sábado, 11 de junio de 2016

Operaciones contra aéreas - Parte III

Ataque a Bases Aéreas 

Parte 1 | Parte 2 | Parte 3

Historia - Parte III


Pakistán e India en 1971
En la guerra de 1971 India atacó continuamente las bases aéreas pakistaníes con sus cazas MiG-21, Su-7 y Hunters con armas anti-pista rusas. La base de Tezgaon fue mucho atacada y cerrada. La mayoría de las aeronaves del Escuadrón 14 de cazas F-86 sobrevivió al asalto aéreo. La Fuerza Aérea del Pakistán tienen prioridad en atacar las bases aéreas Indias en caso de conflicto, pero la India tienen tantas bases más al este que va tener poca garantía de neutralizar la Fuerza Aérea India. El ejército usa misiles contra bases en la frontera.



El ataque a Pathankot. 8 F-86Fs del No 19 Squadron liderados por el Lider de Escuadrón Sajjad Haider atacaron el aeropuerto de Pathankot. Con precisos ametrallamientos se destruyeron 14 aviones. Entre ellos los Mig-21s recién recibidos de URSS.


Chipre 1974
 Durante la invasión de la isla de Chipre por los Turcos en 1974, las incursiones de la Fuerza Aérea Turca contra la pista principal y secundaria del aeropuerto de Nicosia entre los días 20 de julio a día 22 de julio llevaron cinco semanas para ser restaurados en condiciones de paz.

Entebbe, Julio de 1976
 En el día 27 de junio de 1976, terroristas alemanes y palestinos raptaron un Boeing 707 de la Air France y redirigió la aeronave para el aeropuerto de Entebbe en la Uganda. Luego que los terroristas liberaron a prisioneros no judíos, Israel decidió realizar un rescate de largo alcance. Los comandos israelíes volaron para Entebbe en cuatro C-130 y usaron dos Boeing 707 como apoyo. Aterrizaron en Entebbe las 11 horas de la noche en 3 de julio con varias técnicas de engaño para eludir los terroristas y rescatar los rehenes. Varios MiG-17 de Uganda fueron atacados antes del rescate para que no despegasen e interceptaren las aeronaves mientras huían. Entebbe fue un buen ejemplo de ataque imaginativo a bases aéreas. Luego que tomar el aeropuerto podrían ser enviado más refuerzos. El aterrizaje de asalto fue usado por la primera vez por los alemanes en la Segunda Guerra Mundial y todavía es una amenaza las bases.

Irán x Irak (1980)
En el día 22 de septiembre de 1980 Irak lanzó un ataque sorpresa contra las bases de Irán intentando repetir el éxito israelí de 1967. Dos ondas de cazas, una con 192 aeronaves y otra con 60, atacaron ocho bases y otros cuatro campos aterrizaje y cuatro instalaciones militares del ejército iraní. El ataque no acertó debido a una mala ejecución, falta de inteligencia de los blancos y armas inapropiadas para atacar abrigos reforzados tipo HAS. El primero ataque sorpresa falló y la mayoría de las aeronaves estacionadas salió ilesa, pocos con daños superficiales y un F-4 fue alcanzado por cohetes de tres MiG-23.

Los iraquíes encontraban que el ataque fue efectivo y no esperaban una respuesta en menos de dos días. Pero en dos horas Irán ya estaba decolando para atacar las bases iraquíes pues los daños las pistas fueron ligeros. Los cazas iraníes ni fueron atacados por la artillería antiaérea y misiles SAM. Los iraníes atacaron de varias direcciones y tenían que tener buen tiempo sobre el blanco para no colisionar ó ser alcanzados por las explosiones amigas. El Irak no tuvo tiempo de activar las defensas pues los ataques eran rápidos y ni sabían la dirección del ataque y ni daba para predecir la dirección. Fueron 50 salidas en el día para atacar las bases iraquíes. Dos F-4E atacaron la base naval en Al Qasar alcanzando varias embarcaciones y otra base de misiles HY2G anti-buque impactada en el Sur del Irak.

En el día siguiente fue preparado un contra ataque de 140 aeronaves (120 F-4E y 20 F-5E). La limitación era el reabastecimiento en vuelo y asimismo el Irán tenían 14 aeronaves KC-707e cuatro KC-747. Sin armas anti-radar los iraníes solo podían usar tácticas de vuelo bajo para evitar las defensas iraquíes y por eso precisaban de mucho del reabastecimiento en vuelo. Los blancos eran cuarteles del ejército, centros de producción de petróleo y bases aéreas. Consiguieron sorpresa con vuelo bajo y no hubo mucha reacción de la artillería antiaérea y misiles SAM. La base de Rashid fue atacada por ocho cazas F-4E cada uno armado con seis bombas Mk-82 ó cuatro bombas de cluster BL-755. Los F-4E no tendrían reabastecimiento en la vuelta y solo en la ida. solo las aeronaves que atacaban más lejos serían reabastecidas dos veces. Esta base aérea fue atacada 15 veces en el primer mes de la guerra.

Con éxito en el ataque fue planeado pero un ataque al otro día pero en menor escala. Los depósitos de petróleo fueron atacados con bombas BL-755. Las puentes eran blancos primarios, se destruidas en el primero ataque, otros cazas pasaban a atacar blancos secundarios ó hacer reconocimiento armado. Las bases aéreas iraquíes fueron atacadas constantemente hasta el fin de 1980. Luego pasaron a hacer interdicción en el resto de la guerra. La reacción del Irak fue mandar las aeronaves más para el oeste y hasta Jordania y Arabia Saudita.

El ataque a las bases aéreas iraquíes fue importante para forzar Irak a defenderlas al contrario de atacar Irán. Era muy peligroso, pero aumentaba la moral de los pilotos.

Los F-4E operaban relativamente libres en Irak pues el Combat Tree informaba la presencia de MiGs a larga distancia dando mucho tiempo de alerta para huir. En un ataque a la base de Ubaydah los F-4 fueron interceptados por dos MiG-23 y dos MiG-21. Usaron el Combat Tree y el TISEO para identificar el blanco sin usar el radar y consiguieron maniobrar y pegar a los MiGs por detrás sin ser vistos. Los iraníes también tenían cerca de 60 rotas para operar en Irak a baja altitud en relativa seguridad.

Malvinas 1982
Durante la guerra de las Malvinas fueron realizados varios ataques las bases aéreas, tres por un Vulcan a Port Stanley, varios por Harrier y Sea Harrier de la RAF y Royal Navy contra Port Stanley y otras pistas menores y un ataque por comandos del SAS contra aeronaves en Pebble Island.

Había apenas una gran pista de aterrizaje en las isla, próxima a la capital Port Stanley. La pista podría ser rápidamente aumentada de tamaño con placas de metal para recibir jets rápidos. alrededor de la isla había varias pistas menores que podían ser usadas por aeronaves ligeros y hasta C-130.

Los británicos querían realizar un ataque a baja altitud con un bombardero Vulcan contra la pista de Port Stanley, pero el mal tiempo, vientos fuertes y nubes bajas impidieron el uso del radar. La estadística sugirió un ataque cruzando la pista en 35 grados con bombas disparadas en un intervalo de 0,25 segundos ó 46 metros entre las bombas para acertar la pista. En el día primero de Mayo, al aproximarse a la isla, un Vulcan del Escuadrón 101 de la RAF, con el nombre en código Black Buck 1, descendió a baja altitud luego que ocho horas de vuelo y 17 reabastecimientos en vuelo. Con el blanco a 96km el radar H2S fue encendido y permaneció durmiente para evitar alertar las defensas en la isla. Una bomba lanzada a 150 metros de altura agujeraría la pista y tal vez provocase un cráter de 3,5 x 0,9 metros sin colocar la pista fuera de uso. Si disparada en una altura de 600 metros, aceleraría y con una espoleta de atraso haría un cráter de 20x6 metros. El Vulcan no podía volar a 600 metros debido a las defensas argentinas equipada con misiles Tigercat, Roland y cañones Oerlinkon de 35mm guiados por radar que podían alcanzar blancos a 2.600 metros. La 74km del blanco el Vulcan subió rápido para 3.000 metros para pasar por encima del envolvente de las defensas y dar más tiempo para puntería. La aeronave volaba a 592km/h. El pañol de bombas fue abierto a 16km del blanco. A 3,2km el computador dio aviso para disparar. Las 21 bombas llevaron 5 segundos para ser disparar y llevaron más 20 segundos para alcanzar el suelo. Luego luego de disparar el Vulcan subió en la potencia máxima sin ser enganchado y los tripulantes pudieron oír los estruendos de las explosiones.

La primera bomba alcanzó el centro de la pista las 4:34h con sorpresa total y las otras alcanzaron un pequeño hangar y un depósito más allá de dañar algunas aeronaves estacionadas. Las especificaciones iniciales de puntería del Vulcan citan una precisión de 420 metros a baja altitud con uso de bombas convencionales. El resultado fue el cierre de la pista para cazas Skyhawk, Mirage, Dagger y Super Etendard y el Grupo 8 de defensa aérea pasó a proteger el continente y no puede dar cobertura a los escuadrones de ataque. El objetivo siempre fue deshabilitar la pista y no destruir. La validación de daños de batalla fue hecha por un Harrier mostró que mismo con el cráter todavía era utilizable por los Hercules y Pucaras.

Algunos minutos después, 12 Sea Harrier fueron lanzados las 7:48 horas para aprovechar la confusión y alcanzaron el aeropuerto de Port Stanley y Goose Green y iniciaron patrullas aéreas de combate. El ataque a Port Stanley fue a partir de tres direcciones con nueve aeronaves con lanzamiento de bombas en el modo “toss” y convencional, con bombas de 454kg y BL-755. Los daños fueron pocos pero la pista fue considerada insegura para operar por algún período. otros tres Sea Harrier que atacaron Goose Green tuvieron más éxito destruyendo tres Pucaras y matando un piloto que preparaba para decolar.

Otra ataque por Vulcan fue repetido las 4:30 horas de la mañana del día 4 de mayo sin alcanzar la pista. Todas las 21 bombas cayeron al oeste de la pista. Un tercer ataque fue lanzado en la noche del día 11 de junio (Black Buck 7). El blanco serían instalaciones y no la pista. no se sabe detalles del ataque pero fue considerado un éxito con las bombas detonando en el aire.

Otras operaciones Black Buck también era del tipo “counterair” pero con misiles anti-radiación Shrike para atacar radares en la isla. El último ataque con Sea Harrier contra Port Stanley fue en 11 junio ó tres días antes del fin del conflicto. Luego que un C-130 fue interceptado por un Sea Harrier los argentinos pasaron a volar de noche y escoltados. Los Sea Harrier no conseguía observar bajo con su radar. Los británicos nunca cerraron pista y los Hercules continuaron operando en la isla hasta el fin del conflicto. Los británicos también atacaron la pista con cañoneo naval, pero era más para incomodar y no para cerrar la pista.

Antes del desembarque anfibio en San Carlos había preocupación con las aeronave ligeros de ataque argentinas contra la cabeza de playa. Un número considerable estaba basada en la pequeña pista de Pebble Island. La lluvia evitó que despegasen por varios días y en la noche del día 14 de Mayo un pequeño destacamento SAS, con apoyo de fuego naval, atacó estas aeronaves con carga de demolición y apoyo de fuego naval. La guarnición argentina era débil, pues estaban protegidas contra el viento frío a un kilómetro de la pista. Las defensas argentinas respondieron la incursión del SAS, pero apenas durante su retirada. Luego que pararon el contra-ataque enemigo, los comandos del SAS fueron retirados por helicópteros Sea King sin contactos posteriores. Una carga de demolición de las defensas del perímetro fue detonada mientras la fuerza del SAS huía, pero sin causar heridos. Los argentinos perdieron 11 aeronaves Pucara, Mentor y Skyvan disminuyendo la amenaza a la cabeza de playa y a los helicópteros durante el asalto.

La Guerra de las Malvinas fue un conflicto moderno con armas relativamente avanzadas. La escala de fuerzas era más típica de conflictos regionales, pero operaban en terreno hostil y la gran distancia con un clima implacable. La principal base de los británicos eran los navíos aeródromos para defender la flota y la cabeza de playa. La Argentina mostró incapacidad de atacar los británicos a distancia. Sus cazas estaban siempre en el limite del alcance y con poca flexibilidad para sustentar los ataques. La pista de Port Stanley podría haber sido ampliada, por lo menos para reabastecer y rearmar, el que podría tener cambiado el destino de la guerra. Luego de la guerra la RAF operó cazas F-4 de Port Stanley antes de cambiar para la nueva base de Mount Pleasant. Antes de la pista ser aumentada de 1.250 metros para 2.000 metros la defensa aérea era hecha por los Sea Harrier.

Los británicos planearon la Operación Mikado para atacar los Super Etendard argentinos en el continente con comandos del SAS, pero la operación fue cancelada. Luego de la guerra fue sugerido que comandos argentinos debían haber atacado la base de Ascensión a partir de submarinos.

El uso del Vulcan para atacar Port Stanley mostró la vulnerabilidad de las bases aéreas, pero también la utilidad limitada de los "half-hearted" ataques. El motivo era más político que simplemente cerrar la pista. La capacidad de reparos argentino también era modesto. Pero los Mirage III argentinos fueron movilizados para el norte de la Argentina para proteger el continente.

El día 2 de junio los británicos hicieron una pista dispersión de 280 metros en San Carlos. La pista permitió aumentar el tiempo en la estación de las patrullas aéreas de los Sea Harrier ó disminuir el tiempo de reacción en misiones de apoyo aéreo aproximado. Para operar en bases de dispersión temporales las fuerzas aéreas usan bolsas flexibles para almacenar combustible como las visibles en el canto inferior directo de la base. La capacidad varia de 2.250 litros a 136 mil litros. Vacíos pueden ser enrolados y almacenados para transporte. Las bolsas con capacidad entre 2.250 a 23.000 litros pueden ser usados para transporte en camiones, reboques, embarcaciones y aeronaves. Son resistentes a abrasión, ozono, luz del sol y petróleo. Pueden ser lanzados de paracaídas, arrastrados ó empujados.

La pista de dispersión en San Carlos fue incapacitada en el día 8 de junio por un aterrizaje forzado de un Harrier. Las placas de metal Perforated Steel Planking (PSP) son fácilmente visibles en la foto.

Aeropuerto de Port Stanley luego que el ataque de Vulcan. La foto muestra a un Pucará dañado y el cráter de una bomba que alcanzó la cabecera de la pista.
  
Pista de dispersión de Pebble Island luego de ser atacada por el SAS. Varias aeronaves dañadas pueden ser vistas en la foto.

Visión del HUD de un Harrier GR.3 durante un ataque a la pista de Port Stanley. Los números fueron adicionados a la foto para facilitar la mirada. .

Granada 1983
 La operación Urgent Fury tenía como objetivo capturar la isla de Granada cuyo gobierno había sido tomado por un grupo marxista. Entre los objetivos iniciales del asalto estaba la toma de las dos pistas principales de la isla. En el Sur permanecía la pista de Point Salines defendida por cubanos armados hasta con artillería antiaérea. Una fuerza de 515 Rangers hicieran un salto a baja altitud (LALO) y rápidamente tomaron la base, limpiaron la pista y permitieron la llegada de refuerzos por aire. Luego aterrizaron cerca de 5 mil tropas en la base. La otra pista principal era en Grenville que fue tomada por fusileros en un asalto helitransportado junto con un desembarque anfibio. La operación Urgent Fury mostró la importancia de las pistas como puntos potenciales de asalto de tropas. Todavía el peso de las fuerzas americana hiciese la defensa de las pistas prácticamente imposible, con mejores defensas la operación sería más difícil.

Operación El Dorado Canyon, Líbia abril de 1986
 En el día 7 de abril de 1986 el presidente Reagan decidió usar ataques aéreos contra blancos militares dentro y alrededor de Trípoli para mostrar la intención americana de perseguir sostenedores de terroristas. Los dos blancos fueron escogidos para la incursión en la noche de 14 de abril fueron las bases de Benina (donde había cazas MiG-23) y Trípoli donde había cargueros IL-76.

Libia no estaba preparada para el ataque y ninguna aeronave estacionada en estas bases estaban dispersas ó con algún tipo de protección. Las luces de las pistas estaban ligadas. Los F-111 de la USAF atacaron las aeronaves de transporte en Trípoli con bombas guiadas a láser causando pérdidas pesadas. Tres Il-76, un Boeing 727 y un Fiat G.222 fueron destruidos, con tres Il-76 más dañados. Aeronaves A-6 de la US Navy atacaron Benina con armas no guiadas y bombas en racimo. Los daños fueron pesados con dos aeronaves de transporte destruidas y 12 dañadas, más dos helicópteros destruidos y 10 a 15 dañados así como 14 cazas MiG-23 destruidos. La pista fue pesadamente perforada. Las reglas de enfrentamiento imponían pocos daños colaterales y los daños podrían hasta haber sido mayores.

La incursión mostró que un número modesto de aeronaves operando a larga distancia pueden infringir daños considerables en bases aéreas no preparadas. Aeronaves estacionadas y alineadas ó sin protección son blancos fáciles como siempre fueran. La operación fue una evolución de las tácticas usadas durante los conflictos árabes-israelíes y mostró que una base puede ser atacada efectivamente de noche y que las armas guiadas aumentó todavía más la vulnerabilidad de las bases.

Imagen de la cápsula AVQ-26 Pave Tack de un F-111 poco antes de atacar un Il-76 líbio en Trípoli

Foto de reconocimiento de la base de Benina mostrando los daños en la base.










Traducción Iñaki Etchegaray
Sistema de Armas

No hay comentarios.:

Publicar un comentario