lunes, 19 de agosto de 2019

Bombas de racimo en Argentina: Ficción y realidad

Fábrica de aviones: Junkers (3/4)

/k/ Planes Episodio 36: Junkers


/k/ Planes

Parte 1 ||  Parte 2 ||  Parte 3  ||  Parte 4


Junkers Ju 88




El Ju 88 nació de un requisito de RLM para un bombardero rápido desarmado. Junkers presentó un diseño con una tripulación de cuatro hombres, armamento ligero y una carga útil proyectada de 2000 kg. Aunque debían usarse motores en línea, el avión parecía como si montara motores radiales, debido a los radiadores anulares en la parte frontal de la góndola del motor. A medida que avanzaba el desarrollo, los requisitos cambiaron, con capacidades de bombeo en picado agregadas a los requisitos. Junkers fortaleció las alas y la estructura del avión, aunque estas modificaciones redujeron el rendimiento. Las capacidades adicionales de buceo con bombas también extendieron las pruebas, de modo que, aunque el Ju 88 voló por primera vez en 1936, no entraría en servicio hasta 1939.



En la primera parte de la guerra, el servicio de Ju 88 era limitado. Solo 12 estaban disponibles para la invasión de Polonia, y en consecuencia tuvieron poco impacto. Más tarde, en la campaña de Noruega, atacaron a los aliados, hundiendo al destructor HMS Gurkha y dañando al acorazado HMS Rodney. Sin embargo, esta acción les costó cuatro de los suyos. Los números más grandes disponibles en Francia vieron al avión empleado en roles más amplios, con resultados mixtos. En misiones de bombardeo más estratégicas contra aeródromos, el Ju 88 tuvo éxito, pero cuando se lo puso en servicio en los roles de bombardeo táctico normalmente asignados al Stuka, los resultados fueron desastrosos. Como resultado de los principales problemas de seguridad descubiertos durante la campaña, Junkers comenzó un importante rediseño de la aeronave.



Los nuevos modelos de Ju 88 comenzaron a llegar a las unidades de la Luftwaffe que operan en la Batalla de Gran Bretaña justo cuando las incursiones comenzaron a intensificarse. Desafortunadamente, las pérdidas fueron mayores que las contemporáneas He 111 y Do 17, a pesar de operar en números más pequeños que el del otro bombardero. La doctrina de Schnellbomber de que el Ju 88 fue diseñado alrededor era obsoleta, y el armamento ligero no pudo defenderse de los combatientes de la RAF. Se hicieron varias modificaciones de campo, mejorando la armadura de la cabina y el armamento defensivo, pero a pesar de eso, el Ju 88 terminó la Batalla de Gran Bretaña con las mayores pérdidas de cualquier bombardero alemán, con 313 aviones perdidos.



Para cuando comenzó la Operación Barbarroja, la mayoría de las unidades de bombarderos habían actualizado al nuevo modelo Ju 88s. El primer día de operaciones fue un éxito increíble, con Ju 88 destruyendo innumerables aeronaves VVS en tierra. Se realizó una respuesta apresurada y desorganizada por parte de los interceptores VVS, pero dado el éxito del día, las pérdidas fueron relativamente bajas, con solo 23 Ju 88 perdidos. A medida que la campaña se movía a través de Rusia, Ju 88 fue nuevamente presionado para asumir el papel de bombardeo táctico, lo que resultó en grandes pérdidas a causa del fuego terrestre. Con la Wehrmacht acercándose a Moscú, Ju 88 comenzó a bombardear la capital soviética, antes de ser suspendido para realizar más ataques tácticos en apoyo de la Operación Tifón. Sin embargo, a medida que cambiaba la marea de la guerra, el Ju 88 se hizo cada vez más vulnerable y las pérdidas comenzaron a volverse inmanejables.



Fuera de sus roles de bombardero más convencionales, el Ju 88 encontró uso en una variedad de roles. El Ju 88 A-4 se modificó pronto, retirando la góndola ventral para permitir el montaje de un torpedo. Esta variante, el A-17, sirvió en gran medida como un avión de patrulla marítima. Otras variantes incluyeron una versión de ataque al suelo, montando un cañón de 75 mm o 50 mm en la góndola ventral. Operando junto al Ju 87G, los Ju 88 con armadura de cañón hicieron su debut de combate en el Kuban. Sin embargo, al igual que en intentos anteriores de realizar bombardeos tácticos con el Ju 88, el avión se encontró poco adecuado para el papel y, por lo tanto, sufrió grandes pérdidas.



Casi tan pronto como el Ju 88 había entrado en producción, Junkers comenzó a trabajar en versiones pesadas de caza del avión. Con la nariz esmaltada reemplazada por una nariz sólida y un armamento pesado de cañones y ametralladoras montadas, el avión sirvió casi exclusivamente como un caza nocturno. El espacioso fuselaje fue capaz de montar un radar de intercepción de aire, y varias versiones anteriores también vieron el montaje de las pistolas Schrage Musik de disparo oblicuo. A medida que avanzaba la guerra, se montaron cada vez más mejoras en el luchador nocturno Ju 88 con armamentos, radares y motores más poderosos. Algunos de los ases nocturnos más exitosos de la historia volaron el Ju 88. Sin embargo, no pudieron hacer un impacto significativo en la campaña de bombardeos aliados.



Ju 89




En 1933, el jefe de personal de la Luftwaffe, Walther Wever, se acercó a Junkers y les pidió que desarrollaran un bombardero estratégico de largo alcance para atacar más allá de los montes Urales en una guerra futura con la Unión Soviética. Junkers desarrolló un gran avión con cuatro motores, un armamento pesado de cañones de 20 mm y ametralladoras para la defensa, una carga útil de 1.600 kg y un alcance de casi 3.000 km. Si bien el proyecto se desarrolló sin contratiempos, la muerte de Wever en un accidente aéreo y su posterior reemplazo por parte de funcionarios más centrados en el bombardeo táctico, significó que el programa del bombardero de los Urales se terminó rápidamente. Junkers continuó desarrollando los prototipos, con el avión volando por primera vez en 1937. Sin embargo, solo dos semanas después del primer vuelo, el programa fue cancelado. Los dos prototipos fueron transferidos a la Luftwaffe para tareas de transporte.


Junkers EF 008




El EF 008 fue un inusual proyecto de jets de antes de la guerra de Junkers. El diseño incorporaba un ala recta y de pedaleo, con un diseño convencional y una rueda inferior de cola reducida. Su tripulación de dos personas se sentó espalda con espalda en la nariz, con una torreta con control remoto disparando hacia adelante y hacia atrás para cada tripulante. La aeronave debía ser propulsada por cuatro motores montados en barquillas individuales debajo de las alas cortas. Sin embargo, como la mayoría de los primeros proyectos de aviones, nunca avanzó más allá de un estudio de diseño.



Hubjager Junkers EF 009




El EF 009 fue un diseño de avión de preguerra increíblemente poco convencional para un interceptor de defensa puntual. Un pequeño avión, que iba a ser impulsado por un grupo de diez motores a reacción colocados alrededor de la cabina. Tenía que estar armado con dos cañones de 30 mm y, para permitir que el piloto resistiera las altas fuerzas G esperadas, el piloto debía estar en una posición prona. El equipo debía ser desechado en el despegue, y se debía utilizar un patín retráctil para el aterrizaje; alternativamente, el despegue se podría realizar verticalmente. Sin embargo, en el momento en que se finalizó el diseño, los avances en la tecnología de los aviones hicieron que el diseño fuera obsoleto.


Junkers Ju 187




Con la Batalla de Gran Bretaña revelando las deficiencias del Ju 87 Stuka, se decidió actualizar el avión. El familiar ala de gaviota invertida del Stuka fue retenido, pero poco más quedó. Intentando mejorar el rendimiento y la protección, la aeronave montó un motor más potente, un tren de aterrizaje retráctil, una torreta defensiva a control remoto y un inusual estabilizador vertical, que giraría en vuelo para mejorar el campo de tiro del artillero. Se mejoró el armamento, con la torreta del artillero armada con una ametralladora de 15 mm y un cañón de 20 mm, y la carga útil debía ser mayor que la del Stuka. Desafortunadamente, las proyecciones de rendimiento no exigían un rendimiento mejor que el Ju 87. En consecuencia, el RLM canceló el programa en 1943.


Junkers Ju 288




El Ju 288 fue un intento de mejorar en general el diseño del Ju 88. El avión se amplió, lo que permitió una mayor carga útil interna, y se utilizó una cabina continua, lo que permite la presurización del compartimiento de la tripulación. El armamento debía ser controlado de forma remota, con barbetas a ambos lados del fuselaje similar al Me 210. El prototipo estaba propulsado por dos motores BMW 801, con un tubo giratorio similar al prototipo Fw 190 utilizado para reducir la resistencia. Primero volando en 1940, se ingresó en el programa Bomber B, convirtiéndose en el principal contendiente. Cuando se extendió el programa, finalmente se canceló en 1944 cuando la Luftwaffe se enfocó cada vez más a la defensiva.


Junkers Ju 188




Mientras que el programa Ju 288 se detuvo, Junkers propuso otro diseño como una medida provisional. Con una cabina de pilotaje sin escalonamientos similar y una carga útil comparable a la Ju 288, la Ju 188 sería un diseño provisional, ofreciendo una actualización de la Ju 88 a la vez que más simple que la Ju 288. En 1943, se ordenó su producción, con el avión Complementando, pero nunca reemplazando, el Ju 88 en el rol de bombardero y torpedo. Sin embargo, las mejoras en el rendimiento con respecto al Ju 88 fueron modestas en el mejor de los casos, y el avión siguió siendo vulnerable. A pesar de haber sido ordenados para la producción, los números se mantuvieron bajos, con poco más de 1.000 producidos para el final de la guerra.

Junkers Ju 322 Mammut




A fines de 1940, el RLM emitió los requisitos para un planeador de transporte pesado capaz de transportar 20,000 kg de carga útil. Un gran avión de ala mixta, que se construiría completamente de madera para ahorrar materiales estratégicos. Desafortunadamente, las pruebas revelaron muchos problemas. El piso tuvo que ser rediseñado al descubrir que un tanque destruiría el piso, y la carga útil se redujo casi a la mitad luego de varios rediseños. Las pruebas revelaron problemas de estabilidad y bajo rendimiento. Al final, el RLM ordenó que el proyecto fuera cancelado en mayo de 1941..

Junkers Ju 290




Destinado a reemplazar el Fw 200 vulnerable en el rol de patrulla marítima, el Ju 290 era un avión multiusos de cuatro motores desarrollado a partir del avión Ju 90 (en sí mismo un desarrollo del bombardero Ju 89). Fue diseñado para cumplir los roles de transporte, patrulla marítima y bombardero, con diferentes variantes para cada rol. Los transportes fueron los primeros construidos, con una rampa de carga instalada en la parte posterior. Las variantes de patrulla marítima recibieron un armamento defensivo pesado y un radar de búsqueda, así como una capacidad de carga útil de 3.000 kg. Los transportes entraron en servicio a mediados de 1942, uno se perdió en el puente aéreo de Stalingrado y otros se perdieron en el puente aéreo a Túnez. En el rol de patrulla marítima, su número limitado limitó su efectividad, y el armamento defensivo pesado hizo poco para evitar que los combatientes enemigos lo derribaran. Cuando la Batalla del Atlántico se volvió a favor de los Aliados, los Ju 290 supervivientes fueron retirados para realizar tareas de transporte.

Junkers EF 100




El EF 100 originalmente fue pensado para ser un avión transatlántico. Sin embargo, el estallido de la guerra causó un importante rediseño, militarizando el avión. Al igual que los grandes aviones Junkers multimotores, el EF 100 iba a ser multiusos, con transporte, patrulla marítima y variantes de bombarderos planeados. La sección transversal de doble círculo permitía un interior espacioso, y los seis motores que conducían el avión le darían un rendimiento impresionante. Como bombardero, la carga útil era de hasta 5000 kg, con torretas controladas a distancia que montaban ametralladoras de 15 mm y cañones de 20 mm para proteger el avión. En la carga militar, se proyectó que el alcance sería de 9000 km, con cargas útiles más pesadas, lo que redujo el alcance a 4,000 km. A pesar del estímulo de RLM para acelerar el desarrollo del diseño, Junkers abandonó el proyecto a fines de 1942.


Junkers EF 101




El EF 101 fue un proyecto para una nave nodriza de largo alcance para un avión de reconocimiento. El avión de transporte iba a ser un avión grande con alas largas y de alta relación de aspecto, y debía ser propulsado por cuatro motores. La tripulación de tres a cuatro personas se mantendría en una cabina presurizada y continua, con controles para el armamento defensivo controlado a distancia. El avión a transportar parece no estar claro; algunas fuentes dicen que iba a ser un Bf 109H, mientras que otras dicen que iba a ser un diseño completamente nuevo para dos hombres. En cualquier caso, el perfil de la misión requería que la aeronave fuera transportada por debajo de la nave nodriza EF 101, lanzada para cumplir su misión, y recuperada en el aire para el transporte a casa. Aunque se probó el dispositivo de detención para el acoplamiento en el aire, el programa se abandonó a medida que la situación en la guerra se deterioraba.

Junkers EF 112




El EF 112 fue diseñado para cumplir con las especificaciones RLM para un avión de ataque en tierra. Un diseño poco convencional de doble brazo, la aeronave tenía dos motores montados en una configuración push-pull. El armamento consistiría en dos cañones de 30 mm, con hasta cuatro cohetes aéreos también disponibles para montar. La carga útil debía ser de hasta 500 kg de bombas transportadas en una bahía de bombas debajo de la cabina. Desafortunadamente, el RLM no estaba interesado en el diseño de Junkers y lo rechazó.



Junkers Ju 390




Un desarrollo adicional del Ju 290, el Ju 390 fue un gran avión multiusos de seis motores. El Ju 390 era esencialmente un Ju 290 con un segmento de ala interior extra y segmentos de fuselaje adicionales agregados a la estructura del avión. Tenía un rango y una resistencia mucho más largos que el Ju 290, y también tenía un rendimiento impresionante. El primer vuelo en 1943, se ordenó su producción, pero más allá de los dos prototipos, no se completó ningún avión. Los prototipos supuestamente participaron en vuelos a Nueva York y Sudáfrica, aunque se comprobó que estas afirmaciones eran falsas de posguerra. Sin embargo, un Ju 290 puede muy bien haber realizado una misión de patrulla transatlántica que lo llevó hasta Terranova.

Junkers Ju 388




Tras el descubrimiento del programa B-29, la Luftwaffe se encontró sin un interceptor capaz de interceptar al bombardero. Junkers lanzó una versión modificada de su diseño Ju 188 para el papel. Con una cabina presurizada, la aeronave había eliminado todo el armamento defensivo y dos diseños diferentes de armamento proyectado. Las misiones diurnas montarían cañones de 20 mm y 30 mm en la góndola ventral, mientras que las misiones nocturnas usarían cuatro cañones de 30 mm, con dos disparos hacia adelante y dos montados oblicuamente. El primer vuelo en diciembre de 1943, fue rápidamente puesto en producción. De los aproximadamente 100 realizados, el avión vio más uso en los roles de reconocimiento a gran altitud que en el papel de caza. Al realizar misiones de reconocimiento a gran altitud en Inglaterra, uno se perdió ante un Sptifire que disparó al avión desde abajo, lo que lo convierte en la intercepción más alta de la guerra. Solo cuatro Ju 388 sirvieron como luchadores nocturnos, y probablemente nunca obtuvieron una victoria.

domingo, 18 de agosto de 2019

Frente Oriental: Las operaciones de los hombre lobos (2/2)

Operaciones de hombre lobo en el Frente Oriental

Parte I || Parte II
Weapons and Warfare





Ahora, en el interior ocupado por los soviéticos, los hombres lobo miraban hacia atrás al infierno rugiente en que se había convertido Viena. Los intensos combates aún estaban en marcha, de hecho, el punto de partida de los hombres lobos en Augarten fue invadido poco después de que lo abandonaran, y un enorme incendio se desató, ya sea por saqueadores, retirándose de las tropas alemanas u otros hombres lobo. Gran parte de la gloriosa catedral de San Esteban de la ciudad fue consumida en este incendio. Huyendo de esta escena, los hombres de Borth marcharon hacia el oeste, principalmente moviéndose a campo traviesa. Cerca de Hapsburger Warte avistaron y casi emboscaron a una pequeña unidad vestida con uniformes marrones y equipada con pistolas soviéticas. En el último momento, sin embargo, vieron a un artillero antiaéreo alemán en presencia del destacamento, evidentemente actuando de guía, y se dieron cuenta de que no era una patrulla del Ejército Rojo, sino un grupo de ocho hombres de Vlassovites, que es , Abrigos rusos que habían sido reclutados en la Wehrmacht. Informaron de este desarrollo a su estación de control de radio, cuyo nombre en código era "Cherusker", y se les dijo que recogieran a los Vlassovitas y se dirigieran a Kritzendorf, donde iban a atacar una gran colección de armaduras soviéticas. Esto formaba parte de un plan alemán para impedir un nuevo cruce soviético hacia la orilla norte del Danubio y aliviar así la presión sobre Bisemberg-Korneuburg, uno de los principales puntos de reunión para las fuerzas alemanas que se retiran de Viena. Después de moverse por la noche, los hombres lobo lanzaron este ataque en las primeras horas de la mañana del 13 de abril. Kritzendorf estaba mal custodiado, a pesar de que estaba lleno de tanques, vehículos blindados y tres compañías de tropas soviéticas, además de ser el ancla del sur de un puente de pontones soviético a través del Danubio. Los hombres de Borth lanzaron un ataque con ametralladora, y los Vlassovitas pudieron acercarse a una columna de vehículos soviéticos, siendo confundidos con soldados del Ejército Rojo, y de repente atacaron con sus pistolas y granadas de mano. Varios soldados soviéticos murieron y tres tanques y varios vehículos fueron destruidos antes de que los soviéticos comenzaran a llover morteros en la posición de Borth y la aparición de un tanque T-34 provocó una rápida retirada. Sin embargo, Borth y compañía lograron escapar, sufriendo solo un Hitler Juvenil muerto y un Vlassovita levemente herido.

La banda mantuvo un perfil bajo durante los próximos días. En la noche del 15 de abril, se trasladaron a una serie de refugios forestales cerca de Plöcking, de donde se envió una partida de reconocimiento dirigida por el teniente Franz Gary de Borth hacia la carretera St. Andrä-Hagenthale. Las cosas no salieron bien: un chico cayó y tuvo que ser llevado de vuelta a Plöcking, y uno de sus escoltas, un polaco alemán llamado Binkowski, aprovechó la oportunidad para desertar. Dado que Borth no sabía que Binkowski fue asesinado poco después, había temor de que si los soviéticos capturaban al muchacho, revelaría todo lo que sabía sobre el "Jagdkommando" de Borth.

En la noche siguiente, se enviaron tres patrullas. Solo uno había regresado a la mañana siguiente, aunque podía confirmar que los soviéticos habían establecido un hospital de campaña en Plegheim Gugging, y que en el vecindario de Kierling, miembros de un batallón de suministro del Ejército Rojo estaban ocupados saqueando y violando a la población civil. A las 4 de la mañana, Borth y compañía de repente escucharon disparos de ametralladoras y granadas explosivas desde un área al oeste de su ubicación. Esperando media hora, Borth luego reunió a los Vlassovitas y fue a investigar. Encontraron que tres de sus compañeros habían sido encontrados por una patrulla rusa, después de lo cual fueron asesinados y sus cuerpos mutilados. Este horroroso descubrimiento precipitó algunos comentarios agudos de los vlassovitas sobre las supuestas tendencias bárbaras de los "siberianos", y dio lugar a la sugerencia de que deberían tomar represalias quemando los pueblos cercanos de St. Andrä y Wörden. En respuesta, Borth dijo: "No estamos en Rusia", un comentario que lamentó de inmediato, y los Vlassovitas a su vez lo maldicieron como "fascista de Hitler" y lo culparon por los crímenes alemanes en Rusia. Los Vlassovitas se fueron para explorar St. Andrä, encontrando que estaba lleno de tanques soviéticos en una parada de reabastecimiento de combustible, y regresaron para ayudar a Borth a enterrar a sus compañeros.

Las tensiones entre las facciones continuaron a medida que Borth y los nacionalistas rusos regresaban al campamento, solo para enterarse de que recientemente se habían avistado fuertes fuerzas blindadas soviéticas en dirección al este. Si bien este movimiento realmente involucró un intento soviético de relevar al 9º Ejército de la Guardia retirando las tropas de regreso al Bosque de Viena, y de cambiar los elementos del 6º Ejército de Tanques de la Guardia a otro sector del frente al norte del Danubio, tanto los Hombres Lobo como los Vlassovitas asumieron erróneamente que Los soviéticos estaban organizando una barrida del interior dirigido a ellos. Los vlassovitas maldijeron al ayudante ucraniano de Borth, Orlov, quien todavía estaba con una de las patrullas desaparecidas, y lo denunciaron como un traidor. Señalaron que Orlov había dado una señal de fuego temprana en Kitzendorf, casi arruinando el ataque, y además supusieron que probablemente ahora había matado a sus propios hombres y traicionado la ubicación del campamento principal al enemigo. Borth respondió, con un sentimiento de convicción, que Orlov y sus tropas de la Juventud Hitleriana probablemente se habían acurrucado con el descanso del día. Sin embargo, estaba más que dispuesto a mover sus fuerzas fuera de peligro. El grupo marchó hacia el oeste y luego giró hacia el suroeste, hasta llegar al área de Eichberg. Las luchas internas disminuyeron momentáneamente cuando las dos patrullas desaparecidas, una liderada por Orlov y la otra por Gary, lograron ubicar y unirse al grupo. Gary explicó que los tres alemanes muertos encontrados por Borth habían sido una retaguardia de su patrulla, y que habían sido vistos por los soviéticos mientras trataban de encontrar comida en la casa de un maderero.

Mientras tanto, llegaron nuevas órdenes por radio que ordenaban a Borth impedir la construcción de un puente cerca de Tulln, un trabajo que todos acordaron equivalía a una misión suicida. Los Vlassovitas, sin embargo, estaban ansiosos por ponerse en marcha y marcharse por su cuenta para asumir la tarea. Aparentemente, fueron vistos por los soviéticos y masacrados en un prado cerca de Tulln. El resto del grupo se retuvo el tiempo suficiente para recibir un mensaje que revocaba la asignación Tulln, que se había dado por error. La nueva información sugería que los soviéticos aún no estaban trabajando en un puente. En su lugar, ahora se les ordenó que marcharan hacia un ferrocarril cercano y que esperaran más órdenes en el camino.

Poco después de que el grupo comenzara su marcha, un puesto avanzado avistó una columna de suministro soviética. Para aprovechar esta oportunidad, Borth envió a sus asaltantes al Hängendenstein, una característica natural bien conocida en el Bosque de Viena, donde el camino pasaba por bosques pesados ​​y sería imposible para los soviéticos sacar a sus caballos, bueyes o carros. La carretera o pasado un vehículo averiado. También comenzó a lloviznar, lo que suavizó el suelo y sugirió que las posibilidades soviéticas de poder mover los carros fuera de la carretera serían aún más escasas. La operación implicaba riesgos: una niebla hacía que el objetivo fuera difícil de detectar; las tropas de la Juventud de Hitler nunca habían sido entrenadas para pelear en lugares cerrados; y Orlov sugirió que podría haber grandes fuerzas soviéticas en el área, particularmente porque algunos Vlassovitas estaban presuntamente encerrados cerca de Hadersfeld. Sin embargo, Borth decidió continuar con la emboscada y el asalto salió bien. Aunque hubo algunos enfrentamientos feroz, que involucraron a los hombres lobo que saltaban sobre carros soviéticos y golpeaban a los rusos con las culatas de sus rifles, las pérdidas totales ascendieron a solo un herido y un muerto, este último golpeado por un compañero que jugaba con él. Una ametralladora soviética capturada. Como recompensa por sus esfuerzos, el 'Jagdkommando' incautó alimentos, armas soviéticas, municiones, granadas de mano, Panzerfäuste alemán y material previamente saqueado por los rusos de civiles austriacos.

Entre Tulbinger Kogel y Troppling, Borth recibió los pedidos suplementarios prometidos por la estación de control "Cherusker". De acuerdo con estas instrucciones, envió tres patrullas en misiones extendidas para atacar el ferrocarril Westbahn, mientras movía su propia fuerza de grupa a Wolfsgraben, donde estaba para atacar un basurero de suministro soviético. Fritz Hessler fue acusado de liderar una de las subunidades, que tuvo éxito en causar daños menores, pero por lo demás tuvo una expedición sin incidentes.

Willy Krepp, un húngaro alemán de diecinueve años, fue enviado con un pequeño equipo encargado de hacer explotar un viaducto ferroviario en Eichgraben. Originalmente, se suponía que esta tarea la habían llevado a cabo los pioneros alemanes a principios de abril, pero no estaba claro si se había hecho, y existía la preocupación de que si el puente aún estaba en pie, los soviéticos podrían restablecer el servicio ferroviario a St. Pölton. . Después de encontrarse con mujeres aterrorizadas que se esconden en el bosque de asaltantes y saqueadores soviéticos (hubo informes incluso de monjas violadas), Krepp y compañía se acercaron al viaducto y vieron que aún estaba intacto. Además de los fallidos esfuerzos alemanes para volar la estructura, los bombarderos estadounidenses también la habían atacado antes de la retirada de la Wehrmacht, aunque algunas de las bombas no habían detonado. Los soviéticos del 16 al 17 de abril obligaron a los hombres locales a subir a la estructura y recuperar estas bombas, que luego desactivaron y arrojaron al lecho del arroyo. La onda cerebral de Krepp, que informó a Borth a través de un mensajero, fue usar los explosivos de las bombas estadounidenses desactivadas para realizar un nuevo intento en el puente. No hay registro de lo que sucedió, aunque el puente permaneció intacto. Es posible que Krepp detonó las bombas pero que la onda de presión no fue suficiente para colapsar la estructura. En cualquier caso, Krepp y sus hombres desaparecieron la noche del 19 de abril, y nunca más se supo de ellos.
Orlov fue nombrado líder de la tercera parte, y logró un gran éxito al atacar la estación de tren de Rekawinkel. El ayudante de Orlov, Franz Gary, descubrió a través del reconocimiento que una unidad de ingeniería soviética estaba en la estación de tren y en las casas cercanas mientras trabajaba en la reparación del ferrocarril. Orlov y Gary decidieron atacar la estructura principal, así como un túnel ferroviario cercano. Mientras realizaban los preparativos para lanzar estas operaciones, exploraron un puesto de gendarmería abandonado cerca de la boca del túnel. Después de buscar comida, Gary volvió al correo y sorprendió a Orlov por teléfono; este último afirmó que había estado revisando la línea, pero luego Gary insistió en que lo había oído hablar en ruso. Después de discutir, los dos hombres enterraron temporalmente sus animosidades y regresaron a su escuadrón. Orlov le ordenó a Gary que disparara un Panzerfaust en la estación de tren, mientras que simultáneamente disparó una bazuca a la entrada del túnel ferroviario. El cohete de Gary golpeó la estación e hizo un gran daño, destruyendo la torre de señales y colapsando parte del techo, aunque la explosión en el túnel ferroviario tuvo menos efecto. A pesar del hecho de que numerosas tropas soviéticas pululaban en el área, Orlov y compañía se escaparon y se reunieron con el grupo de Hessler en un punto preestablecido cerca de Steinpattl. También se le ordenó a Orlov que verificara el destino de la unidad de Krepp en Eichgraben, pero se negó, en cambio condujo sus destacamentos y los de Hessler de regreso a Haitzawinkel, donde se reunieron con el grupo de Borth.

Temprano en la mañana del 21 de abril, la banda reunida se detuvo para descansar en Hainbachberg y reflexionó sobre la posibilidad de dirigirse al este a Klausenleopoldsdorf, donde se pensaba que los soviéticos estaban reuniendo una reserva para intervenir en intensos combates en Alland y Santa Corona. Borth aceptó a regañadientes cuando Orlov se ofreció a dirigir una patrulla de reconocimiento preliminar a la zona, aunque poco después de que Orlov reuniera a su equipo y se fuera, un explorador informó sobre la aproximación de algunos vehículos de suministro soviéticos que venían de Alland al sudoeste. Borth envió a Hessler a la carretera para tender una emboscada a los vehículos y luego dirigió con retraso la mitad de su fuerza para reforzar esta operación, mientras que el resto, dirigido por el operador de radio Georg Matthys, recibió la orden de recostarse en una colina cercana. Borth llegó tan lejos como un cementerio local antes de que los disparos estallaran en ambos lados. En su incursión hacia Klausenleopoldsdorf, Orlov y compañía fueron avistados por una patrulla soviética, que quizás había sido alertada por un agricultor austriaco. Gary y un amigo se habían detenido para llenar las cantinas del escuadrón en una granja, pero mientras regresaban a través de un campo, fueron cortados por detrás por el fuego soviético, una visión que Borth vio desde la distancia. Lo que Borth no vio fue que cuando Orlov recuperó los cuerpos, Gary todavía estaba vivo pero con un gran dolor; Orlov lo terminó con un "tiro de la misericordia".

Mientras tanto, Hessler se había involucrado simultáneamente en un tiroteo con el pequeño convoy soviético al que había sido enviado para emboscar. Borth, quien desde entonces había alcanzado a Orlov en el cementerio, le ordenó al ucraniano que protegiera su flanco mientras reparaba a una colina cercana y echaba un buen vistazo a la carretera. Lo que vio no era bueno: dos vehículos del Ejército Rojo habían sido golpeados y destruidos, pero un tercero estaba intacto y las tropas soviéticas sobrevivientes habían montado una ametralladora en su vehículo y estaban disparando fuego sin pausa. En la distancia, los refuerzos soviéticos también se podían ver acercándose. Hessler y la compañía disparaban desde la maleza, pero se habían quedado sin municiones para ametralladoras. Un niño disparó otro cohete Panzerfaust contra el camión soviético restante, pero falló y golpeó un árbol, de ahí en adelante el bazookaman, ahora marcado por el destello y humo de su arma, fue asesinado por un tirador soviético. Los hombres de Borth se abalanzaron e intervinieron en esta situación inesperadamente, apagando la ametralladora soviética con granadas y obligando a algunos sobrevivientes rusos a huir de la escena. Por otro lado, en cuestión de minutos habían llegado fuertes refuerzos soviéticos y comenzaron a tratar de atrapar a los partidarios de Borth en un movimiento de pinzas. Los hombres lobo, sin embargo, tuvieron suerte en escapar sin más pérdidas.

Un día después, los guerrilleros, que ahora se escondían en la selva, recibieron un nuevo mensaje de señal, aunque débil y roto. "¡Felicidades por el ataque de Kritzendorf!", "Gracias", respondió Borth, pero sus hombres necesitaban desesperadamente un médico, municiones para ametralladoras y suministros generales. La abrupta respuesta fue: "¡Atacan a Klein Mariazell!" Esta orden rozó lo imposible, dada la condición de los hombres lobo de Borth. Estaban sufriendo de ampollas: sus botas reglamentarias eran demasiado grandes para sus pies adolescentes; estaban sucios; Sus cortes, esguinces y moretones no estaban atendidos; estaban hambrientos (y por lo tanto constipados); y sus aspirinas y analgésicos se habían agotado, dejándolos dependientes del estimulante "Pervitin" y de los frascos de vodka capturados de los soviéticos. Hessler había sido gravemente herido en el hombro y su asistente médico no había podido desenterrar la bala. De hecho, habían perdido a su asistente cuando se vieron obligados a dejar atrás a cinco niños heridos en cabañas de caza, y el asistente se ofreció como voluntario para quedarse con estos enfermos. En otro caso, Borth había querido dejar a un niño en camilla al cuidado de un granjero local, pero Orlov le había dado al niño una cápsula suicida, que el niño se había tragado debidamente. En respuesta, Borth prometió llevar a Orlov ante un tribunal militar, pero el ucraniano, a su vez, maldijo a los hombres lobo como diletantes que no tenían estómago para una verdadera guerra de guerrillas. Aunque se le advirtió que evitara a los civiles, Borth finalmente llevó a sus guerrilleros a la puerta de un bungalow habitado por un veterano invalidado y su esposa. Durante una noche, la pareja proporcionó un ambiente seco, comida y atención médica para aficionados, y también acordaron cuidar de tres hombres lobo mal ampollados que no pudieron continuar. Borth desarmó a estos muchachos, arrancó la insignia y las correas de los hombros de sus blusas de campo, y sacó sus papeles de identificación y fotos.

En la noche del 23 de abril, Borth y su pequeña banda intentaron ejecutar su próxima misión. Intentaron cruzar la carretera St. Corona-Altenmarkt, pero tuvieron que ponerse a cubierto cuando se acercó una columna soviética. Luego escucharon los bueyes y los carros de un convoy de suministros del Ejército Rojo, al que dispararon y atacaron con granadas de mano mientras cruzaban la carretera hacia el Bosque Kaumberger. En el bosque, se encontraron con un vivac soviético y fueron recibidos por una lluvia de balas, ya que los soviéticos los habían oído venir. Tres hombres lobo fueron asesinados y varios otros heridos y presumiblemente capturados. Por la mañana, el tamaño del "Jagdkommando" se redujo a Borth, Orlov, Matthys y otros doce niños.

Con este lamentable remanente, Borth huyó a la montaña Steinriegel y se fue a la tierra en el crecimiento joven alrededor de la subida. Sus controladores de "Cherusker" le dijeron que se sentara bien y mantuviera la vista hacia el cielo, ya que estaba programado para ser aprovisionado pronto por medios aéreos. Varios días después, los hombres lobo de Borth avistaron algunos aviones de bajo vuelo, pero no pudieron señalarlos con linternas. Como resultado, hicieron algunos incendios de señales y lanzaron bengalas, lo que atrajo la atención de los aviadores de la Luftwaffe y mostró a los aviadores dónde soltar tres contenedores de suministros, dos de los cuales fueron recuperados por la guerrilla. Sin embargo, los hombres lobo lucharon contra una retirada precipitada cuando vieron una luz que brillaba en un corral a una milla de la zona de caída. Huyeron a través de la carretera a Hainfeld, pero se perdieron en la densa niebla y pasaron dos días escondidos en algunas ruinas en Araburg antes de que comenzaran a considerar seriamente la posibilidad de reanudar las operaciones activas. Aunque estrictamente prohibido, también comenzaron a buscar comida localmente, temiendo que sus suministros en paracaídas no duraran mucho.
En la noche del 28 de abril, los niños realizaron un reconocimiento y descubrieron que los soviéticos movían grandes cantidades de hombres y tanques a través del área al oeste de Hainfeld. Varios días después, mientras los soldados soviéticos celebraban el día de mayo, los hombres lobo atacaron un basurero en un edificio de una fábrica en las afueras de Hainfeld. Mataron a varios guardias con fuego de ametralladora y volaron barriles de petróleo con granadas de mano. También dispararon contra un carro blindado que llegó durante la pelea. Retirándose en el desorden, algunos hombres lobo en la compañía de Borth lograron eludir a sus perseguidores tomando un pequeño sendero que se dirigía a Vollberg. Sin embargo, cuando llegaron a un punto de encuentro preestablecido, Borth se sorprendió al saber de Orlov que su operador de radio, Matthys, había recibido un disparo y una herida de gravedad por parte de un desertor, después de lo cual se había vuelto el arma. La radio del grupo también fue dañada en la escaramuza y se volvió inútil.

Desde que se cortó el contacto con el cuartel general de "Cherusker", el curso de acción más práctico fue que la banda golpeada volviera a las líneas alemanas. Durante varios días tuvieron que esperar, ya que los soviéticos habían lanzado un barrido de contrainsurgencia a gran escala en el área, incluida la localización aérea por un biplano Ilyushian 153. Después de que la intensidad de la búsqueda disminuyó, los niños se abrieron paso y se refugiaron en una pequeña granja, donde un granjero les ayudó y les dijo que su hijo estaba en las SS. Todas las noticias sobre el mundo exterior eran malas desde el punto de vista del hombre lobo: Hitler estaba muerto, los estadounidenses habían llegado a la Alta Austria y se había formado un gobierno provisional austriaco independiente. Una vez en su camino, les dispararon cerca de Durlasshöhe, probablemente por un cazador, pero en St. Veit an der Gölsen se encontraron con una pelea seria, principalmente porque fueron avistados por una campesina que temía ser bandidos y gritaron por ayuda. Apareció una patrulla soviética y en el tiroteo resultante mataron a dos jóvenes de Hitler Youth y Orlov resultó herido. Sin embargo, cuando se habían retirado de esta situación, el grupo estaba muy cerca de las líneas alemanas, a las que llegaron en Klosteralm el 5 de mayo de 1945.

Temprano a la mañana siguiente, Borth fue interrogado por su antiguo instructor de hombre lobo, el "Obispo", quien le informó que el nuevo presidente del Reich, Karl Dönitz, había prohibido cualquier otra actividad de hombre lobo. Curiosamente, aunque la orden de cancelación de Dönitz excluyó específicamente al Frente del Este, los oficiales locales de las SS no obstante lo consideraron aplicable. Prützmann presentó a Borth para una Cruz de Caballero, aparentemente su nombre apareció en la última discusión entre Dönitz, Prützmann y Himmler, pero la guerra terminó antes de que pudiera recibir su premio.

A pesar de todo lo que había sucedido, Borth seguía siendo un entusiasta. Haciendo alarde de la capitulación, así como la prohibición de Dönitz de la actividad del Hombre lobo, mantuvo un grupo de Hombres Lobo de ex líderes de la Juventud Hitleriana para ejecutar un mítico "Decreto Führer" para que los jóvenes alemanes siguieran luchando en la clandestinidad. Esta conspiración solo se desintegró en septiembre de 1945, cuando el grupo fue allanado por la policía estatal austriaca. Después de la liberación de Borth de su internamiento, fue nuevamente arrestado cuando testificaba para la defensa en el juicio de febrero de 1948 del conspirador neonazi Anton Fischer, principalmente porque intentó usar el evento como una plataforma desde la cual relanzar a los hombres lobo. Antes de aparecer en la caja de testigos, había enviado cartas a los periódicos de Viena invitándolos al juicio, "donde anunciaré el nuevo programa político de mi grupo de jóvenes nacionalsocialistas Werwolf." Después de su absolución en un nuevo juicio, Borth se fue. jugará un papel destacado en el entorno neonazi austriaco de los años 50 y 60, también como agente de los servicios secretos austriacos e italianos y como probable organizador de la red de apoyo "Gladio" apoyada por la OTAN Formaciones destinadas a luchar contra los soviéticos en caso de una Tercera Guerra Mundial.

Subfusiles: Halcón M / 943 (Argentina)

Subfusil ametrallador Halcón M / 943 (Argentina)

Revista Militar (original en ruso)



En los años treinta, los armeros argentinos de varias organizaciones propusieron una serie de nuevos proyectos de metralletas adecuados para su uso en el ejército, la policía y otras agencias de aplicación de la ley. Algunos de estos productos no recibieron recomendaciones para su adopción, mientras que otros tuvieron un éxito limitado y se produjeron en series relativamente pequeñas. El proceso de creación de nuevas armas continuó, y después del estallido de la Segunda Guerra Mundial, Argentina lanzó el desarrollo de la próxima ametralladora. Posteriormente, se llamó Halcón M / 943.

Antes del comienzo de la Segunda Guerra Mundial, el comando argentino no veía mucho sentido en crear o comprar una gran cantidad de metralletas, prefiriendo las armas de otras clases. Sin embargo, tal arma todavía estaba en servicio y fue utilizada por varias unidades. Las noticias de Europa eventualmente llevaron a los generales a cambiar de opinión. Un arma automática ligera debajo de un cartucho de pistola se mostró bien en el campo de batalla y demostró su utilidad en la práctica. Después de estudiar la información disponible sobre las batallas que involucran a los ejércitos europeos, Argentina llegó a la conclusión sobre la necesidad de operar en masa las ametralladoras.


Subfusil ametrallador Halcón M / 943 versión anterior, equipado con una culata de madera. Fotos de Wikimedia Commons

Pronto quedó claro que en tal rearme, los argentinos tendrían que depender solo de sí mismos. Debido a la declaración de neutralidad, a Argentina no se le permitió unirse al programa de Préstamo y Arriendo, y sus países amigos del Eje no pudieron suministrar las armas y el equipo necesarios. En tal situación, el ejército argentino solo podía confiar en su propia industria.

Los términos de referencia para la creación de una nueva ametralladora argentina aparecieron a principios de 1943. Los militares querían obtener una cámara automática para un cartucho Parabellum de 9x19 mm, que tenía suficiente potencia de fuego a distancias de hasta varios cientos de metros. Se impusieron requisitos particulares a la complejidad del diseño: un modelo prometedor debería haberse distinguido por su bajo costo y facilidad de producción en masa. De lo contrario, no el país más rico y tecnológicamente más avanzado podría enfrentar ciertos riesgos.

Rápidamente, la policía mostró interés en el nuevo programa, que también necesitaba nuevas armas. Por orden de la policía, la industria debía desarrollar una ametralladora debajo del cartucho .45 ACP. Las diferencias entre las versiones básicas del ejército y la policía del arma deberían haber consistido solo en municiones, cañones y mecanismos automáticos. El resto fue requerido para obtener la máxima unificación posible.


Desmontaje incompleto del producto. Foto Zonwar.ru

En solo unas semanas, la compañía de armas Fábrica de Armas Halcón (ciudad de Avellaneda), fundada en 1941, propuso su proyecto de una ametralladora prometedora. Según algunos informes, al crear una nueva arma, esta organización aplicó ciertas ideas y soluciones técnicas de un proyecto anterior de H. Lenard. Sin embargo, la notable similitud de las dos ametralladoras podría deberse a los detalles de las especificaciones técnicas o un número limitado de arquitecturas adecuadas.

Pronto, las muestras enviadas se probaron y se recomendaron para su adopción. Las ametralladoras del ejército y la policía recibieron el mismo nombre: Halcón M / 943 ("Halcón", modelo 1943). Esta designación indicaba tanto la compañía de desarrollo como el año en que aparecieron las armas. Algunas fuentes proporcionan una ortografía diferente del índice: M-1943. Posteriormente, al adoptar nuevas modificaciones de la metralleta existente, el ejército y las fuerzas de seguridad introdujeron los nombres correspondientes de un tipo similar.

El proyecto de la planta de Alkon propuso la fabricación de dos modificaciones máximas unificadas de armas automáticas para diferentes cartuchos de pistola. Ambas muestras tenían que tener la automatización más simple basada en un obturador libre y mecanismo de disparo con la posibilidad de elegir un modo de incendio. El diseño general de las armas y la apariencia de algunas partes sin cambios importantes fueron tomadas del antiguo proyecto Lehnar.

La ametralladora Halcón M / 943 debía equiparse con un cañón estriado de 292 mm de largo en uno de los dos calibres: 9 mm u 11,43 mm. Las dimensiones de ambos troncos eran las mismas, pero la longitud relativa de los canales era diferente. Una parte importante de la superficie exterior del barril estaba equipada con aletas desarrolladas para enfriar. En este caso, el diámetro del barril con costillas aumentó en la dirección de la recámara. En la sección del hocico, se propuso instalar un compensador desarrollado en forma de cilindro con cinco ranuras en la parte superior. Con la ayuda de una recámara engrosada que alberga la cámara, el barril se fijó en el receptor.


Subfusil ametrallador Halcón M / 943 (Argentina)
Subfusil "Aviación" M / 946. Foto Sassik.livejournal.com

La automatización se colocó en el receptor de un diseño simple, que consta de dos partes grandes. La carcasa tubular superior fue diseñada para instalar el barril, el perno y el resorte alternativo. A la izquierda, en una carcasa de este tipo, había una ranura ancha para la manija del obturador, a la derecha, una ventana para expulsar los cartuchos. Arriba previsto para la afluencia para instalar la vista. Se instaló una tapa redonda detrás. La parte inferior de la caja era una parte rectangular que contenía elementos USM y tenía fijaciones para el trasero. El receptor de la tienda también se unió a ella. Con el desmontaje incompleto de las armas, se desconectaron dos elementos del receptor.

El producto Halcón M / 943 en ambas versiones recibió automatización basada en el obturador libre. Utilizamos persianas de una configuración similar, que difieren en masa y forma del espejo, que corresponden a los parámetros de un cartucho compatible. Además, las muestras del ejército y la policía diferían en las características del resorte recíproco. En ambos casos, se utilizó un perno cilíndrico con un percutor fijo, que se movía dentro del elemento superior del receptor. Las armas de armado se llevaron a cabo utilizando el mango del lado izquierdo del arma. El mango no tenía una conexión rígida con el perno y no se movió con él durante el disparo.

La "Halcón" recibió un mecanismo de disparo que proporcionó disparos desde un obturador abierto. Había un traductor de incendios que le permitía elegir uno de los dos modos de disparo o bloquear los mecanismos. El control de incendios se realizó utilizando un gatillo tradicional. A la izquierda, arriba, en el receptor, había una bandera fusible-traductor con tres posiciones.

Las ametralladoras con cámara para Parabellum de 9x19 mm y .45 ACP deberían haber utilizado almacenes similares. Para el almacenamiento de municiones, se ofrecieron dispositivos de caja desmontable con una capacidad de 17 y 30 rondas. En la versión básica del proyecto Halcón M / 943, se ofreció el receptor de la tienda más simple, hecho en forma de un eje de longitud media colocado debajo del receptor. En el futuro, este dispositivo se ha refinado varias veces. Las armas de la nueva serie podrían recibir una ventana simple o una gran unidad receptora, equipada con almohadillas laterales. Tal eje podría usarse como un mango adicional para sostener armas de manera más conveniente.


Producto con una versión posterior de metal a tope. Photo Forum.valka.cz

Los productos de diferentes series y modificaciones de la familia Alcon fueron equipados con miras de varios tipos. Entonces, las primeras ametralladoras estaban equipadas con una mira abierta, similar a la utilizada en los rifles de la época. Con su ayuda, fue posible bombardear objetivos en una amplia gama de rangos. Más tarde, una mira relativamente compleja fue reemplazada por una simple volcadura completa, diseñada para un rango de hasta 150-200 m. Se colocó una mira delantera no regulada en la parte posterior del compensador de boca.

Inicialmente, las ametralladoras Halcón M / 943 estaban equipadas con una culata de madera de una forma bastante compleja. En la parte trasera del receptor se adjunta una empuñadura de pistola, hecha al mismo tiempo con la culata "rifle". Debido al diseño característico del receptor, la cubierta posterior de su carcasa superior casi llegó a la mejilla. A la derecha de la culata había una mortaja giratoria. El segundo extremo del cinturón debía fijarse en el anillo al costado del cañón.

Ambas modificaciones de armas usando municiones diferentes tenían características similares. La longitud de ambas muestras equipadas con accesorios de madera fue de 850 mm. La masa de armas sin cartuchos es de 4.75 kg, con una revista y municiones, al menos 5.5 kg. Debido al uso de diferentes tornillos y resortes, las ametralladoras para el ejército y la policía tenían la misma velocidad de disparo: 700 disparos por minuto. Las características de alcance también fueron similares: ambos productos podían conducir fuego efectivo a distancias de hasta 150-200 m.

La empresa Fábrica de Armas Halcón presentó un proyecto terminado y varios prototipos de armas en dos rondas en el mismo 1943. En el menor tiempo posible, los nuevos productos pasaron las pruebas necesarias y se recomendaron para su uso en unidades de combate. Al final del año, aparecieron órdenes sobre la adopción de Halcón M / 943 para armar al ejército y la policía, así como órdenes para la producción en masa de tales armas.


Una ametralladora con una culata "nueva" doblada. Foto Sassik.livejournal.com

Durante algún tiempo, los combatientes argentinos explotaron solo dos versiones de los Alcons. En el futuro, hubo propuestas para crear nuevas modificaciones de las armas existentes con una u otra diferencia de los modelos básicos. Entonces, en 1946, apareció una modificación Halcón M / 946, también conocida como Modelo Aeronautica ("Modelo de Aviación"). Se convirtió en un arma estándar de defensa personal para los pilotos de la fuerza aérea de Argentina. Sus principales diferencias fueron un barril acortado a 152 mm y una culata metálica plegable. Inicialmente, la culata era similar al elemento de la ametralladora alemana MP 38/40 y se doblaba hacia abajo. Más tarde utilizaron un nuevo stock basado en una pieza metálica curva. En la posición plegada, se acostó en el babor del arma.

Debido a este diseño de procesamiento, el peso de la ametralladora se redujo a 4 kg.  Independientemente del tipo de material, al plegarse, la longitud de la ametralladora podría reducirse a 520 mm, lo que facilitó enormemente el transporte.

Además, en el curso de la producción en masa, se finalizaron el baúl y los dispositivos receptores de la tienda. Como ya se mencionó, en lugar de un receptor pequeño, se podrían instalar ejes cortos o manijas frontales de tamaño completo. Barriles cortos diseñados para la ametralladora mod. 1946, desde cierto tiempo se utilizaron en el montaje de nuevas modificaciones de la base M / 943. El resultado de este enfoque fue la aparición de toda una familia de armas pequeñas. Diferentes muestras de su composición tenían la unificación máxima, pero diferían en ciertos elementos estructurales.

Con el tiempo, aparecieron nuevas tiendas de mayor capacidad. Tales dispositivos en forma de caja acomodaban 36 o 40 rondas. En el último caso, el caso de la tienda tenía que ser curvo. Además, debido a la larga longitud y la rigidez insuficiente de las monturas estándar, dicha tienda solo debía usarse con metralletas que tuvieran un receptor en forma de asa grande.


Un soldado está preparando un arma para disparar. Fotos de Wikimedia Commons

Los primeros clientes de las metralletas Halcón fueron el ejército y la policía argentinos. Más tarde, la gendarmería y la guardia costera comenzaron a adquirir tales armas. Hay razones para creer que la aparición de nuevas modificaciones con varias configuraciones se asoció precisamente con los requisitos y deseos de los nuevos clientes. El ejército deseaba recibir armas compartidas para un cartucho Parabellum de 9x19 mm, mientras que los productos de la policía usaban municiones .45 ACP.

La producción de metralletas de la familia Sokol, según diversas fuentes, continuó hasta finales de los años cincuenta. Inicialmente, fueron producidos solo por la planta en la ciudad de Avellaneda, pero luego otras plantas argentinas participaron en la producción. Desde 1943 hasta finales de los años cincuenta, se ensamblaron varias decenas de miles de metralletas. Las armas en serie se suministraron solo a las estructuras argentinas. Los países extranjeros no mostraron ningún interés en dichos productos y no los compraron.

Las ametralladoras Alkon entraron en servicio con varias estructuras de poder y las fuerzas armadas y rápidamente se convirtieron en las principales armas de su clase. Habiendo aparecido en 1943, tales armas podrían caer en los frentes de la Segunda Guerra Mundial, pero esto no sucedió. En relación con algunos eventos de política exterior, Argentina durante mucho tiempo mantuvo oficialmente su neutralidad y de todas las formas posibles se negó a entrar en la guerra. Oficialmente, se convirtió en una fiesta en guerra solo a fines de marzo de 1945, pero su participación se limitó solo a la búsqueda de submarinos alemanes. Las fuerzas terrestres, armadas con metralletas de su propio diseño, no fueron enviadas al frente.

Posteriormente, el ejército argentino y otras estructuras utilizaron armas de la familia Halcón M / 943 principalmente en campos de tiro y campos de tiro. Sin embargo, por varias razones, tales metralletas podrían usarse en algunos enfrentamientos de ese período causados ​​por la inestabilidad política en el país.


Disparos desde la Halcón. Fotos de Wikimedia Commons

La producción en serie de armas de la familia Halcón M / 943 comenzó a eliminarse gradualmente a fines de los años cincuenta en relación con la aparición de una orden para el lanzamiento de sistemas más nuevos. Para reemplazar las ametralladoras arr. En 1943, un nuevo modelo entró en servicio en 1957. Pronto, se detuvo la producción de productos más antiguos y la industria armamentista de Argentina concentró todas sus fuerzas en nuevas armas.

En los próximos años, el ejército y las agencias de aplicación de la ley recibieron nuevas ametralladoras, mientras que simultáneamente descartaron armas obsoletas. A mediados de los años sesenta, el proceso de reemplazo se completó. Los Halcones están completamente fuera de servicio. Una parte importante de tales armas se eliminó como innecesaria, pero las muestras individuales lograron convertirse en exhibiciones de museos o entrar en colecciones privadas, para que pudieran sobrevivir hasta el día de hoy. Las muestras sobrevivientes de los productos de la familia Halcón M / 943 muestran cómo cambió el diseño de la ametralladora a medida que se desarrolló y finalizó de acuerdo con los deseos de los clientes.

Por varias razones, el comando argentino, que previamente había subestimado las ametralladoras, se dio cuenta de su beneficio completo solo a principios de los años cuarenta. Se lanzó el desarrollo de una nueva arma de esta clase, que pronto terminó con éxito. El ejército y otras organizaciones recibieron las armas deseadas y llevaron a cabo el rearme necesario. Tanto en sí mismo como teniendo en cuenta las condiciones existentes, la ametralladora Halcón M / 943 resultó ser muy exitosa. Esto permitió explotarlo durante dos décadas y obtener los resultados deseados. Sin embargo, con el tiempo, tales armas están desactualizadas y requieren reemplazo.

sábado, 17 de agosto de 2019

Guerra civil de Sri Lanka: Fuerzas y tácticas navales y terrestres (1/2)

Las fuerzas gubernamentales de Sri Lanka - Guerra Civil de Sri Lanka

Parte 1 || Parte 2
Weapons and Warfare



El área roja muestra las áreas aproximadas de Sri Lanka controladas por el LTTE y el Gobierno, a diciembre de 2005.

Introducción

La Fuerza de Defensa de Ceilán (CDF) se fundó en 1910, aunque existía una fuerza de reserva voluntaria desde 1881. La CDF quedó bajo el mando del ejército británico. Era principalmente oficinas británicas y las otras filas eran ceilonesas. Una excepción fue el Cuerpo de Fusileros de Ceilán, que estaba formado por europeos. Este cuerpo de fusileros participó en la guerra sudafricana de 1899-1902, al igual que la infantería montada de Ceilán. Durante la Gran Guerra, muchos ceiloneses de todas las razas se ofrecieron como voluntarios para unirse al ejército británico que luchaba en Francia. Las unidades ceilonesas sirvieron en Egipto y en la campaña de Gallipoli. Durante la Segunda Guerra Mundial, las unidades regulares quedaron bajo el control del Comando del Sudeste Asiático de Gran Bretaña, encabezado por Lord Louis Mountbatten. La isla fue fortificada ampliamente en previsión de una invasión japonesa. En abril de 1942, por ejemplo, los bombarderos japoneses, escoltados por los combatientes Zero, montaron un ataque sorpresa a gran escala en Colombo y en una base cercana de la Real Fuerza Aérea, noqueando a ocho huracanes. Las fuerzas coloniales de Ceylon se desplegaron ocasionalmente en tareas de guarnición exóticas en las Seychelles, y también en las islas Cocos (donde tuvo que sofocar un pequeño motín trotskista entre sus propias filas; tres soldados fueron sometidos a una corte marcial y colgados, convirtiéndolos en el único Estado Libre Asociado 'soldados ejecutados por los británicos durante la guerra). Para 1945, el CDF sumaba alrededor de 20,000.



Después de la guerra, la FCD, en un caso apoyada por los Royal Marines británicos, contrarrestó los ataques de izquierda. En cuanto a la independencia, técnicamente la fuerza colonial se disolvió, pero se reconstituyó en una nueva estructura de fuerza regular y de reserva. La fundación formal del ejército posterior a la independencia data del 9 de octubre de 1949 (ahora se celebra anualmente como día del ejército; la marina y la fuerza aérea celebran diferentes días de fundación). En contraste con la rápida movilización de 1939-1945, el CDF se redujo a aproximadamente la mitad de su tamaño anterior. Un acuerdo de defensa de 1947 ofreció a la nueva colonia protección británica en caso de que fuera atacada por un estado extranjero. Se proporcionaron asesores militares británicos y, en efecto, un brigadier británico comandó el incipiente ejército. Se enviaron jóvenes oficiales prometedores de Ceylonese a la Real Academia Militar, Sandhurst, y se capacitó a más oficiales de alto rango en el British Staff College en Camberley. Algunos oficiales fueron enviados a acompañar al Ejército Británico del Rin para el clima frío y la Guerra Fría, experiencia. El énfasis en el entrenamiento militar extranjero debía continuar como un sello distintivo de la educación de oficiales de personal en el siglo XXI, aunque Gran Bretaña debía ceder el paso a Estados Unidos, China, India y Pakistán. Del mismo modo, el ejército británico influyó durante mucho tiempo en las insignias, la estructura de rango y el espíritu de los oficiales, aunque los dictados de la guerra étnica transformaron algunas de las reglas y estándares enseñados en Sandhurst y Camberley. Irónicamente, Sri Lanka ofreció mucho más tarde instruir a los ejércitos de la OTAN en habilidades de guerra en la jungla.







Ejército

El ejército ceilandés ahora bajo un comando indígena, dirigió su primera operación importante (Operación MONTY) para detener la afluencia de inmigrantes ilegales del sur de la India introducidos de contrabando en el país. El ejército coordinó con lo que entonces era la Armada Real de Ceilán. El ejército estuvo ocupado apoyando a la policía durante la década de 1950 durante huelgas y disturbios domésticos. Los sindicatos y los partidos de izquierda estuvieron activos en muchas perturbaciones comerciales, especialmente la huelga en el puerto de Colombo en 1961, que causó una gran escasez de alimentos. En este contexto de agitación de izquierda, varios oficiales planearon el golpe de 1962. Fue aplastado solo unas horas antes de que se promulgara. El miedo a la intervención militar minó la confianza política en las fuerzas durante décadas. El resultado inmediato fue la reducción de los militares. En 1972, los tres servicios principales fueron renombrados para reflejar el estado republicano. Desde 1983, el foco principal del ejército era COIN contra las insurgencias tamiles, aunque las dos insurrecciones JVP cingalesas (1971 y finales de los 80) también exigieron amplias operaciones militares. Pocos ejércitos han tenido que luchar una serie de guerras civiles durante más de tres décadas. Los políticos gobernantes se vieron obligados a aprender a amar sus servicios armados y a bombearles hombres y dinero, solo para sobrevivir.

Al igual que muchos países en desarrollo, Sri Lanka contribuyó a las operaciones de mantenimiento de la paz de la ONU, a principios de la década de 1960 en el Congo y luego, después de 2004, una serie de misiones en Haití. El despliegue haitiano promedio fue de alrededor de 1,000 personas. En 2007, más de 100 miembros de la misión, incluidos tres oficiales, fueron acusados ​​de conducta sexual inapropiada, incluido abuso infantil (aunque este último se refería a mujeres menores de dieciocho años que pagaban por sexo). La investigación de la ONU encontró a todo el personal militar acusado de Sri Lanka culpable de los cargos, aunque en Colombo los políticos nacionalistas hablaron de una conspiración internacional, relacionada con las críticas de las ONG involucradas en la insurgencia tamil en casa. Colombo prometió una investigación oficial y un castigo rápido mientras reemplazaba al regimiento ofensor con 750 tropas del Regimiento Gemunu Hewa. En 2010-11, también se enviaron pequeños despliegues a Chad, la República Centroafricana, Sudán y el Sáhara Occidental, mientras mantenían su importante misión en Haití. En noviembre de 2010, se envió una compañía de infantería mecanizada (alrededor de 150 soldados) para unirse a las fuerzas de la ONU en el Líbano.

Estructura y tamaño

La organización del ejército se basa en el modelo del ejército británico. Y, como el ejército indio, ha mantenido en particular el sistema de régimen heredado en la independencia. El batallón de infantería, la unidad básica en operaciones de campo, típicamente incluiría cinco compañías de cuatro pelotones cada una. Los pelotones generalmente tenían tres escuadrones (secciones) de diez soldados cada uno. En 1986 se formó un nuevo regimiento de comando. El apoyo a la infantería era estándar: regimientos blindados, regimientos de artillería de campaña, además de señales y apoyo de ingeniería, etc. Además de las fuerzas de comando, eran de interés las fuerzas especiales y un regimiento de artillería de cohetes.

Las cifras oficiales y no oficiales de Sri Lanka y los ORBAT (órdenes de batalla) tienden a diferir de los datos occidentales estándar proporcionados, por ejemplo, por el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS). El IISS calculó la fuerza actual del ejército en 117,000 que comprende 78,000 regulares y 39,000 reservistas retirados del mercado. Es un gran ejército para un país pequeño (con una población de poco más de 20 millones), pero no en el contexto de una larga guerra. Sin embargo, el ejército fue mucho más grande durante los intensos combates en 2006-09. Las entrevistas con una variedad de oficiales en el rango de brigadier o más, confirmaron que la fuerza inmediata de la posguerra era de alrededor de 230,000. Muchos oficiales de alto rango insistieron en que no se debería reducir el ejército, a pesar del posible dividendo de paz de la posguerra, aunque aceptaron, a regañadientes, que el despilfarro natural reduciría sus filas. Cuando se les preguntó a los mismos oficiales su estimación aproximada del tamaño del ejército británico, todos opinaron que era mucho más grande que el de ellos. Se sorprendieron al descubrir que era poco más de 100,000 y se redujo a 80,000. Luego dejaron de quejarse de posibles reducciones en el ejército de Sri Lanka. La fortaleza de 1983 fue de aproximadamente 12,000 clientes habituales. El reclutamiento agresivo siguió al estallido de la guerra tamil.
 


La alta cifra actual de alrededor de 200,000 incluye casi 3,000 mujeres. En 1979, el Cuerpo de Mujeres del Ejército se formó como una unidad de apoyo desarmada y no combatiente. La inspiración y el entrenamiento temprano vinieron del Cuerpo Real del Ejército Británico de Mujeres. Las mujeres en el ejército británico, excepto los oficiales y capellanes médicos, dentales y veterinarios (que pertenecían al mismo cuerpo que los hombres) y las enfermeras (que eran miembros del Cuerpo de Enfermería del Ejército Real de la Reina Alexandra), estuvieron en el WRAC desde 1949 hasta 1992 Inicialmente, el equivalente de Sri Lanka era similar a su matriz británica. El alistamiento implicó un compromiso de servicio de cinco años (lo mismo que los hombres) y los reclutas no pudieron casarse en este período. Hicieron entrenamiento básico y ejercicios, pero no armas y entrenamiento de batalla. Sin embargo, a las mujeres se les pagaba al mismo nivel que a los hombres, pero generalmente se limitaban a comunicaciones, tareas administrativas y de enfermería. La larga guerra provocó la expansión del Cuerpo de Mujeres; dos mujeres alcanzaron el rango de mayor general. Para 2011, el Cuerpo de Mujeres comprendía un regimiento regular y cuatro voluntarios.

Como las fuerzas de Sri Lanka eran totalmente voluntarias, es decir, no había habido reclutamiento, todo el personal se había ofrecido como voluntario para el servicio regular o de reserva. El reclutamiento había sido debatido regularmente y desde la legislación de 1985 el gobierno ha tenido el poder legal para hacer cumplir el servicio militar nacional. Sin embargo, las presiones económicas, el patriotismo, el nacionalismo religioso y las tradiciones locales, familiares o de casta lograron llenar las filas. El reclutamiento era, en teoría, en todo el país, aunque esto no se aplicaba en las provincias del norte y el este durante la guerra (algunos tamiles, sin embargo, se unieron a las milicias progubernamentales, así como a las fuerzas regulares). Después de la guerra, se anunciaron planes para formar un "regimiento tamil" para promover la integración en el ejército. (Otra excepción fue el Cuerpo de fusileros que reclutó de un área específica).

La Fuerza de Voluntarios del Ejército de Sri Lanka (SLAVF) fue la principal reserva voluntaria del ejército. Era el nombre colectivo de las unidades de reserva, así como de la Guardia Nacional. El SLAVF estaba formado por oficiales y soldados a tiempo parcial, a quienes se les pagaba lo mismo que a las fuerzas regulares cuando estaban en servicio activo. Esto contrastaba con la Reserva del Ejército Regular, que comprendía personas que tenían una obligación de movilización durante varios años después de que su antiguo servicio a tiempo completo en el ejército regular se hubiera completado.

El comando operativo variaba según el ritmo de la guerra COIN. El Estado Mayor del Ejército se había basado en la sede del ejército. Se desplegaron tropas para proteger la capital, que sufrió una serie de ataques terroristas importantes. Las tropas para defender la capital se basaron en el acantonamiento de Panagoda, la sede de varios regimientos, así como en un importante arsenal y hospital militar. La mayoría de las tropas de infantería se desplegaron en las provincias del norte y del este durante la guerra; fueron colocados bajo seis comandos conocidos como Cuartel General de las Fuerzas de Seguridad: en Jaffna (SFHQ-J); Wanni (SFHQ-W); Este (SFHQ-E), Kilinochchi (SFHQ-KLN); Mullaitivu (SFHQ-MLT) y Sur (SFHQ-S).

Para el entrenamiento de oficiales, Sri Lanka adoptó en gran medida el modelo británico. El equivalente local de Sandhurst era la Academia Militar de Sri Lanka (SLMA) con sede en Diyatalawa, donde los jóvenes cadetes oficiales entrenaron durante noventa semanas, mucho más que sus equivalentes en el Reino Unido. Siguiendo el modelo británico (establecido en el Reino Unido en 1997), los oficiales de rango medio de los tres servicios fueron educados en el Comando de Servicios de Defensa y el Colegio del Personal. Justo en las afueras de Colombo, la Universidad de Defensa de Kotelawala se estableció en 1981, como una universidad de tres servicios para cadetes jóvenes (de dieciocho a veintidós años) para seguir un curso de tres años. La capacitación de altos funcionarios extranjeros emigró del Reino Unido a aliados más amistosos o generosos en Pakistán, China, Malasia, Estados Unidos y, más recientemente, Filipinas. Más encubierta fue la capacitación COIN recibida de los israelíes, quienes han tenido una estrecha relación de inteligencia y adquisiciones con Sri Lanka desde mediados de los años ochenta. En el período inicial, los israelíes asistieron con instrucción en FIBUA (Luchando en áreas urbanizadas).

Armas del ejército

El equipo del ejército era inicialmente un excedente británico de la Segunda Guerra Mundial, aunque algunos vehículos blindados de posguerra como los Saladins, Saracens y Hurones también se agregaron al inventario. En la década de 1970, la URSS, Yugoslavia y China habían desplazado a Gran Bretaña; El apoyo chino fue el más consistente. La contrainsurgencia moderna exigía equipos militares modernos, incluyendo ametralladoras pesadas, lanzagranadas propulsadas por cohetes, rifles sin retroceso de 106 mm y morteros de 60 mm y 81 mm, así como rifles de francotirador y equipos de visión nocturna actualizados. También se necesitaba movilidad blindada. Los viejos Saladins y Hurones y similares eran demasiado vulnerables a las armas antitanques y mucho menos a las minas. China proporcionó una variedad de vehículos blindados de transporte (APC) con seguimiento y ruedas, incluida la variante anfibia Tipo 85. De Moscú vinieron cuarenta y cinco de los APC BTR-80 para reemplazar los viejos y confiables BTR-152. Después de 1985, Sudáfrica proporcionó Buffels, que habían demostrado ser muy efectivos en las guerras forestales del apartheid, especialmente contra las minas terrestres. Sri Lanka desarrolló sus propias variantes, el Unibuffel (300 fueron fabricados localmente) y el Unicornio. La Unión Soviética proporcionó cerca de 300 vehículos de combate de infantería (variantes del BMP). Los checos enviaron alrededor de ochenta tanques de batalla medianos T-55, mientras que China equiparó el suministro de tanques (Tipo 59). El ejército también usó tanques anfibios chinos tipo 63. Sri Lanka afirmó que tenía sesenta y dos MTB (tanques de batalla principales). Gran parte del kit importado era obsoleto u obsoleto, pero fue reacondicionado y a menudo resultó útil en combate.

La artillería provenía principalmente de China, especialmente obuses de 122 mm, 130 mm y 152 mm introducidos desde mediados de la década de 1990. A partir de 2000 se desplegaron los descendientes mortales de los "Órganos de Stalin", lanzadores de cohetes de barril múltiple de 122 mm. Colombo adquirió alrededor de treinta RM-71 de Checoslovaquia y un puñado de BM-21 de Rusia. La artillería de cohetes puede no ser muy precisa, pero puede tener un efecto devastador, física y moralmente, en el extremo receptor. El ejército también estaba bien equipado con la variedad estándar de morteros, desde morteros ligeros de 60 mm hasta versiones remolcadas de 120 mm, todo por cortesía de Beijing. También utilizó un equipo de batería de radar bastante sofisticado, el AN / TPQ-36 Firefinder diseñado por los Estados Unidos al principio. Pero el sistema estadounidense era antiguo y los srilankeses tenían problemas con las piezas de repuesto. Entonces los chinos intervinieron con un mejor equipo. Cuando le pregunté al comandante del ejército, el teniente general Jagath Jayasuriya, qué consideraba su kit más útil, no dudó: ‘Artillería ubicando radares. Podríamos localizar amigos y enemigos. Eso fue lo más importante. Teníamos cinco de ellos [sistemas]. Con los sistemas de enclavamiento, tuvimos una cobertura total. Desde 2008, estaba en posición. "La mayoría de las bajas del ejército habían sido de morteros y artillería LTTE.

Un brigadier A. P. C. Napagoda, experto en artillería del ejército, resumió la campaña 2006-09 de la siguiente manera:

Desde la batalla de Marvil Aru hasta la batalla final en la laguna de Nandikadal, la brigada de artillería empleó un número suficiente de cañones medianos de campo ligero, MBRL [lanzacohetes de barril múltiple] y radares locativos ... lo que facilitó la creación de alta densidad de armas sobre cualquier dado zona.





Los srilanqueses remendaron sistemas de señales locales e importados. Quizás lo más importante fue la provisión de transmisiones en vivo desde drones no tripulados al cuartel general del ejército y cuarteles generales divisionales. Los otros medios principales de comunicación fueron la radio y CDMA (tecnología de acceso múltiple por división de código); este último permitió a los comandantes en todos los niveles una comunicación segura e interactiva "duplex" completa. Los bloqueadores de VHF y UHF se desplegaron para interrumpir las redes enemigas. El ejército también usó bloqueadores de bombas manpack fabricados localmente para anular dispositivos explosivos improvisados ​​LTTE.

Sri Lanka adquirió una amplia gama de armas de infantería. Las Beretta M9 y Glock 17 fueron pistolas de uso frecuente. Los rifles de asalto AK-47 de origen comunista eran muy comunes y, desde Occidente, Heckler y Koch G3, FN y M16 estadounidenses. Las ametralladoras también fueron variadas: desde la clásica libra esterlina británica hasta las MP5 alemanas y también las Uzis israelíes. El antiguo arma FN MAG era un caballo de batalla tradicional y confiable. Las versiones chinas del RPD ruso (Tipo 56 LMG) también estaban en evidencia. Los lanzadores de granadas llegaron de Sudáfrica y Alemania, así como el M-203 de los EE. UU. muchos de los juegos de rol (lanzacohetes portátiles) vinieron de China y los misiles antitanque se obtuvieron de Pakistán.

Tácticas del ejército

En tierra y mar, las fuerzas del gobierno libraron una guerra convencional de manera no convencional, a veces imitando y dominando las tácticas asimétricas de los insurgentes. Sobre todo, utilizaron tácticas de largo alcance de grupos pequeños por parte de fuerzas especiales para desestabilizar la retaguardia enemiga. Los regimientos de Comando se establecieron en 1980, pero las tropas más efectivas fueron las fuerzas especiales (SF) establecidas en 1985.

Las fuerzas especiales comprendían alrededor de 5.000 soldados en cinco regimientos. Se entrenaron originalmente con los israelíes, principalmente en la guerra urbana, pero pronto el SF de Sri Lanka se convirtió en uno de los mejores luchadores de la jungla del mundo. Lucharon en equipos de ocho hombres, aunque a veces se combinaban dos equipos de ocho, especialmente en una emergencia o con fines logísticos. Por ejemplo, un equipo de vigilancia podría superponerse con un equipo que establezca un caché de suministro directo (generalmente de municiones, agua y medicamentos) y luego unir fuerzas si se encuentran con elementos hostiles. El SF no usó helicópteros para inserciones, en parte debido al terreno de la jungla y en parte debido al sigilo. Entraban y a menudo penetraban hasta cuarenta o cincuenta kilómetros detrás de las líneas. La fuerza aérea se usó solo cinco veces en cajas de emergencia, generalmente por helicópteros Mi-24. El SBS o la marina tampoco trabajaron directamente con el ejército SF. El comandante de SF me dijo: "No hicimos aterrizajes por mar, la penetración terrestre era más segura para nosotros". No se consideraron los paracaidistas, sobre todo debido a la debacle del ejército indio en Jaffna.


Las patrullas de largo alcance (LRP) podrían durar hasta un mes. Actuarían como observadores de ataques aéreos y de artillería. También interrumpirían el movimiento LTTE, especialmente al apuntar a sus líderes y comunicaciones. Los SF también se usaron a la defensiva para conectar contraataques LTTE exitosos o para detener el espectacular LTTE ocasional. Por ejemplo, el 29 de septiembre de 2008, los tigres negros de élite LTTE golpearon una base de la fuerza aérea en la parte trasera de las operaciones del ejército. Dos aviones Tiger también bombardearon la base. Escuadrones de SF fueron apresurados para detener la explotación de LTTE del ataque sorpresa.

Curiosamente, las fuerzas especiales no utilizaron a los insurgentes capturados, en parte porque muchos Tigres tomaron píldoras suicidas en lugar de rendirse. Incluso cuando fueron capturados, los SF eran extremadamente reacios a aceptar a los insurgentes "convertidos". A pesar del uso generalizado y efectivo de los llamados 'terroristas convertidos' en los Selous Scouts de Rodesia, basados ​​en las técnicas británicas de 'pseudopandillas' aplicadas en Malaya y Kenia, el SF de Sri Lanka desplegó solo un puñado de antiguos Tigres de habla tamil y luego de muy mala gana y muy ocasionalmente. Según las fuentes de SF, solo había un ejemplo de un pseudo uso de su conocimiento insurgente y el idioma tamil para permitir que las tropas de SF se desconectaran de una posición en la que estaban ampliamente superadas en número.

La campaña de reclutamiento masivo del ejército, que atrajo a entre 3.000 y 5.000 hombres por mes en los últimos dos años de la guerra, permitió el ataque y la defensa en profundidad. Los servicios combinados proporcionaron dos o tres líneas de infantería para evitar la táctica LTTE anterior de flanquear o penetrar las líneas, y luego atacar desde la parte trasera. Esto implicaría un tipo de mentalidad lineal poco imaginativo. De hecho, el espíritu de las patrullas de largo alcance de SF y comandos se aplicaron en toda la infantería en el enfoque de la iniciativa de unidades pequeñas. El entrenamiento especial de operaciones de infantería (SIOT), los cursos iniciales fueron de cuarenta y cuatro días, permitió a las unidades pequeñas realizar operaciones complejas en terrenos a menudo difíciles. Los insurgentes conocían su propio territorio, por lo que el ejército buscó a los soldados de infantería que habían nacido y criado en las aldeas y que también podían tener la misma familiaridad con las selvas y la resistencia que los guerrilleros que encontraron. El enfoque de grupo pequeño desde el SF hasta la infantería ordinaria creó flexibilidad y, a menudo, dominio de área. La habilidad, no menos importante de los suboficiales, fue recompensada; También se alentó la promoción de buenos suboficiales a oficiales. El comando de la misión se veía en la mayoría de los niveles, ciertamente la mejor práctica en COIN.

Un observador cercano de la guerra, el Dr. David Kilcullen, una autoridad reconocida en COIN, comentó sobre las etapas finales:

Los Tigres decidieron enfrentar al gobierno de manera simétrica, en términos de guerra abierta. En respuesta, el ejército de Sri Lanka los destruyó con una combinación de tácticas convencionales y contraguerrilleras que negaron a los Tigres una ventaja comparativa, mientras que el ritmo de las operaciones evitó que los Tigres se reagruparan.

El enfoque básico del LTTE era combinar la guerra de guerrillas, la defensa posicional y los IED para reducir la velocidad e infligir grandes bajas por fuego indirecto: artillería y morteros. El LTTE erigió numerosas zanjas y bund que a menudo se extraían en gran medida y al azar. Los zapadores del ejército tuvieron que idear todo tipo de medios para hacer frente a estas fortificaciones, incluido el uso de improvisados ​​"torpedos" de Bangalore. También se formó un escuadrón de puentes independiente como parte del esfuerzo de ingeniería de combate. En una escala más pequeña, la infantería usó escaleras con resortes para lidiar con los bunds. Los ingenieros modificaron los tractores para compensar la falta de carreteras, especialmente durante los fuertes monzones e inundaciones. A menudo las raciones tenían que ser lanzadas al aire. El ejército mucho más grande requería un respaldo logístico masivo.

Un desafío de ingeniería se encontró instalando una malla de acero en los reservorios de Iranamadu y Udayar Kattu para proteger contra los infiltrados submarinos de tigre. El agua también fue un desafío para el Cuerpo Médico del Ejército. Cerca del ahogamiento, un tipo inesperado de bajas, se encontró cuando el LTTE lanzó el paquete alrededor del Tanque Kalmadukulam (depósito). Los médicos de primera línea tuvieron que lidiar con el 60 por ciento de las víctimas de explosiones de morteros y artillería y el 40 por ciento de las heridas de bala. También tuvieron que tratar enfermedades tropicales, especialmente la hepatitis A. Los trastornos de estrés postraumático también pasaron factura.

En resumen, la flexibilidad táctica más la superioridad numérica masiva (así como la supremacía aérea) permitieron al ejército dominar y luego abrumar a los Tigres hacia el final de la campaña.



Lancha rápida de Sri Lanka


La marina de Sri Lanka cumple 68 años

La Marina

Como corresponde a una isla en medio de rutas marítimas cruciales, la defensa naval siempre ha sido un importante problema de seguridad. En 1937 se creó la Fuerza Voluntaria Naval de Ceilán (CNVF). La Segunda Guerra Mundial significó una rápida absorción en la Royal Navy. En 1950, un pequeño núcleo de oficiales y hombres forjó la Marina Real de Ceilán, para cambiar su nombre, como con los otros servicios, cuando el país se convirtió en una república. La expansión naval inicial dependía de la compra de barcos ex británicos y canadienses. La marina sufrió quizás más que el ejército por las consecuencias de la conspiración golpista de 1962. Los barcos se vendieron y se redujo la mano de obra, al igual que el entrenamiento en el Reino Unido. Por lo tanto, la armada estaba mal preparada para la primera insurrección JVP y el comienzo de la revuelta tamil. La parada inmediata fue el regalo de inicialmente uno de los torpederos de clase Shershen más avanzados de la URSS y la compra de los cañones rápidos de clase 11 chinos de Shanghai no sofisticados para patrullas costeras y protección portuaria. Se construyeron nuevas bases principalmente para prohibir las operaciones de contrabando desde el sur de la India. La armada también desarrolló un componente terrestre para la defensa de la base, más tarde conocido como Patrulleros Navales y capaz de operaciones ofensivas. La armada también reprodujo el SBS británico: el Servicio Especial de Botes. A medida que la guerra LTTE se expandió, y los Tigres confiaron en una extensa adquisición en el extranjero, Sri Lanka desarrolló una estrategia de aguas azules capaz de hundir grandes barcos, incluso a las afueras de las aguas territoriales de Australia.

La sede naval se basó en Colombo; esto controlaba seis áreas de comando naval. Después de la guerra, parte de la defensa costera fue transferida a una Guardia Costera recién formada.

La flota de 2012 consistió en más de cincuenta combates, barcos de apoyo y embarcaciones costeras, procedentes de China, India, Israel y, más recientemente, de la construcción indígena.

El IISS calificó el tamaño de la armada como 9,000 personas, tanto activas como de reserva, pero esto parecía ser una subestimación. Probablemente la cifra más precisa fue de 48,000, de los cuales aproximadamente 15,000 se dedicaron al despliegue de tierras. Las mujeres sirvieron en roles regulares y de reserva. Inicialmente, las mujeres se limitaban a la rama médica, pero el ritmo de la guerra llevó a las mujeres a servir en todas las ramas. Una doctora alcanzó el rango de comodoro en 2007.

Las armas de la armada

La armada se jactaba de unos 150 buques, pero el núcleo consistía en unos cincuenta barcos de combate y apoyo. Además, la armada fabricó rápidamente 200 pequeñas embarcaciones de patrulla costera. La mayoría de los buques más grandes procedían de China, India e Israel, aunque los srilankeses comenzaron a construir sus propios buques más grandes. Los buques de guerra más grandes fueron cinco buques patrulleros en alta mar, con el SLNS Jayasagara construido en Sri Lanka (y comisionado en 1983). Todos los buques de aguas azules podrían operar helicópteros navales (pero la financiación insuficiente y la oposición de la fuerza aérea impidieron tal despliegue). Los patrulleros en alta mar desempeñaron un papel vital en la prohibición y finalmente hundieron los principales buques de suministro y almacenamiento de Tiger. En 2001 se adquirieron dos barcos de misiles rápidos israelíes Saar de 4 clases. Apodada la clase Nandimithra por la Armada de Sri Lanka (SLN), llevaron misiles antibuque Gabriel 11, así como una gama de armas que aumentaron la capacidad de combate convencional.

El caballo de batalla de la armada, involucrado en el combate costero regular, era la flotilla de ataque rápido. Se formó a principios de la década de 1980 con barcos israelíes de clase Dvora para contrarrestar el tráfico de armas LTTE en el estrecho de Palk entre India y Sri Lanka. Se compraron dos Dvoras en 1984 y otras cuatro en 1986. Alrededor de veinticinco metros de largo, y desplazando alrededor de cuarenta y siete toneladas, capaces de alcanzar 45 nudos y erizados con armas de fuego rápido, pudieron disuadir al lobo 'enjambrante' -tácticas tácticas de los Tigres Marinos - un elemento importante en la guerra naval asimétrica. Pequeñas embarcaciones suicidas de Sea Tiger de fibra de vidrio atacarían convoyes navales y civiles. La flotilla de ataque rápido también patrullaba los numerosos arroyos y puntos de desembarco en el territorio LTTE para perturbar los botes más pequeños que aseguraban el suministro de los barcos Tiger más grandes de aguas azules. La flotilla estaba compuesta por una variedad de tipos de naves de ataque rápido: cuatro Super Dvora israelíes más pesados ​​(Mark 11) fueron entregados en 1995-96. La armada también usó el diseño de la clase Shaldag israelí para construir su propia clase Colombo. Otras diez naves de ataque rápido se originaron en China.

En comparación con sus contrapartes en otras marinas, las naves de ataque rápido SLN estaban mucho más fuertemente armadas. Comenzaron con dos o tres ametralladoras, pero se armaron más fuertemente para contrarrestar los arsenales instalados en la nave Sea Tiger. Finalmente, la nave de ataque rápido tenía el cañón estabilizado Typhoon 25 - 30 mm como armamento principal. Estaban conectados a sistemas electroópticos de largo alcance de día y de noche, para todo clima. La reciente clase de Colombo estaba equipada con un director optrónico Elop MSIS y el Typhoon GFCS contaba con su propio sistema de control de armas. También lucían elegantes sistemas de radar de búsqueda en superficie. Además, portaban armas como el cañón Oerlikon de 20 mm, lanzagranadas automáticos y ametralladoras de uso general PKM. Esto suena demasiado armado, pero se requería una gran potencia de fuego para proteger a las tripulaciones del suicidio de los Tigres Marinos que intentaban embestirlos o explotar cerca. La nave de ataque rápido generalmente tenía dieciocho miembros de la tripulación y operaba en patrullas grupales, generalmente, pero no siempre, de noche. Los Tigres lucharon muy duro y no se retiraron; ocasionalmente la flotilla tuvo que retirarse de los enfrentamientos. Un capitán de ataque rápido dijo: ‘Las chaquetas antibalas no eran buenas, excepto por trozos de metralla; los cañones de calibre pesado [Tigre] partirían a la gente por la mitad ".

Las naves de patrulla costera eran mucho más pequeñas (catorce metros de largo). Fueron utilizados para la defensa del puerto y operaciones anfibias. Además, la clase Arrow de siete metros de largo eran lanchas rápidas fuertemente armadas fabricadas en Sri Lanka y utilizadas por el SBS y su variante, el Escuadrón de barcos de acción rápida (RABS). La SBS, formada en 2005, comprendía alrededor de 600 hombres. Aquellos que pasaron el duro entrenamiento para el SBS pero que no fueron lo suficientemente buenos para la fase de selección final podrían unirse al RABS, que contaba con alrededor de 400 hombres.

Para apoyar operaciones anfibias más grandes, el SLN tenía un buque de desembarco de tanques y otras naves de utilidad. La nave de la clase Yuhai podría transportar dos tanques y 250 tropas. También había pequeñas embarcaciones de desembarco de fabricación china. El SLN tenía varios buques auxiliares para el transporte y reposición de personal.

Durante la guerra, la armada no tenía activos aéreos dedicados ni vehículos aéreos no tripulados. Posteriormente, el brazo aéreo de la flota embrionaria basado en los patrulleros en alta mar comenzó a experimentar con HAL Chetak (la modernización india del venerable Alouette III francés) y los helicópteros HH-65 Dolphin, ampliamente utilizados por la Guardia Costera de los EE. UU. roles

La mayoría de los activos navales y las unidades SBS se basaron durante la guerra en Trincomalee, uno de los mejores y más atractivos puertos del mundo. Fue atacado constantemente durante la guerra, desde y debajo del mar, y desde cuadros que se habían infiltrado en el interior boscoso cercano. Cualquier visitante británico a la base quedaría impresionado por su herencia colonial: las calles y cruces llevan el nombre de Oxford Street y Piccadilly Circus. Los monos trepan por las terrazas de Seymour Cottage en Drummond Hill Road. Es muy ordenado, muy Royal Navy, incluidos los inteligentes camareros en el comedor / sala que sirven un gin tonic perfectamente frío en el calor pegajoso.

Tácticas marítimas

Es muy raro que las fuerzas navales de una insurgencia alcancen la paridad e incluso en ocasiones superen a la fuerza convencional del poder COIN. La guerra naval fue larga, activa e intensa: involucró el mayor tonelaje de barcos hundidos desde la guerra de las Malvinas de 1982. Para defender las 679 millas náuticas de la costa, la marina creció a casi 50,000 (incluidos 15,000 Patrulleros Navales para la seguridad terrestre) , casi del mismo tamaño que la armada india. Pero durante la mayor parte de la guerra, los Tigres Marinos demostraron ser más flexibles y destructivos, especialmente con sus tácticas de enjambre que mezclaban barcos suicidas y de ataque. Hundieron una nave de ataque rápido Dvora en agosto de 1995 y otra en marzo de 1996. Los Tigres filmaron sus victorias en el mar para sus medios de propaganda. Destruyeron otras seis clases de naves de ataque rápido. Después de que el alto el fuego terminó en 2005, los Tigres Marinos enviaron naves más grandes y más, mezclando naves suicidas entre la manada de lobos. Las tripulaciones y botes suicidas del Tigre Negro eran difíciles de detectar, con sus bajos perfiles y su velocidad de 35 a 40 nudos.
En comparación con sus contrapartes en otras marinas, las naves de ataque rápido SLN estaban mucho más fuertemente armadas. Comenzaron con dos o tres ametralladoras, pero se armaron más fuertemente para contrarrestar los arsenales instalados en la nave Sea Tiger. Finalmente, la nave de ataque rápido tenía el cañón estabilizado Typhoon 25 - 30 mm como armamento principal. Estaban conectados a sistemas electroópticos de largo alcance de día y de noche, para todo clima. La reciente clase de Colombo estaba equipada con un director optrónico Elop MSIS y el Typhoon GFCS contaba con su propio sistema de control de armas. También lucían elegantes sistemas de radar de búsqueda en superficie. Además, portaban armas como el cañón Oerlikon de 20 mm, lanzagranadas automáticos y ametralladoras de uso general PKM. Esto suena demasiado armado, pero se requería una gran potencia de fuego para proteger a las tripulaciones del suicidio de los Tigres Marinos que intentaban embestirlos o explotar cerca. La nave de ataque rápido generalmente tenía dieciocho miembros de la tripulación y operaba en patrullas grupales, generalmente, pero no siempre, de noche. Los Tigres lucharon muy duro y no se retiraron; ocasionalmente la flotilla tuvo que retirarse de los enfrentamientos. Un capitán de ataque rápido dijo: ‘Las chaquetas antibalas no eran buenas, excepto por trozos de metralla; las pistolas de calibre pesado [Tigre] partirían a la gente por la mitad ".

Las naves de patrulla costera eran mucho más pequeñas (catorce metros de largo). Fueron utilizados para la defensa del puerto y operaciones anfibias. Además, la clase Arrow de siete metros de largo eran lanchas rápidas fuertemente armadas fabricadas en Sri Lanka y utilizadas por el SBS y su variante, el Escuadrón de barcos de acción rápida (RABS). La SBS, formada en 2005, comprendía alrededor de 600 hombres. Aquellos que pasaron el duro entrenamiento para el SBS pero que no fueron lo suficientemente buenos para la fase de selección final podrían unirse al RABS, que contaba con alrededor de 400 hombres.

Para apoyar operaciones anfibias más grandes, el SLN tenía un buque de desembarco de tanques y otras naves de utilidad. La nave de la clase Yuhai podría transportar dos tanques y 250 tropas. También había pequeñas embarcaciones de desembarco de fabricación china. El SLN tenía varios buques auxiliares para el transporte y reposición de personal.

Durante la guerra, la armada no tenía activos aéreos dedicados ni vehículos aéreos no tripulados. Posteriormente, el brazo aéreo de la flota embrionaria basado en los patrulleros en alta mar comenzó a experimentar con HAL Chetak (la modernización india del venerable Alouette III francés) y los helicópteros HH-65 Dolphin, ampliamente utilizados por la Guardia Costera de los EE. UU. roles

La mayoría de los activos navales y las unidades SBS se basaron durante la guerra en Trincomalee, uno de los mejores y más atractivos puertos del mundo. Fue atacado constantemente durante la guerra, desde y debajo del mar, y desde cuadros que se habían infiltrado en el interior boscoso cercano. Cualquier visitante británico a la base quedaría impresionado por su herencia colonial: las calles y cruces llevan el nombre de Oxford Street y Piccadilly Circus. Los monos trepan por las terrazas de Seymour Cottage en Drummond Hill Road. Es muy ordenado, muy Royal Navy, incluidos los inteligentes camareros en el comedor / sala que sirven un gin tonic perfectamente frío en el calor pegajoso.

Tácticas marítimas

Es muy raro que las fuerzas navales de una insurgencia alcancen la paridad e incluso en ocasiones superen a la fuerza convencional del poder COIN. La guerra naval fue larga, activa e intensa: involucró el mayor tonelaje de barcos hundidos desde la guerra de las Malvinas de 1982. Para defender las 679 millas náuticas de la costa, la marina creció a casi 50,000 (incluidos 15,000 Patrulleros Navales para la seguridad terrestre) , casi del mismo tamaño que la armada india. Pero durante la mayor parte de la guerra, los Tigres Marinos demostraron ser más flexibles y destructivos, especialmente con sus tácticas de enjambre que mezclaban barcos suicidas y de ataque. Hundieron una nave de ataque rápido Dvora en agosto de 1995 y otra en marzo de 1996. Los Tigres filmaron sus victorias en el mar para sus medios de propaganda. Destruyeron otras seis clases de naves de ataque rápido. Después de que el alto el fuego terminó en 2005, los Tigres Marinos enviaron naves más grandes y más, mezclando naves suicidas entre la manada de lobos. Las tripulaciones y botes suicidas del Tigre Negro eran difíciles de detectar, con sus bajos perfiles y su velocidad de 35 a 40 nudos.
Justo cuando el ejército desarrolló el concepto de grupo pequeño, la marina avanzó su propia variante de bote pequeño. Intentaron "sacar a la guerrilla" de la guerrilla. La armada copió el enjambre asimétrico de los Tigres Marinos, pero a una escala mucho mayor. Cientos de pequeñas embarcaciones de patrulla costera fueron construidas con fibra de vidrio; la más pequeña era la flecha de veintitrés pies. También se construyeron grandes variantes de catorce y diecisiete metros. Los barcos más grandes tenían cañones de 23 mm de doble cañón y un lanzagranadas automático de 44 mm (este último adquirido de Singapur). La nave de ataque rápido tenía más resistencia, alcance y potencia de fuego, pero eran inestables en mares pesados ​​y a menudo necesitaban ser aumentados por las pequeñas embarcaciones para vencer a los enjambres. La patrulla costera (IPC) se basó en lugares estratégicamente importantes listos para incursiones de reacción rápida contra asaltos sorpresa de los Tigres Marinos. Aunque gran parte de los combates eran nocturnos, la marina tenía que mantener vigilancia las veinticuatro horas. Varios escuadrones podrían unirse para formar un enjambre de a veces hasta cincuenta o sesenta barcos. Haciendo eco de las tácticas de infantería en tierra, usaron una formación de punta de flecha para expandir el arco de fuego. O atacarían en tres columnas adyacentes en un solo archivo para enmascarar sus números y aumentar el elemento de sorpresa.

El SBS operaba en equipos de cuatro u ocho personas, desplegándose en botes Arrow o botes inflables de goma para inserciones encubiertas. El SBS proporcionó vigilancia vital pero también participó en misiones de huelga de tierra. La capacitación básica de SBS fue por un año, y la mayoría abandonó antes del final. Se dijo que su entrenamiento fue aumentado por los Comandos Marinos de la India, así como por las fuerzas especiales de los Estados Unidos, incluidos los SEAL. El RABS tripuló la gran cantidad de botes anti-enjambre, un papel duro y peligroso.

El rendimiento mediocre de la marina mejoró mucho después de 2006. Contribuyó inmensamente al esfuerzo de guerra del gobierno por la intercepción costera de suministros de armas a los Tigres, luego fue más allá al adoptar una estrategia extendida de aguas azules al hundir ocho barcos 'Pigeon', el LTTE almacenes flotantes. Crucialmente, también proporcionó la línea de suministro umbilical a la guarnición en Jaffna. Hacia el final de la guerra, impidió la fuga por mar del liderazgo de los tigres sobrevivientes, así como la participación en misiones humanitarias para los civiles que huían de los combates.

Las claves para la logística de LTTE eran los buques mercantes sin bandera que merodeaban a 1.600 kilómetros de la isla y luego avanzaban a unos 150 kilómetros de la costa para establecer contacto con los arrastreros de pesca LTTE, escoltados por barcos armados de Sea Tiger. La marina atacó inicialmente a la flota logística de arrastre, hundiéndose once en el primer año de renovados combates. Con la ayuda de la inteligencia india y, a veces, estadounidense, la armada buscó los barcos LTTE Pigeon. La armada desplegó sus patrulleros offshore más actualizados, el Sayura (ex armada india, re-comisionada en 2000) y Samudura (anteriormente el USS Courageous, transferido de la Guardia Costera de los Estados Unidos en 2004); Convirtió rápidamente viejos buques mercantes y buques cisterna de óxido en recipientes de reabastecimiento. La flota de largo alcance hundió el primer almacén flotante el 17 de septiembre de 2006, a 1.350 millas náuticas de Sri Lanka. Otros tres se hundieron a principios de 2007. Luego, audazmente, la armada se extendió 1.620 millas náuticas al sureste, cerca del territorio australiano de las Islas Cocos frente a la costa de Indonesia, para destruir tres barcos en septiembre de 2007 y un cuarto a principios de octubre.



El vicealmirante D. W. A. ​​S. Dissanaayake, el comandante naval, estaba sentado en su espléndida oficina en el cuartel general naval en Colombo, con una hermosa vista del mar y el faro construido por los británicos. Fue poeta y compositor en su tiempo libre. ‘No somos una gran armada, no tenemos fragatas. Improvisamos ", dijo. "Pero fuimos casi hasta aguas australianas y hundimos los últimos cuatro barcos".

Las naves Pigeon no poseían armas de gran calibre, pero se abrirían con ametralladoras, morteros y juegos de rol cuando fueran desafiados por la armada. El vicealmirante explicó cómo, después de la resistencia inicial, los marineros LTTE no ofrecieron rendirse. Se tragaron sus tabletas de cianuro o simplemente se ahogaron. En ambos lados en la guerra naval, hubo pocas historias de captura en el mar o rescate de sobrevivientes. Poco o nada se dio en combate litoral o en aguas profundas. Debido a que los buques LTTE eran naves deshonestas, los oficiales navales reclamaron el derecho de protegerse cuando fueron atacados por las palomas. La pérdida de sus suministros de armas, municiones y medicinas fue una gran derrota logística para los Tigres.

El vicealmirante era igualmente voluble sobre los logros logísticos de la marina, especialmente el suministro a Jaffna. La ciudad fue un ícono para ambos bandos en la guerra. Los Tigres lo ocuparon en 1986 y las fuerzas indias lograron ocuparlo breve y precariamente en 1987; volvió al control rebelde de 1989 a 1995. El ejército recuperó la ciudad en 1995. Posteriormente, su largo asedio fue tan simbólico para el gobierno de Colombo como lo fue Leningrado (ahora San Petersburgo) para los soviéticos en la Segunda Guerra Mundial. Tenía que celebrarse a toda costa.

La armada escoltó un crucero convertido al que llamaron Jetliner para reabastecer la ciudad. Pasaron de cinco a seis horas pasar la costa controlada por LTTE en el peligroso viaje desde Trincomalee hasta la costa noreste de Jaffna. La ruta occidental no es navegable, excepto en botes muy pequeños o aerodeslizadores. El Jetliner, fuertemente armado con ametralladoras, generalmente era escoltado por más de veinte barcos y embarcaciones, para disuadir las incursiones de Sea Tiger. Aviones Beechcraft y vehículos aéreos no tripulados rastrearon el convoy. Partió temprano en la mañana y, una vez en Jaffna, tuvo que organizar un cambio muy rápido, treinta minutos, para atravesar la costa LTTE antes del anochecer en el viaje de regreso. Más de cuarenta toneladas de carga y aproximadamente 3.000 soldados fueron transportados una o dos veces por semana. Toda la armada y, de hecho, la mayoría de los altos mandos en el cuartel general de defensa estaría en alerta hasta que el convoy se escabullera de los peligros de la artillería LTTE y el ataque marítimo. Jaffna también era abastecida por vía aérea, pero solo la armada podía proporcionar la carga pesada de suficientes hombres y equipos para mantener la ciudad en manos del gobierno.

"Si el barco se hubiera hundido, habríamos perdido la guerra", admitió el comandante de la marina.

La marina también estaba orgullosa de sus acciones durante las fases finales de la guerra. El vicealmirante insistió en que la armada no usó ninguna artillería naval para atacar a los remanentes de los LTTE en la jaula, pero sí tomó riesgos extensos de los botes suicidas de última zanja para rescatar a miles de civiles de las playas mientras intentaban huir de los escuadrones de castigo de los tigres y la envoltura del ejército de Sri Lanka.

La armada soportó fuertes combates (algunas batallas navales duraron catorce horas) y muchos reveses tempranos en barcos hundidos. El liderazgo de la marina también fue blanco de escuadrones de tigres negros. El 16 de noviembre de 1992, el jefe de la armada, el vicealmirante W. W. E. C. Fernando, fue asesinado en Colombo por un terrorista suicida en una motocicleta que se metió en el automóvil del almirante. En octubre de 2007, un camión bomba mató a una asamblea de 107 marineros fuera de servicio, uno de los ataques suicidas más mortales de la guerra. En total, la armada perdió más de mil de su personal en el conflicto. Sin embargo, finalmente logró el dominio del mar debido a su concepto de bote pequeño en la derrota de los enjambres de Sea Tiger, y la gran prohibición de los suministros de LTTE. Fue una guerra de cuatro dimensiones: una lucha terrestre, aérea, marítima y submarina. Sin embargo, la marina no desarrolló una sofisticada capacidad de guerra contra las minas. Los Tigres usaron hombres rana con minas y semisumergibles para destruir los barcos de la marina. Los Tigres estaban tratando de desarrollar una guerra submarina; varios prototipos crudos fueron capturados por el ejército en las últimas etapas de la guerra.