martes, 18 de junio de 2019

Infantería: La ametralladora ligera


Las ametralladoras ligeras

por Alexandre Beraldi || Sistemas de Armas





La Ametralladora Ligera es la base del poder de fuego de un Grupo de Combate, o de la unidad en que éste se subdivide, el Escalón. En el caso de que se produzca un accidente en el que se haya producido un accidente en el que se haya producido un accidente, en las emboscadas por ellas preparadas.

A diferencia de las ametralladoras medianas, las ametralladoras ligeras son armas de empleo individual, es decir, que no necesitan una guarnición de dos o más hombres para colocarla en régimen de funcionamiento con aprovechamiento máximo, lo que es una de sus grandes ventajas, en el caso de que se trate de un sistema de gestión de la calidad de la información,


Un soldado ametralladorista y un soldado granadero (en primer plano) dan cobertura al avance de un Grupo de Combate.

La Ametralladora Ligera es caracterizada por el bajo peso del arma en sí y de su munición, que generalmente es la misma empleada por el Fusil de Asalto de los demás integrantes del Grupo de Combate, y por las dimensiones reducidas cuando se la compara a una Ametralladora Mediana, lo que permite una mayor agilidad en los combates de selva, en los combates urbanos y en el embarque y desembarque de vehículos, posibilitando a su operador estar siempre "pegado" con el resto del grupo y en condiciones de prestar el apoyo inmediato.

El Ejército norteamericano fue el responsable del concepto y de la masificación del empleo de una Armada Automática de Apoyo de Grupo de Combate, cuando en la Segunda Guerra Mundial distribuyó los famosos fusiles automáticos BAR a razón de dos por Grupo de Combate, como forma de aumentar el ya extraordinario poder de fuego-para la época- de estas pequeñas fracciones, que ya estaban equipadas con los eficientes fusiles semiautomáticos M-1 Garand, carabinas M-1 y submetralladoras Thompson, haciendo este pequeño grupo de individuos, compuesto generalmente por nueve a trece hombres, apto para realizar, por sí solo y de manera eficaz, acciones de asalto, defensa y emboscada, con un poder de fuego capaz de eclipsar casi un Pelotón entero del Ejército Alemán, que disponía, en su mayoría, sólo de fusiles Mauser de acción manual y de subametralladoras MP38. Esto, obviamente, si este pelotón alemán no estaba con el apoyo de las temibles ametralladoras medias MG42. Pero el hecho es que, en una comparación pelotón frente al pelotón, el poder de fuego de los norteamericanos era abrumador, en gran parte gracias a la capacidad de "despejar" fuego automático sobre el enemigo desde pequeñas fracciones como los Grupos de Combate, no quedando bajo la entera dependencia del apoyo de fuego centralizado de las ametralladoras medias del grupo de armas de apoyo del pelotón.


El pionero: fusil automático BAR

Este nuevo concepto se estableció en la posguerra, haciendo que las ametralladoras ligeras absolutamente esenciales a la doctrina de empleo de cualquier ejército, del bloque occidental o no. En este período, la mayoría de las ametralladoras ligeras era nada más que una versión con caño pesado y bipé del fusil de asalto estándar empleado por la fuerza armada en cuestión, disparando a fuego automático y con el cerrojo cerrado, siendo alimentado por cargadores destacables compatibles con aquellos utilizados por el fusil de asalto del resto de la tropa. La honrosa excepción del período cupo al Ejército Soviético, que usaba la Ametralladora Ligera RPD, disparando la munición 7,62x39mm de la carabina SKS y del entonces nuevo AK-47, y con alimentación por cinta de eslabones metálicos, habiendo, sin embargo, una involución material de este ejército, que años después pasó a adoptar la Ametralladora Ligera RPK, que era nada más que un AK-47 con caño pesado y bípode como las similares occidentales de la época.


La revolucionaria - para la época - RPD. Foto: world.guns.ru

En la mayoría de los casos, el Fusil de Asalto producido de los años 50 hasta recientemente, tiene o ha tenido su versión ametralladora ligera, siendo esta usualmente la ya mencionada adaptación de caño pesado y bipé, tales como el binomio FAL y FAP, armas belgas mundialmente difundidas, siendo la combinación aún en el uso por nuestro Ejército Brasileño, los binomios H & K G3 y HK11, y G36 y LMG 36 alemanes, los rusos AK-47 y RPK, y AK-74 y RPK-74, los estadounidenses M-14 y M14 A1, y M- 16 y M-16 SAW, los israelíes GALIL y GALIL ARM, los ingleses SA80 y LSW, entre tantos. Otros, como los austriacos y su fusil Steyr Aug, buscaron una mejor adaptación a la tarea de proveer fuego automático de forma continua y sostenida, haciendo que el fusil de asalto empleado en la función de ametralladora ligera tenía el caño con la posibilidad de cambio rápido, además de disparar desde la posición de cerrojo abierto, eliminando así el fenómeno del "cook-off", que puede ser traducido por algo como "cocción", que nada más era que el sobrecalentamiento de la cámara y del caño debido al excesivo número de disparos hasta un punto en el que las municiones alimentadas y encerradas en el arma detonaban espontáneamente cuando se sometieron a este intenso calor, provocando disparos indefinidamente hasta que la munición fuera retirada o terminada.


Steyr Aug HBAR: la versión Ametralladora Ligera del famoso fusil de asalto austriaco.

Con estas mejoras, las ametralladoras ligeras pasaron a tener capacidad de fuego sustentable por largos períodos, pues bastaba con cambiar el cañón del arma cada doscientos o trescientos disparos para que ésta quedara tirando casi indefinidamente. Sin embargo, quedaba otro problema, que era el hecho de que toda la ametralladora ligera producida hasta entonces en el bloque occidental tenía un defecto de diseño incrustado en su diseño que hacía que, en intervalos que variaban de sólo 20 a 40 disparos, el arma tuviera una "negativa" o incidente de tiro: se acababa la munición del cargador. Esto generaba un intervalo de dos a cuatro segundos con cobertura de fuego y después casi tres segundos, que es el tiempo para que un soldado bien entrenado remunera el arma, sin cobertura alguna. Cualquier persona puede imaginar las consecuencias de parte de los integrantes de un Grupo de Combate de hacer un lance en campo abierto, avanzando sobre la posición enemiga bajo la cobertura del fuego automático de sus ametralladoras ligeras abrigadas sobre el terreno cuando, en medio del camino, éstas tienen que parar para recargar. A continuación, las dos soluciones obvias disponibles son, o se hagan lances más cortos, dentro del tiempo disponible de cobertura de fuego, permitido por el tamaño del cargador del arma, o haga que las ametralladoras disparen de forma intercalada, disparando una mientras la otra , lo que exige gran coordinación y reduce el volumen de fuego despejado en el blanco. Entonces, los dos obstáculos tácticos que se impone y que pueden tener consecuencias desastrosas son, respectivamente: y si el terreno no ofrece cobertura o abrigo para lances cortos? ¿Y si la ametralladora ligera que se encuentra tirando tiene una pane mecánica o incidente de tiro mientras la otra todavía está remembranando?


Un soldado ametralladorista norteamericano armado con una M-240B, una versión mejorada de nuestra conocida MAG, da cobertura al avance de sus compañeros por las calles de Irak.

Para solucionar estos problemas, se adoptó la alimentación por cinta de eslabones metálicos también para las ametralladoras ligeras, característica que era, hasta entonces, exclusiva de las ametralladoras medias y de las pesadas. De ahí en adelante estas armas pasaron a ser como versiones reducidas de las ametralladoras medianas, teniendo todas sus ventajas características, más al menor peso, a la mayor manejabilidad y al porte individual, resultantes del uso de una munición de menor peso. Como era ahora necesario aguantar los rigores de prolongados períodos de tiro, y como no había más la necesidad de dividir ciertos componentes como la caja de culata y el sistema de alimentación con los Fusiles de Asalto, la construcción de estas armas pasó a reflejarse en sus hermanas mayores, usando resistentes cajas de culata mecanizadas en acero y piezas más pequeñas más rústicas, aumentando el peso de estas armas, lo que acabó por traer un efecto muy positivo. Las ametralladoras ligeras anteriores eran, de hecho, ligeras. Tan leves que cuando disparaban sus proyectiles se dispersaban rápidamente, haciendo que la distancia en que los disparos pudieran mantenerse agrupados fuera muy corta, lo que reducía la posibilidad de, por ejemplo, concentrar un gran volumen de fuego supresivo en una trinchera enemiga en distancias mayores que 200m. Esta dispersión era causada por el retroceso del arma, que generaba un movimiento a cada tiro subsecuente. Una forma de reducir esta dispersión es aumentando el peso del arma, haciéndola más estable, lo que acabó por hacer, dando la posibilidad de mantener una concentración de fuego precisa a distancias mayores.

Estos son los motivos por los que las ametralladoras ligeras disparando municiones como el 5,56x45mm, alimentadas por cintas de eslabones metálicos y con tubos de cambio rápido dominan los arsenales de los ejércitos más actualizados, relegando armas como nuestro jurásico FAP a las vitrinas de sus museos. Y, habiendo explicado el "qué" y el "por qué" acerca de ametralladoras ligeras, vamos a ellas.


La FN Herstal MINIMI



Versión inicial de la FN Herstal MINIMI. Observe la culata metálica tubular fija y la caja de plástico para 200 cartuchos.

La MINIMI, también conocida como M-249 en las fuerzas armadas norteamericanas, es hoy la más difundida ametralladora ligera, estando en dotación por los ejércitos de innumerables países, como Estados Unidos, Inglaterra, Francia, Canadá, Italia, Bélgica, Australia entre muchos otros. Fue el arma Ametralladora Ligera de dotación del Ejército israelí hasta que éste se desarrolla a IMI NEGEV, y es el arma de apoyo de Grupo de Combate del Cuerpo de Infantería de Marina de Brasil. Por otra parte, abro aquí un paréntesis para subrayar que el Cuerpo de Infantería de Marina siempre ha sido mucho mejor equipado que la Infantería del Ejército Brasileño. Viene a mi memoria cuando, en los años de 1994, como Cadete de la AMAN, pasaba por una instrucción de ambientación con equipos de visión nocturna y con radios encriptadas en el parque del Curso Básico, y adivinen quién estaba allí para ministrar la instrucción? El personal del CFN, por supuesto, pues ni en la AMAN, la "top", "best of the best", en términos de Unidad del Ejército Brasileño, donde se forman sus Oficiales de carrera y futuros Comandantes, no había un mísero radio encriptado o gafas de visión nocturna representante del "estado del arte" para mostrar a los instructores. Pero sigamos.


Versión moderna de la FN Herstal MINIMI. Observe la teja protectora sobre el caño, la corredera retráctil y la empuñadura vertical fijada al guarda-mano. El arma está equipada con un visor térmico AN / PAS-13 TWS.

La MINIMI tiene sus orígenes en los años 1974, cuando el ingeniero Ernest Vervier, de la FN Herstal de Bélgica, resolvió desarrollar un arma automática de apoyo que fuera tan eficiente como la famosa MAG producida por aquella empresa, pero que fuera más ligera y fácil de que operaba por un solo hombre, disparando el cartucho calibre 5,56x45mm M193 del M-16, cuyo proyectil de 55 graines lanzado a 990m / s generaba sólo el 40% del retroceso de la munición 7,62x51mm OTAN tipo M80, que utilizaba un proyectil de 145 grains lanzado a 850m / s. Interesante notar la visión avanzada de esta empresa al desarrollar esta arma antes de que la munición 5,56x45mm fuera adoptada como estándar de la OTAN.

Para la suerte de la empresa, en el año 1976, las fuerzas armadas norteamericanas lanzaron un programa para verificar la viabilidad de un Arma Automática de Grupo de Combate (SAW - Squad Automatic Weapon) ligera, operable por un solo hombre y con capacidad de fuego efectivo hasta 1000m. Para este programa se postuló el Ballistics Laboratory de Aberdeen, con el XM106, una versión del M-16 disparando con cerrojo abierto, con un caño pesado de cambio rápido, y alimentado por el cargador estándar de treinta cartuchos, pero en un montaje con tres de estos cargadores soldados de lado a lado, para facilitar el suministro y aumentar el poder de fuego; el Rodman Labs, con la XM248, un arma con sistema de alimentación giratoria movido por un doble sistema de pistón a gas, utilizando una banda de eslabones metálicos con munición calibre 5,56x45mm, y disparando por cerrojo abierto; Heckler & Koch, con la XM262, que evolucionó y se convirtió en H & K23; y, finalmente, FN Herstal, con la XM249, la MINIMI, desarrollada hace dos años por la empresa.


Ametralladora Ligera Heckler & Koch HK23

El programa siguió con interminables pruebas que involucra innumerables sesiones de fuego continuo, con limpieza del arma solamente cada dos mil tiros y con prohibición del uso de aceites o lubricantes en el arma, haciendo que las pruebas de tiro fueran "en seco". Se realizaron sesiones para verificar el comportamiento de las armas en comparación con las ametralladoras medias, con pruebas involucrando precisión y dispersión, donde se descubrió que los efectos de vientos cruzados en la munición de 55 grains, calibre 5,56x45mm, tipo M193, hacía que se desvió lateralmente del blanco de manera casi similar a la munición de 145 graines, calibre 7,62x51mm, tipo M80 estándar de la OTAN, incluso a largo alcance, es decir, a más de 600m, siendo que la nueva munición 5,56x45mm belga , utilizada para fines de demostración y que acabó siendo adoptada por la OTAN bajo la designación SS109, la cual utilizaba un proyectil más pesado, de 62 grains, presentó comportamiento idéntico al de la 7,62x51mm OTAN en este aspecto. Las trayectorias balísticas de las municiones M193 y M80 eran virtualmente idénticas hasta los 600m, y de las municiones SS109 y M80 idénticas hasta los 800m. El poder de penetración de la munición SS109, con su punta de acero, se mostró equivalente al de la munición M80 en todas las circunstancias analizadas. Estos resultados, sumados a la excelente confiabilidad demostrada en las pruebas de campo en comparación con las demás candidatas, alentaron al US Army a adoptar el Arma Automática de Grupo de Combate ofrecida por FN Herstal, junto con el nuevo y más pequeño calibre para este propósito, nueva munición SS109. En el año 1984, FN Herstal MINIMI, ahora oficialmente denominada M249 SAW, comenzó a ser distribuida por la tropa, siendo la 82ª División Paracaidista la primera en recibirla.


M-249 SAW en su versión inicial. Observe que el arma no tiene la teja protectora sobre el caño y utiliza un rompecabezas corto de diseño belga, a diferencia de las versiones actuales, que utilizan el protector térmico sobre el caño y un rompecabezas idéntico al del Fuzil de Asalto M-16 A2.

La Ametralladora Ligera MINIMI funciona por toma de gases, con un émbolo solidario moviendo el transportador del cerrojo, que es del tipo giratorio, con dos grandes rebordes de bloqueo, en un mecanismo originado en la ametralladora LEWIS de la 1ª Gran Guerra y copiado por el pionero Fuzil de Asalto FG-42, siendo utilizado posteriormente en la famosa ametralladora media M-60. Después del evento de toma de gases hay una válvula de control de presión con un gran botón de ajuste de dos posiciones, siendo la posición abierta para disparo con el arma limpia y en condiciones normales, lo que confiere al arma una cadencia cíclica de 700 disparos por minuto, y la posición cerrada, con el aprovechamiento integral de los gases, para disparar con el arma extremadamente sucia o en ambientes cerrados (como, por ejemplo, desde el interior de un blindado de transporte de tropas), que produce una cadencia de 1.100 disparos por minuto.


FN Herstal MINIMI, versión PARA. Observe el gran botón regulador de gases, en formato de disco, justo debajo de la cañería. La manija de transporte, que también sirve para el manejo del caño caliente durante los intercambios rápidos, se extiende.

El arma tiene un tubo de cambio rápido, siendo que un soldado entrenado consigue efectuar la sustitución de un caño "agarrando fuego" por un debidamente enfriado en menos de ocho segundos y sin el uso de guantes, para ello debiendo presionar el gran botón en forma de lengüeta en la unión del tubo con la caja de culata y, sosteniendo por el asa de transporte solidaria al caño, tirarlo hacia adelante retirándolo y colocando otro a través del procedimiento inverso. Como el arma dispara por cerrojo abierto, no hay riesgo de "cook-off". Hay un bloqueo de seguridad en forma de un botón redondeado sobre la empuñadura del arma, que se mueve en sentido transversal a ésta, para trabar el cerrojo en posición y así impedir el disparo accidental. También como elemento de seguridad, hay un "diente" que captura el cerrojo si éste no fue lo suficientemente atrás para ser capturado por el mecanismo de gatillo, pero lo fue para alimentar una nueva munición en la cámara, evitando así que un arma muy carbonizada haya el pane de disparar incesantemente e independiente de mando del gatillo.


La Ametralladora Ligera FN Herstal MINIMI en misión de apoyo de fuego continuo: se encuentra fijada a un trípode, para garantizar mayor estabilidad y precisión a largas distancias. El arma está teniendo su cañón sustituido por el tirador, siendo que la facilidad con que éste desarrolla esta operación es tan grande que él ni sale de la posición de tiro.

La alimentación es hecha por el lado izquierdo del arma, a través de una banda de eslabones metálicos que usa los eslabones modelo M27, que no son más que una versión en miniatura del eslabón M13, el cual es usado por prácticamente todas las ametralladoras medianas de fabricación occidental, como la MAG, la M-60, la HK21 y la MG3, esta última la famosa MG42 alemana de la Segunda Gran Guerra, pero recalibrada para el 7,62x51mm OTAN. La banda de eslabones metálicos normalmente se compone de varias secuencias de una combinación de cinco municiones, consistente en cuatro municiones comunes, con proyectil SS109 de 62 graines, y una munición traza, con proyectil L110 de 64 grains, siendo que un total de 200 gramos los cartuchos vienen envasados ​​en una caja de plástico, que se coloca en la parte inferior del arma a través de un sistema de enganche rápido. La práctica demostró que esta caja plástica es un poco molesta en los largos desplazamientos a pie, golpeando contra el cuerpo del combatiente cuando el arma está en bandolera, siendo también muy pesada y ruidosa para las patrullas en la selva. Para remediar estos problemas se crearon dos nuevos cofres de munición en tejido, con capacidades para 100 y 200 cartuchos, siendo que sólo el enganche rápido de éstos se hace en plástico. Con esto, el combatiente con el arma en bandolera ya no es importunado por el incómodo golpe de la rígida caja de plástico de munición contra su cuerpo, al mismo tiempo que el combatiente haciendo largas patrullas puede optar por fijar la más pequeña y más ligera caja de 100 cartuchos al arma, haciendo menos cansancio el desplazamiento con el arma en posición de listo uso, mientras utiliza las cajas de 200 cartuchos para munición reserva, todos mucho más silenciosos.


Ametralladoras ligeras FN Herstal MINIMI en las versiones PARA (arriba) y SPW (abajo). Observe las cajas de munición de tejido con capacidad para 100 cartuchos. Estos pesan 1,25 kg cargados con 100 cartuchos de munición SS109. Bien menos que los 2,6kg que pesan la caja fuerte de tela para 200 cartuchos cargados con la misma munición, o aún los 2,75kg de la caja fuerte para 200 cartuchos, cargado. Observe también las culatas retráctiles en la posición recogida.

La carga normal de un combatiente armado con una ametralladora ligera MINIMI es de 600 cartuchos, siendo una caja fuerte con 200 cartuchos atascados al arma y dos cofres de 200 cartuchos presos a la vestimenta multifuncional, o en bolsillos específicos para uso en conjunto con el cinturón NA . El menor peso de la munición es una ventaja patente para el combatiente, pues mientras un cofre de 200 cartuchos de munición 5,56x45mm pesa 2,75 kg, una caja fuerte de 200 cartuchos de munición 7,62x51mm pesa 5,5kg. Por lo tanto, hay una diferencia de casi 14 kg en una carga de 1000 cartuchos, lo que demuestra cuán importante es el advenimiento del empleo de munición de menor calibre, en este tipo de arma, para las tropas no blindadas o motorizadas, tales como las de infantería paracaidista, de selva o de montaña, que cuentan tan sólo con los propios pies como forma de desplazamiento durante la mayor parte del tiempo de empleo. El menor peso de la munición garantiza un considerable aumento del poder de fuego de la ametralladora ligera, gracias a la mayor cantidad de munición disponible considerando el peso cargado, lo que es de extrema importancia para un arma que tiene como una de sus principales funciones disparar de forma incesante a fin de mantener al enemigo "de cabeza bajada", cubriendo el avance de los demás combatientes.

En situaciones de emergencia, la MINIMI puede ser alimentada por cargadores modelo M-16 estándar OTAN (STANAG), lo que hace que su cadencia de disparo sea aumentada a 1.100 disparos por minuto con el regulador de gases en la posición abierta, causando desgaste prematuro en el arma y reduciendo su vida útil en la medida en que el cerrojo se desplaza con mayor velocidad y sin resistencia, ya que no es necesario trazar la cinta de munición, y los componentes del sistema de alimentación de los eslabones metálicos funcionan en seco, que no fueron proyectados. Para atenuar este problema, el arma puede ser opcionalmente dotada de un sistema de amortiguación hidráulica, que ayuda a estabilizar la cadencia de tiro del arma, al tiempo que reduce el estrés en las partes móviles. Un sistema de tapas contra polvo y detritos, móviles y articulados entre sí, impide la entrada de suciedad en el mecanismo, sirviendo también para imposibilitar que la ametralladora sea simultáneamente alimentada por la cinta y el cargador. Como seguridad hay una lengüeta que aparece en el lateral derecho de la tapa del mecanismo de alimentación siempre que el arma se alimenta con una banda de eslabones metálicos y lista para el tiro.

La MINIMI posee un sistema de miras abierto, compuesto por una masa de mira ajustable en altura, la cual es protegida por un anillo metálico y fijada en un poste sobre el evento de toma de gases, siendo solidaria al caño removible, lo que permite que la visada a partir de cada caño sea finamente ajustada por el tirador, compensando por eventuales variaciones de fabricación del mismo. El asa de mira es del tipo rampa deslizante, con orificio de visada tipo "peep sight" y regulaciones de 300 a 1000m, en incrementos de 100m. También puede recibir numerosos accesorios para visado, tales como lunares, intensificadores de luz, entre otros, los cuales se colocan en un riel tipo Picatinny opcionalmente montado sobre la tapa articulada de alimentación de la banda de los eslabones metálicos.


Tres modelos de corredera retráctil disponibles para la ametralladora ligera MINIMI. Siendo, de arriba abajo: la primera, similar a la del fusil de asalto M-4, es usada por el Ejército Canadiense. El segundo modelo es el comúnmente utilizado en las versiones para y SPW. El tercer modelo es un tipo en prueba para el US Army, que no necesita ser girado 90º para trabar en la posición abierta.

La culata estándar se hace en polímero, lo que contribuye al reducido peso del arma. Hay la opción de uso de una culata retráctil, para tropas que normalmente embarcan y desembarcan de apretados vehículos blindados o aeronaves. Esta culata se hace en metal tubular, poseyendo un mecanismo giratorio que, en la posición retraída, aloja los tubos componentes de la culata en el lateral de la caja de culata, en una posición horizontal. Para extenderla basta con tirarla y girar 90º en el sentido horario, haciendo que esta traba en la posición abierta, con los tubos en alineación vertical. Hay dos orificios reforzados de fijación, uno delante del guarda-mano y debajo del cilindro de gases, y el otro delante y encima del gatillo, que permiten al arma ser utilizada en conjunto con trípodes o fijada en reparaciones articuladas de vehículos.

La Ametralladora Ligera MINIMI se puede encontrar en cinco versiones, a saber:

M-249 SAW, "Estándar" o Convencional



Ametralladora ligera M-249. Observe el protector térmico sobre el caño, la culata en polímero y el caño largo con rompe-llamas estándar M-16. Bien visible es el orificio de fijación del arma en reparaciones del tipo trípode o de vehículos, entre el guarda-mano y el bipé. El otro orificio está justo encima y delante del gatillo.

Es la versión en tamaño dicho "normal", con un caño de 465 mm de longitud y 1,8kg de peso, y normalmente empleando la culata fija en polímero, lo que le confiere una longitud total de 1040mm y un peso total de 7,1 kg sin munición. Este modelo fue adoptado por numerosas fuerzas militares, como los Estados Unidos, donde se conoce como M249, Australia, donde se denomina F-89, Canadá, donde se conoce como C9 LMG y C9 A1, Corea del Sur, que se llama K3, y Bélgica, Italia, Argentina, CFN de la Marina de Brasil, entre otros, que la llaman MINIMI. Hay versiones con esta longitud de caño y que emplean la culata retráctil, lo que aumenta su peso a 7,3kg.


Ametralladora ligera C9 A1 del Ejército Canadiense. Observe la culata retráctil similar a la del fusil de asalto M-4, la luneta de tiro ELCAN y el soporte para adaptación de la linterna Surefire, del lado izquierdo, y del puntero láser AN / PEQ-2, a la derecha. El arma utiliza un cofre de tejido para 200 cartuchos y tiene el acabado verde para facilitar el camuflaje. A diferencia de la M-249 SAW, no tiene el protector térmico sobre el tubo.

MINIMI PARA



FN Herstal MINIMI modelo PARA. Observe la culata retráctil, el caño de menor longitud y el protector térmico sobre el tubo. También posee los orificios para fijación en trípodes y vehículos.

Es la versión "acortada", con un caño de 349 mm de longitud y 1,6 kg de peso, normalmente utilizando la corredera retráctil, que le confiere una longitud total de 914mm con la culata extendida, y 766mm con la coraza retraída. Su peso queda en los 7,1 kg, sin munición, y su alcance efectivo cae de 1000m a 800m, dado el menor largo del tubo. Es la única versión adoptada por el Ejército Inglés y el Ejército Francés, que consideran que éste es el compromiso ideal entre tamaño, peso, portabilidad y eficiencia. También está dotada por Canadá bajo la denominación C9 A2.


Ametralladora ligera C9 A2 del Ejército Canadiense. Como su hermana mayor, ella también cuenta con la culata retráctil similar a la del fusil de asalto M-4, la luneta de tiro ELCAN y el soporte para adaptación de accesorios, estando equipada con un puntero láser AN / PEQ-2 del lado izquierdo. También tiene una caja fuerte de tejido para 200 cartuchos y el acabado verde.


MINIMI SPW



FN Herstal MINIMI modelo SPW. Observe la culata retraída, el caño de menor longitud, el guardaespaldas con los rieles Picatinny equipados con empuñadura vertical y deflectores de calor en los laterales, y el protector térmico sobre el caño. Esta versión no tiene los orificios para fijación en trípodes y vehículos.

La versión SPW o Special Purpose Weapon, que puede ser traducida por Arma de Empleo Especial, fue desarrollada a principios de los años 90, a fin de cumplir con los requisitos del United States Special Operations Command (USSOCOM), que demandaban por una Ametralladora Ligera aún más ligera y compacta que la MINIMI. Para satisfacer estos requisitos, la FN Herstal suprimió el sistema de alimentación por cargador modelo M-16 estándar OTAN (STANAG), pasando el arma a ser alimentada tan sólo por cinta de eslabones metálicos; eliminó los orificios de fijación para trípodes y reparaciones; colocó la culata retráctil como estándar; introdujo un guarda-mano compuesto por tres rieles Picatinny, los cuales podían recibir deflectores de calor, empuñadura vertical, apuntador láser y linternas, entre otros accesorios; y, finalmente, desarrolló un nuevo caño con ranuras longitudinales destinadas a reducir el peso y aumentar la capacidad de enfriamiento de este componente crítico del armamento.


Combatiente emergiendo del agua con una ametralladora ligera Mk 46 Mod. 0 equipada con visor Aimpoint Comp M2 y corredera retráctil. Observe el tubo con las ranuras longitudinales para reducir el peso y facilitar la refrigeración.

Con todos estos cambios, la Ametralladora Ligera MINIMI SPW se quedó con 908mm de largo con la culata extendida, y 762mm con la coraza retraída. Su caño de 406mm pesa apenas 1,04kg, lo que, con los demás cambios mencionados, redujo el peso total del arma a unos 5,75kg. El alcance efectivo es de 800m, pero dado el bajo peso, la dispersión es mayor. Es un arma más apropiada para las menores distancias y altas velocidades de los combates urbano y de selva, dada la compatibilidad, manejabilidad, bajo peso y gran poder de fuego.

MINIMI Mk 46 Mod. 0



Mk 46 Mod. 0, la versión utilizada por el SEAL. Observe la culata retráctil, el caño de menor longitud con las ranuras longitudinales y los deflectores de calor en los laterales del guardaespaldas, fijados a los rieles Picatinny. Se trata de una versión más actual y está equipada con una culata retráctil, poco diferenciando de la SPW. En realidad, las únicas diferencias son el uso, en esta versión, del carril Picatinny sobre el caño, en lugar del protector térmico de la SPW, y el acabado anti-corrosivo más elaborado. Bien visible en esta foto está la ausencia de receptáculo para cargadores del tipo M-16, que en las versiones M-249 y PARA queda justo debajo de la ventana de inserción de la cinta de munición.

Es la versión de la Ametralladora Ligera de la FN Herstal adoptada por los SEAL de la US Navy. Es básicamente una MINIMI SPW con la culata fija en polímero, sin la manija de transporte y con un mejor acabado anticorrosión. Las medidas y pesos son los mismos de la citada versión, de la cual también mantiene el caño de bajo peso. En el caso de que se produzca un cambio en la calidad de la información,


Versión inicial de la Mk 46 Mod. 0, con la culata en polímero.


Otra vista de la Mk 46 Mod. 0.


Mk 46 Mod. 0 con la tapa de alimentación en posición abierta, lista para recibir una cinta de munición.

M-249 PI



M-249 PI. Es básicamente un MINIMI modelo PARA con el guardaespaldas de tres carriles Picatinny de la versión SPW.

La versión PI, "Product Improved" o el producto mejorado, es la última actualización de la M-249 SAW del US Army, con mejoras introducidas después del "feed-back" de los soldados involucrados en los combates en Irak. El arma recibió un guarda-manos con tres carriles Picatinny, una corredera retráctil y la más pequeña cañería de la versión PARA. El nuevo guarda-mano normalmente se utiliza junto con una empuñadura vertical, lo que no permite que el bipé sea totalmente doblado y almacenado bajo el caño. En realidad este detalle es insignificante, pues en combate, en el corre-corre y con los frecuentes cambios de posición, no hay tiempo para quedarse doblando y desdoblando el bipé, siendo normal dejarlo extendido.


Detalle del guardamano de tres carriles Picatinny de la M-249 PI. Tenga en cuenta que utiliza el mismo protector térmico sobre el tubo de la tradicional M-249. Como ella está sin la empuñadura vertical, el bipé puede ser totalmente doblado y alojado bajo el caño.


Otra vista de la M-249 PI, la nueva ametralladora ligera del US Army.

lunes, 17 de junio de 2019

Virreinato del Río de la Plata: Virrey Cevallos avanza sobre las colonias en Brasil

Batalla de Santa Catarina, 1777

Weapons and Warfare






Las largas tensiones entre portugués y español sobre el área del Uruguay moderno (en particular la base portuguesa en Sacramento), llevaron a una importante expedición naval española que atacó la isla de Santa Catarina. El mapa muestra esta expedición, con los barcos, que incluían transportes de tropas, marcados en rojo. Los buques de guerra portugueses fueron dejados de lado y las posiciones portuguesas se tomaron rápidamente. El acuerdo posterior dejó a Sacramento como español pero no a Santa Catarina. Los españoles también habían tomado Port Egmont, la base británica en las Islas Malvinas, en 1770, pero la presión naval británica llevó a los españoles a restaurar Port Egmont.

6-7 de febrero de 1777.

Una expedición española de 116 barcos y 19.000 hombres aparece en Brasil, encabezada por la flota del Vicealmirante Francisco Javier Everardo Tilly y Paredes, Marqués de Casa Tilly y Caballero de la Orden de Santiago, que forma parte del Poderoso de 74 armas. el capitán de la bandera Juan de Langara, San Damaso de Francisco de Borja, Santiago la América de Antonio Asorio y Herreras, San José de José Bauzes y la Monarca de Antonio Osorio y Funco; la Septentrion de 64 cañones; las fragatas Santa Ana, Santa Clara, Santa Florentina, Santa Teresa, Santa Margarita, Santa Rosa y Liebre; el chambequin andaluz; los buques bomba Santa Casilda y Santa Eulalia; más tres consortes menores. Interceptan a un trío de comerciantes portugueses que viajan desde Río de Janeiro hacia Europa, aunque el propósito real de la formación española es tomar represalias en una escala mucho mayor por los recientes enfrentamientos en América del Sur. Unos 8,600 hombres de infantería, 640 dragones y 150 artilleros de 10 regimientos diferentes están a bordo de 96 transportes del veterano teniente general Pedro de Cevallos, Caballero de las Órdenes de Santiago y San Genaro y ahora también virrey designado por Buenos Aires.

Dirigido originalmente para asaltar el avanzado puesto de avanzada portugués de Colonia do Sacramento (Uruguay), de Cevallos decide atacar la isla de Santa Catarina de Brasil al pasar, por encima de las objeciones de su homólogo naval, el Almirante de Tilly. Mientras avanza hacia el suroeste hacia este destino, la enorme flota española separa a los cuatro barcos portugueses de la línea de MacDouall, cuatro fragatas y cuatro auxiliares, que se encuentran anclados en Garupas el 17 de febrero.

20 de febrero de 1777.

Santa Catarina. De Cevallos y el Almirante de Tilly se materializan fuera de esta base brasileña, y desembarcan en la Bahía de Canavieiras en el extremo norte de la isla para buscar un punto de aterrizaje. Las entradas a ambos lados de la isla de Ratones están cubiertas por los fuertes Sao José y Santa Cruz, por lo que los atacantes desembarcan en la cercana playa de Sao Francisco la noche del 22 al 23 de febrero, sin oposición.

El objetivo de De Cevallos es sacar a Fort Sao José de la parte trasera, mientras que simultáneamente lo bombardea desde el mar con su barco de 60 cañones de la línea Septentrion, el Liebre y dos buques bomba; pero los 2,900 defensores portugueses no preparados bajo el mando del general Antonio Carlos Furtado de Mendoça abandonan todas sus ciudadelas sin luchar, la mayoría se retiran a tierra firme en bote, y luego abandonan en masa al marchar para reforzar el Río Grande. Las dos fortalezas de Santa Catarina, por lo tanto, caen en manos españolas para el 25 de febrero, junto con 195 piezas de artillería, después de las cuales 3.816 sobrevivientes de las tropas portuguesas y los residentes se entregan gradualmente el 5 de marzo en lugar de enfrentar el hambre en la jungla.

28 de marzo de 1777.

Después de instalar una guarnición en la isla de Santa Catarina bajo el mando del coronel de origen irlandés William Vaughan del Regimiento de Hibernia, De Ceval navega hacia el sur con la mayor parte de sus fuerzas, con la intención de desembarcar en Lagoa dos Patos, nuevamente, sobre las protestas y ataques del Almirante de Tilly. la concentración portuguesa en Río Grande junto con un movimiento hacia el noreste fuera de Uruguay por un ejército español bajo Vértiz. En cambio, su expedición se encuentra con un clima tan intenso que de Cevallos está obligado a entrar en Maldonado antes del 18 de abril, sin ver acción. Luego, separa los barcos más pesados ​​de la línea el 10 de mayo para navegar en busca del escuadrón portugués Mac Douall, mientras retiene su nave más ligera para conducir a su ejército hacia Sacramento.

9 de abril de 1777. 

Antonio Barreto, recientemente designado gobernador del "Alto Orinoco", sale de Santo Tomé de Guayana (Venezuela) con 50 soldados a bordo de nueve embarcaciones pequeñas para navegar río arriba. Reúne a otros 50 soldados más hacia el interior, luego investiga las defensas portuguesas a lo largo del río Negro.


Barco portugués de dos pisos de la línea a finales del siglo XVIII.

21 de abril de 1777.

El barco español de 74 cañones de la línea San Agustín del capitán José N. Zapiain y el auxiliar menor Santa Ana (que llegó demasiado tarde de Europa para adelantar a Cevallos y la expedición de Tilly, además de separarse de sus 74 cañones). El consorte Serio y la fragata Magdalena son capturados cerca de la desembocadura del río de la Plata por el escuadrón portugués Mac Douall.

22 de mayo de 1777.

Sacramento El mariscal de campo Victorio de Navia Osorio desembarca en la vanguardia de las 4.500 tropas de Cevallos en El Molino (a cinco kilómetros de este puesto de avanzada portugués) y, a pesar de las fuertes lluvias, se unió al día siguiente por el comandante en jefe. Esta expedición se refuerza aún más desde Buenos Aires, luego comienza a cavar sus primeros trabajos de asedio para el 30 de mayo, que consisten en una batería de mortero, otra batería de ocho libras para disparar tiros calientes, más un par de piezas pesadas y otras más ligeras para proteger el los flancos Los sorprendidos 700 soldados portugueses y 300 marineros bajo el coronel Francisco José de Rocha, ya medio hambrientos debido a un prolongado bloqueo español, demandan rápidamente las condiciones y se entregan en la tarde del 4 de junio. El botín de los españoles incluye 700 prisioneros, 141 Piezas de artillería, y 2.300 mosquetes.

De Cevallos pasó los siguientes dos meses demoliendo las fortificaciones en Sacramento y las baterías gemelas en la isla adyacente de San Gabriel con explosivos, antes de finalmente cerrar las naves de bloqueo para cerrar la entrada del puerto. Luego regresa a sus tropas para navegar hacia el este hacia Maldonado el 4 de agosto. Su intención es lanzar otra ofensiva contra Rio Grande, pero esto se cancela cuando el 27 de agosto llega la noticia de la restauración de las relaciones entre Madrid y Lisboa en Europa.

9 de julio de 1777.

De Tilly zarpa desde la isla de Santa Catarina con siete barcos de la línea y cinco fragatas, dirigiéndose hacia Río Grande. Sin embargo, el mal tiempo obstaculiza su progreso y lo obliga a pararse en el Río de la Plata antes del 26 de julio. Al acercarse al puerto después del anochecer, su fragata Santa Clara naufraga en el Banco Inglés y cae con 120 manos. La muerte de José I de Portugal el 23 de febrero de 1777 produjo un cambio en las políticas de Lisboa, ya que fue sucedido por su reina de origen español, María Victoria, quien pone fin a estas disputas mediante un tratado preliminar firmado en San Ildefonso el 1 de octubre. Los portugueses renuncian a todas las reclamaciones de Sacramento y Uruguay, y acuerdan volver a almacenar el barco San Agustín en España. Este último regresa a la isla Santa Catarina y acepta reconocer que Río Grande está dentro del territorio brasileño. Este acuerdo se finalizó en El Pardo el 24 de marzo de 1778 y, un mes después, la expedición de De Tilly abandona al Río de la Plata para regresar a casa.

UCAV: Los CH-4B chinos no andan del todo bien

Resulta que comprar un drone tipo Predator de imitación chino es una mala idea


El país de Jordania está experimentando el remordimiento de algún comprador serio.
imagen
Por Kyle Mizokami || Popular Mechanics





Al menos un comprador de la copia de China del famoso Predator no está muy contento. Jordania está vendiendo su flota de drones “Rainbow” CH-4B después de poseerlos por solo dos años. Según informes, el reino de Oriente Medio no estaba contento con el desempeño de los drones y está tratando de descargarlos en una subasta.

Los drones CH-4B aparecieron por primera vez en los medios públicos en 2016. Construido por la Corporación Aeroespacial de Ciencia y Tecnología de China (CASTC), el CH-4B parece muy similar al vehículo aéreo no tripulado armado de General Atomics MQ-9 Reaper. El CH-4B también tenía algunas especificaciones impresionantes, y Popular Mechanics señaló en julio de 2016 que podía transportar "hasta 770 libras de municiones, incluido el misil aire-superficie guiado por láser Blue Arrow 7, láser TG-100, inercial o bombas guiadas por GPS, y el misil antitanque HJ-10 ”. El avión no tripulado chino también podría volar hasta 14 horas, vagando por las áreas de la misión durante la mayor parte del día.




Hasta el año pasado, los expertos ya estaban llamando a China un ganador de la prisa por vender drones armados en el extranjero, ya que la burocracia de los Estados Unidos a menudo puede retrasar la venta de armas durante años. China no tiene ese problema y ha vendido el CH-4B a numerosos países, entre ellos Argelia, Nigeria, Jordania, Zambia, Irak, Arabia Saudita, Etiopía, Turkmenistán, los Emiratos Árabes Unidos, Pakistán y Myanmar.

Pero hay un problema: CASTC tiene un problema de drones inferior. Según FlightGlobal, Jordania se ha quejado de su flota de aviones no tripulados desde 2018. La Fuerza Aérea Real de Jordania se negó a entrar en detalles sobre por qué el CH-4B está decepcionado, pero simplemente dijo que estaba reduciendo el tamaño y eliminando varios tipos de aviones de su flota. Según Shepard Media, en noviembre de 2018, Jordania admitió que "no estaba contento con el rendimiento de la aeronave y estaba pensando en retirarlos".

Si está interesado en su propia flota de aviones no tripulados chinos, la oferta para los CH-4B termina el 1 de julio.


Fuente: FlightGlobal

domingo, 16 de junio de 2019

Mirage: Prototipo F2


Dassault Mirage F2


Wikipedia



Mirage F2

Tipo Avión de ataque
Fabricante Dassault Aviation
Primer vuelo 12 de junio de 1966
Estado Cancelado
N.º construidos 1 prototipo
Desarrollado en Dassault Mirage G





El Dassault Mirage F2 fue prototipo de avión de ataque biplaza francés que no entró en producción. Sirvió como banco de pruebas para el motor turbofán SNECMA TF306 y como base para el diseño del Dassault Mirage G, similar pero con alas de geometría variable.


Desarrollo

El Mirage F2, aunque conservaba algunas de las características del Mirage III, se trataba de un diseño muy distinto, que se apartaba de la configuración de ala en delta. Monoplano de ala alta con ala y superficies de cola aflechadas que incorporaba estabilizadores enterizos, el F2 estaba equipado con un turbofán Pratt&whitney TF30 cuando realizó su primer vuelo, el 12 de junio de 1966. Sólo se construyó un prototipo Mirage F2, pero en el Mirage F1 se utilizó una versión a escala reducida de las alas que se habían diseñado para aquel avión.


Especificaciones (Mirage F2 con motor TF30)

Referencia datos: The Illustrated Encyclopedia of Aircraft.1​

Características generales

Tripulación: 2
Longitud: 17,6 m
Envergadura: 10,5 m
Altura: 5,8 m
Peso vacío: 9.500 kg
Peso máximo al despegue: 18.000 kg
Planta motriz: 1× turbofán Pratt & Whitney TF30.
Empuje normal: 89 kN (9 072 kgf; 20 000 lbf) de empuje.


Rendimiento

Velocidad máxima operativa (Vno): 2 333 km/h (1 450 MPH; 1 260 kt) (Mach 2,2)
Techo de vuelo: 20 000 m (65 617 ft)




Guerra Fría: La invasión de Checosloquia en 1968

La invasión a Checoslovaquia de 1968

Weapons and Warfare



El Alto Mando soviético hizo todo lo posible para asegurarse de que las fuerzas entrantes no encontraran ninguna resistencia armada. Cuando las primeras tropas soviéticas cruzaron la frontera, el mariscal Grechko telefoneó al ministro de defensa nacional checoslovaco, el general Martin Dzúr, y le advirtió que si los soldados checoslovacos disparaban "incluso un solo tiro" en resistencia, el ejército soviético "aplastaría la resistencia sin piedad" y El mismo Dzúr sería "colgado de un poste de teléfono y disparado". Dzúr prestó atención a la advertencia ordenando a todas las tropas checoslovacas que permanecieran en sus cuarteles por tiempo indefinido, para evitar el uso de armas para cualquier propósito, y para ofrecer "toda la asistencia necesaria para el Fuerzas soviéticas ”. Una directiva similar fue emitida por el presidente y comandante en jefe checoslovaco, Ludvík Svoboda, después de que el embajador Chervonenko le informara de la invasión, en términos más cordiales, poco antes de la medianoche. Ni Dzúr ni Svoboda dieron la bienvenida a la invasión, pero ambos creían que la resistencia armada solo daría lugar a un derramamiento de sangre extenso e inútil. El Presidium de KSČ y el gobierno checoslovaco también instruyeron rápidamente al ejército y las fuerzas de seguridad a no presentar una oposición activa; y el comandante soviético de la invasión, el general Ivan Pavlovskii, emitió una declaración preparada en nombre del Alto Mando soviético instando a los soldados checoslovacos a permanecer en sus cuarteles. Como resultado de todos estos llamamientos, las tropas soviéticas y del Pacto de Varsovia no enfrentaron ninguna resistencia armada.



Las fuerzas soviéticas aerotransportadas y el personal de operaciones especiales de la KGB encabezaron la invasión, y fueron seguidos en unas pocas horas por casi 170,000 tropas soviéticas regulares. (En días subsiguientes, casi 300,000 soldados soviéticos más se mudaron a Checoslovaquia, con un total de alrededor de 450,000-500,000). En unas horas, las unidades lideradas por los soviéticos tomaron el control de las redes de transporte y comunicaciones de Checoslovaquia y rodearon todos los principales edificios del Partido Comunista y del gobierno. en Praga y otras ciudades. Las tropas soviéticas comenzaron a ocupar metódicamente los sitios clave (incluidas las bases militares y los campos de aviación) y establecieron nuevas instalaciones de comunicaciones y transmisión. En las primeras horas de la mañana del 21 de agosto, los comandos soviéticos de la división de élite Taman, acompañados por oficiales de la KGB y fuerzas de seguridad del Estado checoslovaco, ingresaron a la sede del Comité Central de KSČ y arrestaron a Dubček y a los otros miembros del Presidium de KSČ que habían apoyado la Primavera de Praga (excepto para el Primer Ministro Oldrich Černík, que había sido arrestado anteriormente en su oficina en el edificio de los Ministros del Gobierno). Poco después de que Dubček y los otros oficiales de KSČ se retiraran, toda Checoslovaquia cayó bajo el control militar soviético.

Por decisivos que hayan sido los resultados militares, parecían bastante vacíos cuando la invasión no logró sus objetivos políticos inmediatos. El principal objetivo político de la Unión Soviética el 20/21 de agosto fue facilitar una rápida transición hacia un "gobierno revolucionario" pro-Moscú, como se hizo en Hungría en noviembre de 1956, cuando las tropas soviéticas instalaron un "gobierno de trabajadores y campesinos" bajo Janoš Kádár. En Checoslovaquia, sin embargo, un gobierno pro-Moscú no se materializó inmediatamente después de la invasión. Las "fuerzas sanas" en Checoslovaquia no pudieron obtener el apoyo mayoritario en el Presidium de KSČ. La confusión resultante fue bien descrita en un cable de emergencia a Moscú de Kirill Mazurov, un miembro del Politburó soviético que había sido enviado a Checoslovaquia para supervisar el lado político de la invasión. Mazurov informó que los miembros de la línea dura de KSČ "se habían desquiciado un poco" y habían "perdido el nervio cuando las unidades militares soviéticas tardaron un poco en llegar" a la sede del Comité Central de KSČ.43 Al enterarse de que las tropas habían cruzado a Checoslovaquia, el Presidium de KSČ votó siete a cuatro para adoptar una declaración que condenaba la invasión, y esta declaración se emitió repetidamente en la radio y la televisión durante las siguientes horas y se publicó por completo en la portada de una edición especial del principal periódico de KSČ, Rudé právo, en 21 de agosto. Estos desarrollos, según Mazurov, causaron un desorden y pánico aún mayores entre las "fuerzas sanas", quienes "no pudieron recuperarse de la conmoción".

A pesar de este revés, los líderes soviéticos se mostraron reacios a abandonar su plan inicial, aparentemente porque se habían olvidado de idear cualquier opción alternativa. Es sorprendente, incluso en retrospectiva, que se hubieran comprometido tan fuertemente con una estrategia tan dudosa sin haber ideado una alternativa viable. Sin duda, esto fue en parte culpa de los funcionarios de la embajada soviética en Praga y de las fuentes soviéticas de la KGB que le aseguraron al Politburó del CPSU que "las fuerzas sanas en el Presidium de KSČ finalmente se consolidaron y cerraron sus filas para que ahora sean mayoría". Los miembros del Politburó de CPSU realmente esperaban que la invasión obtuviera un amplio apoyo oficial y popular (o al menos una aquiescencia) una vez que los "oportunistas de la derecha" en el KSČ fueran eliminados y el impacto inicial de la invasión hubiera desaparecido. Aunque la ley marcial debía imponerse en ciertas partes de Checoslovaquia el 21 de agosto, estaba pensada como una medida temporal y selectiva que podía levantarse tan pronto como se estableciera un "gobierno revolucionario" y las fuerzas "antisocialistas" y "contrarrevolucionarias" había sido neutralizado. La falta de cualquier intento por parte de las tropas invasoras para asumir las funciones del gobierno o el parlamento checoslovaco, la escala muy limitada del esfuerzo inicial de propaganda soviética dentro de Checoslovaquia y la escasa cantidad de disposiciones introducidas por las fuerzas soviéticas y de Europa oriental ( porque asumieron que un gobierno amigable de Checoslovaquia les reabastecería rápidamente, todos confirman que los líderes soviéticos esperaban una rápida transición hacia un régimen pro-Moscú.
Solo después de que los esfuerzos repetidos para establecer un gobierno posterior a la invasión se derrumbaron y la invasión se encontró con una oposición abrumadora en Checoslovaquia, tanto pública como oficialmente, los líderes soviéticos tuvieron una idea de cuán desfavorables eran las condiciones en Checoslovaquia. Un informe interno del Politburó soviético poco después de la invasión admitió que “75 a 90 por ciento de la población [checoslovaca]. . . considera la entrada de tropas soviéticas como un acto de ocupación ”. Informes de diplomáticos soviéticos indicaron que incluso la mayoría de los miembros de KSČ vieron la invasión en términos“ altamente negativos ”. Brezhnev y sus colegas reconocieron este punto, pero se resistían a admitir que habían juzgado la situación de manera errónea y no habían tomado las precauciones adecuadas. En cambio, atribuyeron el fiasco únicamente al "comportamiento cobarde" de las "fuerzas sanas" en Checoslovaquia y a la "falta de trabajo activo de propaganda" de las unidades soviéticas.



Frente a la masiva resistencia popular y oficial en Checoslovaquia, el Politburó soviético decidió iniciar negociaciones el 23 de agosto con Dubček y otros funcionarios de KSČ que habían sido arrestados en la mañana del 21. Después de cuatro días de conversaciones, las dos partes acordaron firmar el Protocolo de Moscú, que obligó a revertir varios elementos de la Primavera de Praga, pero también aseguró la reincorporación de la mayoría de los principales reformadores, incluida Dubček. La decisión de traer de vuelta a los funcionarios checoslovacos clave no fue satisfactoria con algunos miembros del Politburó soviético y con líderes de línea dura en Europa del Este. En un cónclave del Pacto de Varsovia el 24 de agosto, Gomułka insistió en que las tropas soviéticas y de Europa del Este debían ser "ordenadas para combatir la contrarrevolución" y tomar "todos los pasos necesarios" para "impedir que los derechistas y contrarrevolucionarios recuperen el poder". La situación en Hungría [en 1956] fue mejor que en Checoslovaquia hoy. "Las quejas de Gomułka fueron repetidas por Ulbricht, quien declaró que" si Dubček y Černík van a estar nuevamente en el liderazgo, ¿qué sentido tenía enviar a nuestras tropas allí? ¿El primer lugar? "Ulbricht advirtió que los reformadores de KSČ nos habían" engañado en Čierna y Bratislava "y" nos engañarán de nuevo ". Tanto él como Gomułka se unieron al líder búlgaro, Todor Zhivkov, para pedir la imposición de una" dictadura militar ”En checoslovaquia. Sus puntos de vista fueron respaldados por Andropov, Shelest, Podgornyi y algunos otros funcionarios soviéticos durante una reunión del Politburó del PCUS al día siguiente. Aludiendo a lo que se hizo en Hungría después de que las tropas soviéticas invadieran en 1956, Andropov propuso que se instale en Checoslovaquia un "gobierno revolucionario de trabajadores y campesinos" para llevar a cabo arrestos masivos y represión. Su sugerencia fue respaldada por otro miembro candidato del Politburó y secretario del PCUS, Dmitrii Ustinov, quien enfatizó que "debemos dar una mano libre a nuestras tropas".

Brezhnev, Kosygin y otros funcionarios rechazaron estos pedidos de una represión militar mucho más vigorosa (y presumiblemente más sangrienta). Aunque Brezhnev estaba dispuesto, in extremis, a imponer un gobierno militar directo en Checoslovaquia durante el tiempo que fuera necesario, él y la mayoría de sus colegas claramente esperaban encontrar primero una solución más aceptable. La tarea de encontrar tal solución se vio seriamente complicada por el colapso de los objetivos políticos iniciales de Moscú, pero un período sostenido de represión y "normalización" negó gradualmente el estado de ánimo desafiante de la población checoslovaca y consolidó los logros militares y políticos de la invasión. En abril de 1969, Dubček fue destituido de su cargo para siempre.

sábado, 15 de junio de 2019

Malvinas: Intimidades de Pérez desarrollando la ITB

Malvinas: el argentino que durante la guerra inventó un arma “berreta” que dejó fuera de combate al poderoso destructor Glamorgan 

Por Daniel Guillermo Gionco  ||  Infobae
* El autor es Ingeniero Electricista (UBA) e integró el Apostadero Naval Malvinas








 
El invento de Pérez: parte de la batería terrestre de misiles Exocet MM-38 montada sobre un trailer en una calle de Puerto Argentino. (Terence Laheney)

El día 4 de mayo de 1982, la Aviación Naval Argentina obtuvo una resonante victoria al destruir al poderoso buque inglés HMS Sheffield, utilizando aviones Super Étendard equipados con misiles Exocet AM-39 (Aire-Mar). Tras ese exitoso ataque, el Estado Mayor de la Armada estudió la posibilidad de emplear también su arsenal de misiles Exocet MM-38 (Mar-Mar), para detener la acción de los buques de guerra británicos, que efectuaban un persistente cañoneo naval nocturno sobre las unidades argentinas destacadas en las Islas Malvinas.

 
El Ingeniero Julio Marcelo Pérez a fines de 1982

Si bien los misiles Exocet MM-38 están diseñados para ser lanzados desde un buque contra otro buque, a mediados de mayo se encomendó al capitán Julio Marcelo Pérez y a un grupo de colaboradores de la Base Naval Puerto Belgrano que intentaran desarrollar los equipos que permitieran lanzar esos misiles desde instalaciones terrestres de las Malvinas.

El hombre preciso en el momento indicado

En aquel entonces Pérez tenía 45 años, y se había graduado de ingeniero con orientación electrónica en la Universidad de Buenos Aires, con un posgrado en Ingeniería Aeroespacial obtenido en la Universidad de Roma. Había además desarrollado la carrera de Oficial de la Armada Argentina, Cuerpo Comando, hasta alcanzar el grado de capitán de fragata.

Entre otras cosas, Pérez trabajó en Investigación y Desarrollo en el área de misiles de CITEFA, proyectó y ejecutó el montaje de los Exocet MM-38 en varios destructores de la Armada, y había viajado a Francia recientemente para supervisar la recepción de los misiles AM-39 destinados a los aviones Super Étendard (SUE).

 
Corte de una unidad contenedor-lanzador de misiles Exocet Mar-Mar (Wilfried Kartonbau)

Con astucia, charlando con ingenieros de la empresa Aérospatiale, Pérez les sacó cierta información "no escrita" sobre los misiles que fabricaban, lo que resultaría de primordial utilidad para el futuro éxito de los SUE y también para encarar el diseño, construcción y operación de un sistema para el emplazamiento terrestre de un lanzador de misiles Exocet MM-38.

Engañar al misil

Los estudios preliminares determinaron que para desmontar de un buque los misiles como su compleja instalación se necesitaría un tiempo demasiado prolongado, considerando la urgencia en detener el bombardeo naval enemigo.



 
Debajo del puente, el montaje de 6 unidades contenedor-lanzador de misiles Exocet MM-38 en el buque francés Jeanne d´Arc. (Franck Sourot)

Por lo tanto, se debió diseñar un equipamiento totalmente nuevo que fuese transportable por avión, sin contar con mucha información técnica, que sólo el fabricante de los misiles poseía.

Para ello, Pérez junto a los técnicos Luis A. Torelli y Antonio Shugt, encararon un relevamiento experimental que identificó las señales que el Exocet intercambiaba con su unidad de control, en cada una de las situaciones de tiro.

"Cortábamos cables y probábamos señales mediante cablecitos, y estos cablecitos se juntaban con otros para simular otras señales, y éstas otras eran aplicadas con pilas, y así obteníamos, sucesivamente, indicios, marcas, signos que nos permitían reconstruir un sistema", describió Pérez. "Al cabo de numerosos ensayos, llegamos a la conclusión, casi fantástica, de que sí, podíamos engañar al misil".

A partir de aquella seguridad se construyó un sistema que simulaba las señales eléctricas de control que la verdadera computadora de a bordo enviaba al misil en su montaje original, una plataforma inercial de lanzamiento terrestre, un carretón para transportar los misiles, un equipo de detección del blanco y un grupo electrógeno que proveía la alimentación eléctrica.

Construcción muy "berreta", según su inventor

Esta serie de equipos debieron fabricarse velozmente, utilizando los elementos ordinarios que pueden hallarse en un taller naval, lo que provocó que la instalación resultase más grande que lo técnicamente necesario y tuviese componentes algo obsoletos.

 
Mayo de 1982: vista de la plataforma inercial de lanzamiento con sus tacos de fijación durante la construcción de la batería terrestre de misiles Exocet MM-38 (Chacho Rodríguez Muñoz)

Así la plataforma de lanzamiento se fabricó con un carretón y se usó el generador de un antiguo reflector antiaéreo. Además, los hijos de Julio Pérez, Marcelo y Fernando, revelaron que esa improvisada batería misilística terrestre, que el Capitán había bautizado "Instalación de Tiro Berreta – ITB", funcionaba con válvulas de vacío que tardaban un tiempo en calentarse (como las radios de 1940), pues su padre no tuvo tiempo suficiente para crear ni el software ni una computadora adecuada.

 
Mayo de 1982: la unidad que incluye los equipos electrónicos de control de tiro y el grupo electrógeno de la batería terrestre de misiles Exocet (ITB), dentro del Taller de Misiles de Puerto Belgrano. (Carlos Ries Centeno)

El gobierno de la ITB también requirió soluciones algo "cavernícolas" para simplificar el equipo. En operación normal, la computadora del buque envía un paquete de datos de 64 bits y espera que el Exocet lo devuelva sin errores. Luego desafía al misil con un paquete ligeramente diferente, para ver si lo replica correctamente. Finalmente le manda el paquete con todos los datos de distancia, altura de vuelo, región donde debe buscar el blanco y muchos otros parámetros para asegurar el disparo a efectuar.

En la ITB, "a lo bestia", se decidió mandar 3 veces el mismo paquete de datos reales de disparo, programados con la zona más grande de búsqueda admitida por el misil, y como dijo el capitán Pérez: "Que sea lo que Dios quiera".

La instalación en Malvinas

Tras muchas jornadas de febril trabajo en Puerto Belgrano, y dos peligrosos vuelos que debieron suspenderse, los equipos, el personal técnico, y los contenedores-lanzadores de los misiles llegaron a Puerto Argentino el 31 de mayo de 1982, a bordo de aviones Hércules.



 
En una calle de Puerto Argentino, las dos unidades contenedor-lanzador de misiles Exocet MM-38 sobre su carreton de transporte (Chacho Rodríguez Muñoz)

Rápidamente el Apostadero Naval Malvinas se puso a colaborar con el proyecto. Se colocaron los equipos en la zona del Muelle Este de Puerto Argentino, disimulando su presencia con redes de enmascaramiento. Los componentes se dispersaron y se ubicaron lejos del lugar de lanzamiento, para que en las fotos tomadas por aviones y satélites no se descubriera lo que se estaba preparando.

Se ordenó el más estricto secreto sobre la operación, pues se sospechaba que los kelpers enviaban información a los británicos. Asimismo se dispuso una guardia reforzada sobre los equipos, ya que eran un objetivo apetecible para un ataque de comandos enemigos.

Analizada la situación, se llegó a la conclusión de que el mejor sitio para emplazar la plataforma de lanzamiento era en el camino asfaltado que atraviesa el istmo que une a la península del aeropuerto con el resto de la Isla Soledad, y que el armado de la instalación misilística en ese lugar debía comenzar al anochecer con la mayor discreción posible.

 
Croquis del sitio de emplazamiento de la batería terrestre de misiles Exocet MM-38 en cercanías de Puerto Argentino y trayectoria del impacto sobre el HMS Glamorgan (Daniel Gionco)

Para obtener información precisa sobre la ubicación de los buques a abatir se disponía de un radar antipersonal del Ejército. Los datos que brindaba tenían un formato distinto al que usaba la ITB, por lo que mediante cálculos manuales debían convertirse en determinados valores de tensión, que se ajustaban mediante potenciómetros a fin de programar el misil a disparar.

Pero como desde que el radar detectaba el blanco hasta que los datos se convertían manualmente y llegaban al Exocet, el buque enemigo se seguía moviendo, el capitán Pérez rápidamente debía ajustar la programación a enviar, estimando "a ojímetro" la nueva posición.


Carlos Ries Centeno operando el radar antipersonal Rasit en Puerto Argentino (1982)

Primeros intentos

Para efectuar un lanzamiento exitoso, alrededor de las 18:30 se instalaba el radar y la plataforma inercial de lanzamiento que pesaba 6 toneladas, necesitándose casi una hora para orientar la plataforma en la dirección de disparo, nivelarla y afirmarla con sus tacos de fijación, pues dichas maniobras se realizaban usando sólo la fuerza muscular de los conscriptos del Apostadero de Puerto Argentino.

Luego, cerca de las 20:00 arribaba el carretón con dos contenedores de misiles, y también llegaba una grúa autopropulsada que servía para levantar los contenedores y montarlos sobre la plataforma de lanzamiento.

Finalmente, a eso de las 20:30 se presentaba el dispositivo electrónico de control de tiro con su grupo electrógeno, y se realizaba el cableado de todos los equipos. Tras verificar la instalación, se encendía el grupo electrógeno y todo quedaba listo para el disparo de los Exocet.

A partir de entonces debía aguardarse que alguno de los buques que realizaban el bombardeo nocturno pasase por delante de la batería misilística costera. De no ser así, se desmontaba todo antes del amanecer y los componentes se volvían a ocultar.


 
La batería terrestre de misiles Exocet MM-38 en una calle de Puerto Argentino (Terence Laheney)

El 1º de junio se presentó la primera oportunidad. En el primer intento falló la ignición del propulsor del misil, por causas que no pudieron determinarse. Rápidamente se preparó el lanzamiento del segundo misil, que partió con una trayectoria incorrecta por errores originados en el apuro de efectuar el disparo antes de que el buque enemigo se alejase.

En los días siguientes se suspendieron las operaciones por falta de misiles y se descubrió que un pequeño componente de la ITB fallaba, por lo que rápidamente se lo reemplazó.

Recién el 5 de junio un avión Hércules transportó dos nuevos Exocet desde el continente. A partir de entonces todas las noches se repetía la maniobra de armado de la instalación, espera de la presa y posterior desmontaje. El autor de este artículo participó de esas largas noches de tensa espera, en las cuales los buques enemigos no llegaban a cruzar la línea de tiro de la improvisada instalación misilística, la cual tenía una orientación fija de disparo.

El disparo estelar de la ITB

Finalmente en la madrugada del 12 de junio de 1982 se presentó la ocasión largamente esperada por los hombres comandados por el capitán Pérez.

 
El lanzamiento del misil plasmado en una aguada sobre papel de Daniel Bechennec

Esa noche el radar detectó un buque británico que se encontraba a 29.960 metros en dirección 201º 22´, habiendo así ingresado en la zona de alcance de los misiles.

Rápidamente se ejecutaron todos los pasos para el disparo del Exocet, que esta vez salió correctamente orientado e impactó en el blanco luego de algunos minutos que parecieron interminables, originando un gran resplandor que indicaba el éxito obtenido.

Esta acción sin precedentes en el mundo fue filmada por el equipo de Carlos Ríes Centeno, productor del programa de televisión "La aventura del hombre", que a la sazón operaba el radar antipersonal Rasit.

 
Dos fotogramas de la historica filmacion del 12 de junio de 1982. A la izquierda, una camioneta y la ITB tras disparar el Exocet y a la derecha el misil volando hacia el blanco (Carlos Ries Centeno)

En ese momento, los que peleaban en los montes vieron la gran explosión en el mar, los canales radiales de ambos bandos se saturaron de mensajes y se escucharon expresiones de júbilo en las trincheras argentinas, que venían soportando el bombardeo naval británico.

 
El destructor (D19) HMS Glamorgan . (Jess James)

Según pudo saberse meses más tarde de fuentes británicas, el buque alcanzado fue el HMS Glamorgan y el impacto se produjo en el sector de popa. Su oficial de guardia, Ian Inskip, ordenó una oportuna maniobra de giro a estribor al detectar el misil que se acercaba, evitando así que el impacto ocurriera en el centro del buque, donde podría haber provocado un daño devastador.



 
Vista parcial del Glamorgan, tras el impacto del misil argentino ( Jess James)

En la acción fallecieron 13 personas y 22 resultaron heridas. El buque no se hundió pero quedó fuera de combate, por lo que no pudo volver a atacar las posiciones argentinas hasta el fin del conflicto.


 
La explosión dentro del destructor en la que murieron 13 tripulantes y otros 22 resultaron heridos

El éxito logrado tuvo una amplia repercusión en los altos mandos navales de todo el mundo. Después de la caída de Puerto Argentino, los británicos realizaron un profundo análisis de la instalación misilística que quedó en las islas. Se asombraron de que con esos medios tan improvisados se hubiera logrado poner fuera de combate a un navío de guerra tan poderoso.

Este logro del capitán Pérez, alcanzado con equipos de muy bajo costo e información incompleta, le valió condecoraciones de la Armada Argentina y del Congreso de la Nación. Además se lo designó Agregado Naval en Francia, donde fue condecorado con la "Ordre National du Mérite" en el grado de Comandante.

 
El almirante Anaya le entrega a Julio Pérez la medalla “al esfuerzo y la abnegación”

 
El representante de la empresa Aérospatiale y Julio Pérez, formalizando la donación de una maqueta del misil Exocet AM-39, para el Museo Naval de Tigre.

Tras retirarse con el grado de contraalmirante, desarrollar una fecunda carrera de profesor universitario en las mejores instituciones educativas de nuestro país y escribir varios libros de matemáticas y electrónica Pérez falleció el día 28 de junio de 2014.

Con total naturalidad, Julio Pérez siempre decía que él sólo había hecho bien su trabajo, por lo que nunca buscó reconocimientos ni se esforzó en difundir la historia de su "berreta" creación misilística, que en su estelar disparo logró averiar al navío inglés.

Sin embargo, es justo dejar de lado el deseo de Don Julio y homenajear su memoria a 5 años de su fallecimiento, pues encarna los valores de los grandes hombres: una voluntad tenaz y equilibrada, aplicación al estudio, ingenio para operar con recursos limitados, trabajo duro, modestia tras algún éxito ocasional, cierta picardía para obtener datos ocultos, y sobre todo, una notable inteligencia.