viernes, 17 de mayo de 2024

Conflicto del Cenepa: Las victorias aéreas ecuatorianas


ECUADOR

Conflicto Alto Cenepa 1995

NOMBRE VICTORIAS UNIDAD FUERZA AÉREA

Banderas, Raúl 1 2112 Cuadrado FAE
Mata, Mauricio 1 2113 Cuadrado FAE
Uzcátegui, Carlos 1 2112 Cuadrado FAE

http://www.acig.org/

Mirage F.1JA, FAE806, de la FAE fue uno de los dos Mirage ecuatorianos que participaron en el enfrentamiento del 10 de febrero de 1995. Fue pilotado por el Capitán Uscategui ese día, y desde entonces lleva una marca de muerte para un Su-22 de la FAP ( observe la pequeña insignia ovalada en verde directamente sobre el título "Mirage F-1JA").

http://www.acig.org/

Kfir C.2, FAE905, de la FAE camuflado y con marcas como durante la guerra de 1995. Este avión fue pilotado por el Capitán Mata el 10 de febrero de 1995, cuando derribó un A-37B Dragonfly peruano. Tenga en cuenta la marca de muerte, en forma de una pequeña silueta de un AT-37B, junto con el destello de aleta peruano, aplicado debajo de la parte delantera de la cabina.
http://www.acig.org/

Las investigaciones más recientes revelaron que uno de los dos Sukhois  de la FAP derribados el 11 de febrero debería haber sido el "Su-22", con el número de serie 014, que se muestra aquí con la insignia de la Esc. de Caza 111, "Los Tigres". Existe bastante confusión con la designación adecuada de estos aviones en servicio peruano, luego - al menos oficialmente - lo que en realidad es el Su-20M fue suministrado a Perú como "Su-22", y la versión que en realidad es Su-22M-3K. ¡Fue suministrado como "Su-22M"!
http://www.acig.org/

Los A-37 de la FAP fueron los más afectados por la acción aérea durante la guerra de 1995. Armados principalmente con bombas Mk.81 y Mk.82, a veces también con cohetes no guiados, realizaron decenas de ataques contra posiciones ecuatorianas. Sin embargo, camufladas con los colores del desierto, las Libélulas FAP demostraron estar mal preparadas para los combates aéreos sobre la jungla y dos fueron fácilmente avistadas desde una distancia considerable (más de 8.000 m) por los pilotos Kfir de la FAE, a pesar de su diminuto tamaño y su vuelo a bajo nivel. Se desconoce el número exacto del A-37B derribado por Kfirs ecuatorianos



http://www.acig.org/

Restos de uno de los dos FAP Su-22 derribados el 10 de febrero de 1995, encontrados en la espesa jungla.


Fuentes & Literatura
  1. Ильин, Владимир: Военная авиация Эквадора, История и современность, in Авиация и Космонавтика, № 12, 2014.
  2. Petz, Daniel: Nad džunglí i pouštěmi, in Válka Revue, červen 2012.
  3. Pospíšil, Martin: IAI (Israel Aircraft Industries) Kfir, část II., in Letectví + kosmonautika, No. 8, 2010.
  4. Pospíšil, Martin: Mirage v Ekvádoru, in Revi Publications, No. 93, říjen 2013.
  5. Pospíšil, Martin: Mirage v Ekvádoru, dokončení, in Revi Publications, No. 94, prosinec 2013.
  6. Rocher, Alexis: Deux victoires pour “Magic” 2, Confl it Pérou-Équateur, in Le Fana de l'Aviation, № 1 (602), 2020.
  7. Tincopa, Amaru: Air Wars Between Ecuador and Peru, Volume 3, Aerial Operations over the Condor Mountain Valley, 1995, Latin America@War, Book 22, Helion & Company Limited, 2021. ISBN 978-1-915070-09-8

  8. ACIG: Central & South American Air-to-Air Victories, http://www.acig.org/artman/publish/article_166.shtml.
  9. Cooper, Tom: Peru vs. Ecuador; Alto-Cenepa War, 1995, http://www.acig.org/artman/publish/article_164.shtml.
  10. Gleize, Jean-Paul: Aces, http://www.igleize.fr/aces/homeaces.htm
  11. IPMS Ecuador, Mirage F.1 in the Ecuadorian Air Force by Alfredo Jurado, http://ipmsecuador.com/mirageF1(e).htm.
  12. Magnus, Allan: Air Aces Home Page, http://users.accesscomm.ca/magnusfamily/airaces1.htm
  13. Fuente

Israel-Irán: Intercepción de drones iraníes

Aviones de combate israelíes interceptan drones y misiles iraníes




Vídeo: Aviones de combate israelíes interceptando drones y misiles iraníes


Las Fuerzas de Defensa de Israel publicaron vídeos de aviones de combate israelíes interceptando misiles de crucero y drones iraníes. Algunos de estos videos fueron compartidos en las redes sociales. Vea uno de ellos a continuación.


jueves, 16 de mayo de 2024

Guerra Fría: Enorme labor de los pilotos de reconocimiento aéreo

Dedicación y sacrificio: reconocimiento aéreo estadounidense sobre la URSS en la Guerra Fría

Poder Aéreo

Lockheed EC-121

EL ORIGEN DE LA GUERRA FRÍA

Estados Unidos salió victorioso de la Segunda Guerra Mundial, con sus enemigos completamente derrotados. Aunque los líderes estadounidenses de la época esperaban un largo período de paz y reconstrucción basado en la cooperación con sus aliados en tiempos de guerra, pronto se hizo evidente que la Unión Soviética y su bloque satélite recientemente ampliado estaban actuando con creciente hostilidad hacia las naciones occidentales, en particular a los Estados Unidos.

Ante un nuevo conflicto, una guerra “fría” en lugar de una guerra armada, los responsables políticos de Washington adoptaron nuevas medidas para proteger la seguridad de Estados Unidos, incluidas actividades de inteligencia a nivel nacional. La mayoría de los tomadores de decisiones recordaron el trauma del ataque sorpresa japonés a Pearl Harbor en 1941, que causó grandes pérdidas de vidas y grandes daños a la Marina de los Estados Unidos y llevó a los Estados Unidos a la Segunda Guerra Mundial. Estos oficiales estaban decididos a evitar “otro Pearl Harbor”.

RB-47E, mediados de los años 50

En las décadas de 1940 y 1950, la propaganda soviética se jactaba de las fuertes capacidades militares de la URSS, y su historial de logros en la Segunda Guerra Mundial añadió credibilidad a estas afirmaciones. La URSS detonó su primera arma atómica en 1949, años antes de las estimaciones estadounidenses. En la década de 1950, los avances soviéticos en la ciencia espacial plantearon la posibilidad de que los Estados Unidos continentales pudieran convertirse en un campo de batalla nuclear. La suposición (incorrecta) de Washington de que los soviéticos habían provocado la Guerra de Corea llevó a los responsables políticos a la conclusión de que los soviéticos estaban preparados para una guerra “caliente” con Occidente.

Sin embargo, en Washington poco se sabía con certeza sobre el ejército soviético posterior a la Segunda Guerra Mundial: ni su fuerza, ni su armamento, ni su despliegue, ni sus intenciones. Esta falta de conocimiento era en sí misma peligrosa: no sólo impedía una planificación coherente por parte de los responsables políticos estadounidenses, sino que también aumentaba la incertidumbre para los funcionarios y el público en general, aumentando la posibilidad de que una lucha ideológica o política pudiera escalar rápidamente a un conflicto armado. .

Por ello, se crearon varios programas de inteligencia para adquirir la información necesaria para una planificación de defensa eficaz. Entre ellos se encontraban programas de reconocimiento aéreo para recopilar tanto inteligencia fotográfica como de señales.

EL PROGRAMA DE RECONOCIMIENTO

La URSS era una zona “denegada”, lo que significaba que los viajes dentro de su territorio a los extranjeros (o incluso a sus propios ciudadanos) estaban severamente restringidos. Obtener información fiable sobre el país o sus capacidades militares era difícil, si no imposible, mediante métodos de inteligencia convencionales. En respuesta a esta necesidad, los formuladores de políticas establecieron un programa nacional de reconocimiento, llevado a cabo por la Fuerza Aérea y la Marina de los EE. UU. El ejército estadounidense también participó en reconocimiento aéreo, pero generalmente en apoyo de objetivos tácticos, como lo hizo durante la guerra de Vietnam.

Tanto el Cuerpo Aéreo del Ejército como la Armada habían llevado a cabo algunas operaciones limitadas de interceptación aérea contra los ejércitos japonés y alemán durante la Segunda Guerra Mundial. Después de la guerra, a finales de la década de 1940, la Armada y la nueva Fuerza Aérea de los EE. UU. comenzaron a restablecer vuelos de recolección aérea sobre las regiones de Europa y el Pacífico en respuesta a las necesidades de información de defensa nacional.

Durante la Segunda Guerra Mundial, los operadores de interceptación a menudo “llevaban a cuestas” aviones que realizaban otras misiones. En el período de posguerra, los servicios inicialmente utilizaron aviones militares estándar como los B-29 para estos vuelos, pero cada vez más adaptaron versiones de reconocimiento de otros aviones militares; el C-130, por ejemplo, se convirtió en el RC-130 para fines de reconocimiento. A veces se les conocía como aviones "hurón". El personal de inteligencia, a diferencia de la tripulación de vuelo, recibía el sobrenombre de “backenders”.

Según lo requirió la necesidad, se llevaron a cabo reconocimientos aéreos en otras áreas del mundo, incluido el apoyo a las fuerzas estadounidenses en la Guerra de Vietnam. Algunos de estos vuelos también provocaron el derribo de aviones y pérdidas de vidas, por ejemplo el derribo de un EC-121 de la Armada en el Mar de Japón el 15 de abril de 1969 y la pérdida de aviones del ejército en Indochina.


Personal naval monitorea pantallas de radar y sensores en un EC-121 (Marina de Estados Unidos) Un mapa de la CIA muestra la trayectoria de vuelo del EC-121 y el lugar donde la armada norcoreana capturó el USS Pueblo en 1968. (Agencia Central de Inteligencia), vía History.net

La existencia del programa se mantuvo en secreto durante décadas. Aunque resultó obvio que los soviéticos conocían algunos aspectos del programa, muchas características clave permanecieron en secreto para ellos. La decisión de mantener el programa en secreto, aunque necesaria, tuvo implicaciones desafortunadas: impidió el reconocimiento público de los veteranos del programa, así como los honores públicos para aquellos que perdieron la vida mientras realizaban reconocimientos aéreos.


LAS PÉRDIDAS

El reconocimiento aéreo era peligroso. De los 152 criptólogos que perdieron la vida durante la Guerra Fría, 64 estaban involucrados en reconocimiento aéreo.

Los servicios que administraron este programa nacional reconocieron la naturaleza peligrosa de la actividad desde el principio. Se informó al personal sobre los peligros naturales y provocados por el hombre de estos vuelos. Los miembros de la tripulación entendieron la naturaleza crítica de sus misiones y perseveraron a pesar del peligro.

El primer caso documentado de intento de derribo ocurrió en octubre de 1949, cuando cazas soviéticos intentaron derribar un B-29 estadounidense sobre el Mar de Japón; la aeronave salió ilesa. Durante las siguientes décadas, hubo treinta ataques soviéticos documentados contra aviones de reconocimiento estadounidenses. Un trece trágico tuvo éxito.

Durante el período de la Guerra Fría de 1945 a 1977, un total de más de cuarenta aviones de reconocimiento fueron derribados sobre las zonas de Europa y el Pacífico.

EL INCIDENTE DE 1958

La fotografía de la cámara del teniente Kucheryaev mientras su MiG-17 ataca al C-130.



En 1997, el gobierno de Estados Unidos exhibió un avión C-130 para simbolizar todas las pérdidas en el programa de reconocimiento. El C-130 es un avión hermano de uno que fue derribado en 1958. Esta es la historia de ese incidente.

El 2 de septiembre de 1958, los pilotos soviéticos de MiG-17 derribaron un transporte C-130 de la Fuerza Aérea de EE. UU. configurado para reconocimiento sobre la Armenia soviética. Los MiG atacaron el avión desarmado después de que inadvertidamente penetrara en un espacio aéreo al que se le había negado. Cayó cerca del pueblo de Sasnashen, treinta y cuatro millas al norte de Ereván, la capital armenia. Diecisiete estadounidenses murieron en el accidente.

Los miembros de la tripulación estaban basados ​​en la Base Aérea Rhein-Main en Alemania, pero estaban en servicio temporal en la Base Aérea de Incirlik, Adana, Turquía. El avión transportaba a seis miembros de la tripulación de vuelo del 740.º Escuadrón de Apoyo y once backends de la USAF, personal de seguridad adscrito al Destacamento Uno del 6911.º Grupo de Radio Móvil.

El 2 de septiembre, el C-130 (número de cola 60528) partió de Incirlik en una misión de reconocimiento a lo largo de la frontera turco-armenia. Se suponía que debía volar desde Adana, Turquía, en la costa mediterránea, hasta Trabzon y girar a la derecha para volar a Van, Turquía. Desde Van, el piloto debía invertir el rumbo y “orbitar” (es decir, volar en un circuito cerrado) entre Van y Trabzon. Este rumbo sería paralelo a la frontera soviética, pero el avión no debía acercarse a la frontera turco-soviética a menos de 100 millas.



La tripulación del avión informó que pasó por Trabzon a una altitud de 25.500 pies. La tripulación recibió un informe meteorológico de Trabzon, la última palabra que se escuchó durante el vuelo.

Lo que pasó después es incierto. La tripulación del C-130 pudo haber sido desorientada por las balizas de navegación soviéticas en Armenia y Georgia soviética, que estaban en frecuencias similares a las de Trabzon y Van; una señal en Georgia soviética era más fuerte que la de Trabzon.

En ese momento, los soviéticos negaron haber derribado el avión, alegando que el C-130 “se estrelló” en su territorio. El 24 de septiembre de 1958, los soviéticos devolvieron seis conjuntos de restos, pero cuando los interrogaron, dijeron que no tenían información sobre los once miembros de la tripulación desaparecidos. El 6 de febrero de 1959, intentando que los soviéticos revelaran más detalles, el presidente Dwight Eisenhower hizo pública una grabación de las conversaciones de los pilotos de combate soviéticos mientras atacaban el C-130. Sin embargo, los soviéticos continuaron negando su responsabilidad por la muerte y el destino de los miembros restantes de la tripulación permaneció desconocido durante toda la Guerra Fría.

Documentos soviéticos desclasificados, publicados por el presidente ruso Boris Yeltsin, indican que todos los miembros de la tripulación a bordo del C-130 murieron en el accidente. Las observaciones terrestres y aéreas indican que la tripulación no se lanzó en paracaídas desde el avión.

  En 1993, el escultor armenio Martin Kakosian descubrió un khachkar, una cruz tradicional armenia, en el lugar del accidente del C-130 en el pueblo de Nerkin Sasnashen. Kakosian fue testigo del accidente cuando era un estudiante universitario en un viaje de estudios en 1958. Más tarde, este khachkar se cayó y se agrietó, y se construyó un monumento conjunto entre Estados Unidos y Armenia para recordar el lugar. En 2011, la Oficina de Cooperación de Defensa del Ejército de EE. UU. renovó el jardín de infancia de la aldea en agradecimiento a los residentes por honrar a los aviadores caídos.

PARQUE DE VIGILANCIA

El secreto de los programas de reconocimiento impidió el reconocimiento de los soldados muertos en el momento de los incidentes. Su dolor fue compartido por sus compañeros soldados, marineros, aviadores e infantes de marina en programas similares, pero los caídos no pudieron ser honrados públicamente.

El fin de la Guerra Fría permitió a Estados Unidos aliviar algunas de sus restricciones de seguridad relacionadas con los programas de reconocimiento; permitiéndonos finalmente dar el debido reconocimiento a los logros y sacrificios de estos intrépidos militares. Con este fin, Estados Unidos estableció el Parque Nacional de Vigilancia en Fort Meade, Maryland.

La pieza central del Parque de Vigilancia es un avión C-130, restaurado para parecerse al C-130A que fue derribado sobre la Armenia soviética en septiembre de 1958. El C-130 en el Parque de Vigilancia fue recuperado del almacenamiento en la Base Aérea de la Fuerza de Davis. -Monthan en Arizona, restaurado por Raytheon/E-Systems en Greenville, Texas, y transportado a Fort Meade. Estaba ubicado junto al Museo Criptológico Nacional, donde las exhibiciones y otras presentaciones ayudan a educar al público sobre la importancia de la inteligencia de señales y la seguridad de los sistemas de información.

El Memorial de Reconocimiento Aéreo del Parque Nacional de Vigilancia se dedicó a nuestro personal militar perdido en una ceremonia el 2 de septiembre de 1997, en presencia de familiares de los perdidos en el incidente de septiembre de 1958.

Alrededor del Memorial de Reconocimiento Aéreo hay plantados dieciocho árboles, cada uno de los cuales simboliza un tipo de avión de reconocimiento perdido durante la Guerra Fría (doce aviones de la Fuerza Aérea, cuatro de la Armada y dos del Ejército). Estos árboles nos ayudan a recordar que todos los servicios participaron en este programa y que todos sufrieron pérdidas.


Los esfuerzos y sacrificios de estos intrépidos soldados, marineros, aviadores e infantes de marina no fueron en vano. Eran parte de un programa que era vital para la seguridad de Estados Unidos en tiempos de peligro, crisis y guerra. Ayudaron a mantener la paz y, cuando la nación estuvo involucrada en la guerra, ayudaron a salvar vidas estadounidenses. No los olvidaremos.

FUENTE : Centro de Historia Criptológica - Agencia de Seguridad Nacional


Derribos aire-aire entre la Unión Soviética y Estados Unidos

La tabla enumera las pérdidas en combate aéreo fuera de zonas de guerra, como la Guerra de Corea o la Guerra de Vietnam. No incluye pérdidas en defensas terrestres y no incluye aeronaves civiles.

  • 8 de abril de 1950, Mar Báltico : PB4Y-2 de la Armada estadounidense, derribado por el La-11 “Fang” de las Fuerzas de Defensa Aérea Soviéticas;
  • 4 de septiembre de 1950, cerca de Vladivostok: bombardero A-20 de la aviación naval soviética, derribado por el F4U-4B Corsair de la Armada de los Estados Unidos;
  • Octubre-diciembre de 1950, cerca de Vladivostok: MiG-15 de las Fuerzas de Defensa Aérea Soviéticas derribado por armas defensivas del P2V-3 Neptune de la Armada de los Estados Unidos;
  • 6 de noviembre de 1951, cerca de Vladivostok: P2V-3 Neptune de la Armada estadounidense derribado por el La-11 “Fang” de las Fuerzas de Defensa Aérea Soviética;
  • 13 de junio de 1952, Mar de Japón: Superfortaleza RB-29 de la Fuerza Aérea de EE. UU. derribada por el MiG-15 “Fagot” de las Fuerzas de Defensa Aérea Soviéticas;
  • 7 de octubre de 1952, sobre las Islas Kuriles: la Superfortaleza RB-29 de la Fuerza Aérea de EE. UU. derribada por el La-11 “Fang” de las Fuerzas de Defensa Aérea Soviéticas;
  • 18 de noviembre de 1952, cerca de Vladivostok: MiG-15 de las Fuerzas de Defensa Aérea Soviética derribado por el F9F-5 Panther de la Armada de los Estados Unidos;
  • 29 de julio de 1953, Mar de Japón: Superfortaleza RB-50G de la Fuerza Aérea de EE. UU. derribada por el MiG-17 “Fresco” de las Fuerzas de Defensa Aérea Soviéticas;
  • 4 de septiembre de 1954, frente a la costa de Siberia: P2V-5 de la Armada de los EE. UU. derribado por el MiG-15 “Fagot” de las Fuerzas de Defensa Aérea Soviética;
  • 7 de noviembre de 1954, frente a la costa de Hokkaido, Japón: la Superfortaleza RB-29 de la Fuerza Aérea de EE. UU. derribada por el MiG-15 “Fagot” de las Fuerzas de Defensa Aérea Soviéticas;
  • 17 de abril de 1955, frente a la costa de Hokkaido, Japón: el RB-47E de la Fuerza Aérea de EE. UU. derribado por el MiG-15 “Fagot” de las Fuerzas de Defensa Aérea Soviéticas;
  • 22 de junio de 1955, cerca de la isla de San Lorenzo, mar de Bering: P2V-5 Neptune de la Marina de los EE. UU. derribado por el MiG-15 “Fagot” de las Fuerzas de Defensa Aérea Soviéticas;
  • 27 de junio de 1958, Armenia, URSS: C-118 de la Fuerza Aérea de EE. UU. derribado por el MiG-17P “Fresco” de las Fuerzas de Defensa Aérea Soviéticas;
  • 2 de septiembre de 1958 Armenia, URSS: C-130A de la Fuerza Aérea de EE. UU. derribado por el MiG-17 “Fresco” de las Fuerzas de Defensa Aérea Soviética;
  • 1 de julio de 1960, cerca de la península de Kola, URSS: RB-47H de la Fuerza Aérea de EE. UU. derribado por el MiG-19 “Farmer” de las Fuerzas de Defensa Aérea Soviéticas;
  • 28 de enero de 1964, Erfurt, Alemania Oriental: T-39 Sabreliner de la Fuerza Aérea de EE. UU. derribado por un MiG-19 “Farmer” de la Fuerza Aérea Soviética;
  • 10 de marzo de 1964, Gardelegen, Alemania del Este: RB-66 de la Fuerza Aérea de EE. UU. derribado por el MiG-21 “Fishbed” de la Fuerza Aérea Soviética;
  • 21 de octubre de 1970, Armenia, URSS: RU-8 Seminole del ejército estadounidense derribado por el MiG-17 “Fresco” de las Fuerzas de Defensa Aérea soviéticas.


Monumento al Soldado Argentino en Zapala








miércoles, 15 de mayo de 2024

Armas anti-satélite soviéticas

'Istrebitel Sputnikov' (IS)



Concepción artística de un arma antisatélite soviética que destruyó un satélite en 1984.



El destructor de satélites ruso conocido como 'Istrebitel Sputnikov' (IS). Llevando una carga explosiva, sería guiado en un curso de intercepción hacia los satélites enemigos.

La capacidad de Estados Unidos para recopilar información de inteligencia sobre los acontecimientos soviéticos estuvo gravemente limitada durante los primeros años de la posguerra y los únicos métodos de observación aérea disponibles eran una gran cantidad de globos equipados con cámaras y aviones espía especializados. Los globos eran incontrolables, poco fiables y generaban graves problemas diplomáticos, mientras que los vuelos de reconocimiento a gran altura finalizaron el 1 de mayo de 1960 cuando un Lockheed U-2 fue derribado y el piloto capturado. Ahora había una intensa presión sobre los contratistas de defensa estadounidenses para que proporcionaran a la USAF y a la CIA un sistema de satélites de reconocimiento, y dentro de la Unión Soviética había una determinación igual de contrarrestar la observación de sus actividades por satélite por parte de los Estados Unidos. En Rusia, a Vladimir Chelomei se le atribuye generalmente el mérito de ser el primer diseñador que sugirió la idea de un sistema antisatélite utilizando otro pequeño vehículo espacial que llevaba una carga explosiva. Su propuesta inicial para un Istrebitel Sputnikov (IS – Destructor de Satélites) se hizo en 1959. Este pequeño vehículo se dirigiría hacia el objetivo desde tierra antes de cambiar a su propio sistema de guía terminal.

A principios de 1960, Jruschov aprobó el desarrollo del misil balístico UR-200 que Chelomei había sugerido como lanzador de su destructor de satélites del IS, y a principios de 1961 se aprobó la decisión de proceder con el IS. Este proyecto fue asignado a Anatoly Savin y su El diputado K. A. Vlasko-Vlasov, que dirigía un grupo dentro del OKB-52 llamado KB-1. Gran parte del trabajo sobre el EI parece haber sido compartimentado y clasificado como ultrasecreto. Cuando los prototipos estaban casi terminados en 1963, todavía había problemas con el desarrollo del UR-200 y se hizo una solicitud formal a través de canales oficiales para asegurar el uso de vehículos de lanzamiento R-7 para las pruebas. Los dos primeros prototipos de vehículos de prueba, denominados Polet (Vuelo), se lanzaron el 1 de noviembre de 1963 y el 12 de abril de 1964. Ambos carecían de sistemas de localización por radar y infrarrojos, pero demostraron con éxito capacidades de maniobra orbital. Sin embargo, el misil UR-200 destinado a lanzar al EI resultó muy problemático y tras la segunda prueba fue cancelado. Sin embargo, el Ministerio de Defensa quedó suficientemente impresionado con el EI como para recomendar que el vehículo de lanzamiento fuera reemplazado por un misil R-36 (SS-9 NATO Scarp) que entonces estaba desarrollando el OKB-586. Esto dio lugar a que OKB-586 recibiera una solicitud formal en agosto de 1965 para desarrollar una versión adecuada del R-36 como lanzador IS, y el nuevo diseño ligeramente modificado fue designado 11K67 (y más tarde Tsyklon-2A).

El lanzamiento de prueba de este cohete que transportaba el tercer prototipo de vehículo del EI tuvo lugar en Baikonur el 27 de octubre de 1967 y se consideró un éxito. Llamada Cosmos-185, la nave espacial IS entró inicialmente en una órbita de 339 x 229 millas (546 x 370 km) con una inclinación de 64,1°, que luego fue impulsada a una órbita de 550 x 324 millas (888 x 522 km). Durante abril de 1968 se lanzó otro vehículo del IS en Baikonur como Cosmos-217, aunque algo salió mal en esta prueba y el IS no logró separarse de la etapa superior. Seis meses después, el Cosmos-248 fue puesto en órbita en Baikonur como un gran satélite objetivo para una prueba a gran escala de la capacidad del vehículo del EI. En cuestión de horas, se lanzó el Cosmos-249, un vehículo del EI totalmente equipado. Cosmos-249 alcanzó una órbita de 157 x 84 millas (254 x 136 km) y maniobró para pasar cerca de Cosmos-248. Luego se detonó una pequeña carga explosiva para demostrar el sistema, aunque se cree que el vehículo objetivo permaneció prácticamente intacto.

Menos de dos semanas después, se lanzó otro vehículo del EI denominado Cosmos-252 e interceptó con éxito el Cosmos-248. La nave espacial explotó cerca del satélite y quedó destruido. Aunque el sistema IS todavía se encontraba en su fase inicial de prueba, parece razonable concluir que estas pruebas se consideraron muy exitosas. Se realizaron más lanzamientos durante 1969 y 1970, y los apogeos orbitales de los vehículos aumentaron a más de 2.000 kilómetros (1.242 millas) antes del descenso al objetivo. Durante 1971, se lanzaron desde Plesetsk varios satélites objetivo designados DS-P1-M y las pruebas ASAT continuaron hasta 1972, cuando se firmó SALT 1. Sin embargo, parece que el sistema antisatélite soviético se consideraba semioperativo en ese momento.

Las pruebas se reanudaron en 1976, posiblemente como respuesta a las propuestas militares para el transbordador estadounidense que los soviéticos percibían como un arma ofensiva. También quedó claro que la capacidad y precisión del sistema IS seguían mejorando. El desarrollo de este programa avanzó de manera bastante errática hasta 1983, cuando el presidente Yuri Andropov decidió suspender más ensayos ASAT por razones políticas. Aunque continuaron las investigaciones ASAT y se construyó y lanzó sin éxito la plataforma orbital Polyus en 1987, no se realizaron más pruebas. Aún se desconoce hasta dónde llegó Estados Unidos en sus intentos de duplicar el sistema EI soviético, pero es posible que el Proyecto SAINT haya sido concebido como una respuesta directa al EI.

SGM: Spitfires contra Nazis sobre Europa en 1942

martes, 14 de mayo de 2024

Armas de poste

Armas de poste 1500-1900





Un grabado de Hans Holbein el Joven que muestra Schlechten Krieg, o “mala guerra”, el resultado de armas de asta enredadas (en este caso, picas empuñadas por piqueros suizos, o Landsknechte) en una batalla de principios del siglo XVI.

Naturaleza y uso

El término genérico para cualquier tipo de arma de empuje o corte montada en un mango largo es arma de asta. Estas armas se han utilizado desde la época de la humanidad primitiva y persisten hasta el día de hoy en forma rudimentaria, como bayonetas fijadas a las bocas de los rifles. Debido a que los brazos de asta permiten tanto empujar como cortar, muchos tipos han evolucionado a lo largo de los siglos bajo una amplia variedad de nombres. Generalmente, aquellas armas de asta diseñadas para empujar únicamente se han llamado lanzas, o desde el siglo XV, picas, por la palabra francesa piqué. La longitud de las picas variaba mucho, aunque normalmente medían entre 15 y 21 pies. Esas longitudes hacían que las picas fueran difíciles de manejar y difíciles de usar en combates individuales. Para ser efectivos en la batalla, las picas debían usarse en masa, porque una sola pica podía bloquearse o evadirse, permitiendo al enemigo atacar de cerca. El mejor uso de las picas era una formación densa en la que hileras superpuestas de puntas de picas amenazaban al enemigo.

Debido a la utilidad limitada de la pica en combate cuerpo a cuerpo, se desarrollaron armas de asta con ejes más cortos y bordes cortantes. Normalmente, estas armas estaban montadas sobre ejes de aproximadamente 4 a 6 pies de largo. En Europa, las formas más comunes de armas de asta con filo cortante presentaban cabezas de hacha o hojas cortantes en forma de espada. Se creó una desconcertante variedad de nombres en muchos idiomas para describir armas cuyas apariencias y usos eran a menudo bastante similares. Uno de los primeros brazos de asta popular entre los combatientes caballeros fue el hacha de asta, que combinaba una cabeza corta con forma de martillo y una fuerte punta de pica con una púa en la parte posterior de la cabeza. La alabarda combinaba una cabeza de hacha con una punta de pica y una púa en la parte posterior de la cabeza. Otra arma común era la guja, que presentaba un filo en forma de espada y una especie de púa colocada en ángulo con la cabeza. Las púas en la parte posterior de estas armas generaban un gran poder de penetración y también podían usarse para arrastrar a los combatientes montados de sus sillas.

Para garantizar que las cabezas no se separaran de sus ejes, la mayoría de estas armas de asta presentaban vástagos de acero llamados langets que se extendían parcialmente hacia abajo del eje. Los langets solían estar remachados a los ejes. Al colocar cabezas cortantes en los extremos de largas flechas, la infantería no sólo ganó alcance sobre sus adversarios sino también armas capaces de penetrar la armadura de placas cada vez más común de finales de la Edad Media y el Renacimiento. Otra característica común de las primeras armas de asta era un pequeño círculo de acero montado en la base de la hoja. Este círculo desviaba los golpes deslizándose por la hoja lejos de las manos del usuario. Estas armas fueron muy populares entre las fuerzas de infantería durante todo el Renacimiento. Otras armas de asta presentaban cabezas de hojas anchas en forma de puntas de lanza exageradas. Estas armas probablemente se derivaron de lanzas de jabalí civiles, pero los bordes de estas cabezas también permitían ataques cortantes. Tales armas incluían el partidista y el espontónico.

Desarrollo

Las lanzas se han utilizado como armas desde la antigüedad. Las densas formaciones de picas preferidas por los antiguos griegos y macedonios se llamaban falanges. Era muy difícil enfrentarse a las falanges, pero rara vez podían mantener la integridad de la formación cuando se movían por terreno accidentado. Enemigos más móviles armados con espadas, como los romanos, derrotaron a las falanges armadas con picas mediante ataques a los flancos y la retaguardia. Durante la Edad Media, las batallas generalmente se decidían mediante el impacto de una carga de caballería. El mejor antídoto contra la caballería resultó ser una infantería firme y armada con picas. Las filas superpuestas de picas disuadieron a los caballos y dieron al soldado de infantería un arma lo suficientemente larga como para golpear a su enemigo montado. La infantería más conocida y eficaz de la Edad Media fue la de los piqueros suizos. Amenazados por los borgoñones en el siglo XIV, los cantones suizos se defendieron con milicias que utilizaban picas. Dado que los milicianos no podían permitirse las costosas armaduras de la época, la mayoría iba a la batalla con poca o ninguna armadura. Sin el peso de la armadura, estos soldados de a pie podían viajar fácilmente incluso a través del terreno más accidentado. Por tanto, sus formaciones podrían moverse a una velocidad sin precedentes. Cuando se enfrentaban a fuerzas de caballería, las rápidas cargas de infantería suiza generalmente abrumaban al enemigo antes de que pudiera desplegarse adecuadamente para la batalla. En batallas como las de Morgarten (1315) y Sempach (1386), los suizos capturaron a los caballeros a caballo en un terreno restringido y les causaron horrendas bajas con sus picas. Los suizos también descubrieron que si el frente de sus formaciones se desordenaba o si los caballeros montados penetraban en la falange de picas, la longitud incómoda de la pica hacía a los piqueros vulnerables y provocaba muchas bajas. Para proteger a los piqueros, los suizos comenzaron a incluir varios hombres armados con alabardas en cada columna de piqueros. El mango de la alabarda aún le permitía alcanzar a un hombre montado, pero su longitud más corta permitía blandirla dentro de los límites de las filas internas de la falange. Además, la longitud del eje permitía impartir un gran impulso a la cabeza del arma, creando así el gran poder de percusión necesario para penetrar o aplastar la armadura de placas de la época.

A principios del siglo XVI, la disciplinada infantería armada con picas se había convertido en la columna vertebral de los ejércitos cada vez más profesionales de Europa. Al mismo tiempo, las armas de fuego se habían vuelto lo suficientemente ligeras y cómodas para ser utilizadas por la infantería en la batalla. Estas armas de fuego portátiles podían causar numerosas bajas a las fuerzas armadas con picas dispuestas para la batalla, pero adolecían del grave inconveniente de que los arcabuceros eran vulnerables mientras realizaban los lentos y complicados pasos necesarios para recargar sus armas. Bajo el mando de El Gran Capitán, el comandante español Gonzalo Fernández de Córdoba (1453-1515), las fuerzas españolas comenzaron a combinar bloques de picas con bloques de arcabuceros. Estas formaciones, llamadas tercios, eran unidades de armas combinadas exitosas. Los arcabuceros se desplegaron fuera de la plaza de picas y dispararon contra las líneas enemigas. Si el enemigo cargaba, los arcabuceros podrían retirarse a la formación de picas para protegerse. Así, un tercio combinaba el fuego continuo con el poder de choque de la pica. El potencial devastador de estas tácticas quedó demostrado en la batalla de Cerignola (1503). Una fuerza de caballería francesa y mercenarios suizos atacaron a las fuerzas españolas de Fernández de Córdoba desplegadas detrás de una zanja. El fuego de los arcabuceros fue tan intenso que las formaciones francesas se rompieron, tras lo cual cargaron los piqueros de Fernández de Córdoba. Los desordenados franceses se vieron abrumados y sufrieron numerosas bajas. Estas tácticas valoraban las picas y las pistolas, pero reducían la necesidad de armas cortantes como alabardas y gujas.

A principios del siglo XVII, la necesidad de picas se redujo aún más gracias a las reformas militares introducidas por el innovador militar Mauricio de Nassau (1567-1625). Las reformas de Maurice redujeron el tamaño y la profundidad de las formaciones para facilitar la maniobrabilidad y aumentaron el número de mosquetes en las unidades. Adoptadas en todo el continente, estas reformas vieron formaciones mixtas de picas y armas de fuego con una proporción cada vez mayor de armas de fuego y picas; por ejemplo, al final de la Guerra Civil Inglesa de 1642-1651, las fuerzas del Nuevo Ejército Modelo del líder militar Oliver Cromwell (1599-1658) tenían un promedio de dos o tres cañones por pica.

A medida que disminuyó la necesidad de formaciones densas de picas debido a la creciente confiabilidad y potencia de fuego de las pistolas, el uso de armas de asta como la alabarda y la guja experimentó un gran cambio. La potencia de las fuerzas armadas con picas y armas de fuego estaba directamente ligada a su capacidad para mantener la formación. Las filas desordenadas ofrecían oportunidades que invitaban a una carga enemiga; una vez que se rompía una formación, los individuos eran vulnerables. Sin embargo, en una formación de pica, una alabarda era demasiado corta para ser útil excepto en circunstancias extremas. Por lo tanto, las alabardas quedaron cada vez más relegadas al uso de oficiales y sargentos de línea. Para los oficiales subalternos, el mango de una alabarda era una buena herramienta para alinear filas, empujando contra las espaldas de los hombres que tardaban en avanzar. Si una unidad se desintegraba, ese arma también podría ser útil en un combate cuerpo a cuerpo. Como resultado, variedades de armas de asta, como los spontoons y los partisanos, vieron un uso cada vez mayor como insignias de rango, especialmente para los suboficiales. A medida que estas armas se volvieron menos necesarias en la línea de batalla, se volvieron más ornamentadas y ostentosas. Las alabardas y los espontones de este período, por ejemplo, a menudo presentaban escudos de armas en relieve en sus hojas. Estas armas eran especialmente evidentes en desfiles y otras ocasiones formales. A finales del siglo XVIII, estas armas habían desaparecido en gran medida del uso en el campo de batalla, pero siguen teniendo uso ceremonial hasta el día de hoy. Los guardias ceremoniales de Inglaterra, los Beefeaters y la Guardia Suiza del Papado, por ejemplo, todavía sirven en sus puestos con alabardas en la mano.

A medida que la proporción de picas en una formación seguía disminuyendo, una solución sencilla a la necesidad de protección de las picas para los mosqueteros fue la introducción de la bayoneta. Una bayoneta era un arma cortante que podía fijarse en la boca de un mosquete para convertirlo en una pica de emergencia. Las bayonetas variaban en longitud desde cuchillos de gran tamaño hasta espadas cortas. Las primeras bayonetas fueron las de tapón, que probablemente se introdujeron a principios del siglo XVII, aunque los primeros relatos de su uso datan de la década de 1640. Por lo general, se trataba de dagas de doble filo cuyos mangos encajaban en la boca de un mosquete o arcabuz. La dificultad de una bayoneta de tapón era que mientras estaba en uso, el arcabuz no podía disparar. En 1688, este problema se resolvió cuando el mariscal de campo francés Sébastien Le Prestre de Vauban (1633-1707) introdujo la bayoneta de casquillo, una bayoneta montada en un casquillo de modo que la hoja quedaba desplazada hacia un lado. El casquillo encajaba sobre la boca del mosquete y en una orejeta ubicada cerca de la boca. Esto permitía cargar y disparar el mosquete con la bayoneta puesta. Aunque no era tan larga como una pica, la bayoneta ofrecía al soldado un arma parecida a una pica para el combate cuerpo a cuerpo. Con la bayoneta a mano, ya no hubo necesidad de tropas especializadas en picas, y las picas desaparecieron del uso. Desde que Vauban introdujo la bayoneta de casquillo, las bayonetas se han utilizado continuamente en todo el mundo. Los cambios en la forma del casquillo o el tamaño de la bayoneta no han alterado la función básica del arma. Aunque muchos pensadores militares elogiaron la carga de bayoneta como el momento final de la batalla, las estadísticas muestran que en el siglo XIX los combates con bayoneta eran muy raros. De hecho, los diarios y relatos de los soldados indican que las bayonetas se usaban mucho más a menudo con fines utilitarios, como abrir latas, cocinar alimentos al fuego o cortar maleza, que para la batalla. A finales del siglo XX, las bayonetas se convirtieron cada vez más en una herramienta útil que en un arma. Muchas bayonetas soviéticas, por ejemplo, presentaban una orejeta en la vaina y un orificio a juego cerca de la punta de la bayoneta para permitir que la hoja encajara sobre la orejeta y se usara con la vaina como cortador de alambre con el borde posterior de la bayoneta como cortador. Aunque esta innovación mejoró la utilidad de la bayoneta, la alejó aún más de sus raíces como pica.

Aunque las armas de asta dejaron de ser armas de guerra realistas a finales del siglo XVII, su simplicidad las ha hecho útiles en condiciones de extrema necesidad. Por ejemplo, mientras planificaba su insurrección de esclavos, el abolicionista John Brown (1800-1859) forjó picas con las que armar a los esclavos fugitivos. En los últimos días de la Segunda Guerra Mundial, los civiles japoneses, incluidas mujeres, se entrenaron con picas de bambú como parte de la resistencia de último momento planificada ante un desembarco estadounidense.

Libros y artículos

Anglo, Sydney. The Martial Arts of Renaissance Europe. New Haven, Conn.: Yale University Press, 2000. Colby, C. B. Revolutionary War Weapons: Pole Arms, Hand Guns, Shoulder Arms, and Artil- lery. New York: Coward-McCann, 1963. Diagram Group. The New Weapons of the World Encyclopedia: An International Encyclopedia from 5000 B. C. to the Twenty-first Century. New York: St. Martin’s Griffin, 2007. Grant, R. G. Warrior: A Visual History of the Fighting Man. New York: DK, 2007. Miller, Douglas. The Landsknechts. Illustrated by Gerry Embleton. Botley, Oxford, England: Osprey, 1979. Snook, George A. The Halberd and Other European Pole Arms, 1300-1650. Bloomfield, Ont.: Museum Restoration Service, 1998. Stone, George Cameron. A Glossary of the Construction, Decoration, and Use of Arms and Ar- mor in All Countries in All Times. New York: Jack Brussel, 1961. Reprint. Mineola, N. Y.: Dover, 1999. Tarassuk, Leonid, and Claude Blair. The Complete Encyclopedia of Arms and Weapons. New York: Bonanza Books, 1979.

Avión de transporte: Las virtudes del Basler BT-67

lunes, 13 de mayo de 2024

China: Armas de la infantería

Ver en rojo: una exploración fotográfica de las recientes armas de infantería del EPL de China

por Gordon Arthur || Small Arms Defense Journal




El último desfile militar que se celebró en Beijing ocurrió en 2019. En aquella ocasión, el 1 de octubre de 2019 que celebró el nacimiento de la República Popular China 70 años antes, se observó un nuevo rifle de asalto de calibre 5,8 mm x 42. Estas armas QBZ-191 fueron llevadas por miembros de las fuerzas terrestres del EPL, incluidas las fuerzas especiales. El tipo de rifle convencional está destinado a convertirse en el rifle de servicio de próxima generación del EPL, reemplazando gradualmente el diseño bullpup de la familia QBZ95. El QBZ-191 de pistón de carrera corta operado por gas tiene un riel Picatinny de longitud completa y una mira prismática de luz diurna de 3 aumentos. La versión estándar tiene un cañón de 14 pulgadas (368,3 mm), mientras que también están disponibles la versión de carabina QBZ-192 para tripulaciones de vehículos (cañón de 10,5 pulgadas/266,7 mm) y el rifle de tirador designado QBU-191 con un cañón más largo. (Gordon Arturo)


Historia y fotografías de Gordon Arthur (King Arthur's Writes)

El Ejército Popular de Liberación (EPL), una fuerza armada en deuda con el Partido Comunista Chino y no con la nación de China, es el ejército más grande del mundo. Un ejército tan enorme, compuesto por unos dos millones de efectivos, tiene un enorme apetito por las armas, especialmente porque el presidente Xi Jinping ha estado invirtiendo fuertemente para modernizar esta fuerza durante la última década.

Este artículo examina, en fotografías y leyendas comentadas, algunas de la amplia gama de armas pequeñas que utiliza actualmente el EPL, desde pistolas hasta rifles de asalto y rifles antimaterial. Las fotografías en su mayoría datan de 2019, que es cuando el autor abandonó por última vez el territorio chino de Hong Kong.


Pistola Norinco , aquí en calibre 5,8 mm, ha sido la pistola estándar en el EPL desde finales de los años 1990. El cargador tiene capacidad para 20 cartuchos dobles de munición de 5,8 mm. La pistola pesa 26,8 onzas, mide 7,4 pulgadas de largo y tiene un cañón de 4,4 pulgadas de largo. El QSZ92 tiene una velocidad de salida de 1148 fps y un alcance efectivo de 55 yardas. El cañón tiene una vida útil de 3.000 balas. (Gordon Arthur)


La pistola silenciada QSZ92 Tipo 06 se entrega a exploradores y personal de fuerzas especiales, y el EPL afirma que es fácil de montar, desmontar y mantener. El QSW06 reemplazó a la pistola silenciada Tipo 67. (Gordon Arturo)


Cuando está equipada con un silenciador, la pistola semiautomática QSZ92 de 5,8 mm se conoce como QSW06. Esta arma con silenciador Tipo 06 pesa 35 onzas, mientras que el silenciador por sí solo mide 7,8 pulgadas de largo. (Gordon Arthur)

La pistola compacta Tipo 11 (QSZ11) con recámara para 5,8 mm x 21 rondas tiene una capacidad de cargador de solo ocho rondas. Destinada a “comandantes de alto rango, elementos de protección personal, aviadores y cosmonautas”, la QSZ11 nunca fue concebida como un reemplazo de la actual pistola QSZ92. (Gordon Arthur)


La pistola compacta Tipo 11 (QSZ11) pesa 21 onzas, mide 6 pulgadas de largo y tiene un alcance efectivo máximo de 55 yardas. (Gordon Arturo)

Este dispositivo bastante singular del EPL se describe como un arma de autodefensa de corto alcance, aunque parece más adecuado para asesinatos o misiones sigilosas. El QSB11 es a la vez una daga y una pistola. El Tipo 11 tiene cuatro balas de 5,8 mm (aquí se ven dos cañones, y otros dos debajo de la hoja), y cada cañón tiene su propio mecanismo de disparo. El arma de fuego tiene una yarda 11. rango, y el PLA afirma que puede penetrar madera de 4,7 pulgadas de espesor en ese rango. El QSB11, que tiene una vida útil de 1200 balas, mide 10,4 pulgadas de largo y pesa 24 onzas. La daga en sí mide 5,7 pulgadas de largo, y la funda se muestra aquí a la izquierda. (Gordon Arthur)

Esta es la metralleta con silenciador QCW05 de 5,8 mm del PLA; tenga en cuenta el silenciador adjunto al cañón. El arma es producida por Jianshe Industries Group Corporation en Chongqing. Dispara las mismas rondas subsónicas DCV05 de 5,8 x 21 mm que la pistola silenciada QSW06. El arma bullpup se entrega a personal como el de reconocimiento y las fuerzas especiales. Puede disparar en modo totalmente automático, semiautomático o de un solo disparo, y su baja velocidad de disparo mejora la precisión hasta un alcance efectivo máximo de 218 yardas. contra objetivos desprotegidos. Tiene un cargador desmontable de 50 balas. (Gordon Arthur)

El QCW05 con supresor pesa 6 libras y mide 27 pulgadas de largo. Si se quita el supresor, se convierte en la variante QCQ-05 y también puede disparar rondas de pistola DAP92 de 5,8 mm normales. La vida útil del cañón es de 8.000 disparos y su velocidad de salida es de 492 fps cuando el supresor está instalado. (Gordon Arthur)


El rifle de asalto Tipo 95-1 de 5,8 mm, o QBZ95-1 para darle su nomenclatura correcta de PLA, es el arma estándar en los escuadrones de infantería chinos junto con el QBZ95 original. Este último se vio públicamente por primera vez durante la toma de Hong Kong por parte de China en 1997. El alcance efectivo máximo del Tipo 95-1 es de 437 yardas. El rifle bullpup pesa 7,3 libras y mide 29,3 pulgadas de largo. El cargador estándar tiene capacidad para 30 balas y el PLA afirma tener una vida útil del cañón de 10.000 balas. Esta arma tiene una mira diurna YMA-95-1-600 con aumento de 3x. (Gordon Arthur)

Tenga en cuenta que este soldado de la guarnición del EPL en Hong Kong ha utilizado cinta adhesiva para unir la bayoneta Tipo 87 a su rifle de asalto QBZ95-1 de 5,8 mm. Esta parece haber sido una práctica común con las armas, según lo ve el autor en Hong Kong. (Gordon Arthur)

Más fotografías que muestran el rifle de asalto Tipo 95-1 de 5,8 mm utilizado por miembros de la guarnición de Hong Kong del EPL o del EPL en general. (Gordon Arthur)

Más fotografías que muestran el rifle de asalto Tipo 95-1 de 5,8 mm utilizado por miembros de la guarnición de Hong Kong del EPL o del EPL en general. (Gordon Arturo)

Un soldado vuelve a ensamblar un rifle de asalto Tipo 95-1 de 5,8 mm que utilizan los miembros de la guarnición de Hong Kong del EPL durante una manifestación pública. (Gordon Arturo)

Este rifle de asalto Tipo 95-1 de 5,8 mm tiene montado un lanzagranadas QLG10A de 35 mm debajo del cañón. Este lanzagranadas actualizado se basa en el QLG10 existente, pero fue diseñado específicamente para adaptarse al último rifle Tipo 95-1 o carabina Tipo 95B-1. Este lanzador de 2,2 libras mide 9 pulgadas de largo y es capaz de disparar diez granadas por minuto. Se espera que la vida útil de su cañón sea de 1.000 balas. (Gordon Arthur)

Este rifle de asalto Tipo 95-1 de 5,8 mm tiene montado un lanzagranadas QLG10A de 35 mm debajo del cañón. Este lanzagranadas actualizado se basa en el QLG10 existente, pero fue diseñado específicamente para adaptarse al último rifle Tipo 95-1 o carabina Tipo 95B-1. Este lanzador de 2,2 libras mide 9 pulgadas de largo y es capaz de disparar diez granadas por minuto. Se espera que la vida útil de su cañón sea de 1.000 balas. (Gordon Arthur)

Este rifle de asalto Tipo 95-1 de 5,8 mm se distingue por el hecho de que tiene un cargador de tambor en lugar del habitual cargador curvo de 30 balas. El tambor contiene 75 balas de calibre 5,8 mm. El arma mide 33,5 pulgadas de largo y pesa 8,7 libras en esta configuración. Tenga en cuenta también que lleva instalado un bípode. (Gordon Arthur)

El EPL lo llama rifle de francotirador QBU88 de 5,8 mm, aunque es más correctamente un rifle de tirador designado. Se lo ve aquí con su bípode y su mira telescópica 4x adjunta. El QBU88 pesa 9,3 libras, mide 36,2 pulgadas de largo (incluido un cañón de 24,4 pulgadas de largo), tiene un alcance efectivo de 875 yardas y una velocidad de salida de 2985 fps. (Gordon Arthur)


El QBU88 Tipo 88 de 5,8 mm operado por gas ofrece un alcance más largo que el rifle de asalto QBZ95 estándar, y las miras de hierro ajustables vienen de serie. Fue la primera de la nueva generación de armas pequeñas del EPL en adoptar el calibre de 5,8 mm, disparando una bala más pesada de 5,8 mm x 42 contenida en un cargador de diez balas. (Gordon Arthur)

Estos soldados del EPL en Ngong La base naval de Shuen Chau en Hong Kong parece estar en alerta máxima. Dado que la foto fue tomada en 2019, en el apogeo de las protestas populares contra el gobierno, esto no es sorprendente. El soldado en primer plano a la izquierda empuña una escopeta semiautomática QBS09 construida por Norinco . (Gordon Arthur)

La escopeta QBS09/Tipo 09 de 7,6 libras dispara perdigones antipersonal DBD09 de aleación de tungsteno de 18,4 mm a rangos de 109y con una velocidad de salida de 1378 fps. El QBS09 tiene una culata con amortiguador de resorte. La escopeta calibre 12 mide 28 pulgadas de largo y tiene un cargador de tubo interno de cinco balas. (Gordon Arthur)

El rifle antimaterial Tipo 10 (QBU10) de 12,7 mm en manos de la guarnición del EPL en Hong Kong. Esta arma pesa 29,3 libras y el EPL cita alcances de “1.093 yardas para objetivos humanos y 1.640 yardas para objetivos materiales”. (Gordon Arthur)



Se muestra una mira infrarroja/telémetro balístico instalado en el rifle antimaterial Tipo 10 (QBU10) de 4,5 pies de largo y 12,7 mm, lo que le confiere capacidad de combate nocturno. Su cargador contiene cinco balas. Es utilizado principalmente por las fuerzas de reconocimiento del EPL, así como por el Cuerpo de Marines de la Armada del EPL. (Gordon Arthur)


Se muestra una mira infrarroja/telémetro balístico instalado en el rifle antimaterial Tipo 10 (QBU10) de 4,5 pies de largo y 12,7 mm, lo que le confiere capacidad de combate nocturno. Su cargador contiene cinco rondas. Es utilizado principalmente por las fuerzas de reconocimiento del EPL, así como por el Cuerpo de Marines de la Armada del EPL. (Gordon Arthur)


El último desfile militar que se celebró en Beijing ocurrió en 2019. En aquella ocasión, el 1 de octubre de 2019 que celebró el nacimiento de la República Popular China 70 años antes, se observó un nuevo rifle de asalto de calibre 5,8 mm x 42. . Estas armas QBZ-191 fueron llevadas por miembros de las fuerzas terrestres del EPL, incluidas las fuerzas especiales. El tipo de rifle convencional está destinado a convertirse en el rifle de servicio de próxima generación del EPL, reemplazando gradualmente el diseño bullpup de la familia QBZ95. El QBZ-191 de pistón de carrera corta operado por gas tiene un riel Picatinny de longitud completa y una mira prismática de luz diurna de 3 aumentos. La versión estándar tiene un cañón de 14 pulgadas (368,3 mm), mientras que también están disponibles la versión de carabina QBZ-192 para tripulaciones de vehículos (cañón de 10,5 pulgadas/266,7 mm) y el rifle de tirador designado QBU-191 con un cañón más largo.
(Gordon Arthur)

El último desfile militar que se celebró en Beijing ocurrió en 2019. En aquella ocasión, el 1 de octubre de 2019 que celebró el nacimiento de la República Popular China 70 años antes, se observó un nuevo rifle de asalto de calibre 5,8 mm x 42. . Estas armas QBZ-191 fueron llevadas por miembros de las fuerzas terrestres del EPL, incluidas las fuerzas especiales. El tipo de rifle convencional está destinado a convertirse en el rifle de servicio de próxima generación del EPL, reemplazando gradualmente el diseño bullpup de la familia QBZ95. El QBZ-191 de pistón de carrera corta operado por gas tiene un riel Picatinny de longitud completa y una mira prismática de luz diurna de 3 aumentos. La versión estándar tiene un cañón de 14 pulgadas (368,3 mm), mientras que también están disponibles la versión de carabina QBZ-192 para tripulaciones de vehículos (cañón de 10,5 pulgadas/266,7 mm) y el rifle de tirador designado QBU-191 con un cañón más largo. (Gordon Arthur)



El último desfile militar que se celebró en Beijing ocurrió en 2019. En aquella ocasión, el 1 de octubre de 2019 que celebró el nacimiento de la República Popular China 70 años antes, se observó un nuevo rifle de asalto de calibre 5,8 mm x 42. . Estas armas QBZ-191 fueron llevadas por miembros de las fuerzas terrestres del EPL, incluidas las fuerzas especiales. El tipo de rifle convencional está destinado a convertirse en el rifle de servicio de próxima generación del EPL, reemplazando gradualmente el diseño bullpup de la familia QBZ95. El QBZ-191 de pistón de carrera corta operado por gas tiene un riel Picatinny de longitud completa y una mira prismática de luz diurna de 3 aumentos. La versión estándar tiene un cañón de 14 pulgadas (368,3 mm), mientras que también están disponibles la versión de carabina QBZ-192 para tripulaciones de vehículos (cañón de 10,5 pulgadas/266,7 mm) y el rifle de tirador designado QBU-191 con un cañón más largo. (Gordon Arthur)


Con fines de entrenamiento, el EPL utiliza dispositivos láser conectados a rifles para simular disparos de armas reales. El módulo láser está montado junto al cañón. (Gordon Arturo)

Con fines de entrenamiento, el EPL utiliza dispositivos láser conectados a rifles para simular el disparo real de armas. Aquí, además del sistema óptico del arma, se monta un láser. (Gordon Arthur)


Con fines de entrenamiento, el EPL utiliza dispositivos láser conectados a rifles para simular el disparo real de armas. En esta ocasión, los objetivos son muñecos, donde cada muñeco tiene humo de colores que se libera cuando sus sensores detectan un impacto. Por supuesto, los soldados también usan este equipo de simulación láser durante el entrenamiento. (Gordon Arthur)

El rifle de francotirador QBU141 de 5,8 mm, también conocido como CS/LR3, un arma comúnmente utilizada para tareas antiterroristas, entre otras. (Gordon Arthur)


El rifle de francotirador de cerrojo QBU141 de 5,8 mm de Norinco pesa 14,3 libras y ofrece un alcance de 656 yardas con DBU141 de 5,8 mm x 42 rondas. El rifle de francotirador QBU141 con cañón flotante mide 3,9 pies de largo y su cargador de caja contiene diez balas. (Gordon Arthur)


El rifle de francotirador QBU141 de 5,8 mm, también conocido como CS/LR3, un arma comúnmente utilizada para tareas antiterroristas, entre otras. El rifle de francotirador de cerrojo de Norinco pesa 14,3 libras y ofrece un alcance de 656 yardas con DBU141 de 5,8 mm x 42 rondas. El rifle de francotirador QBU141 con cañón flotante mide 3,9 pies de largo y su cargador de caja contiene diez balas. (Gordon Arthur)