Noticias de Defensa

Loading...

lunes, 1 de septiembre de 2014

Avión de transporte: Indonesian Aerospace N-219


Indonesian Aerospace N-219




Papel Avión de transporte utilitario ligero
Origen nacional Indonesia
Fabricante Indonesian Aerospace
Estado En desarrollo
Costo unitario $ 4.000.000
Desarrollado a partir de IPTN NC-212


El Indonesian Aeroespe N-219 es un nuevo avión de transporte ligero diseñado por Indonesian Aerospace para misiones polivalentes en áreas remotas. [1]


Diseño y desarrollo 

El N-219 fue desarrollado a partir del CASA C-212 Aviocar y, al igual que el diseño, es también de todo de construcción metálica. Se afirma que va a tener el volumen de la cabina más grande de su clase, junto con un sistema de puertas flexibles para permitir a las misiones polivalentes para el transporte de pasajeros y carga. N-219 ha sido diseñado para cumplir con FAR 23 (aviones de categoría de cercanías) y será certificada en el año 2013, con las primeras entregas previstas para 2014 la certificación de Relaciones Exteriores se llevarán a cabo más tarde. El precio inicial se prevé US $ 4 millones cada uno, [2] mientras que el presupuesto para el desarrollo pronosticado era alrededor de $ 30 millones para 15 aviones. [3]

Debido a la escasez de financiación de préstamos por US $ 65M para desarrollar la N-219 se adquirieron con cargo al Fondo Qatar-Indonesia Coinversión $ 1B en 2006 [4]

En junio de 2011, el ministro de Industria solicitó que el gobierno de Indonesia proporciona Rp.59 mil millones (US $ 6,9 millones) para completar el prototipo N-219. Budi Darmadi, Director General de Industria de Semillas de Base Tecnológica Avanzada del Ministerio de Industria indicó que creía que el avión tiene un buen potencial de mercado, debido a la antigüedad de la mayoría de los otros aviones de su clase. [5] [6]

La compañía ha recibido un pedido de 20 unidades de N-219 desde Merpati Nusantara Airlines para reemplazar sus aviones más viejos, como los Twin Otter, con entregas previstas en 2015. El mercado total de la N-219 se prevé que sea 97 aviones civiles y 57 militares. [7] [8] en agosto de 2013, la compañía anunció que había firmado un pedido de 100 aviones de Lion Air para la entrega en 2016 [9]


Especificaciones 


Características generales 

Tripulación: 2
Capacidad: 19 pax
Peso en vacío: 9500 libras (4309 kg)
Peso máximo al despegue: 15,500 libras (7,031 kg)
Planta motriz: 2 × motores turbohélice Pratt & Whitney Canada PT6A-42, 850 shp (630 kW) cada uno


Rendimiento 

Velocidad de crucero: 213 nudos (245 mph; 394 kmh)
Velocidad de pérdida: 73 kn (84 millas por hora; 135 kmh)
Alcance: 600 millas náuticas (690 km; 1111 kilometros)
Alcance de autotransporte: 1.580 millas náuticas (1.820 km; 2930 kilometros)
Techo de servicio: 10.000 pies (3.000 m)
Tasa de ascenso: 2.300 ft / min (12 m / s)


Referencias 

  1. Airframer (January 2011). "Indonesian Aerospace N-219". Retrieved 1 January 2011.
  2. Irawan, Ade (June 2011). "Pesawat Baru N-219 Garapan PT DI Dibandrol US$ 4 Juta". detikFinance. Retrieved 27 June 2011.
  3. "PT DI Kembangkan Pesawat N-219". January 12, 2012.
  4. Menafn (December 2010). "IAe to bid for finance from Qatar-Indonesia Fund". The Peninsula. Retrieved 1 January 2011.
  5. Hapsari, Rukmi and Adi Teguh (June 2011). "Government Establishes N-219 Development Fund". Indonesia Finance Today. Retrieved 9 June 2011.
  6. PT DI Siap Ciptakan Pesawat N-219, 'Burung Besi' Asli RI
  7. "Merpati Akhirnya Lirik Pesawat N-219 Produksi PTDI (Indonesian language)". Media Indonesia. July 2011. Retrieved 5 July 2011.
  8. Dipa, Ayra (July 2011). "Dirgantara awaiting $30m cash injection for N-219 project". The Jakarta Post. Retrieved 18 July 2011.
  9. "Lion Air Sepakat Beli 100 Unit N219 PT DI Klaim Lion Air Sepakat Beli 100 Unit N219". Indo Aviation. August 2013. Retrieved 20 August 2013.


Wikipedia

Crucero: clase Tre Kronor (Suecia)



Crucero clase Tre Kronor 

La clase Kronor Tre (en español: clase Tres Coronas) era una clase de dos cruceros construidos para la Armada sueca durante la Segunda Guerra Mundial.


Datos
Operadoress: Armada sueca
 Armada chilena
Construido:1943–1947
En comisión:1947–1984
Planeados:2
Completados:2
Retirados:2
Características generales
Tipo:Crucero
Desplazamiento:7,400 toneladas (7,519 t) standard
9,200 toneladas (9,348 t) a plena carga
Longitud:
174 m  (pp)
182 m (oa)
Eslora:16.45 m 
Calado:5.94 m 
Propulsión:
2 turbinas, 4× 4 vapores a tambor-
100,000 shp (75,000 kW)
Velocidad:33 nudos (61 km/h; 38 mph)
Complemento:618
Armamento:Como fueron construidos :
• 7 × cañones de 152mm Bofors
• 20 × cañones de 40 mm
• 7 × cañones de 25 mm
• 6 × tubos de torpedo
Göta Lejon: posterior 1958:[2]
• 7 × cañones de 152 mm
• 4 × 57 mm Bofors
• 11 × 40 mm guns
• 6 × tubos de torpedo 
Blindaje:
Cinturón: 70 mm
Cubierta: 30 mm superior, 30 mm  principal
Torretas: 50–127 mm 
Torre de mando: 20–25 mm 


Diseño y desarrollo 

El estallido de la Segunda Guerra Mundial hizo que la marina de guerra sueca para cambiar su estrategia naval, con lo que se decidió basar la flota en dos escuadrones de destructores, cada uno de los cuales estaría dirigido por un crucero, en lugar de la organización existente de naves de defensa costera lentos y pequeñas lanchas torpederas. En 1940, por lo tanto, el gobierno sueco decidió que dos cruceros se iban a construir. Los cruceros fueron diseñados por el astillero italiano CRDA en 1940-1941. [3]


El armamento principal era siete cañones Bofors de 152 mm, con una triple torreta hacia adelante y dos torretas gemelas a popa. Las armas estaban siendo construidos por Bofors para los cruceros clase Eendracht que se estaban construyendo en los Países Bajos para la Real Armada de Holanda, pero fueron asumidas por el gobierno sueco cuando Holanda se rindió a Alemania en mayo de 1940. [4] Podrían disparar municiones de 101 libras (46 kg) a un alcance de 28.000 metros (26.000 m) a una velocidad de 12-15 disparos por minuto, [5] y podría elevar a 70 grados, siendo capaz de tanto de uso anti-superficie y antiaéreo. [2] Armamento adicional antiaéreo fue proporcionada por 20 cañones Bofors de 40 mm en 10 torretas gemelas y siete cañones de 25 mm. Seis tubos de torpedos de 21 pulgadas (530 mm) se ajustaron, y el barco también podían llevar 160 minas. [6] [2]

Un debate político estalló sobre los cruceros, con ello, junto con la reanudación del diseño, asegura que la obra no se inició hasta 1943. Los barcos fueron construidos por los astilleros Gotaverken y Eriksberg en Gotemburgo. El HMS Tre Kronor fue lanzado el 16 de diciembre de 1944, y el HMS Göta Lejon el 17 de noviembre 1945.


ACh Almirate Latorre durante el conflicto del Beagle

Historia del servicio 

El inicio diferido a las naves y las acciones sindicales significó que la Segunda Guerra Mundial fue mucho más cuando se terminaron las naves, con ambos barcos entrando en servicio en 1947. Ellos fueron reacondicionados a finales de 1940 y principios de 1950, con un nuevo puente instalado , añadió radar y los cañones de 25 mm reemplazada por siete más 40 mm cañones Bofors.

El Göta Lejon tuvo otra importante reforma entre 1957 y 1958, con el nuevo radar está montado, y un armamento antiaéreo secundaria revisada de cuatro cañones Bofors de 57 mm y once cañones Bofors de 40 mm. Una mejora similar para Tre Kronor fue cancelado debido a la falta de fondos.



El Tre Kronor entró en reserva en 1958, fue golpeado el 1 de enero de 1964 y vendido como chatarra en 1968, que se utilizó para construir un puente de pontones. El más moderno Göta Lejon no fue afectado hasta el 1 de julio de 1970 y fue vendido a Chile en julio de 1971, para ser comisionado en la Armada de Chile como el Almirante Latorre, el 18 de septiembre de 1971  Latorre fue dado de baja de la Armada de Chile en 1984, y fue vendido en agosto de 1986, siendo desguazados en Taiwán en 1987



En los episodios que marcaron las tensiones bilaterales entre Chile y Argentina en 1978, su comandante en el teatro de Operaciones Austral fue el capitán de navío Sergio Sánchez Luna, quien posteriormente alcanzó el grado de Vicealmirante.

El Crucero Almirante Latorre fue parte de la división "Acero" junto con otros buques artilleros.


Barcos 

ConstructorPuesto en quillaBotadoComisionadoDestino
Tre KronorGötaverken27 de Septiembre de 194316 de Diciembre de 194425 de Octubre de 1947Desguazado 1 de enero de 1964
Göta LejonEriksbergs Mekaniska Verkstad27 de Septiembre de 194317 November 194515 December 1947Dado de baja (Armada sueca) 1 de Julio de 1970
Vendido a Chile para servir como Almirante Latorre el 18 de Septiembre de 1971[7]
Dado de baja (ACh) en 1984[9]




Wikipedia

Irán: Prueban el Bavar-373, "sucesor" del S-300

'Primer disparo': Irán prueba el sistema Bavar-373 destinado a sustituir al S-300 ruso


Una imagen muestra una parte del nuevo sistema de defensa aérea antiaéreo de mediano alcance Mersad (Emboscada) de Irán (AFP Photo)

RT News

Teherán ha exhibido un sistema autóctono de misiles de largo alcance de defensa aérea, el Bavar-373, desarrollado como una alternativa a la rusa S-300 después de que Moscú canceló su contrato.

"Bavar-373 ha disparado un primer tiro exitoso", el comandante de la ol-Anbia Base de Defensa Aérea Jatam, el general de brigada Farzad Esmayeeli, dijo a la televisión estatal iraní el viernes.

De acuerdo con funcionarios de seguridad iraníes, el nuevo sistema es mejor que el ruso S-300, ya que es capaz de rastrear más de 100 objetivos, al igual que el sistema ruso, pero con una capacidad de focalización superior.

"Creemos que los escudos de misiles 'Bavar' y 'tercero de Khordad' son mejores que otros sistemas de defensa misil de largo alcance del país," ol-Anbia añadió, los informes de noticias Fars.

El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, ordenó el desarrollo del sistema de misiles, después el entonces presidente ruso, Dmitry Medvedev, prohibió las ventas armados al país a la luz de las sanciones de la ONU contra Teherán. Tras el traslado, Irán presentó una demanda $ 4000 millones contra Rusia en el tribunal de arbitraje internacional en Ginebra.



El S-300 es un sistema de misiles de largo alcance tierra-aire producido por NPO Almaz. Está diseñado para ser utilizado como un arma defensiva contra aviones y misiles de crucero.

Mientras tanto, el comandante de la defensa aérea de Irán se jactó de que los sistemas de defensa del país tendrán localizar a todos los enemigos de la República Islámica si vuelan sobre el espacio aéreo de Irán.

"Le damos una advertencia a los aviones del enemigo antes de entrar en el espacio aéreo de la República Islámica, y consideramos que cualquier tipo de intrusión drones o aviones de enemigo una amenaza, y darla de baja inmediatamente en caso de entrada [en Irán]," el coronel Mahmoud Ahmadi, comandante en el suroeste de la zona de la defensa aérea de Irán, informó noticias Tasnim.


Un dibujo del Bavar-373 (imagen de wikipedia.org)

Esto sigue un incidente 24 de agosto, cuando las fuerzas del país derribaron un avión no tripulado sigiloso pensado para ser enviados desde Israel. El avión invasor "Hermes" fue interceptado por un misil tierra-aire.

Irán también ha dado a conocer los planes para aumentar el número de sitios de defensa aérea de los actuales 3.600 a 5.000, según el general de brigada Farzad Esmayeeli.

Drone: Un QF-16 esquiva un misil

Este vídeo de un F-16 no tripulado de combate esquivando un misil es una visión del futuro de la guerra aérea 

PAUL SZOLDRA - Business Insider


YouTube / Boeing

El avión militar del futuro no es probable que tenga a nadie en realidad dentro de la aeronave, y un nuevo video difundido de Boeing nos da una idea de lo que podría parecer.
Boeing y la Fuerza Aérea de Estados Unidos han estado trabajando en la conversión de los viejos F-16 aviones de combate contra objetivos aéreos no tripulados llamados QF-16 lo que los pilotos pueden conseguir mucho más realista la práctica, y con una prueba de misiles en vivo llevadas a cabo a principios de esta semana en Nuevo México, que 'he conseguido incluso más cerca.

Desde comunicado de prensa de Boeing:

"La misión del QF-16 es realmente actuar como un blanco y validar los sistemas de armas. Así, tenemos un sistema de puntuación en el avión y su trabajo consiste en decirnos básicamente lo cerca llegó el misil y su trayectoria ".

La estación de control terrestre establece las coordenadas para el misil. Luego, utilizando su sistema de a bordo, el QF-16 confirma que el misil alcanzó esas coordenadas, y detecta la distancia y la velocidad de los misiles. Si todos los datos coinciden, la misión se considera un "derribo".

Mientras que su primer vuelo a distancia fue en septiembre de 2013, esta fue la primera vez que intentaban disparar un misil contra él.

La prueba fue un éxito, y el avión - remotamente pilotados con cámaras GoPro alrededor de la cabina - regresó a la base. Según Flightglobal, el plan es conseguir alrededor de 210 QF-16 operacionales como blancos aéreos en el futuro.

Como hemos visto con el rápido crecimiento de la tecnología de aviones no tripulados en medio de su uso en Irak y Afganistán, el siguiente paso en armar al y el uso de QF-16 o similar en el campo de batalla es probablemente no tan lejos. Si bien los militares no ha publicado aún un requisito para los QF-16 a hacer esa tarea, Flightglobal informa que "Boeing ha anticipado su interés en la realización de ese trabajo" y está estudiando si podría trabajar junto con el MQ-1 Predator MQ o -9 drones Reaper ya volar en el extranjero.

La idea tiene sentido. Extracción de un piloto desde la cabina elimina el riesgo de un siniestro al mismo tiempo conservar la capacidad de proporcionar cobertura aérea, y drones no son realmente afectado por las maniobras de alta fuerza G que harían que un ser humano desmayarse. Por supuesto, la ética de esta medida es otro tema digno de debate.

Independientemente, el avión dirigido por control remoto no va a desaparecer. En su lugar, sólo se ganará terreno, ya dos ex pilotos militares dijeron recientemente a Business Insider que esperan que el F-35 Lightning probablemente será el último avión de combate tripulado en el arsenal estadounidense.

Aquí está el vídeo de la prueba:

domingo, 31 de agosto de 2014

Operación encubierta: 10 casos reales

Diez teorías de la conspiración hechas realidad


© REUTERS Nigel Roddis

Pese a que el término 'teoría conspirativa' se ha convertido en una forma peyorativa empleada contra cualquiera que cuestione las versiones oficiales de los hechos, hay innumerables ejemplos en la historia de hipótesis que resultaron ser verdaderas.
Paul Joseph Watson y Alex Jones, autores del portal Infowars, proponen que nos detengamos en diez ejemplos destacados de teorías conspirativas que resultaron ser ciertas.


Operación AJAX y operaciones de bandera falsa

La idea de que los gobiernos y las agencias de inteligencia llevan a cabo desde antaño actos de terrorismo llamados de 'bandera falsa' ha sido reiteradamente ridiculizada y tachada de conspirativa por los medios oficialistas a pesar de la existencia de una gran cantidad de casos documentados históricamente.



© wikipedia.org / Wvk
Tanques en las calles de Teherán, 1953

Después de décadas de obstinada negación, en agosto de 2013 la CIA admitía finalmente su papel en el golpe de estado en Irán que llevó al derrocamiento de Mohammad Mossadegh en 1953 bajo el paraguas de la Operación AJAX.

En el marco de esta operación, la CIA organizó operaciones encubiertas que incluían actos de terrorismo de bandera falsa que provocaron la muerte de unas 300 personas.

Golfo de Tonkin

El 4 de agosto de 1964, el presidente Lyndon Johnson apareció en la televisión nacional para anunciar a la nación que las fuerzas norvietnamitas habían lanzado dos ataques contra destructores de EE.UU. en el golfo de Tonkin. Vietnam del Norte había atacado a buques estadounidenses.



© wikipedia.org / RM Gillespie
Barcos de patrullas vientnamitas atacados por EE.UU.

El 2 de agosto, el destructor Maddox alegó haber detectado tres torpederos norvietnamitas que se le acercaban. Según Washington, el buque se encontraba en aguas internacionales, pero varios historiadores tienen razones para creer que el destructor estadounidense estaba navegando (deliberadamente o no) en aguas territoriales de la República Democrática de Vietnam. Entonces estalló un combate, tras el cual los buques de guerra de Vietnam del Norte resultaron dañados y se retiraron, mientras que el destructor estadounidense no sufrió daño alguno.

El segundo incidente se produjo durante una tormenta tropical en el golfo de Tonkin, cuando el radar de un destructor estadounidense detectó supuestamente diez naves no identificadas.

El 7 de agosto de 1964, el Congreso autorizaba al presidente una operación militar a gran escala en Vietnam.

Operación Gladio

Tras la Segunda Guerra Mundial, EEUU patrocina y organiza actos de terror para atribuirlos a movimientos de izquierda.

Después de la contienda, la CIA y el MI6 británico colaboraron a través de la OTAN en la Operación Gladio, un esfuerzo para presentar a los movimientos de izquierda europeos como terroristas y infundir temor a la población para que votara a favor de gobiernos de derecha. Para llevar a cabo esta misión, los servicios secretos realizaron una serie de mortíferos ataques terroristas que fueron atribuidos a izquierdistas y marxistas, pero fueron llevados a cabo por elementos del crimen organizado, agentes provocadores y unidades militares secretas.

Operación Northwoods

En el marco de la guerra encubierta contra Cuba y como parte de la Operación Mangosta de la CIA, el Estado Mayor Conjunto de EE.UU. propuso en 1962 realizar actos de terrorismo reales y simulados (como secuestros de aviones) en territorio estadounidense, que se dieron en llamar Operación Northwoods. Entonces el presidente era John F. Kennedy quien, tambaleándose tras el fracaso vergonzoso de la CIA en la invasión de Cuba en Bahía de Cochinos, rechazó el plan en marzo de 1962.


© wikipedia.org / Cadastral
Memorandum de la Operación Northwoods, marzo 1962

Gleiwitz: ¿Provocación o Incidente?

En 1939, la Alemania nazi, que ya había invadido Austria y los Sudetes, República Checa, estaba dispuesta a dirigir todo su poderío militar acumulado contra Polonia, país que había firmado con el Reino Unido y Francia un tratado de ayuda mutua en caso de agresión. En virtud del tratado, los países se comprometían a intervenir en la guerra si alguno de los países firmantes era atacado.


© wikipedia.org / Grimmi59
La estación de radio en Gleiwitz

A fin de justificar un ataque contra el estado vecino se realizó una operación de falsa bandera en la que soldados alemanes vestidos con uniformes polacos organizaron atacaban una estación de radio en Gleiwitz para luego difundir un mensaje en la que se animaba a la minoría polaca de Silesia a levantarse en armas contra Adolf Hitler. Como 'prueba' del ataque, los nazis asesinaron y vistieron con uniformes polacos a algunos prisioneros de campos de concentración.

El uno de septiembre de aquel año Hitler comunicaba a su pueblo el incidente y anunciaba que Alemania había declarado la guerra a Polonia. Hasta los juicios de Nüremberg, cuando fueron desclasificados documentos secretos de las SS, no se supo realmente lo que había ocurrido aquel día.


Las empresas tabacaleras añaden deliberadamente químicos adictivos a los cigarrillos

Las conspiraciones no solo afectan a los gobiernos de forma exclusiva: también pueden estar dirigidas a los consumidores. Según la BBC, las compañías de tabaco estadounidenses fueron 'cogidas con las manos en la masa' añadiendo deliberadamente en el tabaco productos químicos para causar adicción.


Operación Rápido y Furioso

Mediante la Operación Rápido y Furioso el Gobierno de Obama suministró armas de fuego a bandas de narcotraficantes mexicanas para que se les pudiera seguir la pista y recolectar datos de inteligencia. El objetivo era descubrir mayores conspiraciones criminales al otro lado de la frontera. Sin informar a las autoridades mexicanas, la Agencia del Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) facilitó que más de 2.500 armas de asalto entraran ilegalmente en México.

Espionaje y vigilancia masiva de la NSA

Más de una década antes de las revelaciones de Edward Snowden, la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) se empleó en interceptar y grabar todas las comunicaciones electrónicas del mundo a través del programa Echelon.

En 1999, el Gobierno australiano admitió haber participado en el programa de interceptación y vigilancia mundial liderada por la NSA llamado Echelon, en que colaboró con EE.UU. y el Reino Unido. El objetivo del programa era escuchar "todas las llamadas internacionales de teléfono, fax, correo electrónico, o de transmisión de radio" en el planeta.

Además, un informe del Parlamento Europeo de 2001 declaró que "dentro de Europa todas las comunicaciones de correo electrónico, teléfono y fax se interceptan de manera rutinaria" por la NSA.


Tráfico de drogas y armas de la CIA

La Agencia Central de Inteligencia ha sido implicada en operaciones de tráfico de drogas y armas en todo el mundo; también a nivel nacional. El escándalo de mayor repercusión fue la Operación Irán-Contra, en la cual el Gobierno de EE.UU., bajo la Administración del presidente Ronald Reagan, vendió armas a Irán, que estaba inmerso en la guerra contra Irak, y financió el movimiento conocido como Contra Nicaragüense.

Por su parte, los Contras Nicaragüenses traían cocaína de contrabando a EE.UU. con la bendición de la CIA para ser distribuida en Los Angeles. Los beneficios de la venta se canalizaban de nuevo a los Contras.


La pistola 'de ataque cardiaco' de la CIA

En una comparecencia de un representante ante el Senado sobre las actividades de la CIA en 1975 se reveló que la Agencia había desarrollado una pistola lanzadardos para causar un ataque cardiaco. "En la primera audiencia televisada, que tuvo lugar en el salón Caucus del Senado, el presidente Church [el senador de Idaho Frank Church, que presidía la Comisión para investigar el caso de Watergate] enseñó con gesto dramático una pistola de dardos venenosos de la CIA. Revelaba así que la comisión había descubierto que la Agencia violó directamente una orden presidencial al mantener un 'stock' de toxinas de moluscos que sería suficiente para matar a miles de personas", según la página web del Senado.

Tras entrar rápidamente en el torrente sanguíneo este veneno letal provoca un ataque cardiaco. Una vez que el daño está hecho, el veneno se desnaturaliza rápidamente, por lo que es muy poco probable poder detectar durante una autopsia que el ataque al corazón se debió a causas no naturales.

Parece el arma perfecta de James Bond, pero se trata de una verdad verificada en testimonios ante el Congreso.



RT Actualidad

Pistola submarina: Mark 1 Modelo 0 / Mk.1 mod.0 Underwater Defense Gun (EE.UU.)

Pistola Mark 1 Modelo 0 / Mk.1 mod.0 Underwater Defense Gun (EE.UU.) 


Pistola Mark 1 Model 0 / Mk.1 Mod.0 Underwater Defense Gun con cilindro de repuesto. Foto Joe Trevithick


Diagrama de la patente concedida a la AAI Corp para cartucho de pistón cautivo para pistola submarina


Tipo de disparo Únicamente doble acción
Calibre 0.1 (2.54 mm)
Peso 1,02 kg vacío, 1,89 kg cargados
Longitud 248 mm
Longitud del cañón -
Capacidad 6 tiros

El arma Pistola Mark 1 Modelo 0 / Mk.1 mod.0 Underwater Defense Gun fue desarrollada para los nadadores de combate de la Marina estadounidense (equipos UDT y SEAL) durante la década de 1960, y entró en servicio en 1970, fue utilizado por los buzos de la Marina estadounidense hasta mediados de 1980, cuando fue completamente reemplazado en servicio por la pistola submarina HK P11 de fabricación alemana.
El arma Mark 1 Modelo 0 / Mk.1 mod.0 Underwater Defense Gun se basa en las patentes emitidas por la AAI Corporation, específicamente la US 3.476.048 (para municiones cautivas de pistón de pistolas bajo el agua) y US 3.729.853 (el arma en sí).

La Mark 1 Modelo 0 / Mk.1 mod.0 Underwater Defense Gun es una pistola de doble acción únicamente del tipo pimentero, hecho principalmente de aleaciones ligeras. Utiliza cilindros desmontables y mantiene seis tiros. La pistola se vuelve a cargar mediante la eliminación del cilindro vacío (disparado) a través de la puerta con bisagras, cargado por resorte y abajo de apertura en el lado izquierdo de la carcasa de la pistola, y colocando dentro uno cargado. Cargando pestillo de la puerta que se encuentra en el lado izquierdo de la pistola, encima de la empuñadura. Una vez que un nuevo cilindro cargado se coloca en la caja y se cierra la puerta, el arma está lista para disparar. El mecanismo de disparo consiste en uno de doble acción expuesto sólo disparar con seguro manual. Cada tirada del gatillo hace girar el cilindro a través de 1/6 de una vuelta para colocar una próxima munición en directo contra el percutor, a continuación, se amartilla y los libera el percutor para disparar el cartucho que se encuentra en la posición de las 6 en punto. El manual de seguridad es una perilla giratorio, situado detrás del gatillo. Se puede instalar en cualquier lado de la pistola, dependiendo de las preferencias del usuario. La pistola está equipada con miras de hierro fijas con tres puntos amarillos brillantes para ayudar a apuntar.



Las municiones submarinas Mk.59 se basan en una caja de acero cilíndrica de aproximadamente 5,5 pulgadas (14 cm) de largo. La parte trasera de la caja contiene la imprimación y carga de pólvora pequeña detrás de un pistón en forma de copa. Cerca de 2/3 de la longitud hacia adelante caso de que el pistón se utiliza para contener un proyectil en forma de aguja, hecho de aleación de tungsteno, que se porta de forma centralizada por varios discos de plástico. El diámetro del proyectil es de 0,1 pulgadas (2,54 mm) y la longitud es de aproximadamente 4 pulgadas (10 cm). El peso del proyectil es de 9,9 gramos; la velocidad de salida es de unos 225 metros por segundo. El proyectil (bala) se estabiliza en agua por cuatro aletas de la cola, que se inclinan ligeramente para proporcionar rotación. El alcance efectivo bajo el agua está a unos 10 metros a los 18 metros de profundidad. Tras la descarga, los gases de pólvora violentamente aceleran el pistón hacia adelante, por lo que empuja proyectil fuera de la caja y hacia el objetivo. En la boca de la caja de pistón es detenido por la constricción anual, incorporado en el casquillo, para capturar la pólvora de los casquillos dentro de la caja. Como resultado, no hay fogonazo visible, ninguna burbuja de gas al disparar bajo el agua y casi sin sonido (ni onda de choque asociada) al disparo de la pistola. Durante la misión, los buzos de combate llevaban generalmente cilindros cargados de repuesto en su equipo para facilitar la recarga rápida, pero los cilindros usados pueden ser fácilmente recargados con cartuchos frescos cuando el cilindro se retira de la pistola.

World Guns

sábado, 30 de agosto de 2014

Estrategia militar: Evolución de la guerra de maniobra

Evolución histórica de la guerra de maniobra
Por Carlos Javier Frías*
Defensa.com

En contra de lo que se pensaba antes de 1914, los demoledores efectos del fuego de artillería (más del 60% del total de bajas en la Primera Guerra Mundial lo fueron por fuego de artillería) y de ametralladora provocaron la parálisis de la maniobra, quedando la infantería “enterrada” en líneas de fortificaciones de campaña que cubrían todo el frente.



Por otra parte el enorme tamaño de los ejércitos – consecuencia del incremento demográfico y de las posibilidades de producción de armamento y equipo gracias a la revolución industrial – trajo como consecuencia la extensión de la línea de contacto entre los oponentes (la “carrera hacia el mar” de 1914): nacen los “frentes”. Así, el frente occidental se configura como una línea continua de fortificaciones guarnecidas que se extiende desde la frontera suiza hasta las costas del canal de la Mancha.

Los intentos realizados para resucitar la maniobra pasan, paradójicamente, por el incremento del fuego: para conseguir romper el fortificado frente enemigo, se organizan grandes concentraciones artilleras (con miles de piezas), que baten ininterrumpidamente durante días la parte elegida del frente para efectuar la ruptura, incluyendo un muy importante esfuerzo de contrabatería. Una vez se considera que el frente enemigo está suficientemente debilitado, la infantería sale de las trincheras propias e inicia el asalto. Idealmente, ocupadas las fortificaciones enemigas, la artillería cambia de posición hacia vanguardia para continuar apoyando el avance de la infantería.

Sin embargo, esta táctica no obtiene buenos resultados. La preparación artillera proporciona al enemigo información precisa del lugar elegido para romper el frente y su larga duración le da tiempo para desplazar reservas a la zona. Una vez terminada la preparación, la infantería asaltante debe atravesar una “tierra de nadie” convertida en un laberinto de cráteres embarrados, donde el avance es lento y donde no era infrecuente extraviarse o errar la dirección. Y, tras alcanzar las trincheras enemigas, la infantería -si conseguía ocupar las obras defensivas enemigas- debía detenerse a esperar el cambio de posición de su artillería para permitirle continuar su avance.

En ese momento, el enemigo contraatacaba con las reservas que había llevado a la zona durante la preparación artillera. Puesto que la artillería atacante estaba ya demasiado alejada para prestar apoyo eficaz o estaba ya cambiando de posición hacia vanguardia, la infantería asaltante debía hacer frente al contraataque en condiciones de gran inferioridad de fuegos. La consecuencia era que, o bien el ataque fracasaba, o bien la ofensiva se estancaba tras avanzar escasos miles de metros…

Para protegerse, la infantería fue perfeccionando las obras de fortificación, lo que, a su vez, incrementó las necesidades de fuegos para los asaltos. De la misma manera, la obtención de la superioridad de fuegos era condición sine qua non para la ofensiva, de forma que también crecieron las demandas de unidades artilleras para labores de contrabatería… Como resultado, se produjo una espiral de crecimiento en las dotaciones artilleras de los contendientes. Como ejemplo, en 1917 la Royal Field Artillery empleaba más personal que la Royal Navy, a la sazón la mayor armada del mundo…



El coste humano de estas tácticas era brutal. Durante la batalla del saliente de Yprès en 1917, el Ejército británico sufrió 540.000 bajas en tres meses de combates; la “esperanza de vida” del jefe de sección de infantería británica en esa batalla era de 15 días en el frente… Este número de bajas hacía que las divisiones de infantería se consumieran rápidamente. En una operación ofensiva, la zona de operaciones de una división de infantería se reducía a 2.000 ó 3.000 metros de frente por 4.000 ó 5.000 de profundidad. Normalmente, las divisiones que tomaban parte en estos asaltos quedaban prácticamente destruidas tras ellos.

Este tipo de procedimientos obligaba a centralizar al máximo la artillería, con el fin de obtener su máximo rendimiento. La coordinación de estas enormes masas artilleras obligó a crear órganos específicos para ello, muy voluminosos, que se añadieron a los estados mayores.

De la misma manera, las necesidades logísticas en munición de esas masas artilleras excedían con mucho los requisitos logísticos de cualquier otra índole. Esto obligó a potenciar los órganos administrativos encargados de la logística, y a crear órganos específicos dedicados al suministro y almacenamiento de munición de artillería. Poco a poco, la logística en su conjunto se fue confiando a personal artillero, como consecuencia de la preponderancia (en peso y volumen) de la munición de artillería sobre cualquier otro recurso logístico. En efecto, los procedimientos de combate descritos requerían un enorme consumo de munición de artillería: miles de piezas disparando ininterrumpidamente durante días obligaban a abastecer con miles de toneladas de munición a esas piezas. Algunos ejemplos: en las primeras cinco horas de la ofensiva alemana Kaiserschlacht, al final del conflicto, diez mil cañones alemanes dispararon 1.160.000 disparos. Y en la batalla de San Quintín (21 de Marzo de 1918), los alemanes disponían de 6.608 cañones (2.598 de ellos obuses pesados), que dispararon 3.2 millones de disparos sólo el primer día de la ofensiva. El movimiento de esta cantidad de munición habría requerido más de 50.000 camiones de los empleados en 1940. La densidad de piezas en algunas de estas batallas alcanzó las 100 por kilómetro de frente.

Como consecuencia, los ejércitos se hicieron enormemente dependientes de la existencia de líneas de comunicación capaces de mantener la corriente logística que demandaba la artillería. Esto limitaba mucho las operaciones posibles, que al final se planeaban sobre la base de la existencia y el recorrido de estas vías. Y otra consecuencia adicional de estos procedimientos de combate fue el crecimiento de los estados mayores, como consecuencia de la aparición de los citados órganos de coordinación de fuegos y de control del flujo logístico.



Además de estos dos factores, lo rudimentario de los medios de transmisiones obligaba a que la infantería se coordinase con la artillería de apoyo empleando medidas de coordinación preestablecidas (horarios, alcanzar líneas o puntos relevantes del terreno…). Era preciso un planeamiento muy detallado de cada operación, lo que a su vez también obligaba a potenciar en este sentido a los órganos de planeamiento de los estados mayores. Un efecto añadido de este planeamiento detallado fue la eliminación de la iniciativa de los mandos subordinados: cualquier desviación del plan podía implicar el colapso de toda la operación, por lo que la iniciativa se consideraba contraproducente.



Sólo en los años finales de la Gran Guerra se empezaron a atisbar soluciones que permitieran romper esta situación de crecientes masas artilleras y parálisis de la maniobra. Con este fin se intentaron soluciones tecnológicas (como la introducción del carro de combate) y soluciones tácticas. La ofensiva alemana Kaiserschlacht de la primavera de 1918 es uno de los pocos intentos con cierto éxito de cambiar esta situación mediante la modificación de las tácticas de la época. Los alemanes

Los norteamericanos llegaron a Europa en 1917 sin ninguna experiencia en guerra moderna y, por ello, copiaron literalmente al “ejército líder” de los aliados: el ejército francés. Se imitó la doctrina, los materiales, la estructura de los estados mayores, la logística…identificaron correctamente que la principal razón de la pérdida de la maniobra se encontraba en la necesidad de esperar a que la artillería cambiase de posición para continuar el avance tras romper la línea enemiga. La solución de la Kaiserschlacht fue su intento de proseguir el avance sin apoyo artillero, empleando la sorpresa y a unidades especiales de infantería (las Stosstruppen) para penetrar en el despliegue enemigo, intentando colapsar su dispositivo defensivo antes de la entrada en combate de sus reservas. Sin embargo, el resultado no fue el esperado: pese a conseguir avances mucho más profundos que los realizados desde 1914, las pérdidas en estas unidades de infantería escogidas fueron tan grandes que, en la práctica, acabaron con la capacidad ofensiva del Ejército alemán. Pese a ese resultado, el diagnóstico alemán era correcto: era necesario evitar la dependencia del apoyo de artillería si se quería recobrar la maniobra.

El periodo de entreguerras y la Segunda Guerra Mundial

Tras la Primera Guerra Mundial, entre los aliados se era consciente de que la victoria se había obtenido gracias al mayor potencial industrial, económico y humano de los vencedores con respecto a los vencidos, y se consideraba que los procedimientos tácticos empleados eran la mejor forma de trasladar al campo de batalla este poderío económico. Como consecuencia, los desarrollos doctrinales de posguerra fueron encaminados a perfeccionar un sistema que consideraban esencialmente correcto.

El Estado Mayor francés diseñó el ejército, en palabras de Liddell Hart (1965: 273)– “como una lenta apisonadora de fuego que debería hacer retroceder gradualmente, como en 1918, a un ejército similar”, en una doctrina que denominaron bataille conduite, traducida por los norteamericanos como methodical battle. La aversión social a la guerra, consecuencia del enorme número de bajas de la Gran Guerra, hizo cambiar ligeramente esta percepción, en el sentido de renunciar a la ofensiva, y prepararse para resistir a la “apisonadora” alemana, empleando esencialmente los mismos procedimientos que en 1918. El resultado más evidente de esta tendencia fue la construcción de la “Línea Maginot”, una posición fortificada del estilo de las que se construyeron en la Primera Guerra Mundial, pero diseñada desde tiempo de paz y construida con hormigón, en lugar de con sacos terreros.



Una excepción a esta tendencia francesa y norteamericana fue el ejército británico. Éste había entrado en combate en el teatro europeo sin una doctrina unificada y con procedimientos absolutamente inadecuados para el teatro de operaciones (el ejército británico llevaba casi un siglo dedicado esencialmente a labores de “policía colonial”, y cada regimiento estaba especializado en la forma de realizar estas tareas en su “rincón” del imperio). Las espectaculares bajas sufridas llevaron a un importante grupo de los oficiales que las sufrieron (encabezados por Liddell-Hart) a rechazar que esas carnicerías pudieran ser aceptadas sin más como la forma correcta de conducir la guerra. Sin embargo, las luchas internas dentro de las fuerzas armadas británicas llevaron a que los defensores del carro se polarizasen (defendiendo que el carro de combate, en solitario, era capaz de alcanzar la victoria), mientras que no se hizo ningún intento de implicar a la RAF en este desarrollo doctrinal. En sentido contrario, los enemigos de esta doctrina pusieron todos los inconvenientes posibles para su aplicación. Así, el ejército británico (el único completamente motorizado en 1939) no supo aplicar una doctrina coherente de guerra móvil al iniciarse la Segunda Guerra Mundial.

Por parte alemana, el análisis fue mucho más profundo. Sobre la base de los estudios realizados previamente a la Kaiserschlacht, el reducido Estado Mayor General alemán del periodo de entreguerras continuó analizando las lecciones aprendidas de los combates del frente del Este, donde los ejércitos alemanes habían luchado en inferioridad numérica frente a los rusos, pero habían conseguido victorias decisivas.

Estos estudios se enfocaron a reducir la dependencia de las armas de maniobra con respecto al fuego de artillería. La menor dependencia debería traducirse en una mayor capacidad de penetración en los despliegues enemigos y una mayor autonomía con respecto a las líneas de comunicación (consiguiendo una mayor libertad en el diseño de las operaciones), logrando resultados decisivos y reduciendo el número de bajas. Las lecciones aprendidas de laKaiserschlacht de 1917 se aplicaron también a la doctrina y a los desarrollos tecnológicos:

  • Era necesario dar iniciativa a los subordinados hasta el nivel más bajo, para permitir la velocidad de reacción necesaria para explotar las brechas antes de la llegada de las reservas enemigas las unidades que explotasen la brecha necesitaban una movilidad y una velocidad mucho mayores que las que tenía la Infantería a pie
  • Era necesario que estas unidades pudiesen trasladar la información obtenida, sus intenciones y movimientos a los escalones superiores, sin esperar a los lentos y vulnerables tendidos de cable telefónico…
  • Pero, sobre todo, era necesario obtener apoyos de fuegos más ágiles que los que podía proporcionar la artillería.

El problema del apoyo de fuegos era el elemento clave que condicionaba todo el problema táctico, tanto en el sistema aliado como en la alternativa que buscaba afanosamente el Estado Mayor General alemán… Finalmente, los alemanes consideraron que la aviación sería el elemento capaz de proporcionar apoyo de fuego a las unidades de maniobra terrestres, sin obligarlas a arrastrar con ellas los miles de piezas de artillería típicos de la Primera Guerra Mundial, ni esclavizarlas a la existencia de líneas de comunicación de buena calidad y cuyo control era absolutamente necesario para el combate.



Es interesante destacar que, según el Tratado de Versalles, Alemania no podía tener aviación. Este hecho tuvo una consecuencia inesperada: el desarrollo de la aviación alemana se hizo secretamente, y se impulsó desde el Estado Mayor General del ejército de tierra alemán, en el marco de la solución del problema táctico “terrestre”. Por este motivo, desde su nacimiento, laLuftwaffe se diseñó como un elemento de apoyo de fuegos para el ejército de tierra. Esta circunstancia mantuvo a Alemania ajena al debate doctrinal del periodo de entreguerras acerca del “poder aéreo estratégico”, por lo que la prioridad de la Luftwaffe siempre fue proporcionar el apoyo aéreo próximo al ejército. Como consecuencia, la integración entre la aviación y el ejército en Alemania era, en 1939, inmensamente superior a la existente en cualquiera de sus rivales (la otra cara de la moneda era que la Luftwaffe carecía de los medios necesarios para ejecutar acciones de alcance estratégico, como se puso de manifiesto a lo largo del conflicto, ya desde la “Batalla de Inglaterra” en 1940). Las dificultades técnicas de la cooperación aire-tierra (problemas de enlace y de identificación de tropas propias desde el aire) se solucionaron con “reparto de papeles”: fuera de los puntos críticos (donde el apoyo de aviación era muy cercano y coordinado mediante destacamentos de enlace aéreos, pero sólo suponía un 16% del esfuerzo aéreo aplicado en Francia en 1940), la Luftwaffe tenía como misión proteger los flancos de las profundas penetraciones acorazadas, atacando la retaguardia de las fuerzas enemigas que amenazasen los flancos (Van Creveld, Canby & Brower, 1994: 34-39).

La falta de movilidad y velocidad de la infantería a pie para explotar las penetraciones en el despliegue enemigo se solucionó mediante el desarrollo de carros de combate adaptados a estas necesidades, y su agrupación en unidades destinadas a realizar este tipo de penetraciones: las divisiones acorazadas. Sin embargo, los ejercicios del periodo de entreguerras pusieron de manifiesto las principales limitaciones de las unidades constituidas únicamente por carros de combate: su escasa capacidad de ocupación de terreno y sus problemas para combatir en terrenos difíciles o bien fortificados. Como consecuencia, y para compensar estas deficiencias, los alemanes crearon unidades de infantería montadas sobre vehículos, con movilidad y velocidad suficientes para seguir a las unidades acorazadas y proporcionarles las capacidades de combate que les faltaban.

Para “unir” las piezas del puzzle, el ejército alemán desarrolló y e hizo un uso intensivo de las comunicaciones radio. La radio, inventada a principios de siglo, permite a los carros comunicarse entre ellos y operar como unidad, enlazar con la aviación para coordinar el apoyo aéreo e informar a los escalones superiores de los movimientos, hallazgos y necesidades de las unidades de forma muy rápida. Estas características permiten también modificar la doctrina aplicable, escapando de la “esclavitud” de las unidades de maniobra con respecto a los rígidos planes de fuegos de la artillería. La radio “flexibiliza” la maniobra y permite dar iniciativa al subordinado. No es sorprendente que uno de los más destacados jefes de unidades acorazadas alemanas, el General Guderian, fuese un Oficial de Transmisiones… Una consecuencia adicional de estos desarrollos es que la artillería pasa a ser un arma relativamente marginada dentro del ejército alemán, pese a experimentar un importante desarrollo técnico. El ejército alemán crea también la artillería autopropulsada para proporcionar apoyo de fuego inmediato (pero limitado) a las unidades acorazadas, hasta la intervención de la aviación.



La idea básica alemana era reducir la dependencia logística de sus divisiones acorazadas, de forma que pudiesen operar muy profundamente en la retaguardia enemiga, sin depender de la existencia de vías de comunicación, y compensando mediante movilidad y fuego aéreo la falta de artillería de campaña. Las memorias de Von Manstein (“Victorias perdidas”) citan constantemente la necesidad de “libertad operacional” para las divisiones acorazadas y mecanizadas. Una consecuencia adicional es que el terreno, en este tipo de doctrinas, tiene un valor relativo: es mucho más importante conservar la “libertad operacional” que verse fijado al terreno frente a un enemigo que superaba numéricamente a la Wehrmacht en todo tipo de medios humanos y materiales.

De esta consideración nacen conceptos como la “defensa móvil” (segunda batalla de Jarkov), donde los alemanes dejan avanzar a las formaciones de primera línea enemigas, concentrado sus medios aéreos sobre las formaciones de segunda línea y sobre la logística, y destruyendo a las unidades soviéticas que habían penetrado el frente alemán cuando no podían esperar refuerzos y su logística estaba agotada: un excelente precedente de lo que décadas después sería el Follow-On Forces Attack de la OTAN…

Sin embargo, cuando los alemanes pierden la superioridad aérea, esta doctrina es inaplicable. En tal caso, los alemanes combaten en inferioridad de fuegos, y, sin apoyo aéreo, carecen de potencia de fuego en caso de encontrar una resistencia decidida (Bastogne, 1944, por ejemplo).

Por su parte, los aliados reeditan la Primera Guerra Mundial, pero sobre vehículos, en lugar de a pié: la artillería sigue siendo el arma fundamental del combate (según Patton: “es inútil preguntar quién ganó la guerra: lo hizo la artillería”), y la victoria por desgaste la estrategia a seguir.

Una excepción fue la Unión Soviética, cuyo ejército realizó una guerra móvil en la que compensaba su carencia de apoyo aéreo con el empleo masivo de medios acorazados y artilleros: donde los alemanes “buscan” un punto débil en el despliegue enemigo para efectuar la ruptura, los soviéticos “crean” ese punto débil empleando masas artilleras (tipo Primera Guerra Mundial), pero penetran en la retaguardia enemiga con formaciones acorazadas masivas, sin contar con apoyo aéreo o artillero. De la misma forma, los soviéticos hacen avanzar a sus formaciones sin relevarlas hasta que se agotan o son destruidas, dependiendo la profundidad del avance de la disponibilidad de formaciones en segunda línea, que son las que avanzan por las brechas abiertas por las grandes unidades de primera línea… Si estas formaciones de segunda línea son destruidas, no hay avance en la retaguardia enemiga. De ahí la importancia que los alemanes (y luego la OTAN) concederán a la destrucción de dichas unidades de segunda línea.

La guerra de maniobra en el conflicto árabe-israelí

Israel se enfrentó a una situación parecida a la de la Alemania de entreguerras al estar rodeado por estados con gran superioridad numérica en medios materiales. Su respuesta fue similar a la alemana: sobre la base de la blitzkrieg, las Fuerzas de Defensa de Israel desarrollaron una doctrina de guerra móvil, basada, como la alemana, en el empleo de medios acorazados y apoyo aéreo mejor que artillero (la Heyl’a Avir es, de hecho, un arma perteneciente al ejército de tierra). La resonante victoria de 1967 fue una prueba de la bondad de esta doctrina, que, sin embargo, resultó víctima de su propio éxito: como los británicos en el periodo de entreguerras, los israelíes llegan a pensar que el binomio carros-aviación sería suficiente para alcanzar la victoria. En consecuencia, dejaron de lado los esfuerzos de cooperación interarmas, y sufrieron un duro correctivo en la Guerra del Yom Kippur de 1973.

La AirLand Battle

En 1975, tras la profesionalización de su ejército, Estados Unidos se enfrenta a una situación única: por primera vez en su historia, carece de superioridad material y numérica para vencer a un enemigo. En consecuencia, el TRADOC empieza a buscar otras soluciones. La primera es la experiencia israelí, a la que llegan cuando los propios israelíes “se lamen las heridas” del Yom Kippur… Como consecuencias de los errores percibidos en la actuación del Tsahal, el siguiente paso es “recurrir a la fuente original”: el TRADOC contrata como “asesores” a destacados generales alemanes retirados, como Balck o Von Mellenthin…

Sin embargo, la escasa importancia que los alemanes dan al terreno y la libertad que conceden a las formaciones subordinadas ‘chocaron’ con la tradición militar norteamericana, heredera directa de la doctrina francesa de la Primera Guerra Mundial. De ahí que los defensores de la AirLand Battle necesitasen ‘convencer’ a los mandos del US Army (lo que explica los briefings “abiertos”), y, por otro lado, que esa doctrina fuese una versión ‘descafeinada’ de la blitzkrieg alemana… Y que nunca se haya aplicado completamente. En realidad, en Irak en 1991, el U.S. Army hizo ‘lo de siempre’: vencer mediante el fuego, pese al timidísimo envolvimiento del VII Cuerpo sobre el flanco derecho iraquí. Sólo en Irak en 2003 (y por imposición directa y forzada del Secretario de Defensa Donald P. Rumsfeld) el U.S. Army realizó una operación de guerra móvil ‘de verdad’.



Este es otro punto interesante: pese a lo que se escriba en la doctrina, en combate los ejércitos tienden a repetir los procedimientos que salieron bien en el pasado. Así lo hicieron los británicos en 1939 y también los norteamericanos en 1991.

La AirLand Battle coincidió con la blitzkrieg en la necesidad que el ejército de tierra tiene del apoyo aéreo. Sin embargo, esto coloca a la fuerza aérea en una posición ‘subordinada’ al ejército de tierra. En la Alemania de entreguerras o en Israel, esto no supuso un problema, pues las respectivas fuerzas aéreas ‘nacieron’ con ese papel. En la USAF de hoy día la situación es diferente: es una Fuerza Aérea cuya raison d’être es el ‘poder aéreo estratégico, y considera el apoyo a tierra como ‘la forma menos eficiente de uso del poder aéreo’.

Sin embargo, en los años del AirLand Battle la USAF se encontraba en una situación única en su historia: mientras que en 1960, los pilotos de bombarderos ocupaban el 77 % de los puestos de generales de la USAF y los pilotos de caza sólo alcanzaban el 11 %, en 1980 estos porcentajes habían pasado a ser del 18 % y del 53 % respectivamente. Este cambio se debía al papel mucho más destacado de los pilotos de caza en Vietnam, que actuaron primordialmente en apoyo del U.S. Army. En consecuencia, el generalato de la USAF no se opuso a ese papel de apoyo al ejército de tierra. Sin embargo, en la actualidad la situación es distinta, como prueba la decisión de retirar anticipadamente de servicio al Fairchild A-10 Thunderbolt II, el único avión específico de apoyo a tierra en el inventario de la USAF.

*Carlos Javier Frías es Teniente Coronel de Artillería, Diplomado en Estado Mayor y Máster en Estudios Estratégicos y Seguridad Internacional por la Universidad de Granada.

Rusia: Nuevo desminador robótico Uran-6

El nuevo desminador ruso Uran-6

Se presenta al público y deja ver sus capacidades.



Ucrania: Rusia aplica la "maskirovka" para engañar sobre sus propósitos



'Maskirovka' es la Guerra Secreta Rusa
Tácticas astutas son una vieja tradición rusa

Medium

Hombres armados con el rostro cubierto por pasamontañas que dicen que son separatistas ucranianos pro-rusos, pero poseen armas y equipos utilizados para equipar a las fuerzas especiales rusas.

Un convoy de más de 200 vehículos que el gobierno ruso dijo que llevaba ayuda humanitaria a las personas asoladas por la guerra el este de Ucrania, sin embargo, muchos de los vehículos inspeccionados por los funcionarios de aduanas en la frontera entre Rusia y Ucrania estaban casi vacíos.

A principios de agosto, los rusos se trasladaban vehículos militares con insignias de "mantenimiento de la paz" a la frontera por primera vez desde que la crisis en Ucrania estalló. Al mismo tiempo, Rusia siguió acumulando masivamente armas y personal a lo largo de la frontera que el secretario general de la OTAN recientemente calificó de "alarmante".

Sea cual sea el juego Vladimir Putin y el gobierno ruso está jugando en relación con su apoyo a los separatistas pro-rusos en Ucrania, que parece tener poco que ver con la conmoción y pavor. En su lugar, la estrategia de los militares rusos podría ser más sutil y arraigado en el engaño estratégico.

El término es maskirovka, que en ruso significa literalmente "algo enmascarado". Maskirovka tiene sus raíces en la palabra "mascarada", sinónimo de "disfraz". Es una táctica tan vieja como el caballo de Troya ... y uno de los favoritos de los militares rusos.

"Los rusos abrazan la maskirovka porque funciona", dijo James Miller, jefe de redacción de The Interpreter, una revista en línea que todos los días que traduce los medios de la prensa y blogósfera rusa al inglés para su uso por los analistas y los responsables políticos.

El personal de The Interpreter ha seguido numerosos ejemplos de lo que dicen son tácticas maskirovka, Miller dijo a La guerra es Aburrida. Lo que es más, lo que han encontrado alinea con informes de inteligencia de que la OTAN ha lanzado.

Tomemos el caso de la "caravana humanitaria" rusa y la reciente aparición de las "fuerzas de paz rusas", cerca de la frontera con Ucrania, ambos acontecimientos en las últimas semanas.

"(Al principio del mes de agosto,) de la OTAN advirtió de dos cosas", dijo Miller. "Ellos tuvieron la inteligencia que les indicaba que podría haber una invasión de las fuerzas rusas marcadas como fuerzas de paz y los rusos podrían montar una misión humanitaria como excusa para la invasión."


Algunos de los contenidos del convoy "humanitaria" de Rusia. Foto vía La intérprete

El 22 de agosto, la alianza emitió una declaración escrita indicando fuertemente no sólo la preocupación por los refuerzo de tropas a sólo unos kilómetros de la frontera con Ucrania, sino también el creciente escepticismo sobre el convoy ruso supuestamente montada para el transporte de ayuda humanitaria.

El secretario general de la OTAN Anders Fogh Rasmussen dijo que la inteligencia recientes indican "un alarmante acumulación de fuerzas rusas de tierra y aire en las cercanías de Ucrania."

"También hemos visto las transferencias de grandes cantidades de armas avanzadas, incluyendo tanques, vehículos blindados y artillería a los grupos separatistas en el este de Ucrania", dijo Rasmussen en una declaración escrita.

También cuestionó el propósito de lo que él llamó el "llamado convoy humanitario en el territorio de Ucrania sin el consentimiento de las autoridades ucranianas y sin ninguna participación del Comité Internacional de la Cruz Roja."

"El desconocimiento de los principios humanitarios internacionales plantea nuevas preguntas sobre si el verdadero propósito del convoy de ayuda es para apoyar a la población civil o para reabastecer los separatistas armados", continuó Rasmussen.

Si los rusos están desplegando un convoy de ayuda falsa para otros fines, entonces la táctica entra de lleno en la definición de maskirovka.

Historiadores y analistas militares dicen que es el principio de subterfugio estableció por primera vez en el Ejército Rojo soviético, pero que las actuales fuerzas armadas rusas mantienen. Las principales características de maskirovka son una negación plausible, el ocultamiento de las fuerzas, la desinformación y señuelos.

Algunas o todas esas tácticas podrían aparecer simultáneamente como parte de una estrategia más amplia de la negación y el engaño, es decir, para sembrar la confusión y difundir la frustración entre un enemigo al negar la información precisa oponente, según un estudio de 1988 en el Air and Space Power Journal.

Además, si los rusos están actualmente utilizando maskirovka, no es por primera vez. Durante la Segunda Guerra Mundial, los soviéticos engañaron a los alemanes con tácticas que iban desde la construcción de armas en talleres de reparación de automóviles en lugar de las grandes fábricas-a ocultar el número real de las tropas en el campo a modo de señuelos.

"Su principio central es evitar que un adversario descubra las intenciones rusas por haberlo engañado sobre la naturaleza, el alcance y la oportunidad de una operación," James Hansen escribió en el Soviet Deception in the Cuban Missile Crisis: Learning from the Past, un análisis histórico se preparaba para la Agencia central de Inteligencia.

Hansen señala que los rusos utilizaron técnicas maskirovka para el contrabando de misiles y ojivas nucleares en Cuba en 1962.


Combatientes pro-rusos en el este de Ucrania. AP foto / Sergei Grits

Miller dijo que una especie de invasión progresiva de Ucrania ya está teniendo lugar. Las fuerzas rusas han crecido más audaz, pero todavía hay límites a sus acciones.

Un ejemplo de ello es la declaración de la OTAN el jueves que la artillería rusa está en suelo ucraniano, bombardeando objetivos de las fuerzas armadas ucranianas en nombre de los separatistas pro-rusos. "De alguna manera, los militares rusos ni siquiera está tratando de ocultar más", dijo Miller. "En este momento, usted está buscando en una guerra abierta."

Los separatistas pro-rusos, en realidad están ganando algunas batallas contra las fuerzas ucranianas, pero sólo en la frontera, dijo Miller.

Miller dijo que sospecha que los rusos podrían eventualmente mover las fuerzas "de paz" en la región de la frontera de Ucrania y crear otra zona autónoma bajo control ruso como Crimea o Transnistria, un estado separatista pro rusa en la frontera moldavo este con Ucrania.

Miller dijo que cree enfoque gradual del ruso mantiene la OTAN, la Unión Europea, Estados Unidos y los medios de comunicación mundiales en la oscuridad.

"La actitud de Rusia es "siempre y cuando no invadamos directamente, nadie se dará cuenta. "Hasta el momento, se trata de una estrategia que está funcionando", dijo Miller.


ARA: Emergiendo de la vergüenza


Armada Argentina se encuentra realizando la operación de reflotamiento del ex destructor ARA “Santísima Trinidad” (D 2)

Para la ejecución de la tarea se realizó un estudio previo de las condiciones en que se encuentra el casco en la actualidad, se efectuaron cálculos y se desarrolló la planificación de la operación con la que se pretende lograr el reflotamiento.

Juan Carlos Cicalesi

Puerto Belgrano - El Comando de Adiestramiento y Alistamiento de la Armada dio inicio a las tareas de reflotamiento del casco del que fuera hace años, cuando se encontraba en servicio, el destructor “Santísima Trinidad”, el cual se encuentra actualmente en Puerto Belgrano semisumergido y escorado 90º a babor.
Para la ejecución de la tarea se realizó un estudio previo de las condiciones en que se encuentra el casco en la actualidad, se efectuaron cálculos en los que participaron la Dirección de Casco, Electricidad y Máquinas Navales, la Comisión de Asesoramiento del Reflotamiento y el Servicio de Salvamento, todos pertenecientes a la Armada Argentina. Además se realizó la planificación de la operación con la que se pretende lograr el reflotamiento.



Para el desarrollo de la operación se está realizando una importante renovación de materiales y equipos de salvamento, los cuales también podrán ser aplicables a futuras emergencias que pueden ser náuticas. Se trata particularmente de materiales de mantenimiento y recuperación de la flotabilidad como equipos de buceo, motobombas y electrobombas de trasvase de líquidos de gran caudal, herramientas hidráulicas y neumáticas –utilizables en talleres– y otras sumergibles.
El equipamiento adquirido también refuerza las capacidades de la institución en tareas de apoyo a la comunidad como la asistencia en inundaciones o la generación de energía eléctrica a través de generadores transportables de gran capacidad. Paralelamente se encuentran en reacondicionamiento materiales y equipos ya existentes, tareas que se llevan a cabo en los Talleres del Arsenal Naval Puerto Belgrano.
La recuperación y renovación de las capacidades de salvamento, de apoyo a la comunidad y servicios de muelle representan el 80 % del costo total de la operación.
Cabe mencionar que la recuperación de los servicios del muelle y el apoyo con medios navales, como remolcadores, pontones y grúa, está a cargo de la Base Naval Puerto Belgrano.
Las tareas de reflotamiento
Las tareas en el casco semi-sumergido se están realizando con un grupo de 97 hombres y mujeres, pertenecientes al Servicio de Salvamento de la Armada, el Área Naval Atlántica, el Área Naval Austral, el Área Naval Fluvial y el Comando de la Flota de Mar. Son en general buzos de salvamento profesionales en tareas de reparaciones y reflotamiento, quienes determinaron cuáles son las vías de acceso de agua, realizaron su estancamiento, los lastrados y dragados requeridos para que el casco recupere la estabilidad transversal, alcance la verticalidad y recupere la flotabilidad.
En una segunda etapa se prevé armar en el muelle un sistema de multiplicación de fuerzas con cuadernales múltiples, conocidos como aparejos de playa y dos sistemas de fijación, uno con anclajes en el muelle y el otro con anclas, cadenas y cables combinados, con sus fijaciones en la antedársena. Estos permitirán realizar una maniobra de fuerza que ayudará a rotar el casco en el lugar en que se encuentra.
La operación es de gran envergadura y complejidad.