lunes, 19 de enero de 2015

SGM: Escuadrón 164 Argentino-Británico de la RAF

Magnífica foto coloreada y una reflexión



Simplemente para notar una vez más el país de (enormes) contrastes en el que vivimos los argentinos. Estos pilotos eran todos argentinos (bien argentinos, con todas sus costumbres) de origen británico que lucharon por la patria de sus padres (cómo lo haríamos muchos de nosotros). Muchos fueron excelentes pilotos y combatientes, obteniendo condecoraciones y convirtiéndose en ases. Muchos también volvieron a su patria de nacimiento luego de la guerra a seguir con su vida. No sé cuántos de de ellos fueron convocados, sin embargo, a compartir ese precioso conocimiento con los miembros de la Fuerza Aérea Argentina. Creo que ninguno. Sin embargo, la llegada de Perón al poder hizo que efectivamente terminaran asesorando a los pilotos argentinos muchos ex-combatientes del Eje. Ninguno había nacido en Argentina y habían perdido la guerra. Sin embargo, la germanofilia pudo más.

Algo similar ocurrió durante el conflicto del Beagle y Malvinas, donde ex-combatientes de las guerras árabes-israelíes argentinos de religión judía ofrecieron su experiencia y voluntad de lucha al Ejército Argentino. Los estúpidos y descerebrados "caballos verdes" de Seineldin prevalecieron esta vez.

Todo aporta al esfuerzo bélico, a la preparación, al entrenamiento, al conocimiento. La experiencia en combate es completamente irreemplazable. Lamentablemente se paga con pérdida de eficiencia la falta de unidad y comunión de todos quienes nacimos bajo la misma bandera. Sinceramente, no hay nada más ridículo que un argentino haciendo diferencias de origen, simplemente porque todos somos hijos/nietos de inmigrantes.


5 comentarios:

  1. Mc Laren: Que debo interpretar de esta frase "Los estúpidos y descerebrados "caballos verdes" de Seineldin prevalecieron esta vez". no entiendo lo de caballos verdes?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antisemitismo. Seineldin dijo que era más probable ver un caballo verde que ver un judío honesto. Las fuerzas armadas argentinas desde hace décadas profesaron y profesan un absurdo antisemitismo (en realidad han tenido actitudes hostiles hacia cualquier otra religión que no sea la católica) que los llevó a vivir la ironía que Israel fue por mucho tiempo el principal proveedor de defensa y por el otro lado se humillaba a soldados de la colectividad en sus filas, incluso con actitudes directamente nazis. Esos soldados menospreciados y humillados, cuando se encontraron en un ambiente militar bien ordenado en Israel rindieron como la mejor tropa. Huelga decir que no eran subhumanos como muchos descendientes de españoles e italianos devenidos ridículamente en oficiales y suboficiales nazis argentinos. Hoy por por hoy hay hasta generales israelíes de origen argentino. Generales a quienes un general argentino le debiera lustrar los zapatos si tenemos en cuenta el diferencial de preparación. Y no soy pro-israelí... soy pro-argentino. Lo que sirve para Argentina debe usar y fomentarse. Y esta gente se ofreció y fue rechazada por simple discriminación. Un abrazo

      Eliminar
  2. Anónimo23:19:00

    Desconocía esta parte de nuestra historia militar. Bien vendrían las experiencias militares de estos muchachos (y muchachas), ya que Israel tiene una experiencia de combate, lamentablemente, dado que periódicamente combate contra sus enemigos árabes. Todo lo que nos sirva para mejorar nuestras fuerzas debería ser tenido en cuenta.

    ResponderEliminar
  3. Por lo que se vio en Malvinas tan mal preparada no estaba nuestra Fuerza Aérea de todos modos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, lo estaba. De hecho habían recibido entrenamiento en diversas escuelas. Los pilotos de Mirage y Super Etendard (navales) habían sido entrenados en Francia. Los pilotos de Dagger fueron entrenados por Israel. Los pilotos de A-4 lo fueron en USA. Luego compartieron experiencias localmente.
      La razón del comentario de arriba se refiere también a lo que fue el proceso de desmalvinización. Muchos de los combatientes de Malvinas no compartieron sus experiencias con sus colegas. Lo sé por haber conocidos a VGM a quienes jamás se los entrevistó ni se les asignó rol de entrenador o capacitador de nada. Al contrario, los escondieron como si fuesen ineptos. Mi idea al llamar a esa reflexión es que no hay que desaprovecha nunca recursos humanos capacitados. Las FFAA no debieran darse nunca el lujo de despreciar activos de personal que tienen experiencia de combate, independientemente de los (absurdos) prejuicios que uno tenga. La FAA se perdió en los 50s de tener ases de origen británico entre sus filas y el EA se perdió te tener veteranos de guerra entre sus filas en Malvinas y el Beagle. Muy probablemente no hayan jamás cambiado el curso de los acontecimientos, pero como principio fundamental, a la hora de la defensa un par de brazos son un par de brazos. Abrazo

      Eliminar