viernes, 17 de agosto de 2018

PGM: La Campaña en el Africa Oriental (Parte 1)

La Campaña en el África Oriental

Parte 1 | Parte 2 | Parte 3 | Parte 4 | Parte 5 | Parte 6


Alemania fue la última de las potencias europea en participar,en participar en la "Carrera por posesiones en el África". La colonia alemana en el África Oriental era la joya de la corona, con un territorio casi tan grande como la superficie de Alemania y Francia combinadas. Aunque, a decir verdad, esta colonia mas debía su creación a intereses comerciales por empresas privadas que a los esfuerzos de exploradores nacionalistas, o a la conquista militar.

La labor pionera en estas latitudes fue llevada a cabo por capitales privados, principalmente a La Sociedad de Colonización Alemana. Bismarck solo les acordó reconocimiento oficial y su apoyo después que estos pioneros lograron establecer la influencia alemana en estas regiones. En 1885, durante el breve término de Lord Salisbury en el Ministerio de Relaciones Exteriores esta colonia fue reconocida formalmente por otras potencias europeas y una comisión Anglo-Franco-Alemana fue establecida para determinar los limites.

A título de inventario, debemos señalar que el representante inglés era nada menos que el futuro Lord Kitchener. Las fronteras recién fueron establecidas en 1890. Inglaterra estableció un protectorado sobre las Islas de Zanzibar, y Alemania recibió el territorio designado "África Oriental Alemana",o Tanganyka en nuestros días, ya que el Sultán de Zanzibar había cedido gran parte de ese territorio, sobre el cual tenía poco o ningún control.

De esta manera, Alemania obtuvo un territorio que limitaba con el mar, lagos, así como territorios belgas, británicos y portugueses de unos 1.120 km de Norte a Sur y de unos 960 km de Este a Oeste. A principios del Siglo XX, los colonos alemanes se hallaban enfrascados en la larga y ardua tarea de desarrollar a su colonia en un "Protectorado", y de sojuzgar a los nativos, quienes jamás habían oído hablar de Lord Salisbury y no tenían la más remota idea de que tenían la fortuna de hallarse bajo el dominio de Alemania.

En 1898, los ingleses lucharon contra tribus descontentas en Nyasalad. Los alemanes hacían otro tanto en el Este de África o en vísperas del estallido de la Primera Guerra Mundial. En 1914 las tropas del K.A.R. (King's African Rifles) se hallaban envueltas en una expedición punitiva contra las tribus del Noroeste de Uganda, región para la cual no existía cartografía alguna.

El África Oriental Alemana poseía una población de 8 millones de nativos y unos 5.000 europeos, inclusive varios centenares de Boers que prefirieron el dominio alemán al dominio inglés.

El país estaba siendo abierto a la civilización por dos líneas ferroviarias. El FFCC de Usambara, que cubría el trayecto entre el puerto de Tanga en el Norte hasta Moshi, en los contrafuertes del Kilimanjaro con unos 433 km de vías férreas, mientras que el FFCC Central, con una red de unos 1.253 km de longitud) conectaba a Dar-es-Salaam, la capital de la colonia con el Lago Tanganyka. Esta vía férrea era un todo un triunfo de la ingeniería, ya que atravesaba varias de las regiones mas salvajes del África.


General Paul Lettow-Vorbeck

A los 44 años de edad, el Coronel Paul Lettow-Vorbeck había dedicado gran parte de su vida al Ejército Alemán, institución por la cual profesaba aun más amor que a la propia Alemania. Hijo de un general, y admirador del libro"Comentarios sobre las Guerras Galias" de Julio César, era ya un experto en temas coloniales. Participó en los combates ocurridos durante la rebelión de los Boxers en China (1900-1901) donde llegó a entablar amistad con varios oficiales ingleses. Luego luchó en África, durante la rebelión de los Hotentotes (1904-1906), adquiriendo valiosas experiencias en la lucha en la selva, experiencias que solo serían igualadas por algunos oficiales sudafricanos.

En estos combates, von Lettow-Vorbeck fue herido en el ojo izquierdo, por lo cual fue invalidado en un hospital sudafricano, donde llegó a conocer a quien sería su futuro oponente, Jan Smuts.

En Enero de 1909 von Lettow-Vorbeck comandó el II Batallón de Infantería de Marina (II. Seebataillon Kaiserliche Marine-Infanterie) en Wilhelmshaven (Baja Sajonía) hasta Enero de 1913, cuando fue designado jefe de las fuerzas alemanas de defensa en el Cameron (Kamerun)

Von Lettow-Vorbeck trabó amistad con muchos ex-combatientes Boers, especialmente con Botha, y fue luego parte de su estado mayor. Al ser designado jefe del II Batallón de Infantería de Marina poseía una amplia gama de experiencias, ya que había tomado parte en maniobras navales, a bordo de buques de todo tamaño, luchado en la selva y en China y desempeñado tareas a nivel regimental y de Estado mayor.



El General Paul von Lettow-Vorbeck en su ancianidad.

Postal con la imagen del General von Lettow-Vorbeck 


Al regresar de su recorrido por el interior, von Lettow -Vorbeck halló una confusa escena: Alemania estaba en guerra contra Inglaterra y Francia, y los trabajadores y técnicos alemanes contratados para construir el FFCC no podrían regresar a sus hogares en Alemania. Von Lettow-Vorbeck se reunió con el gobernador de África Oriental alemana, el Dr. Heinrich Schnee. Von Lettow-Borbeck planificó un ataque contra la frontera sur del Africa Oriental Británico utilizando el FFCC de Usambara. Schnee era un visionario llegado a estas regiones en 1912.

Convencido del enorme potencial de esta colonia, Schnee no demostró mayor interés en las operaciones militares. Con mucha dignidad, Schnee, quien se sentía algo inhibido por la personalidad del militar, le hizo saber que intentaría evitar que el África Oriental Alemana se involucrara en el conflicto, y por consiguiente vetó los planes de von Lettow-Vorbeck

Von Lettow-Borbeck se trasladó a un campamento militar en Pugu, a unos 19 km de Dar-es-Salaam, donde procedió a organizar el reclutamiento y entrenamiento de sus fuerzas con la asistencia de su oficial subalterno favorito, el Capitán Tafel. Fue Tafel el primero en realizar el "Valor de camuflar nuestros sombreros con hojas y pasto"

Al estallar la guerra en Europa, las fuerzas regulares en África Oriental Alemana comprendían 216 europeos y 2.540 askaris (Askari es el término árabe para "Soldado").

Veamos lo que opinaba el General...
"A comienzos de Agosto de 1914 mientras me hallaba en camino entre Kidodi y Kilosa, un mensajero me trajo un telegrama del gobernador, indicándome que debía regresar inmediatamente a Dar-es-Salaam. Al dia siguiente tuve noticias que Su Majestad había decretado la mobilzación general, pero que el estado de guerra no incluía a las colonias alemanas en ultramar. Un posterior telegrama del Secretario de Estado de la Oficina Imperial Colonial nos pidió que tranquilizáramos a los colonos.

En vivo contraste a esta comunicación, un mensaje radial del Almirantazgo indicaba que a Inglaterra seria uno de nuestros posibles enemigos

"En mi primer la gira de inspección (Enero de 1914) fui por via marítima desde Dar-es Salaam a Tanga, y luego campo adentro hasta Kilimanjaro y la Montaña de Meru. En Usambara, me topé con un viejo amigo a quien conocía desde nuestros días en el Colegio Militar (Kriegschule)-me refiero al Capitán (E.) von Prince

Von Prince era ardiente partidario de una teoría: en caso de guerra contra Inglaterra, nosotros los "Africanos Orientales" no debíamos ser simples espectadores, y que deberíamos tomar parte en el conflicto, en caso de que existiera la más remota posibilidad de que al hacerlo, lograríamos relevar la presón en Europa.

Von Prince me informó que en los alrededores de Kilimanjaro y el Monte Meru se estaban organizando cuerpos de fusileros, que en breve habrian de incluir a todos los alemanes capaces de portar armas en estos territorios. Dada la densidad demográfica de estas regiones, esto era un hecho de suma importancia"

En el África Oriental Británico (hoy en día Kenya), los ingleses poseían 17 compañías de K.A.R. (King's African Rifles), tropas africanas comandadas por oficiales británicos. No existían reservas organizadas para expander estas fuerzas, aunque había unos 3.000 europeos de edad militar en este territorio. Muchos civiles fueron enrolados para asistir a las fuerzas ya existentes, y en algunos casos para formar nuevas unidades de africanos para proteger y patrullar la frontera.

Uno de los primeros en ir de voluntario fue Lord Delanemre, dotado de una experiencia excepcional y gran influencia sobre la aguerrida tribu de los Masai. Lord Delamere era considerado el "Mas temible cazador de leones en el Africa". Poco antes del conflicto, había recibido a Theodore Roosevelt en su estancia y brindo a ese deportivo presidente gratas horas de cacería. Delamere estableció una sección de "Exploradores Masi".

Entre los demás voluntarios se hallaba el Teniente Grey, hermano de Sir Edward Grey, ex-Secretario de Relacione Exteriores británico. El Teniente Grey fue herido en una de las primeras escaramuzas y perdió el brazo izquierdo

La guerra en el África Oriental comenzó en la mañana del 8 de Agosto de 1914. EL crucero biritánico HMS Astraea se aproximó a Dar-es-Salaam y bombardeó la ciudad, apuntando a la estación de radio-telegrafía, ya que las colonias alemanas dependían de una red de tales estaciones para comunicarse con Europa y Berlín, en contraste con los británicos, que controlaban los cables de telégrafo submarinos. El HMS Astrea desembarcó una partida de infantes de marina, que inutilizó a dos buques en el puerto, sin resistencia alguna por parte de la población, quien por su parte había hundido un buque hidrográfico y un dique flotante en la rada del puerto.

Von Lettow-Vorbeck montó en cólera al enterarse que sus propios compatriotas habían inutilizado a Dar-es-Salaam como base naval.

El HMS Astraea era un crucero liviano botado en 1893 y completado en 1895.


Características Técnicas
Manga: 97,6 m
Eslora: 15 m
Puntal: 6,40 m
Armamento
2 x 152 mm
8 x 120 mm
8 x 57 mm
1 x 3 lb
Tubos Torpederos: 3 x3x 45,7cm
Blindaje:
Cubierta 52 mm
Escotillas, cuarto de maquinas: 127 mm
Torre de Mando; 76,2 mm
Maquinaria: 9.500 hp
Vel. Maxima: 19,5 nudos



Von Lettow-Vorbeck en sus mejores tiempos, al fondo se aprecian los askaris alemanes. Noten el uniforme color marrón. Luego del Armisticio de Noviembre 1918, varios millares de estos uniformes marrones fueron declarados rezagos de guerra y vendidos en el mercado civil. De ahi surgen las camisas marrones de las S.A.


Von Lettow oyó el bombardeo naval mientras se hallaba en Pugu y marchó en busca del enemigo con las siete compañías de askaris a su disposición. pero quedo frustrado al comprobar que los ingleses no habían desembarcado en grandes números. Desde ese momento sus relaciones con el gobernador Schnee fueron aún mas tirantes. Von Lettow tenía otros problemas mayores: sus dos principales vías de comunicación los FFCC Central y Usambara no tenían punto alguno de conexión. La única manera practica de desplazar a sus tropas era por vía marítima, pero buques ingleses patrullaban las costas. No obstante, decidió marchar hacia el Norte con las fuerzas a su disposición, reforzadas por voluntarios, habiendo al fin llegado a un acuerdo con el Dr. Schnee para lanzar un ataque contra el África Oriental Británica.

Pocas personas conocían la ruta por via terrestre, y ninguna de ellas se hallaba presente.
Nadie, excepto von Lettow tenía prisa alguna para emprender esa misión. Sin embargo,las fuerzas alemanas emprendieron el camino, mientras que von Letto y sus oficiales, montados en bicicletas los acompañaban por parte del trayecto. Escaseaban los suministros, pero von Lettow pronto aprendió una lección: sus tropas podían sonsacar víveres de la selva y matar animales con que alimentarse. El calor era verdaderamente abrasador y la marcha duró dos semanas.

Una vez llegado al objetivo, von Lettow organizó a sus compañías para atacar a la colonia inglesa. Un detalle interesante: la campaña en el África Oriental fue llevada a cabo por meses y meses sin mapas confiables de esas regiones, deficiencia que perduró a través de toda la Primera Guerra Mundial. Los mapas alemanes, al menos en papel parecían ser profesionales y detallados, pero en la realidad eran de todo menos certeros. Los mapas ingleses eran peores aún. La situación se complicaba por la variedad de nombres para los mismos puntos geográficos en las diversas lenguas de los nativos. Por otra parte, las distancias en los mapas no eran de nada confiables 8 kilómetros en un mapa por lo general se convertían en 35-40 kilómetros en la práctica.

La vulnerabilidad de la posición inglesa en el África Oriental fue puesta de manifiesto desde el principio. La mayoría de las tropas del K.A.R. se hallaban en el interior, luchando con tribus lugareñas y la frontera con el África Oriental Alemana se hallaba virtualmente indefensa. Las ciudades de Nairobi y Mombasa, las ciudades principales estaban conectadas por el único ferrocarril de ese territorio estaban situadas muy cerca de la frontera. Para paliar la situación, se solicitaron, urgentemente, refuerzos de la India, El 19 de Agosto, el primer contingente de la Indian Expeditionary Force (I.E.F, o Fuerzas Expedicionarias Indias) embarcaron en Karachi.

Tropas coloniales alemanas
 

La I.E.F. era compuesta por diversas unidades, ninguna de las cuales era renombrada por sus aptitudes guerreras, mas bien era una fuerza organizada apuradamente consistente del 29o. Batallón de Punjabis, y dos batallones arrancados de vario estados nativos a ultimo momento, una batería de la Artillería Real, y una batería de voluntarios de artillería de Calcuta. Aparentemente, nadie consideró seriamente las dificultades que confrontarían a esta fuerza, o la peculiar naturaleza del combate en la selva. Peor aún: nadie consideró que una fuerza de voluntarios africanos podría haber dado mejores resultados. Mientras tanto, había que considerar otras posibilidades más allá de la amenaza a la frontera. Entre estos problemas, la serie de lagos de la región, que eran vitales como línea de comunicaciones. El lago Victoria estaba bien asegurados por fuerzas británicas, ya que la flotilla de nueve navíos ingleses eran solo opuestos por un solitario buque alemán.

El Lago Nyasa también estaba asegurado, pero en el Lago Tanganyika los alemanes estaban mejor preparados Allí, los alemanes habían erigido astilleros para botar y reparar buques. Con previsión extraordinaria, los alemanes habían trasportado cañones y blindajes, con gran esfuerzo. Aunque las autoridades del Congo Belga deseaban permanecer neutrales, y los alemanes ya habían atacado a varios bajeles belgas en el Lago Tanganyika. Y como si esto fuera poco, el crucero Königsberg presentaba una amenaza latente.


Fin de la Primera Parte

2 comentarios:

  1. Triste destino la de estos muchachos africanos, matando y muriendo por sus amos coloniales europeos. Si sobrevivían, volvían a ser esclavos de sus amos blancos, en su propia tierra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La historia esta es genial. Paul von Lettow-Vorbeck fue un genio completo. El tipo estaba aislado, fue perseguido, se hizo autonomo, fabricaba sus insumos, se escapó cada vez que quiso del cerco de los Aliados y sólo lo hicieron rendir cuando le avisaron que Alemania se había rendido.

      Eliminar