viernes, 23 de noviembre de 2018

PGM: El "18 libras" británico



El cañón de campaña británico de 18 libras 
Por Rafael Mariotti



El “18 libras” debe sus orígenes a la Segunda Guerra Anglo-Boer. Este lejano y fangoso conflicto demostró a las autoridades británicas que los Boers podían superar tanto en alcance como en velocidad de disparo cualquier cosa que la artillería inglesa pudiese poner en el campo de batalla. La única solución inmediata fue la compra en secreto de 108 cañones alemanes Erhardt de 15 libras. Estas piezas alemanas sirvieron para dar a la Real Artillería una idea de qué necesitaría para sus cañones de campaña. Se elaboraron los requerimientos para las armas y los 3 grandes fabricantes ingleses (Vickers, Real Fábrica de Artillería y Armstrong) presentaron sus modelos, pero ninguno de ellos sobresalía para una clara elección. La respuesta fue amalgamar los modelos y ver que resultaba. De aquí salieron 2 armas, el canon de 13 libras para la Royal Horse Artillery (Real Artillería Montada RHA), y el de 18 libras para la de campana. Los tubos eran de Armstrong, la cuna y el mecanismo de retroceso de Vickers, y la curena un diseno de los Arsenales Reales de Woolwich. Para su tiempo, ambos modelos eran completamente modernos y efectivos. 



El modelo de 18 libras se convirtió oficialmente en el “18 pdr QF Gun” –cañón de 18 libras de tiro rápido- y fue aceptado para entrar en servicio en 1904 en el Reino Unido y luego en los países del Commonwealth. Entró rápidamente en producción y para el inicio de la Guerra de 1914 habían sido fabricados unas 1126 unidades. El calibre era de 83,8 mm, y el arma usaba un sistema de retroceso hidro-mecánico con muelles y un cierre de rosca partida simple. La principal modificación sobrevino después de su entrada en servicio. Una vez que la Primera Guerra Mundial se convirtió en un conflicto estático con prolongados duelos de artillería, rápidamente se notó que los resortes del recuperador serían incapaces de soportar las condiciones para un servicio prolongado y muchos se rompieron en acción. Durante 1915 se reemplazaron todos los recuperadores por un nuevo modelo hidro-neumático como el francés; una vez aplicadas esta y otras modificaciones el arma probó ser suficientemente robusta y fiable y para finales de 1918 se habían producido 8.393 unidades en Inglaterra. Aún esta enorme cantidad demostró ser insuficiente para satisfacer la gran demanda y se colocaron órdenes en los EE.UU, donde la Bethlehem Steel Company fabricó unas 851 unidades, junto con armones y carromatos de munición. Cuando a finales de la guerra, un equipo de contadores estimó la cantidad de proyectiles disparados por los “18 libras” entre 1914 y 1918, el número ascendía a 100.000.000!!! 
inserto algunas imágenes del 18 libras británico con su característico mecanismo recuperador sobre el tubo. 

 
 
 


1 comentario:

  1. Buen articulo cañon ingles copiado y mejorando tecnologica alemana!

    ResponderEliminar