domingo, 26 de enero de 2020

SAM: Sistemas de misiles antiaéreos británicos (1/2)

Sistemas de misiles antiaéreos británicos

Parte 1
Revista Militar (original en ruso)




El trabajo en los primeros misiles antiaéreos británicos comenzó durante la Segunda Guerra Mundial. Como calcularon los economistas británicos, el costo de los proyectiles de artillería antiaéreos consumidos fue casi igual al costo de un bombardero caído. Al mismo tiempo, era muy tentador crear un interceptor piloto remoto de una sola vez que garantizara la destrucción del reconocimiento o bombardero a gran altitud enemigo.

El primer trabajo en esta dirección comenzó en 1943. El proyecto, llamado Braikemina (English Brakemine), preveía la creación del misil antiaéreo guiado más simple y económico.

Como sistema de propulsión, se utilizó un grupo de ocho motores de combustible sólido de misiles antiaéreos no guiados de 76 mm. Se suponía que el lanzamiento se realizaría desde la plataforma de los cañones antiaéreos de 94 mm. Misiles de guía transportados en el haz del radar. La altura estimada de la lesión debía alcanzar los 10.000 m.

A finales de 1944, comenzaron los lanzamientos de prueba, sin embargo, debido a numerosos fallos de funcionamiento, el trabajo de desarrollo de misiles se retrasó. Después de que terminó la guerra, debido a la pérdida de interés de los militares en este tema, se detuvieron los fondos para el trabajo.

En 1944, la compañía Fairey comenzó a trabajar en la creación de un misil antiaéreo de combustible sólido controlado por radio "Stud" (inglés Stooge - simulador). Como aceleradores de lanzamiento, se utilizaron varios motores de misiles antiaéreos de 76 mm. Cuatro motores de cohetes no guiados Swallow de 5 pulgadas sirvieron como motores de marcha.


SAM "Stud"

La financiación del trabajo fue realizada por el departamento naval, que necesitaba un medio eficaz para proteger a los buques de guerra de los ataques de los kamikazes japoneses.

En las pruebas que comenzaron en 1945, el cohete alcanzó una velocidad de 840 km / h. Se fabricaron y probaron 12 misiles. Sin embargo, en 1947, todo el trabajo sobre este tema se detuvo debido a una clara falta de perspectivas.

Sobre los misiles antiaéreos en el reino de la isla recordados después del advenimiento de las armas nucleares en la URSS. Los bombarderos soviéticos Tu-4 de largo alcance, que actúan desde aeródromos en la parte europea del país, podrían alcanzar cualquier objeto en el Reino Unido. Y aunque los aviones soviéticos tendrían que volar sobre el territorio de Europa occidental, saturados de defensa aérea estadounidense, sin embargo, tal escenario no podría ser completamente excluido.

A principios de los años 50, el gobierno británico asignó fondos significativos para modernizar los existentes y desarrollar nuevos sistemas de defensa aérea. De acuerdo con estos planes, se anunció una competencia para la creación de un sistema de defensa aérea de largo alcance que podría combatir a los prometedores bombarderos soviéticos.

A la competencia asistieron English Electric y Bristol. Los proyectos presentados por ambas empresas, en términos de sus características, fueron en gran medida similares. Como resultado, el liderazgo británico en caso de falla de una de las opciones decidió desarrollar ambas.

Los cohetes creados por English Electric - Thunderbird ("Petrel" en inglés) y Bristol - "Bloodhound" ("Hound" en inglés) fueron incluso muy similares en apariencia. Ambos misiles tenían un cuerpo cilíndrico estrecho con un radomo cónico y una unidad de cola desarrollada. Se instalaron cuatro propulsores sólidos de lanzamiento en las superficies laterales de los misiles. Para la orientación de misiles de ambos tipos, se suponía que debía usar el radar radar "Ferranti" tipo 83.

Inicialmente, se suponía que el lanzador de misiles Thunderbird usaría un motor de propulsión líquida de dos componentes. Sin embargo, los militares insistieron en usar un motor de combustible sólido. Esto retrasó un poco la adopción del complejo antiaéreo y limitó sus capacidades en el futuro.


SAM Thunderbird


Al mismo tiempo, los cohetes de combustible sólido eran mucho más simples, seguros y económicos de mantener. No requerían una infraestructura engorrosa para repostar, entregar y almacenar combustible líquido.

Las pruebas del cohete Thunderbird, que comenzó a mediados de los años 50, a diferencia de su competidor, el misil Bloodhound, se desarrollaron sin problemas. Como resultado, el Thunderbird estaba listo para ser adoptado mucho antes. En este sentido, las fuerzas terrestres decidieron abandonar el apoyo al proyecto de Bristol, y el futuro del misil antiaéreo Bloodhound estaba en duda. El sabueso fue salvado por la Royal Air Force. Los representantes de la Fuerza Aérea, a pesar de la falta de conocimiento y numerosos problemas técnicos, percibieron un gran potencial en un cohete con motores de propulsión líquida ramjet.

El Thunderbird entró en servicio en 1958, por delante del Bloodhound. Este complejo reemplazó los cañones antiaéreos de 94 mm en los regimientos de defensa antiaérea pesados ​​36 y 37 de las fuerzas terrestres. Cada regimiento tenía tres baterías antiaéreas del sistema de defensa aérea Thunderbird. La batería incluía: designación y orientación del objetivo del radar, puesto de control, generadores diesel y 4-8 lanzadores.

Para su época, el lanzador de misiles de combustible sólido Thunderbird tenía buenas características. Un misil con una longitud de 6350 mm y un diámetro de 527 mm en la variante Mk 1 tenía un alcance de puntería de 40 km y un alcance de 20 km. El primer sistema de misiles de defensa aérea S-75 de masa soviética tenía características similares de alcance y altitud, pero utilizaba un cohete cuyo motor principal funcionaba con combustible líquido y un oxidante.

A diferencia de los misiles antiaéreos soviéticos y estadounidenses de primera generación, que usaban un sistema de guía de comando por radio, los británicos desde el principio planearon un cabezal de referencia semi-activo para los sistemas de defensa aérea Thunderbird y Bloodhound. El radar de iluminación del objetivo se utilizó para capturar, rastrear y guiar misiles al objetivo, iluminó el objetivo para el GOS de un misil antiaéreo, que apuntaba a la señal reflejada desde el objetivo. Este método de guía tenía mayor precisión en comparación con el comando de radio y no dependía tanto de la habilidad del operador de guía. De hecho, para la derrota fue suficiente para mantener el rayo del radar en el blanco. En la URSS, los sistemas de defensa aérea con dicho sistema de guía S-200 y "Square" aparecieron solo en la segunda mitad de los años 60.

Las baterías antiaéreas formadas inicialmente sirvieron como guardia para importantes instalaciones industriales y militares en las Islas Británicas. Después de adaptarse a una condición de trabajo y adoptar el sistema de defensa aérea Bloodhound, que se encargó de defender el Reino Unido, todos los regimientos de misiles antiaéreos de las fuerzas terrestres con el sistema de defensa aérea Thunderbird fueron transferidos al Ejército del Rin en el FRG. 



En las décadas de 1950 y 1960, los aviones a reacción de combate se desarrollaron a un ritmo muy rápido. En este sentido, en 1965, el sistema de defensa aérea Thunderbird se modernizó para mejorar el rendimiento de combate. El radar de seguimiento y guía de pulso fue reemplazado por una estación más potente y resistente al ruido que opera en el modo de radiación continua. Debido al aumento en el nivel de la señal reflejada desde el objetivo, fue posible disparar a objetivos que vuelan a una altura de hasta 50 metros. El cohete en sí también fue mejorado. La introducción de un nuevo motor de marcha más potente y potenciadores de arranque en la variante Thunderbird Mk. II permitió aumentar el alcance de tiro hasta 60 km.

Pero las capacidades del complejo para combatir objetivos de maniobra activa eran limitadas, y representaba un peligro real solo para los bombarderos voluminosos de largo alcance. A pesar del uso de misiles propulsores sólidos altamente avanzados con buscador semiactivo como parte de este sistema de defensa aérea británico, no se usó ampliamente fuera del Reino Unido.


En 1967, Arabia Saudita compró varias modificaciones de Thunderbird Mk eliminadas del servicio en el Reino Unido. I. El interés en este complejo mostró Libia, Zambia y Finlandia. Los finlandeses fueron enviados a probar varios SAM con PU, pero más allá de esto, el asunto no avanzó.

En los años 70, el Thunderbird comenzó a eliminarse gradualmente a medida que llegaban nuevos sistemas de baja altitud. El comando del ejército llegó a la conclusión de que la principal amenaza para las unidades terrestres no eran los bombarderos pesados, sino helicópteros y aviones de ataque que este complejo bastante voluminoso y de baja movilidad no podía combatir de manera efectiva. Los últimos sistemas de defensa aérea Thunderbird fueron retirados del servicio en las unidades de defensa aérea del ejército británico en 1977.

El destino del competidor, el sistema de defensa aérea Bloodhound de Bristol, a pesar de las dificultades iniciales con el desarrollo del complejo, fue más exitoso.

En comparación con el Thunderbird, el misil Bloodhound era más grande. Su longitud era 7700 mm y un diámetro de 546 mm, el peso del cohete superó los 2050 kg. El alcance de lanzamiento de la primera opción fue un poco más de 35 km, que es comparable al alcance de tiro del sistema de defensa de combustible sólido estadounidense MIM-23B HAWK, mucho más compacto y de baja altitud.


SAM "Bloodhound"


El SAM "Bloodhound" tenía un diseño muy inusual, ya que un sistema de propulsión marchaba utilizaba dos motores Ramjet "Tor", que funcionaban con combustible líquido. Se montaron motores en marcha en paralelo en las partes superior e inferior del casco. Para acelerar el cohete a la velocidad a la que podían operar los ramjets, se utilizaron cuatro propulsores de combustible sólido. Los aceleradores y parte del plumaje se reiniciaron después de que el cohete se aceleró y los motores de marcha comenzaron a funcionar. Los motores de marcha de flujo directo dispersaron el cohete en la sección activa a una velocidad de 2.2 M.

Aunque el mismo método y radar de iluminación que el utilizado en el sistema de defensa aérea Thunderbird se utilizó para apuntar a los misiles Bloodhound, el equipo terrestre del Hound era mucho más complicado que el equipo terrestre del Burevestnik.

Para determinar la trayectoria óptima y el momento del lanzamiento del misil antiaéreo como parte del complejo Bloodhound, se utilizó una de las primeras computadoras de producción británicas, Ferranti Argus. Diferencia con el sistema de defensa aérea Thunderbird: en la batería antiaérea Bloodhound, se proporcionaron dos radares de objetivos, que permitieron lanzar todos los misiles en una posición de disparo a dos objetivos aéreos enemigos con un intervalo corto.

Como ya se mencionó, el desarrollo de los misiles Bloodhound fue muy difícil. Esto se debió principalmente al funcionamiento inestable y poco confiable de los motores ramjet. Los resultados satisfactorios de la operación de los motores de marcha se lograron solo después de aproximadamente 500 pruebas de fuego de los motores Thor y lanzamientos de pruebas de misiles, que se llevaron a cabo en el sitio de prueba australiano de Woomera.



A pesar de algunas deficiencias, los representantes de la Fuerza Aérea acogieron favorablemente el complejo. Desde 1959, el sistema de misiles de defensa aérea Bloodhound ha estado en servicio de combate, cubriendo bases aéreas en las que se desplegaron bombarderos Vulcan de largo alcance británicos.

A pesar del mayor costo y complejidad, las ventajas del Bloodhound fueron un excelente rendimiento de fuego. Lo que se logró por la presencia en la batería de fuego de dos guías de radar y una gran cantidad de misiles antiaéreos listos para el combate en posición. Alrededor de cada radar de iluminación había ocho lanzadores con misiles, mientras que los misiles se controlaban y guiaban desde un solo puesto centralizado.

Otra ventaja significativa de los misiles Bloodhound en comparación con el Thunderbird fue su mejor maniobrabilidad. Esto se logró debido a la ubicación de las superficies de control cerca del centro de gravedad. El aumento en la velocidad de giro del cohete en el plano vertical también se obtuvo cambiando la cantidad de combustible suministrado a uno de los motores.

Casi simultáneamente con el SAM Thunderbird Mk. II, la Fuerza Aérea de la Real Fuerza Aérea entró en el Bloodhound Mk. II Este sistema de defensa aérea superó en muchos aspectos a su rival originalmente más exitoso.



El misil antiaéreo del Bloodhound modernizado se hizo 760 mm más largo, su peso aumentó en 250 kg. Debido al aumento en la cantidad de queroseno a bordo y al uso de motores más potentes, la velocidad aumentó a 2.7M y el rango de vuelo hasta 85 km, es decir, casi 2.5 veces. El complejo recibió una nueva y potente guía de radar antiinterferencias del Ferranti Type 86 "Firelight". Existía la posibilidad de rastrear y disparar objetivos a baja altitud.


Radar Ferranti Tipo 86 "Firelight"

En este radar había un canal de comunicación separado con el misil, a través del cual la señal recibida por el jefe de referencia del misil antiaéreo se transmitía al puesto de control. Esto permitió la selección efectiva de objetivos falsos y la supresión de interferencias.

Gracias a la modernización cardinal de los misiles complejos y antiaéreos, no solo aumentó la velocidad de los misiles y el alcance de la destrucción, sino que también aumentó significativamente la precisión y la probabilidad de alcanzar el objetivo.

Al igual que los sistemas de defensa aérea Thunderbird, las baterías Bloodhound sirvieron en Alemania Occidental, pero después de 1975 todos regresaron a su tierra natal, ya que el liderazgo británico decidió una vez más fortalecer la defensa aérea de las islas.

En ese momento, en la URSS, los bombarderos Su-24 comenzaron a ingresar al armamento de los regimientos de bombardeo de primera línea. Según el comando británico, habiendo penetrado a baja altitud, podrían lanzar ataques de bombardeo repentinos sobre objetivos estratégicamente importantes.

Las posiciones fortificadas se equiparon para los sistemas de misiles de defensa aérea Bloodhound en el Reino Unido, mientras que la guía de radar se montó en torres especiales de 15 metros, lo que aumentó la capacidad de disparar a objetivos de baja altitud.

Bloodhound disfrutó de cierto éxito en el mercado extranjero. Los australianos fueron los primeros en recibirlos en 1961, era una variante del Bloodhound Mk I, que sirvió en el Continente Verde hasta 1969. Los siguientes fueron los suecos, que compraron nueve baterías en 1965. Después de que Singapur obtuvo su independencia, los complejos del 65 ° escuadrón de la Royal Air Force permanecieron en este país.




SAM Bloodhound Mk.II en el Museo de la Fuerza Aérea de Singapur

En el Reino Unido, los últimos sistemas de defensa aérea Bloodhound fueron retirados del servicio de combate en 1991. En Singapur, estuvieron en servicio hasta 1990. Los Bloodhounds duraron más tiempo en Suecia, habiendo servido durante más de 40 años, hasta 1999.

Poco después de la adopción de los sistemas de defensa aérea de la Marina Real de Gran Bretaña del sistema de defensa aérea de corto alcance Sea Kat, el comando de las fuerzas terrestres se interesó en este complejo.

Según el principio de funcionamiento y diseño de las partes principales, la variante de tierra, llamada Tigercat (Tigercat inglés - marsupial marten o tigre gato), no difería del sistema de defensa aérea Sea Kat. El desarrollador y fabricante de las versiones terrestres y marítimas del sistema de defensa aérea fue la compañía británica Shorts Brothers. Para adaptar el complejo de acuerdo con los requisitos de las unidades de tierra, Harland participó.

El sistemas de defensa aérea Tigercat: un lanzador con misiles antiaéreos y sistemas de guía se ubicaron en dos remolques que remolcaban vehículos de campo a través de Land Rover. Un lanzador móvil con tres misiles y un puesto de guía de misiles podría viajar en carreteras pavimentadas a velocidades de hasta 40 km / h.


PU SAM Tigercat

En la posición de disparo, el poste de guía y los lanzadores se colgaron de los Tigercats sin separación de la transmisión de la rueda y se conectaron entre sí mediante líneas de cable. La transición de viajar al combate tomó 15 minutos. Al igual que en el sistema de defensa aérea de la nave, se cargaron 68 kg de misiles en los lanzadores manualmente.

En la estación de orientación con el lugar de trabajo del operador, equipado con equipos de comunicación y vigilancia, había un conjunto de equipos informáticos analógicos para generar comandos de guía y una estación para transmitir comandos de radio al cohete.

Al igual que en el complejo marino Sea Cat, el operador de guía, después de la detección visual del objetivo, "capturaba" y guiaba el misil antiaéreo, luego de lanzarlo a través de un dispositivo óptico binocular, controlando su vuelo con la ayuda de un joystick.

Operador de orientación SAM "Tigercat"

Idealmente, la designación del objetivo se llevó a cabo desde el radar de la encuesta de situación en el aire a través del canal de radio VHF o por equipos de observadores ubicados a cierta distancia de la posición SAM. Esto hizo posible que el operador de orientación se preparara para el lanzamiento por adelantado y desplegara el lanzador de misiles en la dirección deseada.

Sin embargo, incluso durante los ejercicios, esto no siempre funcionó, y el operador tuvo que buscar e identificar el objetivo de forma independiente, lo que provocó un retraso en la apertura del fuego. Dado el hecho de que el lanzador de misiles Tigercat voló a una velocidad subsónica, y a menudo se persiguió el disparo, la efectividad del complejo en aviones de combate a reacción no era alta cuando se puso en servicio en la segunda mitad de los años 60.

Después de pruebas bastante largas, a pesar de las deficiencias identificadas, el sistema de misiles de defensa aérea Tigercat fue adoptado oficialmente por el Reino Unido a fines de 1967, lo que causó una gran emoción en los medios británicos, impulsado por el fabricante para pedidos de exportación.


Página en una revista británica con una descripción del sistema de defensa aérea Tigercat


En las Fuerzas Armadas británicas, los sistemas Tigercat se suministraron principalmente a unidades antiaéreas, que anteriormente tenían cañones antiaéreos Bofors de 40 mm en servicio.

Después de una serie de campos de tiro en aviones de destino controlados por radio, el comando de la Fuerza Aérea era bastante escéptico sobre las capacidades de este sistema de defensa aérea. La derrota de los objetivos de alta velocidad y maniobras intensivas era imposible. A diferencia de los cañones antiaéreos, no se podía usar de noche y en condiciones de poca visibilidad.

Por lo tanto, la edad del sistema de defensa aérea Tigercat en las fuerzas armadas británicas, a diferencia de su contraparte naval, fue de corta duración. A mediados de los años 70, todos los sistemas de defensa aérea de este tipo fueron reemplazados por sistemas más avanzados. Incluso el conservadurismo británico, la alta movilidad, el transporte aéreo y el costo relativamente bajo de equipos y misiles antiaéreos no ayudaron.


A pesar de que el complejo estaba desactualizado a principios de los años 70 y no correspondía a las realidades modernas, esto no impidió que vendiera los sistemas de defensa aérea Tigercat retirados del servicio en el Reino Unido a otros países. El primer pedido de exportación vino de Irán en 1966, incluso antes de que el complejo fuera adoptado formalmente en Inglaterra. Además de Irán, los Tigercat fueron adquiridos por Argentina, Qatar, India, Zambia y Sudáfrica.

El uso de combate de este sistema de defensa aérea era limitado. En 1982, los argentinos los desplegaron en las Malvinas. Se cree que lograron dañar a un Sea Harrier británico. Lo cómico de la situación es que los complejos utilizados por los argentinos antes que estaban en servicio en el Reino Unido y después de la venta se usaron contra los antiguos propietarios. Sin embargo, los marines británicos nuevamente los regresaron a su patria histórica, capturando varios sistemas de defensa aérea intactos.

Además de Argentina, el Tigercat fue utilizado en combate en Irán durante la guerra Irán-Iraq. Pero no hay datos confiables sobre los éxitos militares de los cálculos antiaéreos iraníes. En Sudáfrica, que está llevando a cabo hostilidades en Namibia y el sur de Angola, el sistema de defensa aérea Tigercat, que recibió la designación local Hilda, sirvió para proporcionar defensa aérea para bases aéreas y nunca se lanzó para objetivos aéreos reales. La mayoría de los sistemas de defensa aérea de Tigercat fueron retirados del servicio a principios de la década de 1990, pero en Irán continuaron formalmente en servicio al menos hasta 2005.


sábado, 25 de enero de 2020

MBT: El desarrollo de los tanques soviéticos (1/2)

Acero rojo: Tanques soviéticos 

Parte 1 || Parte 2
W&W





La Guerra Fría no tiene un comienzo y un final definitivos. Se define como el período desde el final de la Segunda Guerra Mundial (conocida en la Unión Soviética como la Gran Guerra Patriótica) hasta el colapso de la Unión Soviética en 1991 con algunos relevantes para la "Nueva Guerra Fría".

El ejército soviético tenía una cultura del secreto profundamente arraigada, hasta el punto de que no se les dijo a los soldados las designaciones de los vehículos que usaban. La mayoría de los ejércitos occidentales creen que las tripulaciones deberían estar familiarizadas con su propio vehículo, el ejército soviético creía que una vez que un soldado hubiera sido enseñado a conducir un tanque o disparar un arma, sería capaz de manejar cualquier tanque o disparar cualquier arma. Era común que un subconjunto de vehículos de una unidad se usara para entrenamiento, lo que permitía que los vehículos restantes se mantuvieran en mejores condiciones. Si un vehículo fuera particularmente secreto, los soldados serían entrenados en un vehículo diferente, mientras que el vehículo secreto se mantendría almacenado. En tiempo de guerra, los soldados tendrían poco tiempo para familiarizarse.

Los sistemas de armas soviéticos tendían a ser más simples y menos costosos que sus contrapartes occidentales. Esto se debió en parte a la experiencia de la Segunda Guerra Mundial, cuando el avance alemán significó que las fábricas fueron invadidas o tuvieron que ser trasladadas. Durante esa guerra, las armas simples que no requerían procesos industriales complejos, y que podían producirse en grandes cantidades, eran muy valoradas. Los planificadores occidentales generalmente asumieron que un tercer mundo estaba en Europa terminaría rápidamente, pero los planificadores soviéticos querían poder continuar la producción incluso después de que se hubiera infligido un daño extenso en el país. La comodidad del usuario era una prioridad mucho menor para los diseñadores soviéticos que sus contrapartes occidentales, aunque la facilidad de uso era de suma importancia. El ejército soviético estaba formado principalmente por reclutas a corto plazo, muchos de los cuales hablaban y leían poco o nada de ruso. Por lo tanto, era importante que los sistemas de armas fueran resistentes, fáciles de usar y fáciles de mantener.

En una línea similar, las tácticas soviéticas tienden a ser mucho más simples que las de Occidente. Aunque es fácil descartar tácticas tan simples, debe tenerse en cuenta que se basaron en la experiencia adquirida al derrotar a un ejército alemán más pequeño, pero técnicamente superior, durante la Segunda Guerra Mundial. En caso de que otro estuviera en Europa, el gran ejército soviético se habría enfrentado a un ejército de la OTAN más pequeño y técnicamente superior.

Los diseñadores de vehículos blindados soviéticos utilizaron la armadura inclinada con gran efecto durante muchos años. El diseño del T-34, que usaba armadura inclinada, comenzó en 1937. La armadura inclinada aumenta el grosor horizontal, pero proporciona un aumento en la efectividad que va más allá de esto. La efectividad de la inclinación se puede calcular usando la fórmula Teff = T / Cos (x), donde T es el grosor de la placa de armadura, x es el ángulo desde la vertical y Teff es el grosor efectivo. El aumento en la efectividad para varios ángulos se da a continuación:
  • 10 °: 1.02
  • 20 °: 1,06
  • 30 °: 1.15
  • 40 °: 1.31
  • 50 °: 1.56
  • 60 °: 2.00
  • 70 °: 2.92
  • 80 °: 5,76
Los ángulos de armadura se dan en grados desde la vertical, por lo que 0 ° es vertical y 90 ° es horizontal. Para ilustrar el efecto dramático que puede tener aumentar el ángulo, considere la armadura frontal del casco del tanque T-62. La armadura tiene 102 mm de espesor. La parte superior está en un ángulo de 60 ° de la vertical, la parte inferior 54 ° de la vertical. El espesor efectivo de la parte superior es de 204 mm, el doble del espesor real del acero. El grosor efectivo de la parte inferior es 173.53 mm, aún significativamente más que la armadura vertical, pero mucho menos que la superior, debido a una diferencia de ángulo de 6 °.

La experiencia de combate en Afganistán destacó algunas deficiencias en los diseños de vehículos. El ejército soviético estaba organizado y equipado para una guerra a gran escala en Europa occidental o China, y estaba mal equipado para combatir una guerra de contrainsurgencia en una región montañosa como Afganistán. Los equipos de vehículos a menudo tenían dificultades para atacar objetivos muy por encima de ellos debido a que sus armas tenían una elevación limitada. Esta experiencia condujo al armamento en vehículos futuros que tienen una elevación máxima más alta, para permitir la participación de objetivos en terreno elevado. Esto tuvo el efecto secundario de permitir un uso limitado contra helicópteros y aviones de ataque terrestre.


Tanques


El T-34/85 en tiempos de guerra fue considerado por muchos como uno de los mejores, si no el mejor, diseño de tanques de la Segunda Guerra Mundial. A pesar del desarrollo de nuevos tanques con cañones más grandes y potentes, el T-34/85 se mantuvo en servicio con el ejército soviético hasta la década de 1960, y algunos estados clientes soviéticos lo mantuvieron en servicio durante muchos años más. El T-44 fue aceptado en servicio a fines de 1944 como una mejora en el T-34. Esto tuvo algunos problemas iniciales, y solo se produjo en cantidades limitadas, pero formó la base para el T-54 posterior.

A fines de la década de 1950, Jruschov, un defensor de los misiles sobre las armas, ordenó a los diseñadores que investigaran la posibilidad de tanques armados con misiles en lugar de armas. A pesar de la oposición generalizada a la idea, el trabajo continuó y eventualmente condujo al despliegue de misiles antitanque lanzados con armas como el AT-8 Songster.

La Unión Soviética exportó muchos tanques durante la Guerra Fría, a las naciones del Pacto de Varsovia, así como a otros países. El T-54 y el T-55 en particular fueron ampliamente exportados. Se debe tener cuidado al comparar la efectividad de los tanques exportados con los tanques occidentales. Los modelos de exportación, especialmente los exportados a países no comunistas, no siempre eran de un estándar equivalente a los tanques domésticos, y el país operativo a veces elegía usar municiones más baratas producidas localmente en lugar de comprar municiones de la Unión Soviética. Durante la Primera Guerra del Golfo, los tanques occidentales eran prácticamente inmunes a los T-72 iraquíes (utilizando proyectiles producidos localmente), incluso a corta distancia. Se ha estimado que las municiones soviéticas habrían podido penetrar a una distancia de 1-2 km. Además, la armadura en los modelos de exportación del T-72 es menos efectiva que la de los modelos nacionales.

Es interesante observar que a mediados de la década de 1970 el ejército soviético tenía tres tanques en producción muy similares: el T-64, el T-72 y el T-80. A pesar del sistema de gobierno comunista, había tres oficinas principales de diseño de tanques en competencia, y cada una usó la influencia política para poner su propio diseño en servicio con el ejército soviético.

Los analistas occidentales predijeron que el uso de armaduras compuestas cambiaría la forma de las torretas de tanques soviéticas de la forma curva que se usaba anteriormente a una forma angular similar al Challenger británico o al M1 Abrams estadounidense. Las formas de la torreta se volvieron menos curvas con la introducción de la armadura compuesta en el T-64, pero permanecieron mucho menos angulares que las de los tanques occidentales equipados con armadura compuesta.


T-54

El primer prototipo T-54 se construyó en 1946, con una producción de baja tasa a partir de 1947. La producción completa comenzó en 1953. Inicialmente, el T-54 no tenía protección NBC, aunque esto se agregó a modelos posteriores y se ajustó a vehículos existentes

El armamento principal es un cañón D-10T de 100 mm no estabilizado, con una ametralladora SGMT de 7,62 mm montada coaxialmente con el armamento principal. Una segunda ametralladora SGMT de 7,62 mm está montada en un soporte fijo en el centro de la placa de glacis y es operada por el conductor. Una ametralladora antiaérea DShKM de 12.7 mm está montada en la escotilla del cargador. La variante TO-54 monta un lanzallamas en lugar de la ametralladora coaxial, con un alcance máximo de alrededor de 160 m.

En 1955, el T-54A reemplazó el D-10T no estabilizado con el D-10TG de 100 mm, estabilizado en el plano vertical. Este modelo también introdujo un snorkel para vadeo profundo. El T-54B, presentado en 1957, agregó un reflector infrarrojo y luces de conducción. Este modelo está equipado con el cañón D-10T2S de 100 mm, estabilizada en planos verticales y horizontales. Todas estas mejoras fueron adaptadas a modelos anteriores.

El T-54AK es una variante de comando del T-54A. Esto tiene equipo de comunicaciones adicional, pero una carga de munición reducida.

T-55

El T-55, presentado en 1958, es un desarrollo del T-54 con una nueva torreta que monta el cañón D-10T2S de 100 mm, estabilizado en planos verticales y horizontales. Se retira la ametralladora antiaérea de 12,7 mm, se aumenta el almacenamiento de municiones de 100 mm y se instala un motor mejorado. En 1961, el T-55A agregó protección contra la radiación y protección contra las consecuencias nucleares. El SGMT de 7,62 mm se reemplazó con el PKT de 7,62 mm y se retiró el MG montado en arco. Este fue el primer tanque soviético capaz de crear humo inyectando combustible en el escape, una característica común en los tanques posteriores. Durante la década de 1970, se instaló una ametralladora antiaérea DShKM de 12,7 mm en la escotilla del cargador en los T-55 nuevos y existentes.

A principios de la década de 1980, se introdujeron tres nuevos modelos de T-55: el T-55M, T-55AD y T-55MV. El T-55AD estaba equipado con el sistema de defensa antimisiles Drozd, el T-55MV tenía una armadura reactiva explosiva (ERA). El T-55AD y el T-55M también tenían una armadura de aplicación laminada agregada a la placa de glacis del casco.

Los tres nuevos modelos tenían una gama de otras mejoras:
  • Funda térmica para el cañón del arma principal.
  • ATGM AT-10 lanzado con cañón ATBM
  • Sistema de control de incendios mejorado con computadora balística y telémetro láser
  • Aplicación de armadura laminada en la torreta
  • Faldones laterales de caucho reforzado con acero
  • Armadura extra del vientre para protección contra minas
  • Protección mejorada de NBC, agregando protección contra agentes químicos y biológicos
  • Lanzagranadas de humo
  • Motor y suspensión mejorados.
  • Radio mejorada
Se produjeron variantes de comando de la mayoría de los modelos T-55, que tienen un sufijo "K" (T-55K, T-55MK, etc.). Las variantes de comando tienen equipos de comunicaciones adicionales y un generador a bordo. Para hacer espacio para este equipo adicional, se llevan menos municiones para el arma principal.


T-62

El T-62 fue desarrollado a partir del T-55. Algunos componentes, como la protección NBC y los sistemas de vadeo y detección / extinción de incendios, se transfieren del T-55. El motor y la transmisión también son iguales, aunque el T-62 mejora la refrigeración del motor. Sin embargo, el T-62 tiene una torreta más ancha y un casco más largo y ancho. El armamento principal es un cañón de ánima lisa 2A20 de 115 mm, estabilizado en dos ejes y equipado con un telémetro estadiátrico. Después de disparar, el arma se mueve a una elevación de + 3 ° 30 'y expulsa automáticamente la caja gastada a través de un puerto de expulsión en la parte trasera de la torreta. A diferencia de los tanques posteriores, este no es un cargador automático completo. La siguiente munición aún debe cargarse manualmente. En el momento de la introducción del T-62 en 1962, el cañón de ánima lisa era un concepto radicalmente nuevo. El arma es relativamente barata de fabricar, y la munición APFSDS ofrece una mayor penetración de armadura, pero es más costosa que la APDS tradicional.

Los primeros T-62 de producción tenían protección contra las consecuencias nucleares, pero no agentes químicos o biológicos. Más tarde, los T-62 agregaron un filtro químico para proporcionar protección contra estas amenazas.

El T-62 no se utilizó como base para vehículos especializados de ingeniería y recuperación. En cambio, se siguió utilizando el chasis T-55 más barato. Durante su tiempo en servicio, se introdujeron una serie de mejoras. En 1972, el modelo 1972 T-62 agregó una ametralladora antiaérea DShKM de 12.7 mm sobre la posición del cargador. En 1975, el modelo 1975 T-62 agregó un telémetro láser sobre el cañón de 115 mm.

En 1983, los vehículos modelo 1975 fueron equipados con un nuevo motor y el sistema de defensa antimisiles Drozd. Se agregó una armadura de aplicación a la placa de glacis. Estos vehículos fueron designados T-62D.

Entonces, en 1983, se introdujo el T-62M. Esto tenía una armadura aplicada en la placa de glacis y una armadura distintiva en forma de herradura agregada al frente de la torreta. Se agregó una armadura de barriga al piso del casco para proporcionar una mejor protección contra las minas, y se colocaron faldones laterales para proporcionar cierta protección contra las ojivas HEAT. Además, se mejoró el sistema de control de incendios y se instaló el AT-10 Stabber ATGM. Ocho lanzagranadas de humo fueron instalados a la derecha de la torreta.

El TO-62 es una variante lanzallamas del T-62. El lanzallamas se montó coaxialmente con el cañón principal de 115 mm y tenía un alcance efectivo de alrededor de 100 metros.

El T-62K es una variante de comando, que apareció por primera vez en 1973. Tiene un sistema de navegación mejorado y un sistema de carga eléctrica. Lleva cuatro municiones menos de munición de 115 mm. También se produjo una variante de comando del T-62M, denominada T-62MK.

viernes, 24 de enero de 2020

Extrañas armas en el inventario a lo largo de la historia

Extrañezas en el inventario: Los primeros días

Small Arms Defense Journal


En el transcurso de décadas de investigación en varios archivos militares y de museos, Robert Bruce ha adquirido un tesoro de fotos de lo que podría considerarse "armas extrañas e inusuales". Hemos conspirado para seleccionar algunas de estas para presentarlas aquí, representando desarrollos tempranos que pueden o no haber estimulado una mayor innovación.


Crédito: Departamento de Guerra de los Estados Unidos / Archivos Nacionales / Wikimedia Commons

Primer cañón volador

Dado que montar un cañón pesado y de patadas fuertes destruiría los aviones de madera y tela típicamente endebles de la Primera Guerra Mundial, esta nueva arma fue desarrollada por el comandante de la Armada de los EE. UU. visto aquí, montado en la estación del artillero de la nariz de un hidroavión F5L, este cañón sin retroceso Davis está equipado con una ametralladora Lewis para apuntar el cañón y como arma de defensa. Su secreto es una munición inteligentemente diseñada que dispara simultáneamente sus proyectiles explosivos desde el frente mientras lanza un contrapeso de bolas de plomo empacadas en grasa por la parte posterior. Eludiendo así la Tercera Ley del Movimiento de Newton, una técnica aplicada con bastante éxito a los desarrollos posteriores en una variedad de cañones sin retroceso, incluido el espectacular M40 de 105 mm del ejército de EE. UU. Y el ahora omnipresente Carl Gustaf.

Nuestra foto introductoria para esta función no muestra la primera de estas rarezas, pero ciertamente representa una excelente solución de ingeniería para un desafío previamente desconocido en la evolución de la guerra y el armamento. Pero ahora que hemos preparado el escenario, nos moveremos de manera inteligente en un orden cronológico, comenzando por echar un vistazo a un lugar en el camino de desarrollo de la granada de mano multipropósito.


Crédito: Richard Knotel en Glogau 1857 / Wikimedia Commons

¡Bombas de mano!

Lo que ahora pensamos como granadas de mano se originó siglos antes como ollas de arcilla empapadas de pólvora, desarrolladas en bolas de cañón en miniatura algo eficientes y letales. En esta ilustración, un par de granaderos prusianos (alemanes) elegantemente uniformados y equipados ejercen su oficio, alrededor del año 1715. Observe la longitud de los cordones de fósforo que se queman lentamente en sus manos izquierdas, utilizados para encender la espoleta de menor tiempo en la propia granada. Los Granaderos del Rey Friedrich Wilhelm I de Prusia eran soldados de élite, elegidos por su fuerza de lanzamiento excepcional, además de tener al menos 1.8m de altura debido al extraño y rotundo fetiche del Rey por su regimiento personal de lo que se conoció como "Potsdam Giants". Su armamento secundario bastante necesario consistía en una espada y un mosquete de cerilla con bayoneta desmontable. Un pequeño suministro de las pesadas bombas de hierro fundido estaba disponible inmediatamente de esa gran bolsa de cuero colgada sobre el hombro izquierdo.



Crédito: Museo Metropolitano de Arte / Wikimedia Commons

¡Dispara y apuñala!

Sí, las pistolas de carga de cañón con encendido por chispa eran mucho más prácticas y eficientes que los cañones de cerillas para la lucha cuerpo a cuerpo por parte de grupos de abordaje de barco a barco en la era de la vela. Por desgracia, todavía le ofrecieron al usuario solo un disparo antes de la necesidad decididamente inconveniente de una recarga en medio de un combate cuerpo a cuerpo, por lo que la mayoría de los marineros preferían apuñalar, cortar o aplastar armas. Por supuesto, tenía sentido agregar una práctica mini bayoneta a la pistola para usarla según lo requiera la situación. El par combinado que se ve aquí está finamente elaborado en nogal con incrustaciones de plata y latón intrincadamente tallado con un barril de acero y mecanismo de bloqueo; muy probablemente un armamento hecho a medida para un rico oficial naval. Sus malvadas bayonetas triangulares se despliegan inmediatamente cuando el dedo del gatillo tira del pestillo deslizante que se ve justo debajo de la cerradura.



Crédito: Fotografía de Andreas Franzkowiak en el Germanisches Nationalmuseum / Wikimedia Commons

Revolver de percutor a mecha

Al considerar que la lenta cadencia de fuego de las armas de cerillas de un solo disparo es intolerable, este inteligente repetidor mecánico Luntenschloss-Drehling fue fabricado en Alemania alrededor del año 1580. Su cilindro giratorio tiene múltiples cámaras con cubiertas deslizantes de orificios táctiles, cada una cargada con polvo y una bala. La punta brillante de una cuerda de cerilla lenta dispararía cada una a medida que se elevara para alinearse con el cañón. Este arreglo de revólver se adoptó para cualquier número de mosquetes, rifles y pistolas, perdurando hoy en día con armas tan notables como el Lanzagranadas M32A1 M32A1 de 40 mm de Milkor USA.



Crédito: Museo de artillería del ejército de EE. UU.


Rifle a chispa de disparo rápido

Esta foto, que se encuentra fortuitamente en las explotaciones de investigación un tanto al azar en el Museo de Artillería del Ejército de los EE. UU. Cuando todavía estaba en Aberdeen Proving Ground, se observa solo como un "rifle de chispa repetido hecho por Kirkland & Company". La investigación posterior sugiere que puede haber sido influenciado por un arma similar de anteriores fabricantes en Europa y los EE. UU., incluido el calibre .54, cuatro disparos Ellis-Jennings Military Repeating Flintlock Rifle. Especulamos que la versión de Kirkland funciona con cargas superpuestas de una manera similar a la de Ellis-Jennings, como se señala en el registro de la colección de Springfield Armory: "El arma se cargó al embestir cuatro cargas, una encima de la otra. Luego se empujó la cerradura frente al respiradero principal y se mantuvo allí mediante un pequeño delantal que cerró el respiradero más cercano a la parte trasera. Se suponía que la llama no podía alcanzar la siguiente carga al apretar fuertemente la bola que intervenía. Luego de levantar el delantal, la cerradura se deslizó hacia el siguiente hoyo y el proceso continuó. Se vio un pequeño depósito para el polvo de cebado unido a la sartén. Levantando esto antes de cada disparo y [w] golpeando la pieza, la sartén se llenó. Esto hizo que la pieza fuera autónoma, ya que la bocina de polvo o la caja del cartucho no era necesaria para su servicio ”. De alguna manera, su equivalente moderno se encuentra en el notable sistema Metal Storm.


Crédito: Folleto "Maxim Automatic Gun in Action" en la colección del Centro de Historia Militar del Ejército de EE. UU.

Maxim con mochila

Con un peso de "solo" 44.5 libras con soporte para trípode, esta ametralladora Extra Light 1895 de Maxim-Nordenfelt Guns and Ammunition Company de Londres puede ser transportada fácilmente por un soldado de infantería en una caja útil, pero sin duda incómoda, con correas para los hombros. Obligado por la competencia del mucho más ligero "Potato Digger" M1895 de Colt-Browning, Hiram Maxim redujo radicalmente su arma estándar similar a un yunque al eliminar la prominente chaqueta de agua, junto con varias otras simplificaciones. El sobrecalentamiento de su barril cubierto de latón y refrigerado por aire fue un defecto importante, y, aunque se vendieron pocas, varias de estas armas ligeras y prácticas sirvieron bastante bien a la Compañía Británica de Sudáfrica en las Campañas Chitral y Matabele.



Crédito: Folleto "Maxim Automatic Gun in Action" en la colección del Centro de Historia Militar del Ejército de EE. UU.

Maxim de caballería

Las ametralladoras automáticas estándar Maxim de la década de 1890 con sus formidables trípodes, herramientas y repuestos hechos para una carga pesada, voluminosa y desgarbada incluso en los animales de carga más resistentes, lo que limita la efectividad táctica en los enfrentamientos de caballería de rápido movimiento. Hiram Maxim trató de remediar esto con la ametralladora Extra Light de 1895, un cañón refrigerada por aire que pesaba 27.5 libras y transportada fácilmente por un solo soldado de caballería con una vaina de cuero resistente. Curiosamente, una docena o más de estos (vendidos a la Compañía Británica de Sudáfrica) fueron utilizados con efectos devastadores por los rebeldes Boers contra el ejército británico.



Crédito: Archivos de la Academia Militar del Noroeste y Wikimedia Commons

Diablos sobre ruedas

En 1899, estos cuatro soldados incondicionales estaban a bordo de un automóvil con motor de gas especialmente modificado de la Duryea Motor Wagon Company que montaba una ametralladora Colt-Browning M1895 "Potato Digger" calibre .30 detrás de un escudo de acero bastante pequeño. Este fue uno de una serie de portadores de ametralladoras experimentales y otros desarrollos del Mayor R.P.Davidson de la Academia Militar y Naval del Noroeste, reconocida como una figura clave en la evolución de la guerra blindada. Si bien estamos tentados a burlarnos de este vehículo de exploración inicial, ofreció algunas ventajas sobre las versiones tiradas por caballos en ese momento.



Crédito: Archivo Nacional de EE. UU.

¡Fight Club!

Con un pedigrí que se remonta a los albores de los conflictos de los hombres de las cavernas, los clubes son muy simples de hacer y usar y son casi infalibles en una batalla cuerpo a cuerpo. Lo sorprendente de esta selección de ejemplos aparentemente medievales es que fueron creados y utilizados con eficacia mortal en las incursiones en trincheras en la Primera Guerra Mundial. Esto no es sorprendente dadas las limitaciones obvias de los rifles largos y pesados ​​de cerrojo, particularmente cuando están equipados con bayonetas absurdamente largas de la época. Como tal, el club de trincheras, en todas sus formas particularmente desagradables con púas, envoltura de alambre de púas y demás, cumplió con su deber junto con cuchillos con nudillos, espadas afiladas, prácticos hachas, revólveres y granadas.



Crédito: Archivo Nacional de EE. UU.

Pandilla de motociclistas británica

Las motocicletas alcanzaron un alto grado de utilidad cuando el mundo estaba en guerra en 1914-1918. Todos los principales combatientes usaban versiones equipadas para el autocar y el lateral para una variedad de tareas como enlace y ejecución de mensajes. Como la exploración era prominente entre estos, montar una ametralladora era inevitable. Aquí vemos una batería del Cuerpo Británico de Ametralladoras - Servicio de Ametralladoras de Motor, que se dirige en bicicletas pesadas de "combinación" (con sidecar) fabricadas por Clyno Engineering Company. La formidable ametralladora Vickers, alimentada por correa, refrigerada por agua, Mark I, de .303 pulgadas, montada en posición de disparo en los vagones laterales, se podía desmontar rápidamente y usar en trípodes de tierra.


Crédito: Archivo Nacional de EE. UU.

La última lanza


El trágico absurdo de los soldados de caballería a caballo en el conflicto moderno alcanzó su punto culminante en el Frente Occidental en la Primera Guerra Mundial con una guerra de trincheras dominada por artillería en masa, ametralladoras y matorrales interminables de alambre de púas. Se dice que esta foto representa a un Uhlan alemán, armado con una lanza de tubo de acero y un rifle Gewehr 98 de cerrojo, patrullando detrás de las líneas del frente. Al observar su Lederschutzmaske 17 (modelo de máscara protectora de gas de cuero de 1917), no es de buena educación preguntar qué podría pasarle a su noble corcel si realmente hubiera gas venenoso en el área. Pero los alemanes tenían una máscara de hocico para el caballo que parecía una bolsa de alimentación de lona (aparentemente no disponible para esta sesión de fotos).



Crédito: Archivo Nacional de EE. UU.

¿Ridícula granada de fusil?

Técnicamente, el Granatenwerfer 16 (modelo de lanzagranadas de 1916) es un mortero de trinchera, pero el efecto sobre el objetivo de esta pieza de sobreingeniería teutónica de 79 libras fue poco más que el de los lanzadores de granadas de tipo taza o varilla simples para la mayoría rifle de infantería. Pero para su crédito, la robusta base del dispositivo está coronada con un mecanismo de elevación bien marcado y una placa de desplazamiento para facilitar una precisión bastante precisa de alrededor de 300 m. Sus granadas de fragmentación con aletas contienen un cartucho en blanco que, cuando su base hueca se desliza hacia abajo sobre la varilla de la "espita", se dispara y se recarga rápidamente para múltiples impactos en el área objetivo.



Crédito: Museo de artillería del ejército de EE. UU.

¡Siente la quemadura!

En la Primera Guerra Mundial, los "hun diabólicos" (alemanes) fueron los primeros con gas venenoso y lanzallamas en intentos desesperados por romper el estancamiento de la guerra de trincheras en el frente occidental. Visto aquí en una foto probablemente tomada en 1917 en el centro de entrenamiento Stosstrupp (Tropa de Choque) en Sedan, Francia, un equipo de cuatro hombres Flammenwerfer (lanzallamas) avanza por una trinchera detrás de una horrible pared de "fuego líquido". la pila es el artillero, dirige la llama y la regula con una válvula montada en la varita con punta de encendido. El segundo hombre tropieza con el cilindro de acero presurizado de 70 libras que parece una botella de termo gigante y contiene cuatro galones de una mezcla volátil de aceite y productos químicos. Los dos fusileros justo detrás están allí para proteger a la tripulación y están listos para asumir el control, ya que casi inevitablemente se necesita.


Crédito: Cuerpo de Señales del Ejército de EE. UU. / Archivos Nacionales

Nacimiento de la bazuca

Si bien la notación escrita a mano, "cañón sin retroceso de 1 pulgada" es la única información de subtítulos que acompañó a una impresión de cianotipo vintage que el autor descubrió y copió en los Archivos Nacionales, la investigación posterior ha revelado que casi con certeza muestra al Dr. Robert H. Goddard, ampliamente considerado para ser "el padre de los cohetes modernos", demostrando su lanzacohetes para representantes del Departamento de Artillería en Aberdeen Proving Ground, Maryland, el 20 de noviembre de 1918. Un informe de este evento oscuro pero seminal predijo que tales armas "podrían desarrollarse para operar con éxito contra los tanques ”. Desafortunadamente, después de la derrota de Alemania y el desarme estadounidense que siguió, el desarrollo posterior de la artillería estadounidense permaneció inactivo durante más de dos décadas hasta el nacimiento de la icónica" Bazooka "estadounidense de la Segunda Guerra Mundial.

Honda de babosa giratoria


Crédito: Cuerpo de Señales del Ejército de EE. UU. / Archivos Nacionales

Usando un motor eléctrico para hacer girar su mecanismo a alrededor de 20,000 revoluciones por minuto, este extraordinario artilugio no necesita cartuchos llenos de pólvora y, según los informes, dispara una corriente continua de 330 balas de acero cada segundo para atravesar placas de acero de ¾ de pulgada a varios cientos de pies. La lluvia de ideas de la fuerza centrífuga alimentada por tolva de Earl Ovington y Levi Lombard se ve aquí en una demostración para los funcionarios del Departamento de Artillería en Aberdeen Proving Ground en octubre de 1920. Aunque emocionante en sus posibilidades de defensa contra atacantes masivos, se destruyó en la demostración y desapareció de la consideración oficial.


Conclusión

La experimentación en armamentos languideció después de la "Guerra para poner fin a todas las guerras", pero explotó una vez más en 1940, forzada por la agresión desnuda de una Alemania resurgente y sus aliados. Los desarrollos en armamento que siguieron durante los siguientes 5 años y más allá variaron de sublimes a ridículos. Extraeremos más de la colección de archivos de Robert Bruce para desenterrar y presentar rarezas de artillería adicionales para la diversión y tal vez asombro de los lectores más exigentes del Small Arms Defense Journal.

jueves, 23 de enero de 2020

Guerra ruso-japonesa: Tsushima, la batalla decisiva

Tsushima: el combate de acorazados más decisivo de la historia

Por Eduardo Charlier || The Defensiomen




Contexto histórico: la lucha de los imperios del Lejano Oriente


Tsushima: el compromiso de acorazado más decisivo de la historia. A principios del siglo XX, un nuevo imperio se alzaba sobre Asia, uno que pretendía unificar al Lejano Oriente bajo su dominio, obteniendo así acceso a grandes cantidades de recursos necesarios para una industria en crecimiento. Ese fue el Imperio de Japón. En contraste, Rusia, un imperio mucho más antiguo, tenía los ojos puestos en Manchuria, desde donde sus intereses imperiales podían extenderse al Pacífico.

En febrero de 1904, sin una declaración formal de guerra, la flota de batalla japonesa lanzó un ataque sorpresa contra el Escuadrón de Extremo Oriente ruso atracado en Port Arthur, iniciando así la guerra ruso-japonesa. Para Japón, una nación insular, para mantener una campaña militar en Manchuria, era imperativo mantener el control de los mares, ya que cualquier comunicación con los ejércitos en el continente tenía que hacerse por agua, por lo tanto, el primer objetivo que se eliminó fue La armada rusa.


Una representación japonesa de la victoria en el Mar Amarillo.

Aunque no fue concluyente al principio, el ataque tuvo el efecto de atrapar al Primer Escuadrón del Pacífico ruso en el puerto, donde permaneció relativamente seguro bajo la protección de las baterías de la costa, pero incapaz de negar los mares a Japón, permitiendo que los ejércitos japoneses desembarquen en Manchuria. Después de una sucesión de enfrentamientos, que merece un artículo en sí mismo, los japoneses lograron derrotar a los rusos en el mar y desactivar la flota restante en el puerto mediante el uso de morteros pesados.


La flota rusa yace fondeada y hundida en Port Arthur.

Cuando se hizo evidente para los rusos que el Primer Escuadrón del Pacífico no podía liberarse de Port Arthur, un escuadrón de socorro, designado Segundo Escuadrón del Pacífico, se reunió de las flotas rusas del norte y del Báltico, y se envió a través del mundo bajo el mando de almirante ZPRozhestvensky para levantar el asedio de Port Arthur.


Contexto tecnológico: el acorazado pre-acorazado.

En el momento de la guerra ruso-japonesa, los poderes navales dependían del acorazado como su unidad principal para las acciones de la flota, estando fuertemente armados pero también bien protegidos, capaces de mantener su posición en la línea de batalla mientras estaban bajo fuego pesado. Los cruceros, a cargo de explorar por delante del cuerpo principal de la flota y proporcionar potencia de fuego adicional donde sea necesario, los apoyaron. Más pequeños pero no irrelevantes fueron los destructores, armados con torpedos, un arma novedosa pero inmadura, que también tenía la función de llevar a cabo tareas de enlace entre las naves capitales durante la batalla.

El armamento principal de los acorazados en ese momento generalmente consistía en cuatro cañones de 10 a 12 pulgadas montados en torretas gemelas hacia adelante y hacia atrás, pero debido a la inadecuación del control de fuego contemporáneo y los sistemas de puntería, esos raramente golpeaban algo que se movía, la mayor cantidad del daño causado por la batería secundaria de las naves. Las armas secundarias eran comúnmente de 6 pulgadas de calibre, colocadas en casamatas a los lados de la nave, y fueron capaces de compensar su inexactitud por medio del gran volumen de fuego, aunque los golpes individuales de estas armas rara vez causaron daños graves. Por último, llegaron las baterías más pequeñas contra torpedos, compuestas por disparos rápidos de 12 libras (76 mm), aunque los calibres más pequeños no eran inusuales, y tenían la función de mantener alejados a los torpederos del barco, reduciendo drásticamente la amenaza que representaban los primeros torpedos.


El buque insignia de Togo, el Mikasa, es un excelente ejemplo de pre-dreadnought.

En ese momento, la mayoría de las armadas, incluido Rusia, dispararon sus armas con el balanceo de la nave, lo que limitó la velocidad de disparo, ya que el artillero tuvo que esperar a que la nave rodara, llevando el objetivo al oso, para disparar su arma. Sin embargo, en 1899, los británicos desarrollaron un nuevo método de artillería, "Objetivo continuo", que consistía en mantener los cañones más pequeños del barco en el objetivo durante todo el giro del barco con la ayuda de miras telescópicas. La técnica había demostrado un éxito sorprendente en las pruebas, mejorando la tasa de impacto de los cruceros donde se probó en un 600 por ciento, eso es, un seis con dos ceros después. Como la adopción de este método de artillería fue bastante intensiva en entrenamiento, solo dos armadas del mundo lo habían adoptado en 1904, la Royal Navy y la Imperial Japanese Navy, y la diferencia se sentiría más adelante en la batalla.


Una recreación de cómo se vería un arma de 6 pulgadas en una batalla a bordo del Mikasa, ahora un monumento conmemorativo.

Los enfrentamientos de artillería se mantuvieron en rangos de no más de 6000 yardas (aproximadamente 5400 metros), ya que esto era tan lejos como el armamento de los barcos podía disparar con la esperanza de alcanzar un objetivo, sin embargo, durante la mayor parte de la duración del enfrentamiento en Tsushima. , las líneas de batalla estaban a distancias más cercanas.

Los torpedos de la época eran de alcance y velocidad reducidos, llegando a 3 kilómetros en el rango máximo pero haciendo solo 15 nudos, mientras que las velocidades aumentadas reducían el alcance de las armas. En conjunto, los golpes solo podían esperarse de manera realista contra barcos lisiados que no podían maniobrar lejos de las armas.


Orden de batalla


La flota rusa



Almirante Zinovy ​​Rozhestvensky

El Segundo Escuadrón del Pacífico consistía en la principal fuerza de combate de la Flota Báltica rusa, y como la Flota del Mar Negro estaba contenida en un tratado, esa era toda la fuerza disponible en ese momento. A medida que se hizo cada vez más claro que la posibilidad de unirse al Primer Escuadrón del Pacífico era cada vez menos probable, se formó un Tercer Escuadrón del Pacífico a partir de viejos barcos obsoletos y, contra la voluntad del almirante Rozhestvensky, se envió como refuerzo a la Segunda.

Segundo Escuadrón del Pacífico:



Borodino Los barcos de la clase eran modernos, pero de un diseño controvertido y construido con sobrepeso.

Los cuatro acorazados de la clase Borodino, Borodino, Imperator Aleksander III, Orel y Kniaz Suvorov, formaron el núcleo de combate del escuadrón. Las embarcaciones muy modernas en ese momento, la última de ellas puesta en servicio en 1904, tenían un armamento compuesto por cuatro cañones de 12 pulgadas en torretas gemelas hacia adelante y hacia atrás, doce cañones de 6 pulgadas en torretas gemelas tres en cada viga y diez cañones de 3 pulgadas para torpedos. defensa del barco en cada viga, aunque demasiado baja para una operación cómoda en alta mar. Diseñados para desplazar 13500 toneladas, todos tenían sobrepeso en varios miles de toneladas, lo que impactó negativamente en su estabilidad y velocidad, que normalmente era menor que el máximo de 17.5 nudos, y también lo hizo de modo que cuando estaba completamente cargado la totalidad de su último Krupp La armadura cementada estaba sumergida y no protegía la línea de flotación. Su diseño de casco de origen francés les dio muy poca flotabilidad de reserva y los hizo bastante inestables tras las inundaciones. No debe descartarse también el hecho de que en estos barcos nuevos la mayoría de la tripulación aún no estaba completamente capacitada y no era competente en la operación de los sistemas del barco.


Osliabia fondeada.

Comisionada en 1901, Osliabia era un acorazado de 12683 toneladas de un diseño diferente que enfatizaba mayores volúmenes de fuego, por lo que estaba armada con cuatro cañones de 10 pulgadas en torretas gemelas hacia adelante y hacia atrás y once 6 pulgadas, cinco en cada viga y una como arco cazador El armamento anti-torpederos era el habitual de veintitrés pulgadas. Ella alcanzó un máximo de 18 nudos y cuando estaba completamente cargada también tenía su cinturón de armadura completamente sumergido, una falla común en los diseños rusos.
Aquí terminan las naves capitales modernas, el resto del escuadrón está compuesto por una generación anterior y obsoleta de naves.


Sissoi Veliki. El débil armamento secundario limitaba su efectividad.

Sissoi Veliki, un acorazado de 10400 toneladas comisionado en 1896, estaba armada con cuatro 12 pulgadas en torretas gemelas, pero sufría de una batería secundaria débil de solo tres 6 pulgadas en cada viga, el armamento anti-torpedero era de doce cañones de 3 pdr (47 mm) . Tenía una velocidad máxima de 15,7 nudos a expensas del alto consumo de carbón.


Navarin. Observe la disposición distintiva de sus embudos.

Navarin era un acorazado de 10200 toneladas comisionado en 1896, pero incluso entonces considerado obsoleto, tenía la misma forma de disposición de cañones de 12 pulgadas de lo anterior, aunque con 12 pulgadas menos potentes y cuatro 6 pulgadas en cada viga. Ocho cañones 3pdr comprendían la protección del bote torpedero, y el barco era capaz de navegar a 15 nudos.


Almirante Nakhimov. Inadecuadamente protegida y con una batería secundaria vulnerable, no tenía por qué estar en la línea de batalla.

El almirante Nakhimov estaba más cerca de la definición de un crucero blindado que de un acorazado, desplazando 8500 toneladas que se completó en 1888. Su armamento era de cuatro 8 pulgadas en torretas gemelas hacia adelante y hacia atrás y hacia atrás, y cinco 6 pulgadas en cada viga, pero en baterías sin protección. Su velocidad máxima era de 14 nudos y su armadura inadecuada en el mejor de los casos.

El Tercer Escuadrón del Pacífico, bajo el almirante Nebogatov, estaba completamente compuesto de barcos obsoletos y el almirante Rozhestvensky los había considerado más un obstáculo para su flota que cualquier otra cosa, refiriéndose a ellos como los "autodestructores".


Imperator Nikolai I. A pesar de la reciente modernización, ella todavía estaba obsoleta.


El Imperator Nikolai I, el buque insignia de Nebogatov, fue un acorazado de 9672 toneladas completado en 1892 pero modernizado en 1898. Armado con una torreta de cañones gemelos de 12 pulgadas hacia adelante y una batería de dos cañones de 9 pulgadas y cuatro 6 pulgadas en cada viga. Ella montó dieciséis 3pdrs y al vapor a 15 nudos.


Destinados a operaciones costeras, los pequeños acorazados fueron un intento desesperado de reforzar el poder de combate de las flotas.

Por último llegaron los tres acorazados de defensa costera, el almirante Ushakov, el almirante Seniavin y el general almirante Graf Apraksin, pequeñas embarcaciones de 5000 toneladas estaban armadas con cuatro cañones de 10 pulgadas en torretas gemelas de proa y popa y cuatro cañones de 4.7 pulgadas. Su velocidad máxima era de unos 15 nudos, sin embargo, su diseño no había tenido en cuenta las operaciones en alta mar.


Oleg, el crucero más moderno del escuadrón.

Los buques de apoyo en la flota rusa eran una mezcla de tres cruceros modernos capaces de más de 19 nudos, Svietlana, Oleg y Aurora, dos viejos cruceros protegidos, Dimitri Donskoi y Vladimir Monomakh, demasiado lentos para ser efectivos a 15 nudos, dos exploradores rápidos cruceros desplegados con los destructores, de los cuales había dos divisiones de cuatro barcos cada uno, y 5 barcos mercantes armados. No es una fuerza de combate muy formidable en ningún sentido de la definición.

La flota japonesa

 
Almirante Togo Heihachiro.

En contraste con el escuadrón ruso en gran parte obsoleto, el almirante japonés Togo Heihachiro tenía una flota compuesta en gran parte de barcos modernos de buen diseño tripulados por marineros endurecidos por la batalla. Habían tenido tiempo de reparar el daño de batalla del Mar Amarillo en Japón y estaban listos para la acción cuando llegó la flota rusa. La falta de acorazados se compensó con la adición de cruceros blindados en la línea de batalla.

La primera división bajo el almirante Togo consistió en los 4 acorazados modernos más dos cruceros blindados.


Mikasa, el mejor acorazado de la flota de Togo.

El buque insignia del almirante Togo fue el Mikasa de 15600 toneladas, lanzado en Gran Bretaña en 1900, construido con los últimos diseños de acorazados británicos. Estaba armada con cuatro pistolas de 12 pulgadas en torretas gemelas hacia adelante y hacia atrás y catorce 6 pulgadas, siete en cada viga. La protección del bote torpedero fue proporcionada por veinte 12pdrs y la última armadura cementada Krupp se empleó en el cinturón y las barbettes. El barco era capaz de 18 nudos, y fue considerado como uno de los mejor protegidos y efectivos de su tiempo.


Fuji anclado.

Fuji fue un poco más viejo lanzado en 1897. Desplazando 12500 toneladas, tenía un armamento de cuatro cañones de 12 pulgadas en la disposición habitual de doble torreta, sin embargo, los cañones solo podían cargarse con las torretas entrenadas hacia adelante y hacia atrás, lo que limitaba la cadencia de tiro. . Diez 6 inchers comprendían el armamento secundario y el barco tenía dieciséis 12pdrs. La velocidad máxima fue de 18 nudos.



Asahi Su supervivencia después de golpear una mina en 1904 atestiguó la efectividad de su subdivisión interna.

Asahi era un acorazado de 15200 toneladas, completado en 1900, tenía un armamento de cuatro cañones de 12 pulgadas y catorce 6 pulgadas así como veinte 12pdrs, su armadura no era tan moderna como la de Mikasa, sin embargo, una buena subdivisión interna le había permitido sobrevivir golpeando a un ruso mía antes en la guerra. Su velocidad máxima era de 18 nudos.



Shikishima

El último acorazado fue Shikishima, un barco de 14850 toneladas lanzado en 1900. Su armamento estaba compuesto por las habituales cuatro 12 pulgadas en torretas gemelas y catorce 6 pulgadas, y era capaz de navegar a 18 nudos.

Al observar los acorazados japoneses, queda claro que una formación de tales barcos tendría una velocidad mucho mayor que la de la formación rusa limitada a menos de 15 nudos, una ventaja que no se debe tomar a la ligera, ya que permitiría a los japoneses mantener la iniciativa y controlar el compromiso a lo largo de la duración de la batalla.

Al considerar la artillería pre-dreadnought y la importancia del arma de 6 pulgadas, no debemos olvidar que el gran crucero blindado era una nave capital tan poderosa como el acorazado, aunque menos blindada, y los japoneses tenían 8 de ellos. Su armamento fue posiblemente más efectivo en la batalla que el de los acorazados, ya que el objetivo continuo podría emplearse en los cañones de 8 pulgadas, lo que los hace mejores para alcanzar objetivos de largo alcance que los de 10 y 12 pulgadas de acorazados.



Kasuga

Kasuga y Nisshin fueron buques de 7700 toneladas construidos en Italia. Armado con una pistola de 10 pulgadas hacia adelante (o, en el caso de Nisshin, una doble torreta de 8 pulgadas) y una torreta doble de 8 pulgadas hacia atrás, la batería secundaria tenía catorce 6 pulgadas. Las embarcaciones eran capaces de 20 nudos.

Los cruceros blindados restantes formaron la segunda división bajo el Vicealmirante Kamimura.



Idzumo Fuertemente armado y rápido uno puede trazar un paralelo al concepto posterior de crucero de batalla.

Idzumo e Iwate desplazaron 9750 toneladas, completadas en 1901. Armados con cuatro 8 inchers en torretas gemelas y catorce 6 inchers, fueron tan efectivos en la batalla como un acorazado, y más rápidos a 20.75 nudos.


Tokiwa fondeado.

Asama y Tokiwa tenían el mismo patrón, construido en Inglaterra y lanzado en 1899. Su velocidad máxima se restringió a 19 nudos por razones de seguridad.



Los franceses construyeron Adzuma.

Adzuma desplazó 9370 toneladas. Completado en Francia en 1900, era similar a los barcos mencionados anteriormente, pero tenía dos cañones cortos de 6 pulgadas. Igualmente armado estaba el Yakumo de 9646 toneladas, construido en Alemania en el mismo año.
Las naves de apoyo estaban compuestas por 8 cruceros, la mayoría de ellos capaces de más de 20 nudos, cinco divisiones de destructores de torpederos y algunas naves de despacho adicionales.



Los antiguos cruceros de la clase Matsushima tenían un canet canet de 12.6 pulgadas obsoleto como armamento principal.


También se desplegaron buques obsoletos más antiguos en tareas de apoyo, como el tercer escuadrón bajo el mando del vicealmirante Kataoka, que son tres cruceros de clase Matsushima, un viejo barco que desplaza 4217 toneladas y está armado con un arma de 12.7 pulgadas y once 4.7 pulgadas, el primero El chino Chin Yen y 6 viejos cruceros de la década de 1890. También se desplegaron 27 torpederos pequeños.
Por último, el Escuadrón Auxiliar compuesto por 3 torpederos y 7 cruceros mercantes auxiliares que Togo utilizó para explorar.


El compromiso:


Encuentro:

Desde el momento en que Rozhestvensky se dio cuenta de que el Primer Escuadrón del Pacífico asediado en Port Arthur estaba condenado y que no quedaban esperanzas de levantar el asedio, sus intenciones eran llegar a Vladivostok sin atacar al cuerpo principal de la flota japonesa, aunque destruyendo unidades aisladas más pequeñas si la situación se presentó para satisfacer propósitos políticos.

El almirante era consciente de la pobre forma de su flota, no adecuadamente perforada en artillería ni maniobra, y limitada en su velocidad y maniobrabilidad por el almirante Nakhimov y otros buques obsoletos. En ese momento, cualquier batalla decisiva favorecería a los japoneses, y Rozhestvensky tenía el mejor interés en evitarla. Al llegar a Vladivostok sería capaz de mantener su flota segura y significativa como fuerza de combate, impugnando el control japonés del océano y esperando un mejor momento para atacar.

Para inducir a Togo a dividir su flota, Rozhestvensky envió un par de AMC a la costa de Japón y otro par a Shangai, el cuerpo principal de la flota rusa iría a Vladivostok a través del Estrecho de Tsushima hundiendo todo lo que encontraran sin romper formación, o eso fue el plan de todos modos.

La flota rusa se formó en tres divisiones de acorazados de cuatro naves cada una, la primera fue la de los Borodinos en línea en la cabecera de una columna, seguida por Osliabia, Sissoi Veliki, Navarin y el Almirante Nakhimov formando la segunda división, paralela a ellos era otra columna. formado por los auto-hundidores del tercer escuadrón pacífico que forma la tercera división, seguido de la primera división de crucero. Las columnas fueron protegidas por los cruceros rápidos y dos divisiones de destructores, que sin embargo se unirían a los barcos de transporte en caso de una batalla, y toda la formación fue precedida por AMC en un papel de exploración.


En este mapa se pueden observar las ubicaciones de Port Arthur y Vladivostok, así como el estrecho de Tsushima.

El almirante Togo, sabiendo que sus naves eran más rápidas y su formación más maniobrable que la rusa, pretendía que su primer escuadrón cruzara la T del ruso y su segundo escuadrón para atacar desde una dirección diferente concentrando su poder de fuego en una porción específica de la flota enemiga en para destruirlo lo más rápido posible, y sabiendo que el estrecho de Tsushima era la forma más probable para que Rozhestvensky navegara hacia Vladivostok, colocó una pantalla de cruceros y AMC para detectar la flota rusa. Para los japoneses era esencial obtener una victoria decisiva, ya que la nación isleña estaba en apuros para sostener la guerra y necesitaba desesperadamente llevar al enemigo a la mesa de negociaciones para buscar términos favorables.

El 27 de mayo, a las 04:45, el AMC Shinano Maru vio la formación rusa y comunicó su posición por radio a la flota japonesa, y a las 13:39 Togo tuvo contacto visual con la flota rusa.

La bandera "Z" voló desde el mástil principal de Mikasa, y su significado es "El destino del Imperio depende del resultado de esta batalla, deja que cada hombre cumpla con su deber".

La insignia "Z".

Los rusos habían formado una línea de batalla con la tercera división formándose detrás de la primera y la segunda y los cruceros y transportes formándose a estribor con los destructores entre ellos.


Acción diurna

Los primeros disparos de la batalla fueron disparados por los rusos cuando los japoneses ejecutaron un giro hacia el puerto para estar en una mejor posición para atacar a la vanguardia rusa, pero se hicieron pocos golpes y los proyectiles rusos fueron bastante ineficaces. Luego, los japoneses abrieron fuego a unas 6000 yardas, concentrando su fuego en Osliabia y Suvorov, con efectos devastadores. Los cañones de 6 pulgadas de los japoneses que usaban puntería continua y disparaban proyectiles de alto explosivo cargados con Shimose, un explosivo especialmente poderoso para la época, tuvieron el efecto de prender fuego a cualquier cosa hecha de madera y barrer las cubiertas con astillas, pero ocasionalmente 8 pulgadas y Se reportaron golpes de 12 pulgadas.
Las flotas se mantuvieron en cursos paralelos con las maniobras rusas para evitar que se cruzara su T y se intercambiara el fuego a una distancia de 5500 yardas, y el fuego de retorno ruso se vio gravemente afectado por los efectos del alto explosivo y los incendios en sus barcos. .

A las 14:40, los japoneses se acercaron y lograron aterrizar dos golpes más de 12 pulgadas en Osliabia, que se convirtió en estribor, se detuvo y desarrolló una mala lista a babor cuando el capitán inundó las revistas portuarias en un intento fallido de equilibrar la inundación a estribor , hundiéndose unos 40 minutos después. y los sobrevivientes fueron recogidos por destructores. En rápida sucesión, el buque insignia Suvorov sufrió un puente principal destruido y atascó la dirección y se volvió hacia estribor al caer de la línea.

El Osliabia recibió un golpe en su arco causando graves inundaciones. Mientras continuaba abriéndose paso a 10 nudos, se forzó más agua adentro, lo que agravó la situación. Mientras el barco se acercaba a estribor, el capitán ordenó que se inundara la revista del puerto. Eso sirvió para el barco ya que se perdió toda la estabilidad restante, se inclinó hacia el puerto y se hundió.

Las flotas luego reanudaron el fuego de fuego a 3500 yardas, y la ventaja fue para los japoneses debido a sus proyectiles más efectivos. La segunda división japonesa luego cruzó la T rusa y mantuvo el fuego altamente efectivo en los principales barcos enemigos. Las maniobras confusas hechas por la línea rusa cuando intentaba seguir al dañado Suvorov y luego volver al curso original condujeron a la confusión en la línea japonesa, y alrededor de las 15:10 las flotas se separaron por un breve período de tiempo, con Togo temiendo un ataque en su retaguardia por una parte invisible de la flota rusa, a las 15:49 le reformaron su línea en el orden mencionado anteriormente y regresaron a la flota rusa. A las 15:45 otro golpe en la torre de mando del Suvorov hirió al Almirante Rozhestvensky en la cabeza y lo dejó fuera de combate inconsciente.

Las flotas se reunieron nuevamente a las 16:00, y los rusos se vieron obligados a cambiar de rumbo para evitar cruzar su T, lo que llevó al Suvorov, que había sido el objetivo principal de la segunda división japonesa durante un tiempo considerable, a convertirse por completo expuesto a la primera división, que centró su fuego en el buque insignia ruso afectado, lo que permitió a la flota rusa abrirse paso en la niebla.

Cuando Togo giró sus barcos hacia el puerto para proteger su retaguardia contra una maniobra rusa, rompió el contacto con la flota rusa, y cuando giró hacia el puerto a las 17:00, los destructores japoneses encontraron que el Suvorov todavía estaba haciendo 10 nudos y logró golpearla. con un torpedo, causando más daño. Sin embargo, cualquier ataque adicional al Suvorov fue enviado por la llegada de la flota rusa, que había dado un giro hacia estribor y regresó en dirección norte para rescatar al Almirante.

A las 17:50 los rusos habían logrado reformar la línea y transferir al Almirante Rozhestvensky desde el Suvorov al destructor Buini, y el mando de la flota se transfirió oficialmente al Almirante Nebogatov. La línea ahora estaba dirigida por Borodino y tenía el Aleksander III dañado fuera de él en un curso paralelo a estribor, de popa a estribor fueron los transportes y al puerto vinieron los cruceros. A pesar de que todavía se estaban disparando en ese punto, no fueron muy efectivos a 6500 yardas.
A las 18:50, Aleksander III se salió de la línea de babor, se dio la vuelta y se hundió junto con 836 de su tripulación, dejando a cuatro sobrevivientes.

Cuando la luz se estaba poniendo baja, Togo ordenó a la formación japonesa que cesara el fuego, y a las 19:20 cuando Fuji disparó su última salva que ya estaba cargada. Ella anotó un golpe de 12 pulgadas en la revista delantera del Borodino, causando una explosión masiva que llevó a la nave a volcarse y hundirse junto con su cumplido de 855 hombres, de los cuales solo se salvó uno.

Mientras los torpederos japoneses impedían el paso, la flota rusa tomó un rumbo hacia el sudeste.

Mientras tanto, la tercera división japonesa bajo Kataoka, encargada de hundir a los rezagados, se ocupó del Suvorov y logró aterrizar varios impactos de 12.6 pulgadas y al final 3 torpedos dispararon a un alcance de aproximadamente 300 yardas, algo que solo fue posible porque la mayoría de las armas de 3 pulgadas habían sido desactivadas por el torrente de alto explosivo. Los torpedos lograron detonar una revista y a las 19:30 el Suvorov se volcó y se hundió con todas las manos.




En este mapa se puede observar el movimiento de las flotas durante la acción del día.

Acción nocturna


En esta nueva fase de la batalla, Togo envió sus torpederos para atacar a la flota rusa, aunque los mares pesados ​​les hicieron realmente difícil atacar de manera efectiva. Los impactos se obtuvieron en dos de los viejos cruceros blindados, que se hundirían más tarde. También fue golpeada Navarin, aunque estaba sentada inmóvil en el agua por daños de batalla anteriores, sin embargo, no fueron la causa de su hundimiento, ya que eso sucedió a la mañana siguiente cuando el acorazado se puso en marcha nuevamente y golpeó dos minas colocadas delante de ella. Los destructores. El acorazado Sissoi Veliki también fue alcanzado por un torpedo en la popa, y comenzó a inundarse, rindiéndose a la mañana siguiente y hundiéndose alrededor de las 09:30.


Rendición rusa

A las 10:30 de la mañana siguiente, la flota japonesa abrió fuego a una distancia de 7500 yardas contra lo que quedaba de la línea rusa, y como no había esperanza de responder de manera efectiva con los barcos sobrevivientes, ya que su artillería era vieja y obsoleto, el único buque moderno que queda es Orel, que estaba demasiado dañado para ser efectivo. En ese momento, toda la flota japonesa estaba haciendo un anillo alrededor de los restos de la formación rusa, y no faltaba ninguna nave capital. A la vista, se perdieron todas las esperanzas para la flota rusa y el almirante Nebogatov ordenó a la flota que se rindiera, a pesar de las altas posibilidades de ser fusilado por emitir tal orden.

El almirante Rozhestvensky fue capturado más tarde este día cuando el destructor Byedovi se rindió a las unidades de persecución.

El único cuerpo significativo de barcos rusos no hundidos o capturados estaba compuesto por los cruceros Aurora, Oleg y Femtchug, que escaparon hacia el sur y fueron internados en Manila por los estadounidenses.


El cañón de 12 pulgadas del puerto en el Orel fue golpeado por un proyectil de 12 pulgadas que quedó fuera de servicio. Observe al soldado japonés haciendo guardia.



Más daño en las cubiertas superiores del Orel. Observe la torreta de cañón de 6 pulgadas.



Conclusiones importantes

En primer lugar, podemos observar cuán significativa fue la ventaja japonesa en la velocidad sobre los rusos, cuya línea a menudo era vapor a velocidades tan bajas como 9 nudos durante la batalla. Esta ventaja permitió a los japoneses decidir el alcance y el ángulo de enfrentamiento, y siempre tener a los rusos a la defensiva intentando desesperadamente evitar que se cruzara su T. También fue una ventaja ya que la formación rusa que huía no pudo romper el contacto al final, ya que la flota japonesa logró rodearlos.

Otra ventaja que tenían los japoneses era su artillería superior, ya que las mejores tripulaciones de cañones perforados que empleaban puntería continua lograban una mayor cadencia de tiro y una precisión superior a la de sus homólogos rusos. También fue relevante la munición empleada, ya que las naves de Togo hicieron un uso constante de pequeños explosivos de alto calibre disparados contra la superestructura y las cubiertas superiores de naves enemigas en rangos donde la perforación de la armadura habría sido ineficaz, y lograron incendiar y destruir armas y telémetros expuestos, destruyendo la capacidad rusa de disparar con precisión y, en muchos casos, incluso de mantener la formación, así como interrumpir la acción de las partes de control de daños.

Los efectos del bombardeo japonés se pueden describir con las palabras del capitán de segundo rango Vladimir Semenoff, a bordo del Suvorov:
“Parecía como si fueran minas, no proyectiles, que golpeaban el costado del barco y caían en la cubierta. Estallaron tan pronto como tocaron algo, en el momento en que encontraron el menor impedimento en su vuelo. Las barandillas, los embudos, los elevadores superiores de las torres de perforación de los barcos, fueron suficientes para causar una explosión completamente eficiente. Las placas de acero y la superestructura en la cubierta superior se hicieron pedazos, y las astillas causaron muchas bajas. Las escaleras de hierro se arrugaron en anillos, y las armas fueron literalmente arrojadas de sus montajes.
Tales estragos nunca serían causados ​​por el simple impacto de un proyectil, y mucho menos por el de sus astillas. Solo podría ser causado por la fuerza de la explosión. Aparentemente, los japoneses habían logrado darse cuenta de lo que los estadounidenses se habían esforzado por lograr al inventar su "Vesubio".
Además de esto, hubo una inusual alta temperatura y llama líquida de la explosión, que pareció extenderse por todo. De hecho, vi una placa de acero incendiarse por una explosión. Por supuesto, el acero no me quemé, pero sí la pintura. Materiales casi incombustibles como las hamacas y las hileras de cajas, empapadas de agua, estallaron en un momento. A veces era imposible ver nada con anteojos, debido a que todo estaba tan distorsionado con el tembloroso aire caliente. "



Osliabia sufre la artillería japonesa. Tenga en cuenta la intensa conflagración a babor y los feroces incendios incontrolados en la superestructura.

El fuego de retorno ruso se componía principalmente de proyectiles perforantes de armadura dirigidos al casco de los barcos enemigos, y bastante inexacto, causando daños muy limitados a los barcos japoneses, lo que demuestra su ineficacia es el hecho de que el Almirante Togo ordenó la batalla desde el puente abierto de Mikasa, sin tanto techo como cubierta, y no se retiró al puente blindado de batalla.

También se debe observar la escasez de golpes de 12 pulgadas a cada lado, pero el efecto devastador de golpes como el que hundió a Borodino, por ejemplo, o el que causó inundaciones en Osliabia. Cabe señalar que los rusos poseían 42 cañones de 10 pulgadas o más contra 17 en la línea japonesa, aunque con aproximadamente el doble de cadencia de fuego, y sin embargo, este último tenía la ventaja en cada ataque de fuego en la batalla.
No debe pasar desapercibido que de los 87 torpedos disparados en la batalla solo se anotaron 8 impactos, y la mayoría de ellos en barcos lisiados como el Suvorov y Navarin, y que solo el viejo crucero Vladimir Monomakh se hundió principalmente debido al daño del torpedo, ya que las otras naves golpeadas por torpedos ya sufrieron innumerables otros impactos. Eso enfatiza la inmadurez del torpedo temprano como un arma efectiva de hundimiento de barcos, ya que era más adecuado para acabar con barcos lisiados y luego ser disparados contra un barco que se movía a todo vapor y que tenían pocas posibilidades de golpear.

Por último, se debe prestar atención a las deficiencias en el diseño de los acorazados rusos de la clase Borodino, ya que rápidamente se volvieron inestables tras las inundaciones y tendieron a volcarse y hundirse. Eso ocurre principalmente por dos razones: en primer lugar, el diseño de la casa rodante de su casco, que normalmente es lo suficientemente estable pero carece de flotabilidad de reserva y tiende a perder el momento de enderezar cuanto más bajo se sienta en el agua de una manera mucho más seria que un casco de lado recto. En segundo lugar, los barcos ya tenían sobrepeso desde el principio, algo que agravó las deficiencias del diseño del casco.

Gran parte de la culpa de la derrota recayó sobre los hombros del almirante Rozhestvensky, quien asumió la responsabilidad total en la corte marcial cuando regresó a Rusia, sin embargo, el zar conmutó su sentencia de muerte alegando que estuvo inconsciente durante la mayor parte del tiempo. batalla. El almirante Nebogatov, que estuvo al mando durante la mayor parte de la batalla, se enfrentó a la misma corte marcial y pasó un tiempo en prisión. Las carreras y la reputación de ambos hombres se arruinaron.

Sin embargo, sería al menos parcialmente injusto echarle la culpa a los almirantes, ya que el alto mando debería haber sabido mejor que enviar una flota compuesta enteramente por barcos obsoletos o no probados recién salidos de un astillero en un viaje desesperado por medio mundo sin entrenamiento tripulaciones para luchar contra una de las fuerzas navales de combate mejor equipadas y endurecidas en el mundo, una que ya había derrotado a una flota rusa en la batalla.

Consecuencias más amplias:

Según las palabras de Sir Julian Corbett, la batalla de Tsushima fue "quizás la victoria naval más decisiva y completa de la historia", con 12 barcos capitales rusos hundidos y cuatro capturados, 4830 hombres muertos, 5907 hechos prisioneros y 1862 internados durante el período de la guerra. guerra contra 3 torpederos (2 perdidos por artillería rusa y 1 hundido debido a maniobras difíciles) y 117 hombres perdidos en el lado japonés.



La victoria en Tsushima completó la aniquilación total de la presencia naval rusa en el Lejano Oriente y permitió a Japón el control indiscutible de las vías marítimas. Sin embargo, las consecuencias políticas más amplias de esa victoria fueron aún más importantes, ya que la presión para que Rusia negocie la paz se hizo demasiado fuerte para ser ignorada y permitió que un Japón agotado resolviera un acuerdo y terminara la guerra en el mejor momento posible, como cualquier continuación de la guerra terrestre casi seguramente favorecería a Rusia, que había logrado acumular un gran ejército en Manchuria y lo había abastecido a través del ferrocarril transiberiano. Sin una victoria tan decisiva, los rusos probablemente habrían cambiado la situación en tierras privadas del Imperio de Japón de todos los recursos cruciales conquistados en la guerra.

Fuentes:

  • “Grove, Eric. Big Fleet Actions. London: Arms and Armour Press, 1991”
  • “Forczyk, Robert. Russian battleship vs Japanese battleship. Oxford. Osprey Publishing Ltd, 2009”