martes, 17 de mayo de 2016

Ejército Argentino: Los M-5/9 en servicio en el EA

Half-Tracks americanos M5/9 en el EA  


Cañones de Asalto que como el SPGS Crusader fueron enviados a los destacamentos de reconocimiento del ejército de Argentina. Éstas eran conversiones locales de los semiorugas M9 armados en Esteban de Luca con el cañón Krupp mod. 1909 de 7.5cm L.30 (la pieza de artillería estándar anterior del ejército de Argentina hasta ser reemplazado por el cañón mod. L.40 de Bofors de 7.5cm. en 1935). Durante 1946-47 el ejército de Argentina recibió 327 semiorugas de varios tipos, entre los cuales el M9 predominó. Éstos fueron enviados a los regimientos de caballería que servían con el “1ra División Blindada” (1ra división acorazada) en Campo de Mayo, cerca de 10 millas de Buenos Aires, y otras a la infantería y a unidades renovadas de infantería. De estos 226 estaban todavía operacionales en 1961. En 1978, cuando la guerra con Chile parecía inminente, alrededor 150 vehículos supervivientes fueron mejorados, y sus motores reemplazaron por un motor diésel construido en Argentina Fiat CP-3 de 160hp, nueva electrónica fue provista asi como también una radio VCR-3600. Algunos semiorugas fueron provistos con el cañón de modelo 1938 de 20mm L.70 A.A. de Oerlikon, otros después con los fusiles sin retroceso construidos en DGFM de modelo 1974 de 105mm. En los años 90, cuando una gran cantidad de VCTP y de MDAP construidos en Argentina así como los vehículos blindados de transporte de personal suministrados M-113 aparecieron, los veteran half-tracks fueron pasados a varios regimientos de infantería mecanizada (incluyendo el 15to y 20vo) - en conjunto alrededor 120 de estos vehículos eternos, que funcionan mejor que cuando eran nuevos todavía siguen siendo operacionales. El Lt.Cnl. Carlos R. Doglioli comentó a TANKS! que “de todos esos vehículos blindados de la época de la SGM que el ejército de Argentina todavía mantiene en activo tiene a más de cientos veinte semi-orugas. La mayor parte de éstos armados con cañones Oerlikon de 20 milímetros. Se utilizan en un papel de APC en algunos Regimientos Mecanizados de Infantería.” 


 
Con el cañon Krupp montado 
 
M-9 del Regimiento de Infantería Mecanizada 16 
 
M-9 leales a Perón en 1955 
 
M-9 en 1985 
 
En maniobras 





Argentina desactiva sus M5 y M9 

 
Sobre el ejemplo de innumerables otros ejércitos (también el brasilenño), de la Argentina también utilizaron de par en par vehículo half-track de manufactura americana. 

• Juan Carlos Cicalesi y Santiago Rivas
(fotos: archivos de los autores)
 

El Ejército de Argentina (EA) quitó recientemente del servicio militar todos los vehículos armados half-track M5 y M9 que, repotencializados, todavía seguían en servicio militar principal en el Regimiento de Infantería Mecanizada 15 (RIMec 15), situado en La Rioja, el RIMec 20, sitiado en la provincia de Jujuy, y en el Grupo de Artillería Blindado 2, de Rosario del Tala, provincia de Entre Ríos. Las dos primeras unidades hicieron uso, cada uno, de 28 de estos vehículos, mientras que las terceras él fueron suministradas con 22. 

En 1947 el EA adquirió a Inglaterra 380 unidades excedentes de guerra. La gran mayoría era el Diamond M5, sin embargo tenía también algunos M9A1 y M3. Otras variantes, que sin embargo no habían entrado en servicio militar, siendo utilizado también habían llegado con la fuente de repuesto de piezas. Hasta 1959 era posible ver, en el Agru pación Talleres Fabricas Ge neral Paz, en Villa Martelli, provincia de Buenos Aires, esqueletos recuperados las piezas aprovechables del semi-oruga, junto con otros materiales armados quitados de servicio militar. 

En los primeros años de servicio militar en la Argentina, antes de su repotencialización, los vehículos habían sido equipados de un cañón Krupp del modelo 1909 de 75m m Argentina, siendo utilizado no como material de la artillería de la campaña, sino para el acompañamiento de la infantería. En 1964 el arquetipo de una versión con seis cañones de 105mm sin retroceso fue presentado a público, usando la misma filosofía usada en el vehículo americano M50A1 Ontos. Actualmente, el equipo de los seis cañones se encuentra preservado como mojón en la entrada del CITEFA. 


 
Encima. Es muy poco probable que serían no podían simultáneamente disparase los seis cañones 105mm sin retroceso, debido a la violencia del choque provocado detrás del vehículo. 

Con el paso del tiempo el material se deterioró el punto de si llegó a ser casi inútil. Enfrentado a la posibilidad de la guerra inminente con Chile, en 1978, el EA decidía repotencializar a los cerca de 150 vehículos restantes. Los trabajos habían estado a cargo del Comando de Arsenales del Ejército, de que que el motor substituyó la gasolina para un diesel de FIAT, habían cambiado a toda la instalación eléctrica, frenos, ruedas y orugas y habían revisado los demás componentes. Los vehículos también habían sido dotados con el nuevo equipo de armamento y de radio nuevoS, bajo la forma de cañón de Oerlikon del modelo Argentina 1928 de 20mm, o un mortero liviano fortalecido de 81mm, o un cañón sin retroceso de 105m m o aún una ametralladora MAG de 7,62mm. 

 
Al principio la carrera, los vehículos habían sido equipados de los cañones Krupp de 75mm. 

De esta forma, el tanque obsoleto comenzó a tener un funcionamiento aceptable, y aunque no podría ser comparado con el M-113 podría complementarlo adecuadamente. Con la llegada de más M113, el media-oruga había sido pasado al Regimientos de Infantería de Montaña, al Escuela Militar de Montana y del Liceo Gral. San Martín. Debido a la composición adoptada para cada sección en el Regimientos de Montaña (cuatro vehículos), habían acabado el sobrando vehículos, razón por la cual fue iniciada la distribución a algún otro Regimientos que colocaron de modo que él como mojón en la entrada de sus instalaciones respectivas. 

 
Arriba. M5 del RIMec 20 armado con el cañón de 105mm sin retroceso. Atrás a un vehículo “comando”. 

Algunas unidades habían sido sometidas la nueva caja del motor, recibiendo un Mercedes Benz similar de usado en el modelo 1114. Los dos Regimientos de Infantería Mecanizada también habían hecho uso de una variante configurada como “comando”: los laterales habían sido levantados y el techo revestido, permitiendo al cómodo de la maniobra de sus inquilinos, mientras que en su interior habían sido tablas colocadas para los mapas y la iluminación adecuada instalada. Los trabajos habían sido ejecutados en el Batallón de Arsenales 604, en Holmberg, provincia de Córdoba. 

Nomás el final de su carrera operativa, el funcionamiento de los vehículos comenzó a caer de forma alarmante. Para la ocasión de grandes maniobras, las orugas eran el problema más grande. Se instalaron algunas localmente producidas, no obstante fuera si consiguió el resultado deseado; las importados, alternadamente, eran muy costosos. La desgaste fue tan grande que en promedio de la distancia entre las roturas mecánicas llegó solamente a estar en los 50km. Todo esto, agregado al hecho de eso ya se había hecho de una cantidad adecuada de M113, llevado a la conclusión que no justificaba la inversión de más recursos en los vehículos, siendo preferible su desactivación definitiva. 

Siendo la mayoría de los vehículos completos y en el funcionamiento, se abró, el 27 de diciembre de 2006, una licitación pública para la venta, tomándose como base el precio alrededor de US$7 mil para las unidades que si está encontrado en mejor estado. En noviembre, habían sido pasadas ya a Bolivia, en el carácter de la donación, 20 unidades Diamond M5 y M9A1, que pertenecieron previamente a RIMec 20. • 

 
El half-track, observado ya como excedente de guerra, había dado servicios militares inestimables en la Argentina. 


Original Segurança e Defesa

1 comentario:

  1. Ni son Americanos, si no que son de los Estados Unidos de America (EUA)
    ni son Half-Tracks americanos M5/9 en el EA, son semiorugas y todos son M-5 salvo algún M-9, no como se lo ve en un plano de igualdad con el M-5

    ResponderEliminar