militar jordana fue "décadas de liderazgo británico" y la tradición militar ".

Hay una gran cantidad de validez para esta evaluación. La mayoría de los éxitos que disfrutaron los jordanos y la mayoría de las prácticas militares competentes que demostraron fueron atribuibles a su cuerpo de oficiales, que estaba compuesto completamente por británicos y jordanos con largos años de instrucción y entrenamiento militar británico. Los agresivos contraataques, las maniobras en el campo de batalla, las operaciones flexibles y los actos de iniciativa oportunista fueron ejercidos por el cuerpo de oficiales (dominado por los británicos). Del mismo modo, el alto nivel de habilidades de soldado individuales que se encuentran en la Legión Árabe, como su excelente puntería, es directamente atribuible al énfasis británico en los profesionales de servicios a largo plazo, que se benefician de la disciplina del hierro y la capacitación prolongada. La dirección estratégica muy competente de la guerra, otro elemento de la digna muestra de Jordania en este conflicto, fue enteramente producto del oficio británico. Es difícil descartar la influencia británica generalizada como una fuente de las diversas habilidades mostradas por la Legión Árabe en 1948.


Choques jordano-israelíes, 1949-66

Casi inmediatamente después de la conclusión de la guerra en Palestina, Amman inauguró planes para mejorar sus capacidades militares tanto cuantitativa como cualitativamente. Aunque 'Abdallah y sus jefes militares británicos en general se mostraron complacidos con el desempeño de la Legión Árabe contra los israelíes, reconocieron que era una fuerza demasiado pequeña para defender adecuadamente a la nueva nación contra la variedad de amenazas que ahora enfrenta. En los años posteriores a la derrota árabe en 1948, los nacionalistas árabes derrocaron varias de las monarquías árabes y fracasaron por poco para destituir a muchos otros. Los nuevos regímenes en Egipto, Siria, Irak, Yemen y otros lugares tenían poco amor por los monarcas restantes como 'Abdallah y montaron desafíos tanto clandestinos como abiertos a su gobierno. Ante estas amenazas, Amman comenzó una gran campaña para aumentar la Legión Árabe.

Esta expansión, sin embargo, no implicó un movimiento a un ejército de masas. Los oficiales británicos, en particular, se opusieron firmemente a diluir el calibre de la mano de obra adoptando el reclutamiento a gran escala. En su lugar, optaron por mantener los mismos largos períodos de servicio y disciplina rigurosa y capacitación, pero aceptan más voluntarios. Además, como otra forma importante de aumentar la potencia de combate general a su disposición, Amman comenzó a buscar armas nuevas y pesadas, especialmente tanques y aviones de combate, para mejorar la potencia de fuego y la movilidad de la legión.



La guerra en Palestina también había señalado otras deficiencias que Jordania intentó resolver en los años posteriores. Las ramas de apoyo de combate de legión y apoyo de servicio de combate habían demostrado ser enlaces débiles. Antes de 1948, la Legión Árabe había confiado en las fuerzas militares británicas en el Medio Oriente para encargarse de sus diversas funciones logísticas y de apoyo, así como para proporcionar cobertura aérea, señales y unidades de ingenieros de combate. Cuando los británicos se retiraron de Palestina en 1948, se llevaron consigo a este personal de apoyo, obligando a la legión a improvisar durante la guerra con Israel. En particular, los jordanos habían sufrido una escasez de personal técnicamente competente para manejar señales, artillería, ingeniería de combate, logística y palanquillas de mantenimiento.

En todos los ámbitos, Jordania y sus oficiales británicos intentaron remediar estos problemas y ampliar y modernizar la legión. En 1950, Amman estableció una escuela de entrenamiento de cadetes para oficiales, seguida de programas de capacitación para personal técnico y de logística, el Royal Military College y el Command Staff College. En 1951, el rey Abdallah creó la Real Fuerza Aérea de Jordania (RJAF) con un pequeño número de aviones británicos más antiguos. Además, la Legión Árabe comenzó a aceptar un gran número de nuevos voluntarios. A lo largo de los años cincuenta y cuarenta, la legión siguió siendo una carrera extremadamente popular. Su prestigio era enorme y sus beneficios económicos excelentes. De hecho, a mediados de la década de 1960, había una larga lista de espera para voluntarios, y muchos solicitantes recurrieron al soborno simplemente para poder servir como hombres alistados. En consecuencia, la fuerza de la legión aumentó de 12,000 hombres en nueve batallones de infantería y varias compañías de infantería independientes en 1949 a 55,000 hombres en nueve brigadas de infantería, dos brigadas blindadas y cinco batallones independientes de tanques e infantería en 1967.

Sin embargo, estos esfuerzos también produjeron algunos problemas involuntarios. Primero, como parte del esfuerzo por mejorar la capacidad de Jordan para operar y mantener equipos técnicos, Glubb alentó la contratación de personal más calificado técnicamente, incluidos muchos que simplemente tuvieron una exposición pasajera a la maquinaria y los productos electrónicos modernos. El segmento de la población de Jordania que más poseía estos rasgos eran los Hadaris, particularmente los nuevos refugiados palestinos. La mayoría de los palestinos provenían de las grandes ciudades costeras como Jaffa y Haifa, por lo que habían estado rodeando automóviles, teléfonos y otras tecnologías mundanas. También poseían el mayor número de jóvenes capacitados en campos técnicos como la ingeniería y las ciencias físicas. Pero los Hashimitas habían desarrollado una relación muy fuerte con la población beduina durante los años 1930 y 1940 y se sentían menos cómodos confiando en los Hadaris jordanos; no confiaban en absoluto en los palestinos. La mayoría de los palestinos despreciaban a los hasimitas y sus partidarios beduinos como "bumpkins" poco sofisticados. Además, los palestinos tenían la intención de reconquistar su patria, una meta sobre la cual la monarquía jordana era ambivalente en el mejor de los casos. Por lo tanto, los esfuerzos de Glubb para reclutar a palestinos con habilidades técnicas y Hadaris fueron considerados con recelo en Amman, y tales reclutas fueron estrictamente separados dentro de los militares. En última instancia, los "West Bankers" fueron relegados a los servicios técnicos (ingeniería, suministro y transporte, mantenimiento y reparación, servicios médicos y señales) y a cuatro de las brigadas de infantería. Las otras cinco brigadas de infantería, las dos brigadas blindadas y los batallones de armadura independientes fueron todos estrictamente beduinos. Además, las cuatro brigadas "palestinas" se desplegaron en Cisjordania, mientras que las brigadas blindadas y hasta cuatro de las brigadas de infantería "beduinos" se mantuvieron en la orilla este, entre las unidades de la Ribera Occidental y la capital. Amman vigiló de cerca a su puñado de oficiales palestinos, y pocos pudieron ascender tan alto como el comandante de batallón (y generalmente solo en unidades de apoyo). El mando en las unidades de combate estaba reservado para los oficiales beduinos.

El segundo problema con el que se encontraron los jordanos se derivó de la dotación de sus nuevos billetes de oficial. La dramática expansión de la Legión Árabe exigió un aumento correspondiente en el tamaño del cuerpo de oficiales jordanos. La respuesta de Amman fue asegurar un gran número de oficiales británicos adicionales en comisión de servicio del ejército británico. Para 1955, los oficiales británicos representaban más de la mitad de todas las palanquillas de oficiales en el ejército jordano, más que en cualquier momento anterior. Esta afluencia resultó crucial para entrenar a las hordas de nuevos reclutas que se incorporaron para completar la estructura de fuerza expandida. En pocas palabras, no existía un grupo de oficiales capacitados disponibles en Jordania que pudieran haber sido utilizados para brindar capacitación adecuada a una cantidad tan grande de personal nuevo contratado en tan poco tiempo. Si los jordanos no hubieran podido obtener los servicios de estos oficiales británicos, su programa de expansión habría sido menos exitoso y podría haber fracasado por completo, produciendo una fuerza más grande pero mucho menos capaz. Sin embargo, la adición de más oficiales británicos creó resentimiento entre los oficiales subalternos jordanos, quienes creían que deberían haber recibido la primera preferencia por las nuevas asignaciones de comando que se abrieron como resultado de la expansión.



Este descontento eventualmente contribuyó al despido de los británicos del servicio jordano. En marzo de 1956, el nuevo rey jordano, Hussein ibn Talal, nieto de Abdallah, despidió a Glubb y a los otros oficiales británicos de la Legión Árabe y renombró oficialmente la fuerza del Ejército Árabe de Jordania al-Arabiyyah al-Urduniyyah). Aunque el joven rey y Glubb tenían algunas diferencias con respecto al curso futuro de las fuerzas armadas jordanas, las verdaderas causas de la ruptura fueron el nacionalismo árabe y las ambiciones del cuerpo de oficiales subalternos de Jordania. Muchos jordanos vieron la continua presencia británica en el ejército como un vestigio persistente del control imperial sobre el país. En el mejor de los casos, los oficiales británicos habían dividido las lealtades, y su conducta en la guerra con Israel sirvió como prueba de que su primera lealtad era a Londres. Finalmente, los ambiciosos jóvenes oficiales jordanos se dieron cuenta de que su avance futuro dependía de eliminar el obstáculo de los oficiales británicos. En consecuencia, se movieron por el despido de Glubb con el pretexto del nacionalismo, aunque en realidad por su propio interés.

La repentina salida de los oficiales británicos de la antigua Legión Árabe no solo creó un considerable "espacio para la cabeza" para los aspirantes a oficiales jordanos, sino que también introdujo nuevos dolores de cabeza para el régimen. En particular, los jordanos encontraron que pocos de sus candidatos oficiales estaban realmente calificados para asignaciones de comando táctico. Ammán pudo encontrar suficientes oficiales competentes para llenar el número relativamente pequeño de espacios para personas mayores abierto por el éxodo británico, pero tuvo dificultades para llenar adecuadamente el número mucho mayor de comandos de rango inferior. Como brig. Peter Young, un comando británico altamente condecorado y comandante del noveno batallón de infantería jordano hasta 1956, observó sucintamente, "había una clara escasez de posibles batallones y comandantes de compañía". "En última instancia, los jordanos se vieron obligados a conformarse con un número de oficiales que no habrían pasado el examen de los británicos porque eran los únicos hombres disponibles ".

Operaciones de combate

Además del tumulto provocado por estos cambios, los jordanos tenían que estar constantemente en guardia contra Israel. El combate nunca cesó por completo a lo largo de la frontera, incluso después del alto el fuego de diciembre de 1948. Palestinos, jordanos e israelíes encontraron razones para atacarse mutuamente a través de las líneas de alto el fuego, asaltar las aldeas de los demás y secuestrar a los soldados de los demás. Las fuerzas israelíes tuvieron un desempeño deficiente en estas operaciones al principio, lo que llevó a Tel Aviv a establecer una fuerza especial de élite, la Unidad 101, bajo el liderazgo del Mayor Ariel Sharon, específicamente para incursiones transfronterizas. En 1954, los israelíes expandieron esta fuerza de élite fusionando la Unidad 101 con su batallón de paracaidistas para formar la Brigada de Paracaidistas 202d, nuevamente bajo el liderazgo de Sharon. Las tropas de Sharon alteraron dramáticamente el equilibrio a lo largo de la frontera entre Israel y Jordania. Él demostró ser un brillante táctico, sus hombres eran excelentes luchadores, y regularmente derrotaron a fuerzas jordanas y palestinas mucho más grandes. Esta serie de derrotas, y la creciente ferocidad de las redadas de Sharon, obligaron a los jordanos a reforzar la presencia del ejército en Cisjordania, aumentando aún más la escala de combate. El mayor y más importante choque entre la fuerza de Sharon y la Legión Árabe fue en la aldea de Qalqilyah en Cisjordania en octubre de 1956.

La batalla de Qalqilyah

En septiembre y octubre de 1956, un grupo de guerrilleros palestinos llevó a cabo una serie de ataques contra Israel desde el área de Qalqilyah que dejó a nueve civiles israelíes muertos. Tel Aviv decidió montar una redada de represalia utilizando la Brigada de Paracaidistas 202d de Sharon. El objetivo de la huelga sería la sede militar de Jordania en Qalgilyah para sancionar, o al menos no impedir, las operaciones de este grupo palestino. Qalqilyah está a unos veinte kilómetros al noreste de Tel Aviv, en el extremo occidental de un saliente que sobresale en Israel desde los territorios de Cisjordania para crear el punto más estrecho de la estrecha cintura de Israel. La ciudad fue defendida por elementos del noveno batallón de infantería jordano. Al menos otra compañía del batallón estaba en reserva en Azzun, varias millas al este, esperando para contraatacar cualquier ataque de represalia israelí.

El 10 de octubre, Sharon dirigió a los elementos de su brigada contra Qalqilyah. El liderazgo político de Israel impuso varias restricciones inusuales a su operación para no poner en peligro las negociaciones en curso con Gran Bretaña y Francia para una campaña militar combinada contra Egipto. El plan de Sharon había sido desplegar una fuerza de bloqueo a lo largo de la carretera Qalqilyah-Azzun; otra fuerza se apoderaría de la colina Zuffin, que daba a la carretera de Azzun; una tercera fuerza despejaría los puntos fuertes jordanos al sur de Qalqilyah; y otra fuerza en realidad tomaría y demolería el cuartel militar. Sin embargo, Tel Aviv vetó la captura de Zuffin Hill, y temieron que el ataque contra los puntos fuertes al sur de la ciudad hiciera que la operación pareciera demasiado grande ".

Como resultado de estos cambios, la redada se convirtió en una batalla campal. Cuando las unidades de Sharon se dirigieron hacia el este hacia Qalgilyah, la compañía jordana en el punto fuerte al sur de la ciudad abrió fuego contra ellas. Aunque estas tropas no salieron de sus posiciones y contraatacaron a los israelíes para evitar que llegaran al cuartel militar, su fuego fue preciso y, dado que llegó a los israelíes desde el flanco, frenó su operación. Mientras tanto, los elementos de la reserva del 9º Batallón llegaron corriendo por la carretera de Azzun-Qalqilyah tan pronto como recibieron los informes de radio del ataque israelí solo para meterse en la fuerza de bloqueo israelí, lo que los arrojó con grandes pérdidas. Sin embargo, los refuerzos jordanos eran considerablemente más grandes que la fuerza de bloqueo israelí, y su tamaño hizo que los israelíes volvieran a caer en otra posición de emboscada. Los jordanos se reagruparon y atacaron por el camino otra vez, y de nuevo se sorprendieron y atacaron en una emboscada israelí. Una vez más cayeron en desorden, se reagruparon, atacaron de nuevo y fueron emboscados nuevamente. Después de esta tercera nariz sangrienta, el comandante jordano desplegó una parte de su fuerza para moverse al norte de la carretera a una posición de flanqueo. No está claro si pretendía realizar un ataque de flanqueo a la fuerza de bloqueo israelí o si se había rendido y simplemente se estaba desplegando para evitar que los israelíes condujeran más al este hacia Jordania.

Independientemente de su propósito, este movimiento de repente cambió las cosas a favor del 9º Batallón. Para entonces, el cuerpo principal israelí había terminado de demoler el complejo de la sede en Qalgilyah y estaba listo para retirarse de nuevo a Israel. Como parte de la retirada, se ordenó a la pequeña fuerza de bloqueo israelí que retrocediera, no hacia el oeste, sino hacia el norte, hacia el kibbutz israelí de Eyal, lo que provocó que corrieran a la posición de flanco jordano. Los jordanos sorprendieron a los israelíes y les infligieron un buen número de víctimas. En ese momento, el comandante jordano se dio cuenta de que había atrapado a una pequeña unidad israelí en una mala posición y lanzó todas sus fuerzas contra ellos. Atacó a los israelíes atrapados, pero envió parte de su fuerza al oeste para ocupar la colina Zuffin para cortar su ruta de escape hacia el oeste a Qalqilyah. Los israelíes intentaron escapar hacia el oeste y luego fueron atrapados en una emboscada por los jordanos en la colina. Sharon finalmente se vio obligado a llamar a la artillería y despachar una pequeña fuerza de Ares que había estado manteniendo en reserva, que se abrió paso a través de las líneas jordanas y extrajo la unidad atrapada a costa de uno de los Arcs perdidos por el fuego antitanque. En total, los israelíes sufrieron 18 muertos y 60 heridos, mientras que los jordanos sufrieron entre 120 y 300 bajas.

miércoles, 22 de mayo de 2019

Fuerzas Aéreas: Türkmenistanyň Ýaragly Güýçleri

Türkmenistanyň Ýaragly Güýçleri

Түркменистаның Йараглы Гүйчлери


Scramble

Historia

Turkmenistán fue una de las pocas repúblicas soviéticas que prefirió permanecer en la Unión Soviética, sin embargo, se vio obligada a declarar su independencia después de que la Unión Soviética dejó de existir. No ha cambiado mucho como jefe del Partido Comunista de la SSR de Turkmenistán, Saparmurat Niyazov se convirtió en presidente para la vida de la nueva República de Turkmenistán. Solo después de su muerte en 2006, el país se abrió un poco, permitiendo contactos con Occidente.


Foto: Marcus Fülber

Fuerzas armadas de Turkmenistán

Después de la disolución de la Unión Soviética, elementos importantes del Distrito Militar de Turkestan de las Fuerzas Armadas Soviéticas permanecieron en suelo turcomano. Estos formaron el núcleo de las Fuerzas Armadas de Turkmenistán y fueron puestos bajo el mando conjunto del nuevo gobierno ruso. Las Fuerzas Armadas consisten en el Ejército, la Fuerza Aérea y la Fuerza de Defensa Aérea, la Armada, las Tropas Fronterizas y la Guardia Nacional.




Fuerza Aérea

Un gran número de aviones, incluidos los MiG-23, los MiG-25 y los Su-17, permanecieron en el país, pero probablemente solo el MiG-29 y el Su-25 estaban y todavía están en servicio. Estos jets operan a lo largo de una pequeña fuerza de helicópteros (Mi-17 y Mi-24) y algunos aviones de transporte.

Organización

La Fuerza Aérea de Turkmenistán está probablemente organizada de acuerdo con la doctrina soviética, por lo que, por el momento, utilizamos el formato "Base Aérea / Escuadrón" en nuestro OrBat.


Bases aéreas militares 



ORBAT






La Fuerza Aérea de Turkmenistán Su-25 fotografiada en Georgia en 2004.

VTOL: Proyecto Focke Wulf Triebflügel


Focke Wulf Triebflügel

Fuente: German VTOL



Aunque solo es un proyecto, el caza Focke Wulf Triebflügel (Ala de empuje), diseñado por Ing. Dipl. Heinz von Halem, en septiembre de 1944, fue un estudio muy interesante en el vuelo de ala rotatoria e incorporó varias características radicales. El caza debía ser una aeronave de despegue vertical que se sentara en la cola y obtuviera su sustentación y empuje a partir de tres alas que giraban alrededor del fuselaje en un punto aprox. un tercio de la longitud del fuselaje de la nariz. No se transmitió torque al fuselaje desde las alas giratorias, ya que fueron impulsadas por tres ramjets montados en la punta, las alas giraron hasta la velocidad de operación del ramjet (300 kmh) ya sea por un motor de refuerzo interno o tres cohetes de empuje de 660 lb Motores montados en el centro de cada pod ramjet.




La gran ventaja de este diseño fue un avión capaz de despegar verticalmente y escalar a alta velocidad, que no requería una pista y que incluso podía despegar desde cualquier área despejada, incluso dentro de las ciudades.

Cada ramjet tenía un diámetro de 2 pies 3 pulg., Daba aproximadamente 1,850 lb de empuje y se desarrolló a partir de los experimentos realizados desde 1941 por Otto Pabst en el departamento de dinámica de gases de Focke Wulf en Bad Eilsen. Principalmente por el desarrollo de quemadores de combustible especiales y el método de compresión de aire, Pabst había logrado desarrollar un diseño básico de ramjet en el que la longitud total no era más de 2 1/2 veces el diámetro del ramjet, lo que hacía al tipo adecuado para rotativas movimiento. La prueba exitosa del ramificador Pabst se realizó en pruebas de túnel de viento a velocidades de hasta Mach 0.9. El combustible debía ser alimentado desde el cuerpo de la embarcación a los motores Ramjet por la fuerza central de los motores giratorios. Otra ventaja del motor Ramjet fue su capacidad para quemar combustible no estratégico o de baja calidad, como la mezcla de carbón u otros combustibles de baja calidad.



El caza de Triebflügel debía colocarse verticalmente en el suelo, sostenido por sus cuatro aletas, cada una de las cuales tenía una pequeña rueda estabilizadora en su punta. La carga de aterrizaje principal debía tomarse en una sola rueda principal en la base del fuselaje, y durante el vuelo, todas las ruedas estaban rodeadas por vainas aerodinámicas en forma de tulipán. El piloto se acomodó en una cabina de la nariz con una campana de burbujas, y el armamento montado en la nariz consistió en dos cañones de 30 mm MK y dos cañones de 20 mm.



Las alas no inclinadas giratorias tenían un paso que disminuía gradualmente de la raíz a la punta en la forma de un tornillo aerostático, y no parece que ningún método de control, aparte de los ajustes de RPM, haya sido diseñado para ajustar las características del ala. El control de la aeronave se realizó mediante las superficies de control en los bordes de salida de las aletas de la cola. Por lo tanto, para volar en trayectoria horizontal, la cola se presionaría ligeramente para dirigir parte de la fuerza de empuje en una fuerza de elevación. Hubo cierta especulación por parte de otros autores de que las alas podían inclinarse en vuelo. El despegue se lograría inclinando las alas (cuchillas) a un ángulo de +3 grados. Una vez en vuelo nivelado, las cuchillas se irían inclinando gradualmente hasta alcanzar 90 grados, transformando así las cuchillas en alas para un vuelo nivelado.



La transición del vuelo vertical al horizontal y viceversa, sin embargo, parece proporcionar una gran dificultad para el piloto. Lo más difícil es la maniobra de aterrizaje, en la cual el piloto, tendido boca abajo, tenía que aterrizar la nave hacia abajo, mirando a través del rotor y el círculo de escape.

Después de la guerra, se reanudó cierto desarrollo de este tipo de caza VTO, especialmente en los Estados Unidos, donde se realizaron experimentos con aeronaves que utilizaban tornillos de aire contra-rotativos montados en la turbina para contrarrestar el par. ejemplos son el Convair XFY-1 y Lockheed XFV-1.




Datos de Focke Wulf Triebflügel
Planta de energía Tres motores a chorro Lorin de 1,850 lb de empuje cada uno
Velocidad Máxima 621 mph
Peso 5,175 lb cargado
Envergadura 37 ft 8 3/4 "Rotating Wing Span
Longitud 30 pies
Armamento 2-MK 103 cañones de 30 mm y 2-MG 151 cañones de 20 mm

Datos proporcionados por los aviones alemanes de la Segunda Guerra Mundial por Smith & Kay 1972
Tren de aterrizaje de aviones alemanes, por Gunther Senfelder, Schiffer Publishing, 1993
Geheimprojekte der DSF - Von Höhenaufklärer bis zum Raumgleiter Por Horst Lommel. Motorbuch Verlag, 2000

martes, 21 de mayo de 2019

Guerra ruso-japonesa: Datos increíbles del conflicto

Guerra mundial cero: más datos increíbles sobre la guerra ruso-japonesa



por MilitaryHistoryNow.com



Una representación japonesa de la batalla de Shaho en China en 1904. "En la batalla del río Sha, una compañía de nuestras fuerzas empuja una fuerza enemiga fuerte a la orilla izquierda del río Taizi", dice la inscripción. . (Fuente de la imagen: WikiCommons)

Bienvenido a la segunda entrega de nuestra serie de dos partes sobre la Guerra Ruso-Japonesa patrocinada por Rowan Technology, los creadores de las aplicaciones digitales y libros de texto de The West Point History of Warfare. Si bien la primera parte de esta serie te brindó información increíble sobre la Batalla de Tsushima, la feroz lucha en tierra también proporciona datos históricos fascinantes para aquellos interesados ​​en las extrañas formas en que se desarrollan las guerras.

Los historiadores se han arrepentido de que la guerra ruso-japonesa de 1904 a 1905 podría considerarse bastante como la primera "guerra mundial" verdadera de la era moderna. Muchos apuntan a la naturaleza hemisférica del conflicto, sin mencionar su uso de ejércitos de masas, tácticas modernas y armamento del siglo XX como evidencia. Si nada más, la lucha de 19 meses, que se cobró más de 100,000 vidas, ciertamente presagió el horror y la destrucción masiva de la Gran Guerra que seguiría apenas una década después. Es por esto que algunos se refieren a la lucha entre Rusia y Japón como "World War Zero".



¿La forma de las guerras por venir? Fue una guerra de trincheras al frente occidental en 1917 para estas tropas rusas en Bulla. (Fuente de la imagen: WikiCommons)

La guerra surgió de una larga e intratable rivalidad entre Rusia y Japón, que buscaban un mayor control sobre Manchuria y Corea. Después de años de ruido de sables, destreza y diplomacia, las negociaciones entre las dos potencias finalmente se derrumbaron a principios de 1904.

El 8 de febrero de ese año, los destructores japoneses lanzaron un ataque sorpresa de torpedos a las embarcaciones rusas que se encontraban en Port Arthur. La lucha se intensificó rápidamente y se extendió por toda la región. Durante el próximo año y medio, más de una docena de batallas importantes se disputarán tanto en tierra como en el mar. Además de los enfrentamientos entre los modernos buques de guerra en las aguas de Corea, más de medio millón de hombres cruzarían espadas en Mukden en Manchuria, la batalla terrestre más grande desde las Guerras Napoleónicas.



La marina japonesa toma posesión de un submarino de clase holandesa de fabricación estadounidense en 1904. (Fuente de la imagen: WikiCommons)

Tras una aplastante derrota naval en Tsushima en mayo de 1905, Rusia finalmente buscó un armisticio. La humillación de uno de los imperios más poderosos de Europa a manos de lo que entonces se consideraba poco más que un principiante internacional sorprendió a Occidente. Pero para Japón, su triunfo decisivo sobre Rusia fue el acto de apertura en una saga de 40 años de expansión militar descarada que finalmente terminaría con nubes de hongos sobre Hiroshima y Nagasaki.


La flota japonesa se lanza a la batalla en Tsushima. (Fuente de la imagen: WikiCommons)

Sin embargo, a pesar de su importancia militar y sus consecuencias geopolíticas de gran alcance, la guerra ruso-japonesa a menudo queda relegada a los márgenes de los libros de historia, en gran parte eclipsada por los acontecimientos más trascendentales de 1914. Continuando con el artículo de la semana pasada sobre la batalla de Tsushima, aquí hay algunos datos más sorprendentes sobre este conflicto frecuentemente olvidado.

Arsenales del siglo XX



Artillería rusa en acción en Mukden, 1905. (Fuente de la imagen: WikiCommons)

Si bien no es tan avanzado como el hardware militar que se desplegó en la Primera Guerra Mundial, las armas empleadas en la Guerra ruso-japonesa todavía representaron un gran avance tecnológico. Ametralladoras, acorazados de acero gigantes e incluso submarinos estaban en su infancia durante la guerra ruso-japonesa. Aunque no todas estas máquinas de guerra de vanguardia demostraron ser decisivas, su presencia en el campo de batalla proporcionó valiosas lecciones que continuarían para definir cómo se librarían las guerras futuras.

David contra Goliat



Los soldados japoneses cruzan el río Yalu, 1904. (Fuente de la imagen: WikiCommons)


Rusia vs. Japón.

Al comienzo de la guerra ruso-japonesa, las cartas se apilaron a favor de Rusia. En términos de fortalezas y recursos nacionales, el zar Nicolás II tenía tres veces más buques de guerra, seis veces más soldados y tres veces más población que Japón. Sin embargo, la mayor parte del poder de Rusia estaba a medio mundo de distancia frente a Europa. Mover hombres y material al frente resultó ser una tarea trascendental. Como se mencionó anteriormente, un escuadrón de 40 barcos pasó casi la mitad de la guerra en tránsito desde el Báltico al Pacífico, un viaje de casi 18,000 millas marinas.


Guerra de trenes



Un tren de tropas rusas se estrella contra el hielo de un lago siberiano. Los generales del zar hicieron un seguimiento a través del agua congelada para ayudar a acelerar el movimiento de las tropas. El deshielo de la primavera llevó al desastre. (Fuente de la imagen: WikiCommons)



El Transiberiano Express en 1904.

La única forma de transporte terrestre de Rusia para hombres y material para desplazarse desde el oeste hacia el océano Pacífico fue el ferrocarril transiberiano de vía única. A casi 10.000 km (6.000 millas), era el ferrocarril más largo en la faz de la tierra, que abarca la longitud del país más grande del mundo. Tomó menos de una semana para que un ejército viajara de un extremo a otro de la línea, una hazaña sin precedentes en ese momento.

Japón: el imperio contraataca




Soldados japoneses en marcha en Corea, 1904. (Fuente de la imagen: WikiCommons)


Número de proyectiles disparados por Japón. 

A pesar de su tamaño relativamente pequeño, Japón superó a su oponente de varias maneras. Caso en cuestión: el ejército japonés disparó un número asombroso de proyectiles de artillería durante el conflicto, exponencialmente más de lo que utilizó en la Primera Guerra Sino-Japonesa de 1894 a 1895. Los japoneses lanzaron 16.800 disparos de artillería contra los ejércitos de China, mientras que Una batalla contra los rusos en Mukden, Japón, quemó 344,855 proyectiles.


Triunfo de armas - Falla de la logística.



Fuerzas japonesas en acción en Port Arthur, 1904. (Fuente de la imagen: Biblioteca del Congreso)

En lo que quizás fue un ejemplo de prefiguración de la mayor debilidad de Japón en la Segunda Guerra Mundial, los japoneses en la Guerra ruso-japonesa se centraron poco en la logística. Los generales de Tokio dieron prioridad a la batalla por la logística. De hecho, la universidad de su personal descuidó el tema por completo. En cambio, confiaron en cientos de miles de trabajadores chinos y coreanos para llevar a cabo la logística, como el transporte de armas y material.

Rusia pide la rendición



Después de una derrota tras otra, Rusia finalmente pide la paz. (Fuente de la imagen: WikiCommons)

La guerra ruso-japonesa fue rara porque los rusos admitieron la derrota, pero el día en que los ministros del Zar pidieron la paz, todavía formaban un ejército en Manchuria tres veces más grande que todo el ejército japonés.