jueves, 1 de diciembre de 2016

Combate aéreo: Generaciones de misiles WVR (1/2)

Primera parte 
Los misiles WVR y sus generaciones 

 
La aparición de los primeros misiles WVR (Within Visual Range), es decir dentro del alcance visual, se remonta a los tiempos de la Segunda Guerra Mundial. Estos primeros misiles utilizaban sistemas de comando a distancia para su guiado, los cuales enviaban señales ya sea por finos conductores que comunicaban a la aeronave con el misil o con sistemas de radio comando a distancia. El primer representante de esta nueva e innovadora arma que revolucionaría las tácticas y el combate aéreo cercano en general, es el misil X-4 Alemán, el cuál surgió para proveer a los cazas alemanes de una mayor oportunidad, para derribar a los cada vez mas abundantes bombarderos aliados fuera del alcance de los peligrosos cañones de autoprotección con que contaban. 

El Ruhrstahl/Kramer X-4 comenzó su desarrollo por el año 1943, siendo su producción masiva abruptamente interrumpida en 1945 cuando los aliados bombardearon la fábrica BMW de Stargard que fabricaba los propulsores del misil, destruyendo todos los motores cohete BMW 109-548 que ya habían sido terminados, impidiendo la entrada en acción del X-4 en la Segunda Guerra Mundial en manos de la Luftwaffe. 


 
 
 

Ruhrstahl/Kramer X-4

Sin embargo, es en la década de los 50 cuando comienzan a aparecer sistemas de guiado mucho mas modernos, como el SARH (Semi Active Radar Homing) y el modo de guiado IR (Infra Red). 

El misil SARH (Guiado por Radar Semi Activo) requiere que el blanco sea enganchado por el radar de la aeronave "iluminando" al blanco; una vez lanzado el misil, el radar que lleva en su cabeza que va sincronizado con el radar de la aeronave, recibe las señales del haz emisor del radar de la aeronave reflejadas en el blanco. A partir de este sistema, comenzaría el desarrollo de los misiles de mayor alcance de características BVR (Beyond Visual Range), es decir fuera del alcance visual. 

El misil IR (Infra Rojo) usa la radiación térmica emitida por la aeronave blanco, la que es captada por los sensores IR que perciben la asignación térmica del blanco y guía al misil hasta él, sin la necesidad de que la aeronave deba utilizar su radar como en el modo SARH, anteriormente descrito. 

La aparición de estas armas revolucionó el concepto de Dog Fight, en el cuál se utilizaban ametralladoras y cañones, sumado a maniobras "acrobáticas". Con el misil A-A se incrementó notablemente la precisión, efectividad y distancia del combate, incrementando significativamente las capacidades de las aeronaves de Caza o Intercepción. 

Los misiles de corto alcance han continuado una constante y progresiva evolución a través de sus diversas generaciones en que se divide a través del tiempo, llegando a convertirse en armas de una letalidad asombrosa y que con la aparición de nuevas mejoras y sistemas asociados a éstos, continúan revolucionando el concepto y las tácticas del combate cerrado, como la aparición del HMS (Helmet Mounted Sight), el que veremos mas adelante en este artículo. 

Primera generación 
Los misiles de la llamada "primera generación" aparecen por la década de los 50, los cuales se caracterizaban por la baja sensibilidad de sus sensores IR, la que obligaba a las aeronaves lanzadoras a colocarse en un espectro de lanzamiento que no sobrepasara los 30º grados por detrás de la tobera de gases de la aeronave blanco; lo que en su tiempo modificó las tácticas del combate cerrado, en el cuál se mantenía una gran cantidad de maniobras para buscar la posición tras la cola de la aeronave enemiga. Mas aún la baja sensibilidad de los sensores IR de estos misiles, los hacían muy sensibles a ser engañados por el uso de contramedidas como los flares y fuertes maniobras evasivas que conseguían sacar a la aeronave atacada del curso del misil. 

En los primeros misiles de esta generación, solía darse el caso de que algunos fuesen atraídos hacia el sol en días de mucho calor, como fue el caso de muchos misiles Sidewinder Aim-9B por ejemplo, no a mucho andar, el apuntar la nariz de la aeronave hacia el sol cuando se era seguido por uno de estos misiles y efectuar un fuerte quiebre haciendo "pasar de largo" al misil, se transformó en una de las maniobras mas utilizada para evadirlos. 

Otra característica de estos misiles era su relativo corto alcance, el que de todas formas era superior al de ametralladoras y cañones. 
Pese a todo esto, esta arma fue utilizada en gran cantidad y entre sus típicos representantes se pueden señalar a los misiles Aim-9B y E Sidewinder Norteamericanos lanzados en 1953, el Safrir I Israelí, el SRAAM y Firestreak Británicos y los Rusos AA-1 Alkali, AA-2 Atoll y AA-3 Anab. 



Misiles AIM-9B y E Sidewinder americanos 
 

Shafrir I israelí
 
Firestreak británico 
 

Los rusos AA-1 Alkali
 

AA-2 Atoll
 

AA-3 Anab


Segunda generación 
Esta generación de misiles se caracteriza por una relativa mejora en el espectro y distancia de lanzamiento con respecto a los de la primera generación, la cuál de todas formas no debe exceder los 45º grados por detrás de la cola de la aeronave blanco, además de que se les incrementó levemente su alcance con respecto a sus predecesoras como se había señalado anteriormente. 

Pese a los avances en sus sensores IR, esta arma continua siendo bastante afecta a las contramedidas y maniobras evasivas, sobre todo realizadas por aeronaves de performances elevados, pero no tienen el grado de vulnerabilidad que presentaban sus predecesores. 
Esta arma ha sido comúnmente empleada y se encuentra presente hasta hoy en día vigente en una gran cantidad de Fuerzas Aéreas. 

En cuanto a tácticas de lanzamiento, se mantiene la característica de que en combate, las aeronaves deben buscar obtener una clara posición tras la cola de la aeronave enemiga para poder realizar un lanzamiento dentro de los parámetros de efectividad de esta arma, teniendo que incurrir en un largo tiempo de maniobras para lograr la posición indicada, hecho sumamente desfavorable si se enfrenta a aeronaves de elevadas performances y mas aun, si éstas se encuentra armadas con misiles de superiores características. 

Como misiles correspondientes a esta generación, se pueden nombrar a los Sidewinder Aim-9 D, G y H Norteamericanos, el Shafrir II Israelí que entrara en servicio en 1969 y fuera exitosamente empleado durante la guerra de Yom Kippur en 1973 por la Heyl Ha’Avir, contra principalmente aeronaves Mig de la coalición Árabe, en la que obtuvo sobre 100 derribos, el misil AA-8 Aphid Sovietico y el Red Top Inglés que vendría a reemplazar al Firestreak, entre otros. 


 
Sidewinder AIM-9 D, G y H
 

Shafrir II israelí
 

AA-8 Aphid soviético

Red Top inglés 


Tercera generación 
Los misiles de esta nueva generación, aparecen durante la segunda mitad de la década de los 70, su desarrollo fue un paso obligado debido al aumento de las capacidades de maniobra, velocidad y contramedidas de que disponían la nuevas aeronaves que salían al mercado, las cuales pueden soportar una impresionante carga de Gs durante los virajes y pueden obtener muy altos ángulos de ataque. 

De entre las características principales de esta nueva generación de armas, se puede mencionar la gran mejora experimentada en sus sensores IR, los cuales lograron una nueva "revolución" en cuanto a las tácticas del combate cerrado, ya que son capaces de detectar frontalmente la asignatura térmica emitida por la aeronave enemiga, con lo que el buscar posicionarse tras la cola de la aeronave blanco, se convierte en innecesario. 

Debido a esta capacidad de detectar, trackear y lograr lanzamientos desde casi cualquier posición en la que el radar detecte a la aeronave enemiga, al misil de 3ra generación se le denomina de "amplio o todo aspecto". 

Sin embargo estos misiles estan limitados a un campo de lanzamiento de entre los 15º a 30º grados con respecto al eje delantero de la aeronave dentro del rango de detección angular del radar, ya que su buscador solo puede ser enganchado al blanco dentro de lo que el radar "pueda ver". 
A las mejoras en cuanto a la capacidad de detección de los sensores IR de estos misiles, se ha agregado una mucho mayor resistencia al uso de contramedidas como los flares, a los cuales tanto los misiles de primera y segunda generación eran sumamente vulnerables. 

Además de todo lo señalado anteriormente, se agrega un notable aumento en sus cualidades aerodinámicas, las que le otorgan a estos misiles la maniobrabilidad necesaria para enfrentar a aeronaves que cuentan con modernos controles digitales o fly-by-wire y características aerodinámicas sobresalientes, que les otorgan a estos prodigios tecnológicos unas razones de giro instantáneo superiores a los 20º grados/segundo, pudiendo soportar cargas por sobre las 9Gs ,como el Jas-39 Gripen, F-16C, Mig-29, Su-27, etc... 

El empleo de una arma de estas características sumado a un avión de buenas performances, hacen casi estériles los esfuerzos en combate cerrado de aeronaves de menores o equivalentes características equipadas con misiles de primera o segunda generación, cosa que quedó demostrada en el conflicto Anglo-Argentino de 1982 en Islas Malvinas en que los Británicos contaron con el Aim-9L y en el conflicto Árabe-Israelí sobre el Valle del Bekaa en el Líbano, en el marco de la operación "Paz para Galilea" también en 1982 , en que fuéron utilizados por los Israelíes tanto el Aim-9M/L como el Python III, al cual se le asignan 35 aeronaves Sirias derribadas. 

Entre los representantes de esta generación se pueden nombrar a los Sidewinder Aim-9L/M Norteamericanos, Python III Israelíes, V3C U-Darter Sudafricanos, PL-8 Chinos, etc... 
Cabe señalar que el Python III puede ser utilizado en conjunto al sistema HMS/D Israelí DASH que veremos mas adelante. 


 
Sidewinder AIM-9L/M americanos
 

Python III israelí
 

V3C U-Darter sudafricanos
 

PL-8 chino
Cuarta generación 
Los misiles de 4ta generación hacen su entrada durante la mitad de la década de los 80 armando a las aeronaves Rusas, el Vympel R-73/AA-11 Archer, y 8 años después en 1993 el Python IV de la prolífica industria Israelí RAFAEL. 

Estos modernos misiles cuentan como características principales la incorporación de múltiples sensores IR (multi-elementos), que le permite al misil discriminar si han detectado a un flare o a la aeronave enemiga por ejemplo. Estas mejoras en su sistema de búsqueda también incide en el aumento notable del espectro de lanzamiento de esta arma, la que usada en conjunto a sistemas HMS/HMD puede llegar a ser lanzada en ángulos de entre los 60º y 90º grados con respecto al eje delantero de la aeronave. Al igual que los misiles de la tercera generación, los de la cuarta también son de "todo o amplio aspecto", sin embargo son de capacidades mucho mas elevadas. 

Otra característica de estos letales ingenios que los diferencia de los de tercera generación , es su extremada maniobrabilidad, las que les permite realizar giros sostenidos con cargas superiores a las 50 Gs, para interceptar aeronaves modernas que pueden lograr giros sostenidos con cargas superiores a las 9 Gs, incluso maniobrando antes de que el misil haya sido lanzado. Sumado a esto, otra diferencia con los misiles de generaciones anteriores es que sus sistemas de propulsión son de dos etapas, la primera para lograr altas aceleraciones y la segunda para el seguimiento del blanco. 

El R-73/AA-11 Archer ruso (primer misil de 4ta generación), además incorpora un innovador sistema de control vectorizado del empuje (TVC) con el cual puede obtener giros sostenidos cercanos a las 50 Gs, mientras su cabeza de guerra es detonada por aproximación , siendo su espoleta accionada por ondas de radio. Su uso es efectuado en conjunto con un sistema de mira en el casco HMS y fue exitosamente empleado en combate durante el conflicto Eritreo-Etiope. 

El Python IV hace mas énfasis en su excelente diseño aerodinámico, el cual le permite obtener giros sostenidos cercanos a las 60 Gs además de una mayor aceleración y velocidad; su cabeza de guerra es detonada por aproximación , siendo su espoleta accionada por láser. Tan importante como lo anterior resulta el avanzado sistema de IRCCM (contra-contra medidas infrarrojas) que le provee al Python IV una resistencia total a las contramedidas que puedan ser utilizadas para intentar alterar su letal curso de vuelo. Su uso es efectuado en conjunto con el sistema de mira en el casco DASH.


 
Vympel R-73/AA-11 Archer
 
Python IV israeli
 

BGT Iris-T

No hay comentarios.:

Publicar un comentario