martes, 12 de mayo de 2015

Ases: Charney descansa en paz en su patria argentina

El cementerio de la Chacarita marca el final de la Segunda Guerra Mundial, 70 años

Eventos conmemorativos en Chacarita el sábado.

Por Andrew Graham-Yooll - Buenos Aires Herald
Haga clic debajo para ver la nota extendida


Los restos del piloto anglo-argentino de la RAF repatriados al Cementerio Británico, en ceremonia tranquila, pero emotiva.

La Argentina y la comunidad de habla inglesa marcaron el 70 aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial el sábado con una ceremonia tranquila pero muy emotiva en la Chacarita, donde fueron enterrados los restos repatriados de capitán Kenneth Langley Charney de la Royal Air Force Group en el Cementerio Británico, junto a la Capilla.
El movilizador principal del evento, Claudio Meunier, el hombre de Bahía Blanca que escribió y compiló la historia de los voluntarios anglo-argentina a la RAF en la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), se conmovió hasta las lágrimas al ver el ataúd bajado a la suelo durante el funeral muy concurrida.
Kenneth Langley Barney, nacido en Quilmes en 1920, murió en Andorra, en la frontera española-francesa, de 62 años, el 3 de junio de 1982, debe haberse sentido herido como estaba en el medio del conflicto del Atlántico Sur. A partir de ese momento, Claudio Meunier trabajó en todos los frentes diplomáticos para conseguir los restos regresaron al lugar de nacimiento del ex piloto.

Desde Quilmes, y los clubes deportivos en Rosario, Charney fue al St George’s College, Quilmes, donde, según el arzobispo Gregory Venables, había recibido un premio especial como el estudiante más castigados en los registros de la escuela.

Apenas salido de la adolescencia se ofreció como voluntario para el servicio en la RAF durante la Segunda Guerra Mundial. Su hoja de servicios es impresionante.
La ceremonia del sábado se reunieron los veteranos de la Segunda Guerra Mundial, los que están siendo Ronnie Scott y Dennis Crisp y un abigarrado grupo de los ex militares.
Los oradores fueron John Hunter, presidente del Consejo de la Comunidad Británica de Argentina (ABCC), y Claudio Meunier, quien rindió un homenaje personal a Kenneth Charney Langley.
Los veteranos de la guerra de Malvinas fueron representados por el general retirado Sergio Fernández, presidente de la Asociación de Veteranos de Malvinas. Pilotos de combate de la Fuerza Aérea Argentina estuvieron representados por brigadier Alberto Américo Catalá.

Entre los momentos más emotivos de la ceremonia del sábado fueron la lectura por Dennis Crisp, del Kohima Epitaph
"When you go home,/ Tell them of us and say,/ For their tomorrow,/ We gave our today"
[Cuando vuelvas a casa, / Cuéntales de nosotros y dí: / Por su futuro, / Nosotros cedimos el nuestro hoy].
Las líneas pertenecen al clasicista Inglés John Maxwell Edwards (1875-1958), autor del epitafio de la Primera Guerra Mundial, reiterado tras la batalla de Kohima, en la India, cuando británicos y los indios lucharon contra los japoneses, en abril de 1944.
Otros momentos emotivos fueron marcados por Carla Benedetto, de la universidad de St George, que cantó el himno nacional, y Dios salve a la reina, y con más fuerza las palabras de Vera Lynn, "nos volveremos a ver".
También marca el 70º aniversario de la Segunda Guerra Mundial, el abogado Aníbal José Maffeo, de Chascomús, lanzó su historia de los voluntarios anglo-argentina que sirvieron en la Marina Real Británica en el conflicto. El libro, Proa a la Victoria (Grupo Abierto Libros), se puso en marcha el pasado viernes en lugar Old Georgians’ Club en Palermo.


1 comentario:

  1. Pensé que lo iban a enterrar en Bahía Blanca, como él lo había solicitado...

    ResponderEliminar